Archivo

Archive for 31 mayo 2008

Jefes de policías locales de toda España reconocen que el ‘caso Coslada’ «nos está haciendo daño»

Consideran que se podría haber evitado y piden que se depuren las responsabilidades políticas

Jefes de policías locales de toda España, agrupados en la principales asociaciones del sector, han firmado hoy un manifiesto en el que denuncian que el “caso Coslada, de presunta corrupción policial, podría haberse evitado y por ello piden que se depuren las responsabilidades políticas que correspondan.

En una rueda de prensa a la que acudieron vestidos de uniforme una veintena de jefes de policías municipales de todo el país, el secretario general de Unijepol y jefe de la Policía de Fuenlabrada (Madrid), José Francisco Cano, subrayó que en el caso de Coslada ha quedado de manifiesto que han fallado los controles y que «alguien no ha hecho su trabajo». «El caso de Coslada nos está haciendo daño. No se puede tener a toda la Policía Local bajo sospecha», se lamentó.

El responsable de Unijepol -Unión Nacional de Jefes y Directivos de Policía Local- ha reconocido que existían sospechas de las actividades irregulares del jefe de la Policía Local de Coslada , Ginés Jiménez, pero ha alertado de que «ser un sinvergüenza no es ser un delincuente», y de que las denuncias hay que probarlas. Para evitar en el futuro escándalos como el de Coslada , las organizaciones firmantes del manifiesto han propuesto la creación de comités de ética profesional en todas las comunidades autónomas que permitan la detección precoz de este tipo de desmanes.

Pesquisas

Con relación a este caso, la Fiscalía de Madrid remitirá al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) unas grabaciones telefónicas en las que un juez interino de Coslada mantiene diversas conversaciones con el oficial jefe de la Policía Local de Coslada , Ginés Jiménez, para comprobar si procede abrir una investigación a fin de depurar posibles responsabilidades disciplinarias por su presunta vinculación al caso Coslada, informaron fuentes fiscales.

Las investigaciones apuntan a que el magistrado podría estar relacionado con una supuesta mafia rumana que controlan la seguridad de las discotecas de la capital.

El Grupo XVI Brigada de Policía Judicial mantuvo en los últimos meses pinchados los teléfonos del supuesto cerebro de la red mafiosa y de otros agentes locales implicados en la trama corrupta.

CÓMO ACTUAR ANTE UN ACCIDENTE DE CIRCULACIÓN

 

Los pequeños accidentes de circulación afectan cada año a cientos de miles de personas, por lo que las probabilidades de verse implicado en uno de ellos resultan muy altas en las grandes ciudades. Por lo general, los conductores y sus vehículos suelen estar perfectamente identificados con la documentación que están obligados a llevar siempre con ellos, circunstancia que agiliza los trámites, con el pertinente ahorro de tiempo, dinero y disgustos.
 

A grandes rasgos, el conflicto se resuelve con la mediación de las respectivas cómpañías de seguros de las dos o más partes implicadas, por lo que las denuncias suelen dirigirse contra el conductor contrario y su compañía de seguros, si bien la ley ya permite que la denuncia se eleve sólo contra la compañía de seguros. En el caso de que el presunto infractor no esté identificado, existen mecanismos suficientemente solventes para garantizar la seguridad jurídica.

 

Normas básicas de actuación
 Respecto a las pautas de comportamiento a seguir en caso de accidente de tráfico, conviene tener en cuenta los siguientes consejos:

  • Siempre es mejor resolver los asuntos con educación, paciencia, sosiego y espíritu de colaboración, tanto si el responsable es el vehículo propio como el contrario. Sin perder un minuto, y en el lugar de los hechos, las dos partes deben aceptar cumplimentar un parte de declaración amistosa de accidente de automóvil (por lo que siempre hay que llevar varios junto con los papeles del coche). En dicho parte se describe el accidente, se identifican y localizan los daños de los vehículos y se firma el documento. Este procedimiento es mejor que el habitual de intercambiar los datos personales, ya que en dicho caso el conductor contrario puede estar tentado a realizar interpretaciones distintas a las que se aceptan cuando se formaliza el parte amistoso. Para curarse en salud, el conductor afectado puede tomar los datos de algún conductor o peatón que haya sido testigo del accidente, por si su intervención fuera necesaria.
  • Si el conductor contrario manifiesta una actitud poco colaborativa, es agresivo, está bajo los efectos del alcohol o se niega a compartir los datos (por ejemplo, porque su vehículo carezca de seguro o cualquier otra incidencia), el mejor camino pasa por llamar a la policía, que realizará el pertinente estadillo de campo.
  • Las personas que sufran lesiones por el accidente, tienen que acudir a un centro de salud, un hospital o similar para que la asistencia médica realice la pertinente intervención y expida un informe médico que servirá como prueba ante la Justicia. En estos casos en los que se producen daños corporales, los expertos recomiendan utilizar la vía penal, con la presentación de una denuncia en cualquier jefatura, comisaría, cuartel o juzgado de guardia, para lo que existe un plazo de seis meses a partir de la fecha del accidente. Para reclamar por la vía civil (si los daños sólo han sido materiales), el plazo máximo de reclamación es de un año.
  • El plazo máximo para acudir a tu propia compañía de seguros con el parte de accidentes es de siete días, salvo que la póliza particular que cada uno tenga suscrita, contemple otras condiciones.
  • En el supuesto de que se desconozca el vehículo causante de un accidente de tráfico que haya provocado daños a personas, los afectados deben dirigirse al Consorcio de Compensación de Seguros. Al mismo organismo público también hay que recurrir en el caso de que el causante de los perjuicios sea un vehículo que no esté asegurado, de manera que el Consorcio está obligado por la Ley sobre Responsabilidad Civil y Seguro en la Circulación de Vehículos a Motor a responder de forma motivada sobre su posible intervención, en virtud de las informaciones proporcionada a petición suya por los perjudicados.

La Ley sobre Responsabilidad Civil y Seguro en la Circulación de Vehículos a Motor, establece que cada primero de año se deben actualizar las cuantías indemnizatorias que se recogen en el sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación. El criterio de actualización consiste en la aplicación del porcentaje del índice general de precios al consumo correspondiente al año natural inmediatamente anterior (4% para el ejercicio de 2003). Para conocer la cuantía de las indemnizaciones, se pueden solicitar cuadros comparativos a la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones.

Categorías:TRáFiCo

Rubalcaba afirma que 15.000 policías locales se suman esta legislatura a la lucha por la seguridad


Madrid.- El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha dicho hoy en el Pleno del Senado que esta legislatura su departamento tiene el objetivo de que unos 15.000 policías locales se sumen a la lucha para la mejora de la seguridad ciudadana, en coordinación con las Fuerzas de Seguridad del Estado.
Rubalcaba ha respondido así en la Cámara Alta a la pregunta de la senadora socialista María Escudero sobre las actuaciones que ha emprendido el Ministerio del Interior para incorporar la participación efectiva de las corporaciones locales y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) en las políticas de seguridad ciudadana.

El ministro ha comentado que esta legislatura caminarán “en la misma dirección” que la anterior a través de la creación de las juntas locales de seguridad, que será el órgano institucional donde se sentarán policía local y policías del Estado para coordinar esas políticas.

Además, ha informado de que se creará un protocolo de Policía Judicial, que permitirá a las policías locales algunas competencias en delitos de proximidad, y que en este momento corresponden a la Administración del Estado.

Rubalcaba ha defendido una visión de la seguridad “como tarea compartida, más allá de las competencias que la Constitución asigna a unos y a otros” y ha subrayado que cuando se trata de la seguridad de los ciudadanos, “la colaboración debería ser la máxima que rigiera nuestra acción política”.

Por ello, ha recordado que su Departamento trabaja en colaboración con las comunidades autónomas, y ha creado un marco de colaboración con la FEMP, que mejora la coordinación entre la policía local y las Fuerzas de Seguridad del Estado.

Con este fin, ha informado de que en la legislatura pasada se han firmado más de 250 convenios y se ha suscrito un convenio marco que establece las relaciones que se pueden dar entre las policías locales y Fuerzas de Seguridad del Estado, “para ir desarrollándolo municipio a municipio”.

UNIPOL

 

 

                                

UNIPOL

UNIDAD DE INTERVENCIÓN DE LA

 POLICIA LOCAL DE SANTA CRUZ DE  TENERIFE

 Para conocer con exactitud la razón de la creación y existencia de la UNIPOL de santa Cruz de Tenerife, resulta necesario remontarse al año 2.000, fecha en la que venia siendo demandada una mayor presencia policial, tanto en determinadas zonas problemáticas de la ciudad como en acontecimientos puntuales que precisaban de una especial vigilancia y atención. En aquellos tiempos, la jefatura de policía Local de Santa Cruz de Tenerife realizó un curso de Intervención Policial a través de la Academia Canaria de Seguridad, que fue impartido por funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía procedentes de la Península y de la U.I.P. de las Palmas de Gran Canaria. Tras su primer curso, al año siguiente se realizó otro curso más avanzado.  Fue en ese mismo año 2001 cuando los máximos responsables de la corporación local de Santa Cruz de Tenerife consideraron que la ciudad reunía las necesidades y los requisitos adecuados para la creación de una unidad como la UNIPOL, y el 20 de mayo de 2004 se firmó el decreto que regula su actividad. De este modo, se comenzó a estudiar la ubicación más adecuada para la instalación del cuartel general de la unidad, y tras barajar varias opciones, se optó por reformar las antiguas instalaciones del campo de tiro de Los Campitos, que habían quedado obsoletas y que, en los últimos años, se encontraban en desuso. El primer paso que se dio para la instalación de la UNIPOL en este lugar fué el traslado de la Unidad Canina y, a partir de ahí, se creó la Unidad de Intervención a la que, en un tercer momento, se le unió el grupo de Escolta. Los Inicios  Una vez que se realizaron los primeros cursos de Intervención, se continuaron impartiendo diferentes actividades formativas relacionadas con materias de seguridad ciudadana, como las de conducción evasiva y defensiva.     Tras analizar el interés que existía por acceder a este tipo de unidad, se realizó una selección de los efectivos a través de diferentes pruebas hasta que se obtuvo una primera lista de candidatos. A continuación, se estudió la trayectoria profesional y la formación de estos policías, a los que se les informó en qué consistía la unidad y los criterios de trabajo que se les iban a solicitar. En un primer momento consideramos que el policía que accediera a esta unidad debía poseer una formación amplia en materia policial y tener una experiencia en la calle de, al menos, cuatro años, con unas condiciones físicas aceptables y una edad comprendida entre los 25 y los 35 años, indica Carlos Galindo, suboficial jefe de la UNIPOL. Al ingresar en la unidad, los policías saben que a partir de 18 meses están sujetos a renovación constante. Por una parte, para permitir el acceso a aquellos que no pudieron entrar en la unidad y continúan interesados en hacerlo. Y por otra, también se renuevan los efectivos para mantener la expectativa y el interés del grupo. En cualquier caso, aquellos que dejan la unidad al cabo de 18 meses adquieren una cantidad de experiencia y conocimientos que según reconoce Galindo, “sin duda enriquecerá a la unidad a la que regrese cada agente”.  Imagen Impactante  En este tipo de unidades la actitud y la presencia policial son algunos de los principales factores del éxito en la resolución de conflictos. Para ello, es necesario comenzar por ofrecer una imagen única y lineal de todos los miembros del equipo que, indudablemente, no se consigue si no es con una vestimenta diferente y común a todos los miembros, así como una forma de actuación común. La UNIPOL de Santa Cruz de Tenerife está compuesta por cuatro equipos de 6 agentes, con un cabo cada uno, y dos subgrupos, con un sargento. Estos grupos pueden ampliarse dependiendo de las necesidades puntuales del servicio y, como mínimo, existe una mujer en cada uno. Turnos de Trabajo  El decreto de creación de la unidad establece que cada agente tiene que cumplir un mínimo de cuarenta horas semanales. Cada policía dispone de un móvil asignado por la administración con el que tiene que estar localizable 24 horas al día. “procuramos establecer una serie de turnos con los que poder cumplir las expectativas por las que se constituyó la unidad y, al mismo tiempo, procurar el descanso necesario a los agentes para que puedan desarrollar su trabajo. Para establecer estos turnos, nosotros también tenemos en cuenta otras variables como las franjas horarias en las que nuestra presencia resulta más necesaria.”       Medios Técnicos  Por sus características, la Unidad de Intervención cuenta con unos vehículos polivalentes, que pueden ser utilizados tanto para mover los equipos completos como para patrullar con normalidad. “En el primer caso se trata de vehículos tipo furgón, totalmente equipados, que utilizamos cuando necesitamos dar una mayor sensación de grupo. Si tenemos que entrar en barrios de la ciudad con calles estrechas y con pocas posibilidades de movimiento, nos interesa acudir en grupos pequeños para los que nos movemos en turismos y motocicletas de gran cilindrada.” “Con motivo de la gran riada del 31 de marzo y la última gran tormenta que azotó las Islas nos dimos cuenta de que sería interesante contar con un vehículo mixto que nos permita trasladar materia de ayuda y rescate con sierras, cuerdas, algún generador, etc. La idea es formar un equipo especial de rescate que también cuente con una lancha neumática que ya tenemos en nuestras instalaciones”, indica Galindo. Cuatro despachos, uno de ellos ocupado por el agente que se encarga de vigilar el perímetro, patio exterior de prácticas, cocheras, dos depósitos de detenidos, un aula de formación, una zona de descanso completamente equipada con literas son algunas de las instalaciones con las que cuenta el cuartel de la UNIPOL que, en breve, se verán ampliadas con una galería de tiro, una zona de descanso para mujeres y un gimnasio. “Hemos procurado que las dependencias policiales que tenemos aquí no sólo sean un lugar de trabajo sino que sean un sitio al que puedan acudir los agentes incluso en su día libre y realizar actividades”, indica Galindo. El decreto que regula las actividades de la UNIPOL establece la unidad dependiente directamente del alcalde de la ciudad o del concejal de Seguridad Ciudadana, desde el punto de vista orgánico. Por otra parte, las necesidades de actuación de la Unidad llegan al cuartel directamente desde la jefatura de Policía Local de Santa Cruz de Tenerife. Objetivos  Cuando se creó la UNIPOL nos marcamos una serie de objetivos. Como policías locales nos planteamos cuáles eran los principales problemas que nos estábamos encontrando en la calle y que, desde un punto de vista policial, no les estábamos dando el trato y la atención adecuados. Así, comprobamos que los principales requerimientos que teníamos procedían de personas de las zonas del extrarradio de la ciudad donde se estaban produciendo problemas de venta de drogas y menudeo, otros altercados que se originaban en lugares de ocio y plazas de la ciudad y, en tercer lugar, conflictos relacionados con los ciclomotores. De este modo, decidimos canalizar nuestras actuaciones hacia estos tres tipos de problemas, sin dejar de lado lo que supone la actuación de la unidad canina en los colegios y otras intervenciones.   “Una vez localizado dónde están los problemas, nos planteamos el tipo de actuaciones que vamos a realizar en cada caso concreto para poder solucionarlos”. “En este sentido, lo habitual puede ser la realización de una valoración del lugar, del entorno y del propio problema que detectamos. A continuación intentamos localizar a los cabecillas de cada uno de los sucesos y los neutralizamos”. “Una de las cosas que más llama la atención a los ciudadanos cuando entramos a intervenir en algún lugar es que actuamos en silencio. Nadie habla, solamente el mando, el resto no tiene  por qué decir nada. Todo lo contrario es lo que sucede habitualmente en la calle con los policías del servicio normal porque tiene que hablar con los ciudadanos. Una vez efectuada la intervención se realiza una valoración de las actuaciones realizadas que nos sirven de diagnóstico y de ayuda para intervenciones posteriores”, relata Carlos Galindo. Texto extraído de la pagina oficial del Gobierno Canario.          

 

 

     
    
 

  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

   

 

 

 

 

 

 

 

 

Un reincidente hiere a 2 mossos en 5 días

El agresor rompió el tímpano a un agente y acuchilló a otro.

 

Mounir Chami, de 20 años, volverá a comparecer hoy como detenido ante un juez de guardia de Barcelona. Será la tercera vez en menos de una semana y, como en las ocasiones anteriores, por agredir a un agente, entre otros delitos. En esta ocasión la imputación es de homicidio doloso. Marroquí, violento y adicto a la cola que inhala, es muy conocido por los mossos y guardias urbanos que trabajan en Ciutat Vella. El joven llevaba semanas advirtiendo de que se llevaría a un “secreta por delante”. Y casi lo consigue. El martes, tras ser detenido, hirió a un mosso con dos cuchillas. Uno de los cortes, entre la oreja y la boca, necesitó 14 puntos de sutura.
El mosso, que pertenece al grupo de furas –agentes que trabajan de paisano tras los pasos de los reincidentes que hurtan al descuido– se encontraba ayer en su casa, fuera de peligro, y colgado al teléfono recibiendo llamadas de apoyo de compañeros. También en su casa y con un pronóstico de como mínimo seis meses de baja hay otro mosso, también de los furas, al que Mounir Chami perforó el tímpano, solo cinco días antes, de un guantazo a mano abierta, en la comisaría. Si en los próximos meses su oído no mejora deberá ser operado.

LLAMADAS DE APOYO
Los dos agentes han recibido las llamadas del conseller de Interior, Joan Saura, de los comisarios Josep Milán y Joan Miquel Capell, y de todos los mandos de su comisaría. Pero bastaba con pasarse ayer por los alrededores de la comisaría de Nou de la Rambla para medir la tensión y el malestar que reina entre la plantilla.
No hay un único responsable de estos sucesos y sí un solo culpable, el agresor. Pero la cuestión que plantean los mossos consultados es si estos hechos se podrían haber evitado y si son las mejores las condiciones en las que se trabaja en algunas zonas de Ciutat Vella, con algunos delincuentes extremadamente violentos. Los agentes saben que distritos como este tienen un plus de peligrosidad, y lo aceptan, pero exigen dotarse de mejores medidas de protección y seguridad. En este punto todos recuerdan que hay una orden que prohíbe a los agentes de paisano llevar una defensa extensible hasta que Interior no entregue una de dotación y les dé formación específica. Dos cuestiones para las que no hay fecha. “¿Y mientras tanto?”, se preguntan los mossos.

TIRONES VIOLENTOS Mounir Chami llegó a Barcelona cuando era menor de edad y pasó por centros de la Generalitat. Este año suma una docena de detenciones policiales, todas por hechos violentos. Duerme en la calle. No tiene familia en Barcelona y sobrevive del trapicheo de droga con turistas y de los tirones violentos.
El 6 de mayo, tras ser detenido por la Guardia Urbana agredió a un agente con el bolígrafo que le prestó para firmar su declaración. Aún así quedó en libertad. Y así, una vez tras otra, incluso la vez que los mossos lo presentaron ante el juez acusado de perforar el tímpano a un agente. El mismo día que quedó en libertad volvió a ser detenido por tráfico de drogas y amenazar a otro mosso con un cuchillo. Tras pasar otros dos días en los calabozos de Les Corts volvió a quedar en libertad. Y ese mismo día, volvió a ser detenido, trasladado a comisaría y fue en las dependencias de Nou de la Rambla cuando hizo un ademán de pedir perdón, se arrodilló, y al enderezarse cortó al agente en el rostro.
“¿Hacía falta esperar a que intentara matar a un compañero para que un juez y un fiscal entiendan que este señor es un peligro para todos y no puede estar en la calle?”, se preguntaba ayer un mosso.

 

Las policías locales vascas y la Ertzaintza ya no irán a ciegas tras un accidente laboral

“Muchas veces se nos pasa el delito”, dicen agentes locales. Un protocolo marcará su actuación.
En 2007 hubo 120 siniestros diarios en Euskadi.

“Cuando ocurre un accidente laboral, los policías vamos a ciegas, sin saber qué buscar, y es normal que muchas veces se nos pase hasta cuando hay un delito”. Es el testimonio de un policía local de Bilbao, que revela el preocupante problema de investigación que hay en Euskadi en los accidentes de trabajo.

En los próximos meses, un protocolo policial, unas pautas de actuación para los agentes, tratará de poner a las policías locales de Euskadi y a la Ertzaintza sobre la pista de las verdaderas causas del accidente laboral, indagar en el suceso y conocer si el empresario ha incurrido en un delito.

“Es necesario hacer un atestado completo y lo más eficaz posible, igual que los que se hacen en los accidentes de tráfico”, explica. Ahora, después de la llegada de los guardias urbanos o los ertzainas, son los inspectores de la Seguridad Social y de Osalan, el instituto vasco de seguridad y salud laboral, los que indagan en las causas del siniestro, pero “para cuando llegan, el empresario ha podido encubrir las razones del accidente”, exponen fuentes policiales.

Como la inexistencia de amarres o mallas de seguridad en una edificación. Resolver bien un accidente laboral, de hecho, también puede influir en la indemnización al trabajador o a la familia, en caso de fallecimiento, aseguran.

Jornada de información

Osalan, la Inspección de Trabajo de la Seguridad Social, y la Fiscalía del TSJPV especializada en Siniestralidad laboral ya se han puesto manos a la obra para crear en Euskadi ese protocolo, que está en marcha en el resto del Estado desde el pasado noviembre.

Todo ello redundará en una “mayor eficiencia en la prevención de los accidentes laborales”. Policías locales de todo Euskadi participaron en unas jornadas en la que responsables de los tres organismos pusieron de manifiesto “la inquietud social y la preocupación por la adopción de medidas óptimas para su solución”.

No es una asunto baladí. Sólo el año pasado se produjeron en Euskadi un total de 43.934 accidentes laborales que conllevaron la baja del trabajador. Más de 120 cada día. Y, aunque la mayoría fueron leves, estos accidentes “también pueden esconder una negligencia por parte de los operarios”, explican las mismas fuentes.

Del total de siniestros laborales con baja, 335 fueron de gravedad y 50 mortales. Y este año, las cosas no van, al menos de momento, mucho mejor. Durante el primer trimestre de 2008, en Euskadi ha habido 10.779 siniestros laborales con baja. 75 de ellos han sido graves y 13, mortales.

SIN MULTAS TAMBIÉN EL DÍA 30

Las Policías Locales de Euskadi volverán a convocar una jornada de reflexión para el próximo día 30. Al igual que el pasado viernes, los agentes harán la vista gorda y dejarán de poner multas de tráfico, siempre que no haya perjuicio para otros ciudadanos.

Las guardias urbanas vascas quieren que el Parlamento vasco cambie la ley y exija el título de bachiller para ser policía municipal. De ese modo, tendrán una categoría mayor y cobrarán más. Ya están pensando en alargar la huelga.

25 coches de Policía para atrapar a un conductor que huía a 190 km/h


21.05.2008
La persecución se inició en el municipio de Canet d’en Berenguer y se prolongó por las calles de Valencia.Lo detuvieron tras darle un tiro en el ojo y empotrarse contra una palmera.
Un hombre de 42 años ha sido herido en un ojo de un disparo tras una persecución por saltarse un control conjunto que estaban realizando la Policía Local y la Guardia Civil en la localidad valenciana de Canet d’en Berenguer y cuya fuga se ha prolongado por las calles de la capital valenciana, según informaron fuentes del Cuerpo Nacional de Policía.
Un disparo alcanzó el ojo del detenido, según la Policía. Sobre las 1.20 de este martes por la noche, la Guardia Civil recibió una llamada sobre un turismo que se había saltado el control conjunto y que se dirigía hacia Valencia. Varios coches patrulla de ambos Cuerpos se unieron a la persecución del coche fugado a través de la avenida Aragón, Blasco Ibáñez, Llano de Zaidía, General Avilés, Peset Aleixandre y Primado Reig, donde se estableció un cordón de cierre a la salida del túnel de esta avenida.

En este momento los agentes realizaron varios disparos al aire, pero el coche en fuga hizo caso omiso y embistió a los vehículos que intentaban frenar su paso siguiendo con su escapada por la avenida. Ya en Primado Reig una patrulla de la Policía Nacional se puso en paralelo con el fugado para intentar evitar una colisión con un taxi que estaba parado y del que se estaban apeando unos pasajeros.

Tras ello realizó unos disparos al aire y, uno de ellos, directamente o de rebote, alcanzó en el ojo del detenido, lo que provocó que colisionara contra una palmera en la calle Daniel Balaciart. Tras ello, el conductor fue trasladado al Hospital Clínico de Valencia donde, custodiado por agentes y recuperándose de sus heridas, su estado no reviste gravedad.

Reconocimiento profesional de la policía local ¿NOSOTROS POR QUÉ NO?

Los Sindicatos abajo firmantes (ELA, CCOO, UGT, ErNE y SVP), como continuación al proceso de Asambleas realizadas con trabajadores de las policías locales en la totalidad de los 87 Ayuntamientos de la Comunidad Autónoma del País Vasco, en respuesta a la negativa por parte de las Instituciones Vascas a reconocer profesionalmente a las policías Locales en el grupo C1 con todas las consecuencias que de dicho cambio se deriven, quedando éstas en una situación de discriminación frente al cambio de grupo que operara en la Ertzaintza con la modificación de la Ley de Policia Vasca, ante la opinión pública en general, desean hacer la siguiente declaración:

Convocamos a todo/as los/las policías locales de la Comunidad Autónoma del País Vasco a secundar una jornada de reflexión, el próximo viernes día 16 de Mayo, en el conjunto de los ámbitos territoriales de su competencia.

Dicha jornada tendrá un marcado carácter reflexivo, en relación a la reivindicación anteriormente expresada y, por consiguiente, supondrá una ostensible anormalidad en el funcionamiento de este servicio público durante la jornada de reflexión.

Se extremará, durante dicha jornada, un auxilio y atención al ciudadano, no desde la perspectiva coercitiva, sino desde la que pedagógicamente corresponde también a este colectivo de trabajadores, delegando en otros cuerpos policiales las tareas que no correspondan al espíritu de la presente vocatoria.

Así mismo, como no puede ser de otra manera, se observará una especial atención a la ciudadanía en la cobertura de los servicios de urgencia y a los requerimientos que por su especial gravedad y necesidad sean precisos.

Hacemos este llamamiento desde la convicción de que nuestra reivindicación hará en el futuro una Policía Local más eficiente en su labor en defensa de los intereses de los ciudadanos de nuestros pueblos.

El sueldo de un policía Nacional supera en 195 euros al año al de un ‘mosso’, según la Generalitat

 

El Gobierno catalán pide al central que aporte 147 millones más cada año

¿Quién gana más dinero, un agente de los Mossos d’Esquadra o uno del Cuerpo Nacional de Policía (CNP)? La idea más extendida en el mundillo policial es que los funcionarios catalanes cobran bastante más. Y si se analiza el sueldo bruto, tal sospecha resulta cierta: el mosso supera en 5.148 euros al año a su colega. Hay un pero. Y es que el 12% del salario de un policía proviene de conceptos que no reciben los mossos y que no computan en su sueldo bruto. Así consta, al menos, en un informe elaborado por el Departamento de Interior, que reclama al Gobierno central la aportación de 147 millones más cada año para gastos de personal.

El Ministerio del Interior paga 34.217 euros anuales a cada uno de sus policías. Los datos son de 2007. Se trata, claro, de una media entre todas las escalas profesionales, ya que existe un abismo entre el salario de un comisario o un inspector jefe y el que percibe un agente recién salido de la academia. La suma incluye los apartados que se cobran en el CNP, pero no en los Mossos: el plus mensual de productividad, el complemento de territorialidad, un extra para los efectivos que cubren turnos, además de dietas, locomoción, ayudas de comedor y “otras retribuciones”.

Esos extras -que no cobran todos los agentes- neutralizan el mayor sueldo bruto de los mossos y reequilibran la balanza. De modo que, en realidad, ésta se decanta a favor de los policías del CNP, que en conjunto cobran 195 euros más al año, siempre según el informe de la Generalitat, al que ha tenido acceso este diario. La Guardia Civil, por el contrario, es la que sale peor parada: 2.400 euros menos por agente y año. El informe recuerda que buena parte de los guardias civiles viven de forma gratuita en cuarteles, lo que debe considerarse como “una retribución en especie”.

La Generalitat pretende que el Ministerio del Interior haga suyo ese razonamiento y lo tenga en cuenta a la hora de pactar la financiación de los Mossos d’Esquadra. Fuentes del Ejecutivo autónomo sostienen que el ministerio utiliza la presión sindical como excusa para no aportar más dinero, en el sentido de que parte de esa cantidad se destina a inflar el sueldo de los mossos, en vez de a mejorar la seguridad ciudadana. Una vez rota la “falsa” premisa de que los policías autonómicos ganan más, el Gobierno catalán asegura que no hay barreras para revisar el sistema de financiación.

Interior pretende que la financiación del Estado sea equivalente al coste de los efectivos de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado que han sido sustituidos por los Mossos d’Esquadra. Es, pues, lo que le costaría al Gobierno central mantener a policías y guardias civiles en Cataluña. La Generalitat recibe ahora 520 millones cada año y pretende incrementar esa cantidad el 31,2%.

El acuerdo actual se fraguó en 1999 entre los gobiernos del Partido Popular y Convergència i Unió. Los módulos de financiación se calcularon tomando como base los presupuestos del Ministerio del Interior y dividiendo la cantidad por el número de agentes. La Generalitat asegura que el módulo se calcula ahora sólo sobre el incremento salarial anual del conjunto de los funcionarios, sin tener en cuenta que el de los policías ha sido, en 10 años, mucho mayor: del 71% en el caso del CNP y del 60%, en el de los Mossos d’Esquadra.

Detenidos unos 31 policías locales de Coslada por extorsión

Entre ellos se 

encuentra su máximo responsable, Ginés Jiménez.- Son sospechosos de chantajear a bares de copas y de coaccionar a prostitutas.- El Ayuntamiento niega responsabilidades políticas y la Comunidad se persona en la causa

 

Al menos 31 de agentes de los 159 con los que cuenta la Policía Local de la localidad madrileña de Coslada, entre ellos su oficial jefe, han sido detenidos por un delito de extorsión en bares de copas y comercios, en el transcurso de la llamada Operación Bloque, que lleva a cabo el Cuerpo Nacional de Policía, según han informado fuentes municipales. La operación, acompañada de registros en los domicilios de los agentes, comisarías y dependencias municipales, sigue abierta. El Ayuntamiento de Coslada (90.000 habitantes y a 12 kilómetros al este de la capital), gobernado por un pacto de izquierdas, admite que “había rumores” y niega cualquier implicación política, mientras que la Comunidad de Madrid, de signo contrario, anuncia que se personará en la causa y pide explicaciones al alcalde.

En el dispositivo han sido detenidos hasta el momento 31 policías locales, entre ellos el oficial jefe del Cuerpo, que es su máximo responsable, Ginés Jiménez Buendía, acusados de un delito de extorsión. Jiménez, natural de Murcia, de unos 48 años y licenciado en Periodismo, ha sido de los primeros en caer. Es jefe de la Policía Local de Coslada desde 1986, tras su paso por la Policía de Cartagena. Es además presidente de la Federación de Asociaciones de Jefes de Policía Local (Feajepol), elegido en 1994 y reelegido en 2006. En enero de 2003, la Audiencia de Madrid le absolvió de los tres delitos de detención ilegal en marzo de 1995.

Conexiones con una mafia rumana

Fuentes de la investigación han precisado que los 31 detenidos han sido trasladados a diferentes comisarias de Madrid, donde se prevé que permanezcan incomunicados durante 72 horas y que sean puestos a disposición judicial el lunes. Bloque es la segunda fase de una operación que se inició con la investigación de una mafia de origen rumano relacionada con la prostitución. Durante estas pesquisas se determinó que había esa mafia estaba relacionada con algunos policías locales. Se ha desarrollado durante semanas, hasta que el juez ha decidido intervenir hoy.

La investigación corre a cargo de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Jefatura Superior de Madrid y en el operativo están participando también miembros de la Unidad de Intervención Policial (UIP). Al parecer, los agentes son sospechosos de cobrar, presuntamente, comisiones a bares de copas y clubes de alterne. Durante la mañana se han llevado a cabo numerosos registros por parte del Cuerpo Nacional de Policía en los domicilios de los agentes -incluida la casa de Jiménez Buendía-, en comisarías y en dependencias municipales como la sede de la Policía Local de Coslada.

El concejal de Seguridad del Ayuntamiento de Coslada -gobernado por el PSOE en coalición con IU y la Plataforma de Izquierda de Coslada (PIC)-, Antonio Murillo (PIC), se ha reunido esta misma mañana con responsables del Consistorio para reorganizar el Cuerpo, que cuenta con 159 agentes. A partir de ahora se va a reestructurar la plantilla, cuyo jefe será el suboficial Regidor. A la una de la tarde, el alcalde, Ángel Viveros (PSOE), y Murillo han dado una rueda de prensa en la que han subrayado que “no hay responsabilidades políticas” en el caso. Viveros ha afirmado “la mano en el fuego” no sólo por el actual equipo de Gobierno, sino también por el anterior del PP.

Rumores y quejas verbales

Tanto Viveros como Murillo han asegurado no tener constancia de que ningún empleado municipal implicado en la trama. El concejal de Seguridad ha admitido por su parte que había “había rumores” y quejas verbales de dueños de bares y de vecinos sobre la actuación de algunos policías, pero no se interpusieron denuncias, por lo que el Consistorio no actuó, a pesar de que sabía que las actas de inspección no se cumplimentaban adecuadamente. Tenían “mucha subjetividad”. Un funcionario municipal ha contado a esta web que era vox populi. “Iban a los bares, pedían de todo y no pagaban y no se cerraba hasta que ellos no se marchaban. Si alguien les ponía pegas, al día siguiente venían los problemas”. El concejal ha hablado de más de 20 policías detenidos, entre ellos el jefe, pero el número de imputados “será menor, en torno a 11”.

Murillo ha asegurado que entre los arrestados no hay ningún cargo municipal y que a los imputados se les suspenderá de empleo y sueldo “en cuanto haya una decisión judicial”. El edil ha pedido que no se criminalice a toda la Policía Local por este caso. Desde el sindicato CSIF, Gervasio Villaverde, ex policía local de Coslada, ha asegurado que ellos habían informado al alcalde “de la numerosas quejas que había de agentes y vecinos” porque sufrían una situación de “miedo e intimidación”. El portavoz de la Confederación Española de Policía (CEP), Rodrigo Gavilán, ha expresado su respeto a la operación y ha apelado a la presunción de inocencia de los detenidos.

La Comunidad pide “trasparencia”

Mientras, el Gobierno de Madrid ha dado instrucciones a los servicios jurídicos de la Comunidad para que se personen en las actuaciones judiciales. Así lo ha anunciado el vicepresidente primero, Ignacio González, tras el Consejo de Gobierno, al tiempo que ha exigido a las autoridades de Coslada una “explicación urgente” de los hechos, dado que, ha dicho, la policía local es un asunto de “responsabilidad y competencia exclusiva del alcalde”. González ha recordado que en Coslada hay “muchos policías” locales que están pagados por la Comunidad de Madrid a través del proyecto de seguridad ciudadana de las Bescam y por ello ha exigido “transparencia” a las autoridades municipales en un asunto que ha calificado de “muy grave y preocupante”.

La dueña de un local denuncia “presiones” y “miedo”

La dueña de unos de los bares del centro ha explicado hoy que el jefe de la Policía Local y varios de sus miembros “presionaban” a los responsables de los locales para que no cerraran a la hora reglamentaria cuando ellos estaban tomando algo.La mujer, que ha pedido no ser identificada, ha dicho a los periodistas que los dueños y trabajadores de los bares de la localidad sentían “miedo” de los agentes. Ha detallado que “si alguno de estos policías estaba en un bar, éste no se podía cerrar hasta que se fuera”, aunque se superara la hora reglamentaria. “Si te enfrentabas con ellos, iban a por ti”, ha añadido.

La operación de Coslada es la quinta contra la corrupción policial en 2008

 
       
La operación contra una supuesta trama de corrupción policial en la localidad madrileña de Coslada, en la que hay una treintena de agentes de la Policía Local detenidos, es la quinta operación de estas características que se pone en marcha en 2008.
EFE Ya en enero de este año fue arrestado el jefe de la Policía Local de Conil (Cádiz), por su presunta relación con una supuesta falsificación de documentos de vehículos y posterior apropiación de automóviles.

Un mes más tarde, el 9 de febrero, dos policías nacionales fueron detenidos en Melilla acusados de permitir la entrada de inmigrantes a cambio de dinero por los puestos fronterizos entre la ciudad autónoma y Marruecos.

El 21 de febrero, un ex inspector jefe de la Policía y dos guardias civiles ingresaron en prisión tras declarar ante el juez en relación con su supuesta participación en un robo de 400 kilos de cocaína depositados en un contenedor del puerto de Barcelona.

Los hechos se remontaban a noviembre de 2004, aunque no fue hasta febrero de 2008 cuando la investigación dio un giro a raíz de la confesión de uno de los delincuentes acusados de robo.

La operación más importante se desarrolló en la provincia de Málaga en marzo de 2008, cuando fueron detenidos cuatro mandos de la lucha contra la droga y el crimen organizado (UDYCO) de la Policía Nacional de Málaga, Marbella y Fuengirola.

Los detenidos están acusados de diversos delitos de apropiación indebida de efectos intervenidos por la Policía a bandas mafiosas.

El juez dictó prisión incondicional para los mandos de Málaga y Marbella y dejó en libertad con cargos a los otros dos policías implicados en el caso.

Un mes después los dos jefes policiales que permanecían en prisión fueron puestos en libertad bajo fianza de 40.000 euros.