Inicio > TRáFiCo > CÓMO ACTUAR ANTE UN ACCIDENTE DE CIRCULACIÓN

CÓMO ACTUAR ANTE UN ACCIDENTE DE CIRCULACIÓN

 

Los pequeños accidentes de circulación afectan cada año a cientos de miles de personas, por lo que las probabilidades de verse implicado en uno de ellos resultan muy altas en las grandes ciudades. Por lo general, los conductores y sus vehículos suelen estar perfectamente identificados con la documentación que están obligados a llevar siempre con ellos, circunstancia que agiliza los trámites, con el pertinente ahorro de tiempo, dinero y disgustos.
 

A grandes rasgos, el conflicto se resuelve con la mediación de las respectivas cómpañías de seguros de las dos o más partes implicadas, por lo que las denuncias suelen dirigirse contra el conductor contrario y su compañía de seguros, si bien la ley ya permite que la denuncia se eleve sólo contra la compañía de seguros. En el caso de que el presunto infractor no esté identificado, existen mecanismos suficientemente solventes para garantizar la seguridad jurídica.

 

Normas básicas de actuación
 Respecto a las pautas de comportamiento a seguir en caso de accidente de tráfico, conviene tener en cuenta los siguientes consejos:

  • Siempre es mejor resolver los asuntos con educación, paciencia, sosiego y espíritu de colaboración, tanto si el responsable es el vehículo propio como el contrario. Sin perder un minuto, y en el lugar de los hechos, las dos partes deben aceptar cumplimentar un parte de declaración amistosa de accidente de automóvil (por lo que siempre hay que llevar varios junto con los papeles del coche). En dicho parte se describe el accidente, se identifican y localizan los daños de los vehículos y se firma el documento. Este procedimiento es mejor que el habitual de intercambiar los datos personales, ya que en dicho caso el conductor contrario puede estar tentado a realizar interpretaciones distintas a las que se aceptan cuando se formaliza el parte amistoso. Para curarse en salud, el conductor afectado puede tomar los datos de algún conductor o peatón que haya sido testigo del accidente, por si su intervención fuera necesaria.
  • Si el conductor contrario manifiesta una actitud poco colaborativa, es agresivo, está bajo los efectos del alcohol o se niega a compartir los datos (por ejemplo, porque su vehículo carezca de seguro o cualquier otra incidencia), el mejor camino pasa por llamar a la policía, que realizará el pertinente estadillo de campo.
  • Las personas que sufran lesiones por el accidente, tienen que acudir a un centro de salud, un hospital o similar para que la asistencia médica realice la pertinente intervención y expida un informe médico que servirá como prueba ante la Justicia. En estos casos en los que se producen daños corporales, los expertos recomiendan utilizar la vía penal, con la presentación de una denuncia en cualquier jefatura, comisaría, cuartel o juzgado de guardia, para lo que existe un plazo de seis meses a partir de la fecha del accidente. Para reclamar por la vía civil (si los daños sólo han sido materiales), el plazo máximo de reclamación es de un año.
  • El plazo máximo para acudir a tu propia compañía de seguros con el parte de accidentes es de siete días, salvo que la póliza particular que cada uno tenga suscrita, contemple otras condiciones.
  • En el supuesto de que se desconozca el vehículo causante de un accidente de tráfico que haya provocado daños a personas, los afectados deben dirigirse al Consorcio de Compensación de Seguros. Al mismo organismo público también hay que recurrir en el caso de que el causante de los perjuicios sea un vehículo que no esté asegurado, de manera que el Consorcio está obligado por la Ley sobre Responsabilidad Civil y Seguro en la Circulación de Vehículos a Motor a responder de forma motivada sobre su posible intervención, en virtud de las informaciones proporcionada a petición suya por los perjudicados.

La Ley sobre Responsabilidad Civil y Seguro en la Circulación de Vehículos a Motor, establece que cada primero de año se deben actualizar las cuantías indemnizatorias que se recogen en el sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación. El criterio de actualización consiste en la aplicación del porcentaje del índice general de precios al consumo correspondiente al año natural inmediatamente anterior (4% para el ejercicio de 2003). Para conocer la cuantía de las indemnizaciones, se pueden solicitar cuadros comparativos a la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones.

Categorías:TRáFiCo
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: