Inicio > *ACTUALIDAD/POLICIAS LOCALES*, *NOTICIAS/ACTUALIDAD POLICIAL* > La Guardia Urbana de Barcelona colabora con La Policía Nacional para desarticular una red de esclavas sexuales

La Guardia Urbana de Barcelona colabora con La Policía Nacional para desarticular una red de esclavas sexuales

Efectivos de la Jefatura Superior de Policía de Cataluña en colaboración con la Guardia Urbana de Barcelona han detenido a cinco personas acusadas de liderar una red internacional que explotaba sexualmente a estas chicas. Además, han sido arrestadas 13 trabajadoras sexuales por infracción de la Ley de Extranjería y por reclamación judicial.
La investigación se inició hace semanas tras revisar los anuncios de contactos de la prensa y de Internet y analizar las páginas web de tres prostíbulos: Balmes 180, Rosellón 315 y Urgel 150 de la capital catalana. Los investigadores empezaron a detectar irregularidades en los establecimientos, que tenían “una gran afluencia de público”, según explicaron a EL MUNDO fuentes policiales, que añadieron que las saunas estaban abiertas 24 horas al día y contaban con entre diez y 12 mujeres que se intercambiaban regularmente de local.
Tras recopilar toda esta información, la noche del pasado jueves, los policías acompañados de miembros de la Guardia Urbana realizaron un control de extranjería y de documentación en los establecimientos, además de una inspección administrativa.
En total fueron identificadas 22 mujeres, de las que 15 estaban en situación irregular en España. La documentación incautada permitió también averiguar las condiciones en las que ejercían la prostitución estas chicas en las saunas, que cobraban 20 euros por una relación de 20 minutos, 60 euros media hora y 120 euros la hora.
Fuentes policiales señalaron que las condiciones en las que vivían las mujeres eran de “semiesclavitud”. No en vano estaban obligadas a mantener relaciones con los clientes por muy ebrios que estuvieron ellos o por muy cansadas que estuvieran ellas. Las normas en las saunas estaban colgadas en una hoja en diversos lugares de los locales y, entre otras, estipulaban la prohibición de llevar a cabo los contactos sobre la manta o beber en vaso de cristal, ya que estaba reservado a los clientes.
Tras la operación de la noche del jueves, a la mañana siguiente fueron arrestados el dueño de los establecimientos, Emilio José P. S., de origen español, y su esposa, Vasilica M., de nacionalidad rumana. Además, fueron capturadas las tres encargadas de las saunas, dos paraguayas y una rumana. Los detenidos estaban ayer pendientes de ser puestos a disposición judicial, según fuentes policiales.
Condiciones denigrantes
La mayor parte de las trabajadoras sexuales vivían en las saunas en condiciones prácticamente inhumanas. Dormían hacinadas en literas de habitáculos minúsculos y sin condiciones higiénicas.
Lo que contrasta con las salas reservadas a los clientes, a los que las chicas tenían prohibido acudir solas bajo amenaza de ser multadas con 60 euros.
Las mujeres estaban obligadas a personarse 24 horas a los clientes y eran sancionadas con multas si no se fotografiaban desnudas para poder colgar las fotos en Internet. Asimismo, estaban obligadas a limpiar las habitaciones tras un servicio con sanciones de hasta 15 días sin cobrar.
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: