Inicio > ABSORCIÓN DE LAS POLICIAS LOCALES > ABSORCIÓN DE LAS POLICIAS LOCALES

ABSORCIÓN DE LAS POLICIAS LOCALES

    

Los Mossos integrarán a la policía local de los municipios que lo pidan.

• Interior prepara una nueva ley que regulará las atribuciones de las fuerzas de seguridad catalanas.
• El texto elimina el carácter vitalicio del cargo de jefe del cuerpo municipal, que será de confianza.

BARCELONALa nueva ley del sistema de policía de Catalunya que prepara estos días la Conselleria d’Interior permitirá a los alcaldes transferir la policía municipal a los Mossos d’Esquadra.

Ésta es una de las principales novedades que recoge el último borrador del anteproyecto, al que ha tenido acceso EL PERIÓDICO y que estudian desde la semana pasada los responsables de las principales policías locales de Catalunya, mandos de los Mossos d’Esquadra y alcaldes.

La voluntad de Interior, según se desprende del borrador, es poder ofrecer a determinados ayuntamientos que transfieran íntegramente sus plantillas y medios técnicos a los Mossos. Los municipios más interesados serían los que tienen plantillas deficitarias y a los que el mantenimiento de su policía les representa una gran carga económica.

ESCUELA DE POLICÍA

La absorción de la plantilla no sería automática. Sólo podrían ser mossos los agentes que hayan pasado por la Escola de Policia de Mollet. El resto seguirían siendo funcionarios municipales.

Sin embargo, la ley no pretende hacer desaparecer las policías locales. Eso sí, en el espíritu de la reforma está el viejo anhelo de algunos dirigentes socialistas de alentar la simplificación del actual mapa policial catalán. En este sentido, el texto propicia una absorción, lenta, pero progresiva, de las plantillas locales.

La fórmula de absorción resultaría difícilmente aplicable a corto o medio plazo en casos de plantillas como los de la Guardia Urbana. Mientras tanto, a los cuerpos con más de 200 agentes –básicamente municipios del área metropolitana de Barcelona y capitales de provincia– la ley les obligaría a asumir nuevas competencias. Destacan entre ellas la tramitación de diligencias por delitos y faltas de violencia doméstica, actuar en materia de menores, incluyendo el traslado de éstos a centros de reforma, y actuar en conflictos de convivencia vecinal.

El texto también prevé que intervengan en cuestiones relacionadas con okupas, en la protección de personas amenazadas y una mayor implicación en temas relacionados con la seguridad ciudadana.

Algunas plantillas municipales ya asumen muchas de las competencias que regulará la nueva ley. Aún así, hay jefes de policías locales que desaprueban este nuevo criterio de asumir tantas responsabilidades.

Pero este apartado no es el que más preocupa a los jefes de las policías locales de Catalunya. La nueva ley elimina el carácter vitalicio que tiene el cargo del jefe de la policía local. Lo que pretende Interior es que el destino del jefe de la policía local esté ligado al del alcalde que lo designó. Así, si cesa el alcalde, cesa el jefe. Y el cargo de éste no puede durar más de cuatro años, aunque eso sí, puede renovarse. Los alcaldes son partidarios de este punto, pero la mayoría de jefes de policías locales creen que se les degrada y se les deja completamente desprotegidos.

Interior aprovechará la nueva ley para reducir las actuales categorías policiales y unificarlas con las de policías locales. En la escala básica se mantienen los rangos de agentes y cabo. Desaparece los de subinspector y sargento, que pasarían a ser oficiales. La categoría de inspector se mantiene. Y todos los intendentes serán nombrados comisarios.

El nuevo organigrama tiene sus detractores y sus defensores. Lo primero que provocará es que no se convoque el concurso para cubrir seis nuevas plazas de comisario en Mossos. Y no será así porque cuando entre en vigor la ley, tantos los 24 intendentes que hay ahora como los que salgan de la nueva promoción, serán comisarios.

Estos aspectos de la ley, que son objeto de intenso debate desde hace varias semanas en los forums de la Guardia Urbana y de Mossos, han causado malestar, especialmente entre los subinspectores a los que ahora se equiparará con un sargento. Éstos esperan que la ley contemple retribuciones económicas específicas en función de la responsabilidad que se realiza.

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: