Archivo

Archive for 22 mayo 2008

Las policías locales vascas y la Ertzaintza ya no irán a ciegas tras un accidente laboral

“Muchas veces se nos pasa el delito”, dicen agentes locales. Un protocolo marcará su actuación.
En 2007 hubo 120 siniestros diarios en Euskadi.

“Cuando ocurre un accidente laboral, los policías vamos a ciegas, sin saber qué buscar, y es normal que muchas veces se nos pase hasta cuando hay un delito”. Es el testimonio de un policía local de Bilbao, que revela el preocupante problema de investigación que hay en Euskadi en los accidentes de trabajo.

En los próximos meses, un protocolo policial, unas pautas de actuación para los agentes, tratará de poner a las policías locales de Euskadi y a la Ertzaintza sobre la pista de las verdaderas causas del accidente laboral, indagar en el suceso y conocer si el empresario ha incurrido en un delito.

“Es necesario hacer un atestado completo y lo más eficaz posible, igual que los que se hacen en los accidentes de tráfico”, explica. Ahora, después de la llegada de los guardias urbanos o los ertzainas, son los inspectores de la Seguridad Social y de Osalan, el instituto vasco de seguridad y salud laboral, los que indagan en las causas del siniestro, pero “para cuando llegan, el empresario ha podido encubrir las razones del accidente”, exponen fuentes policiales.

Como la inexistencia de amarres o mallas de seguridad en una edificación. Resolver bien un accidente laboral, de hecho, también puede influir en la indemnización al trabajador o a la familia, en caso de fallecimiento, aseguran.

Jornada de información

Osalan, la Inspección de Trabajo de la Seguridad Social, y la Fiscalía del TSJPV especializada en Siniestralidad laboral ya se han puesto manos a la obra para crear en Euskadi ese protocolo, que está en marcha en el resto del Estado desde el pasado noviembre.

Todo ello redundará en una “mayor eficiencia en la prevención de los accidentes laborales”. Policías locales de todo Euskadi participaron en unas jornadas en la que responsables de los tres organismos pusieron de manifiesto “la inquietud social y la preocupación por la adopción de medidas óptimas para su solución”.

No es una asunto baladí. Sólo el año pasado se produjeron en Euskadi un total de 43.934 accidentes laborales que conllevaron la baja del trabajador. Más de 120 cada día. Y, aunque la mayoría fueron leves, estos accidentes “también pueden esconder una negligencia por parte de los operarios”, explican las mismas fuentes.

Del total de siniestros laborales con baja, 335 fueron de gravedad y 50 mortales. Y este año, las cosas no van, al menos de momento, mucho mejor. Durante el primer trimestre de 2008, en Euskadi ha habido 10.779 siniestros laborales con baja. 75 de ellos han sido graves y 13, mortales.

SIN MULTAS TAMBIÉN EL DÍA 30

Las Policías Locales de Euskadi volverán a convocar una jornada de reflexión para el próximo día 30. Al igual que el pasado viernes, los agentes harán la vista gorda y dejarán de poner multas de tráfico, siempre que no haya perjuicio para otros ciudadanos.

Las guardias urbanas vascas quieren que el Parlamento vasco cambie la ley y exija el título de bachiller para ser policía municipal. De ese modo, tendrán una categoría mayor y cobrarán más. Ya están pensando en alargar la huelga.