Archivo

Archive for the ‘POLICIA LOCAL CATALUÑA’ Category

Tres detenidos en una pelea con armas de fuego en Ciutat Vella

Los grupos que han protagonizado la trifulca son de origen dominicano, argelino y rumano

La Guardia Urbana de Barcelona ha detenido esta madrugada a tres integrantes de distintas bandas después de que protagonizaran una batalla campal con cuchillos y armas de fuego a la altura del número 3 de la calle Arc del Teatre del distrito barcelonés de Ciutat Vella. Los agentes detuvieron en el lugar de los hechos a tres jóvenes a los que se les acusa de homicidio en grado de tentativa y se les intervino dos cuchillos y un arma de fuego del calibre 38, dispuesta para ser utilizada.

Se acusa a los tres arrestados, a los que se han intervenido dos cuchillos y un arma de fuego del calibre 38, de homicidio en grado de tentativa

La trifulca entre las bandas comenzó a las 4.30, cuando un grupo de ciudadanos de origen dominicano y otro de nacionalidad argelina la emprendieron a golpes y cuchillazos. Según las primeras investigaciones, una vez finalizada la pelea entre ambos grupos, la banda latina también protagonizó otra trifulca con varios ciudadanos rumanos, a los que la policía municipal les interceptó el revólver cargado de munición y preparado para ser utilizado.

Un vecino de la zona fue el que alertó a los agentes de la Guardia Urbana de Barcelona, después de presenciar como una persona intentaba apuñalar a otra en el transcurso de la pelea. Los heridos en ambas disputas son de carácter leve, y tres personas quedaron detenidas por los agentes de la Guardia Urbana de Barcelona.

Canet pagará 380.000 euros por ‘mobbing’ a un policía local

El Ayuntamiento demandará a los dos jefes de la policía local acusados, para resarcir el perjuicio económico causado por su mala praxis

Canet pagará 380.000 euros por ‘mobbing’ a un policía local
Los dos jefes de la policía de Canet, con la concejal del área en 2007 aj. Canet de Mar

Canet de Mar.- El TSJC ha resuelto el recurso de apelación que paralizaba el pago de unos 380.000 euros a un agente de la policía local de Canet de Mar (Maresme) que denunció en 2003 a dos de sus superiores –uno de ellos aún en activo- por acoso y hostigamiento. El auto judicial desestima todos los recursos presentados, por lo que el consistorio se obliga a abonar la cantidad, que ya tenía consignada, al demandante. En paralelo, según el alcalde, Jesús Marín, el consistorio reactivará una demanda de repetición contra los dos acusados de ‘mobbing’ a los que reclamará la reposición del perjuicio económico causado por su mala praxis. Igualmente, el gobierno local ha abierto una comisión de investigación, aunque por el momento no se plantea abrir ningún expediente disciplinario al actual jefe de la policía.

La sección cuarta de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya ha resuelto no admitir a trámite el recurso que presentó el anterior jefe de la policía local, P. N. contra la resolución favorable al denunciante, el agente J.J.B.T que causó baja de la policía tras estar sometido a constantes vejaciones, hostigamiento y acoso por parte de sus superiores, uno de los cuales, J.M. aún ostenta un grado de mando en el cuerpo policial local. El Tribunal sentenció al Ayuntamiento de Canet al pago de una indemnización de 323.000 euros, a los que cabe sumar los intereses y la demora.

El Ayuntamiento de Canet, según ha confirmado el alcalde, Jesus Marin (CiU) abonará la cantidad al demandante “ya que la teníamos consignada en previsión” de la exigencia judicial. No obstante, la desestimación del TSJC, ha reactivado las iniciativas que emprendió el consistorio para pedir responsabilidades a los dos acusados. La primera es una demanda de repetición, una reclamación patrimonial a los dos jefes que, a causa de su mala praxis profesional que ha causado un grave perjuicio económico a las arcas municipales.

En paralelo, una comisión de investigación –a la que comparecen de forma voluntaria todos los implicados- dirimirá si es preciso tomar otra determinación al respecto. En este sentido, desde ERC reclaman suspender cautelarmente a los implicados, de los que sólo uno está en activo como mando de la policía local sin que se la haya abierto un solo expediente disciplinario por el caso. Ahora, la dificultad estriba en la prescripción del posible delito, por lo que también podrían tenr responsabilidades los responsables jurídicos del ente municipal, tal como aprecia la oposición.

Según ha informado La Vanguardia en las diferentes noticias que ha publicado sobre el caso, la sentencia resume que el demandante fue sometido a “una situación degradante y angustiosa” a la que le sometieron durante años el jefe y subjefe “de forma gratuita y deleznable, por abuso de jerarquía laboral”.

La Guardia Urbana desarticula un grupo organizado que se dedicaba al ‘top manta’

Los agentes han detenido a seis personas y se han incautado de material por valor de medio millón de euros

La Guardia Urbana de Barcelona ha desarticulado un grupo organizado que distribuía productos falsificados destinados a la venta ambulante en el centro de la ciudad. La operación, denominada ‘Manta’ se inició el mes de mayo y ha permitido detener a seis personas y decomisar material por valor de medio millón de euros, según ha informado el Ayuntamiento de Barcelona.

Los agentes localizaron un importante centro de distribución en el distrito de Sant Martí, desde donde salía el material falsificado destinado al ‘top manta’. El local, al que acudían diariamente entre 80 y 100 personas, se detectó tras el seguimiento de vendedores ambulantes que realizaban esta actividad ilegal en algunas zonas céntricas de la ciudad como el paseo de Gràcia, plaza de Catalunya, la Rambla, el paseo Colom y las zonas de playas.

Los ‘top manta’ se enfrentan a la Policía dos veces en menos de 24 horas

6 septiembre 2014 1 comentario

Los ambulantes atacan con piedras a los agentes y causan heridas a seis de ellos

Dos enfrentamientos entre manteros y la Guardia Urbana se saldaron el pasado jueves con seis agentes heridos leves. Los vendedores ambulantes atacaron en ambas ocasiones con piedras al cuerpo policial después de que este intentara desalojarlos del centro de Barcelona.

El primer incidente ocurrió poco después del mediodía en el paseo de Gràcia, a la altura de la calle de Aragó. Los agentes se disponían a actuar sobre unos 30 manteros que recogieron su mercancía y huyeron. Pero regresaron al poco tiempo junto a otros 20 compañeros llegados de otros puntos cercanos y empezaron a lanzar objetos y piedras a la Guardia Urbana. El enfrentamiento se saldó con un detenido y cuatro policías heridos leves.

El segundo fue a las once de la noche en la Rambla, a la altura de la calle de Pelai. La Guardia Urbana actuó sobre unos 40 vendedores ambulantes. La mayoría se dispersó, pero una quincena volvió y atacó con piedras a los agentes, dejando a dos de ellos con heridas leves.

El alcalde de Barcelona, Xavier Trias —que aseguró que iba a acabar con el top manta cuando llegó al cargo— admitió este viernes durante su visita a las fiestas de Sants que “controlar esta venta es difícil”, pero que la “dificultad no impide que se sea constante” y que se les haga saber a los ambulantes “que no los queremos aquí”.

Trias calificó de “muy grave” e “inadmisible” que “gente que opera, como mínimo, en la alegalidad y haciendo cosas que no son tolerables, se dedique a tirar piedras a la Guardia Urbana”. Aseguró que actuará con “toda contundencia” y que se llevará a la justicia a los responsables.

La Guardia Urbana actuará contra Uber y los conductores piratas

Los ‘chóferes’ pueden ser sancionados con multas que van de 4.000 hasta 6.000 euros, según el Sindicat del Taxi de Catalunya

Barcelona. (Redacción).- La Guardia Urbana de Barcelona va a realizar una ofensiva contra la empresa Uber, sus conductores y contra el intrusismo en general y para ello se ha marcado un protocolo de actuación, según informa el Sindicat del Taxi de Catalunya a través de un comunicado. Dicho protocolo fue distribuido el 11 de julio a todos los agentes de la Guardia Urbana de Barcelona el día después de la reunión entre las Administraciones y las organizaciones de la Taula Tècnica del Taxi.

“La creación de empresas que ofrecen, hacen publicidad o ponen en contacto a conductores particulares y usuarios que requieren desplazarse por el Área Metropolitana, previo pago a través de las App’s, de estas empresas, encubren un servicio público de transporte de viajeros con vehículos de hasta 9 plazas, sin autorizaciones. Estos servicios también son realizados por particulares que se ofrecen en las estaciones, puertos y aeropuertos de la Ciudad”, reza el protocolo.

Las patrullas actuarán bajo requerimiento o de oficio y los conductores pueden ser sancionados con multas que van de 4.000 hasta 6.000 euros. Esta misma sanción, una vez tramitada por el Direcció General de Transports, repercutirá también en la empresa UBER si el conductor está realizando un servicio de la citada empresa, así fue comunicado por los representantes de las administraciones a las organizaciones sindicales en la reunión en el Ayuntamiento de Barcelona. Además, una vez sea firme la multa al conductor se le precintará el coche durante tres meses.

Una de las peticiones de la Taula Tècnica del Taxi era la inmovilización de los vehículos. Como ha sido anunciado por la propia Generalitat de Catalunya, a través del departament de Transports, la pretensión es modificar la ley de Transport para que sea efectiva la medida de la inmovilización del vehículo hasta que no sea pague la multa.

Todas estas medidas se acordaron tras la reunión de las organizaciones representativas de la Taula Tècnica del Taxi (STAC, ATC, CMT y AET) el pasado 10 de julio, donde estuvieron presentes el director general de Transports, Pere Padrosa, representantes de la Guardia Urbana y de los Mossos d’Esquadra, y también el subdirector de Transports, Josep Maria Fortuny y el gerente del IMET, Eduard Ràmia.

Dos individuos atracan un matadero a punta de pistola y encañonan a un policía local

Dos individuos con casco irrumpieron la mañana de este miércoles en el matadero de Sant Vicenç de Torelló (Barcelona) armados con una pistola, ataron con bridas a siete trabajadores y en su huída uno de ellos encañonó a un policía local.

Según han informado este jueves a Europa Press fuentes cercanas al caso, los dos han sido finalmente detenidos después de que les interceptara una patrulla de la Policía Local, y pese a que un ladrón encañonó a un agente, finalmente le redujeron y los Mossos d’Esquadra arrestaron posteriormente al segundo implicado.

Relacionadas
Rosa Díez insta a Rajoy a que diga que enviará a los Mossos a que retiren urnas y, si no, a la Guardia Civil
Artur Mas recibe a Torres-Dulce antes del primer Pleno del Consejo Fiscal que se reúne en Barcelona

Los hechos ocurrieron sobre las 13 horas de este miércoles cuando los dos individuos irrumpieron en las oficinas de la empresa con una pistola y amenazaron a diez trabajadores, aunque tres lograron huir y el resto fueron atados con bridas por los delincuentes.

Los ladrones, de nacionalidad española, agredieron a uno de los empleados para que les dijera dónde estaba la caja fuerte, pero al no poder abrirla, al parecer se llevaron dinero que había en la oficina, sin que haya trascendido el valor.

Los atracadores huyeron del lugar en una motocicleta ‘scooter’, y fueron localizados por la Policía Local de Torelló, momento en que uno de los delincuentes y un policía se encañonaron mutuamente, y fue gracias a que el otro policía disparó dos veces al aire que lograron reducirle; el otro implicado pudo ser detenido poco después por una patrulla de los Mossos d’Esquadra.

Los policías de Barcelona rechazan cobrar hasta 4.800 euros más al año a cambio de ampliar su jornada

Los guardias urbanos de Barcelona rechazaron una ampliación de su jornada laboral voluntaria retribuida con hasta 4.800 euros brutos anuales al entender que la oferta del Consistorio empeoraba sus condiciones laborales e iba encaminada a paliar la falta de efectivos del cuerpo policial.

El Ayuntamiento alcanzó un preacuerdo con SAPOL -el sindicato mayoritario de la Guardia Urbana- que contemplaba que los agentes podrían trabajar hasta 160 horas anuales durante los tres próximos años. El Consistorio ofrecía retribuir con entre 22 y 30 euros brutos por hora -en función del rango del policía- el servicio diurno. Y con entre 25 y 35 euros el nocturno. Agentes rasos, caporales, sargentos y subinspectores podían acogerse.

Sin embargo, el preacuerdo -al que este diario ha tenido acceso- nunca llegó a materializarse. El pasado 16 de mayo la plantilla de la policía local barcelonesa desestimó en referéndum con un 72,6% de votos contrarios la oferta pactada con el Consistorio. De los 1.487 agentes que participaron en la consulta vinculante, 1.080 rechazaron la ampliación de jornada propuesta por el Ayuntamiento y sólo 397 la aceptaron.

Un día después, el sindicato SAPOL acataba el «no rotundo» a la ampliación de jornada y comunicaba mediante una circular interna a la plantilla que el Ayuntamiento había comprendido el mensaje y retiraba la oferta. «No hemos sabido conectar y comprender bien las necesidades de la mayoría de la plantilla», zanjaba el sindicato.

En diciembre de 2013, el Ayuntamiento sí consiguió alcanzar un acuerdo similar con los bomberos municipales, que podrán ingresar hasta 6.000 euros más al año durante los próximos tres ejercicios a cambio de trabajar hasta 288 horas anuales más. Fue entonces cuando SAPOL trató de conseguir lo mismo para los policías barceloneses con nulo éxito. Fuentes del gobierno municipal admitieron que el preacuerdo «no prosperó porque los mismos agentes no vieron que les beneficiara», pero incidieron en que la propuesta no partió del Consistorio sino del sindicato mayoritario de la policía local barcelonesa.

Y es que las diferencias eran notorias. En primer lugar, porque la ampliación de jornada de los bomberos no fue refrendada en referéndum, sino pactada únicamente por los sindicatos que los representan. Pero las variaciones se centran en otros aspectos que convertían el preacuerdo de la Guardia Urbana en mucho menos favorable. Los bomberos hacen el 33% de sus horas adicionales en festivo, mientras que los guardias urbanos deberían haber hecho el 60%. Además, los bomberos que se han acogido a la ampliación de jornada realizan una de sus habituales guardias de 24 horas más al mes. Por el contrario, los policías locales tendrían que haber hecho dos guardias en el primer cuatrimestre del año, seis en el segundo y cuatro en el tercero, excluyendo los meses más plácidos, es decir febrero, abril, mayo, octubre y noviembre. Fuente sindicales apuntan a que «esas guardias tenían nombre» y dan por hecho que la Jefatura del cuerpo pretendía hacerlas coincidir con los días más conflictivos en la ciudad: como Sant Joan, las fiestas de Gràcia o Fin de Año, entre otras. Dichas guardias podrían haber sido de hasta 15 horas, cuando la jornada ordinaria de la mayoría de policías locales de Barcelona es de ocho.

El sindicato independiente ASI, contrario al preacuerdo y que pugnó porque acabara siendo tumbado, considera que la verdadera lucha de la Guardia Urbana pasa por «dignificar a los agentes» y se propone la mejora de la categoría del cuerpo policial, subiendo un escalafón al pasar del denominado nivel C-2 al C-1. La diferencia retributiva es de unos 150 euros mensuales, pero el sindicato defiende que «el reconocimiento profesional» es la verdadera meta de los policías locales de Barcelona.

Este año han sido convocadas 100 nuevas plazas de guardia urbano, pero los sindicatos defienden que es necesaria más oferta pública para garantizar la seguridad de Barcelona, que cuenta con 2.800 agentes.

Fuente: elmundo.es

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 484 seguidores