Inicio > LeGiSLaCióN aNiMaLeS PeLiGRoSoS > LEY 10/1999 DE 30 DE JULIO DE PERROS PELIGROSOS

LEY 10/1999 DE 30 DE JULIO DE PERROS PELIGROSOS

 

1704

LEY 10/1999 DE 30 DE JULIO SOBRE LA POSESIÓN DE PERROS CONSIDERADOS POTENCIALMENTE PELIGROSOS. (CATALUÑA)
La Ley 3/1988 de 4 de marzo de protección de los animales, dispone en el artículo 5 que el poseedor de un animal, sin perjuicio de la responsabilidad subsidiaria del propietario, es responsable de los daños, de los perjuicios y de las molestias que ocasione a las personas, a las cosas, a las vías, a los espacios públicos y al medio natural en general, de acuerdo lo que establece el artículo 1905 del código civil.
Art. 1.
Definición:
Tienen la consideración de perros potencialmente peligrosos, y le es aplicable esta Ley, los que presenten una o mas de las siguientes circunstancias:
a) Perros que han tenido episodios de agresiones a personas o a otros perros.
b) Perros que han estado adiestrados para el ataque y la defensa.
c) Perros que pertenecen a una de las razas siguientes o sus cruces:
1. Bullmastiff
2. Doberman
3. Dogo argentino
4. Dogo de burdeos
5. Fila brasileiro
6. Mastin napolitano
7. Pit bull
8. De presa canario
9. Rottweiler
10. Staffordshire
11. Tosa japones.
Art. 2
Medidas de seguridad.
1. En las vías públicas, en las partes comunes de los inmuebles colectivos, en los transportes públicos y en los lugares y espacios de uso público en general, los perros al que hace referencia el artículo 1 tienen de ir atados y proveídos del correspondiente bozal, y en ningún caso pueden ser llevados por menores de 14 años.
2. Las instalaciones que alberguen los perros potencialmente peligrosos han de tener las características siguientes, con el fin de evitar que los animales salgan y puedan cometer daños a terceros:
a) Las paredes y las vallas han de ser suficientemente altas y consistentes y han de estar bien fijadas para poder soportar el peso y la presión del animal.
b) Las puertas de las instalaciones han de ser tan resistentes y efectivas como el resto del contorno y se han de diseñar para evitar que los animales puedan desencajar o abrir ellos mismos los mecanismos de seguridad.
c) El recinto ha de estar convenientemente señalizado con el advenimiento que hay perros de este tipo.
Art. 3
Registros.
1. Cuando se trate de los perros a los que hace referencia el artículo 1, en el registro censal del ayuntamiento que corresponda se han de especificar la raza y otras circunstancias que sean determinantes de la posible peligrosidad de estos perros.
2. En la base de datos de identificación de animales de compañía del registro censal de los ayuntamientos, se han de incluir un apartado especifico para los perros potencialmente peligrosos.
3. No pueden adquirir perros considerados potencialmente peligrosos las personas menores de edad y las que hayan estado privadas judicialmente o gubernativamente de la tenencia de estos animales.
4. Como a condición indispensable para la tenencia y la posterior inclusión en el registro a la que hace referencia el apartado 1, los propietarios de los perros potencialmente peligrosos han de contratar una póliza de responsabilidad civil que cubra la indemnización de los daños que estos animales puedan provocar a las personas y a otros animales.
Art. 4
Control de los centros de cría.
1. Unicamente se autoriza la cría de perros incluidos en el artículo 1 en los centros de cría autorizados e inscritos en el Registro Oficial de Núcleos Zoológicos de Cataluña.
2. Los animales que se quieran utilizar para la reproducción han de superar el test de comportamiento que garanticen la ausencia de comportamientos agresivos anormales.
Art. 5
Regulación del adiestramiento.
1. El adiestramiento de ataque y de defensa solo se puede autorizar en las actividades de vigilancia y de guarda de empresas de seguridad i de los diferentes cuerpos de seguridad.
2. Las actividades relacionadas con el adiestramiento de perros solo pueden ser realizadas en los centros o las instalaciones legalmente autorizadas y por profesionales que tengan la formación y los conocimientos necesarios avalados por la titulación reconocida oficialmente.
Art. 6
Aplicación de otras medidas
En los casos concretos de perros que presenten comportamientos agresivos patológicos no solucionados con las técnicas de adiestramiento y terapéuticas existentes, se puede considerar, bajo criterio facultativo, la adopción de medidas consistentes en la castración o el sacrificio del animal.
Art. 7
Tipificación de las infracciones
1. A los efectos de esta Ley, las infracciones se clasifican en LEVES, GRAVES y MUY GRAVES.
2. Son infracciones LEVES:
A) No inscribir el perro en el registro específico del municipio correspondiente.
B) No señalizar las instalaciones que alberguen perros potencialmente peligrosos.
3. Son infracciones GRAVES:
A) No cumplir las medidas de seguridad establecidas por las instalaciones que alberguen perros potencialmente peligrosos.
B) No contratar la póliza de responsabilidad civil.
C) Hacer actividades de adiestramiento sin acreditación profesional oficial.
D) No llevar a cabo los tests de comportamiento de los perros progenitores en los centros de cría.
E) No llevar los perros atados y sin bozal en las vías públicas, en las partes comunes de los inmuebles colectivos y en los lugares y espacios públicos en geenral.
F) Adquirir un perro potencialmente peligroso persones menores de edad o privadas judicialmente o gubernativamente de tener.
4. Son infracciones MUY GRAVES:
A) Hacer actividades de adiestramiento de ataque no autorizadas.
B) Participar en la realización de combate de perros, en los términos que se establezcan legalmente.
Art. 8
Prescripción.
1. Los terminios de prescripción de las infracciones son de 3 años para las muy graves, 2 años para las graves y 6 meses para las leves, contados desde de fecha de la comisión de la infracción.
2. Los terminios de prescripción de las sanciones son de 3 años para las muy graves, 2 años para las graves y 1 año para las leves, contados desde la fecha en que la resolución sancionadora sea firme.
Art. 9
Tramitación.
1. El procedimiento sancionador se ha de adjuntar al procedimiento vigente.
2. Si se aprecia que los hechos objeto de un expediente sancionador pueden ser constitutivos de delito o falta, la Administración ha de trasladar las actuaciones a la autoridad judicial competente y dejar en suspenso el procedimiento sancionador hasta que esta no se pronuncie.
3. La sanción de la autoridad a la que hace referencia el apartado 2 excluye la imposición de sanciones administrativas. Si la resolución judicial es absolutoria, la Administración puede continuar la tramitación del expediente sancionador, respetando los hechos que los tribunales hayan declarado probados.
Art. 10
Sanciones
1. Las infracciones cometidas contra lo que dispone esta Ley son sancionadas con multas de 10.000 pesetas a 5.000.000 de pesetas.
2. La imposición de la sanción puede llevar al decomiso de los animales objeto de la infracción.
Art. 11
Graduación de las sanciones.
1- Las infracciones leves son sancionadas con una multa de 10.000 pesetas a 25.000 pesetas, las graves con una multa de 25.000 pesetas a 250.000 pesetas y las muy graves de 250.000 a 5.000.000 de pesetas.
2- En la imposición de las sanciones se ha de tener en cuenta, para graduar la cuantía de las multas y la imposición de las sanciones accesorias, los criterios siguientes:
a) La transcendencia social y el perjuicio causado por la infracción cometida.
b) El ánimo de lucro ilícito y la cuantía del beneficio obtenido en la comisión de la infracción.
c) La reiteración o la reincidencia en la comisión de infracciones.
Art. 12
Responsabilidad e indemnizaciones.
La imposición de cualquier de las sanciones establecidas por esta Ley no excluye de la responsabilidad civil de la persona sancionada ni la indemnización que se le pueda exigir por daños y perjuicios.
Art. 13
Competencia
1. El Gobierno puede delegar las competencias sancionadoras a los ayuntamientos que lo soliciten.
2. Son competentes para imponer las sanciones los órganos siguientes:
A) Los delegados territoriales del Departamento de Agricultura, Ganadería y Pesca y los alcaldes, para las leves.
B) El director o directora general del Medio Natural y los plenos de los ayuntamientos, para las graves.
C) El conseller o consellera de Agricultura, Ganadería y Pesca, en el caso de las infracciones muy graves.
Art. 14
Decomiso de los animales.
1. Mediante sus agentes, la Administración puede decomisar los animales objeto de protección el mismo momento en que haya indicios racionales de infracción de las disposiciones de esta Ley.
2. El decomiso al que se refiere el apartado 1 tiene el carácter de preventivo hasta la resolución del expediente sancionador correspondiente, que en todo caso ha de determinar la destinación final que se ha de dar a los animales decomisados.
3. Los gastos ocasionados por el decomiso al que se refiere el apartado 1 y las actuaciones relacionadas con este son a cuenta de quien comete la infracción.
Disposición adicional.
Periódicamente, el Gobierno ha de revisar por decreto la incorporación o exclusión de algunas razas de las incluidas en el artículo 1 en función de la presencia y la agresividad manifiesta.

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: