Archivo

Archive for 30 marzo 2009

La Policía Local dedica el 30% de sus efectivos a cuestiones de seguridad ciudadana que no son de su competencia

El secretario autonómico de Gobernación, Luis Ibáñez, visitó Tavernes Blanques para reunirse con el alcalde, Arturo Ros,visitar las dependencias de la Policía Local de este municipio, analizar cuestiones de seguridad ciudadana e interesarse por la importante labor que en materia de lucha contra la violencia de género está efectuando la Policía Local de este municipio de la comarca de l’Horta Nord.
En la reunión, el secretario autonómico ha ofrecido al ayuntamiento de Tavernes Blanques la colaboración de la Generalitat, a través del servicio ‘112 Comunitat Valenciana’, y de la Policía de la Generalitat.

Ibáñez ha reiterado que la Policía Local de Tavernes, que está integrada por 17 efectivos y presta servicio a una población de 9.353 habitantes, “realiza una importante labor frente a la insuficiente dotación de medios personales y materiales de la Guardia Civil en la comarca. De hecho, según el secretario autonómico, “Tavernes cuenta con una ratio de 1,63 agentes por cada 1.000 habitantes y de 1,96 en toda la comarca de l’Horta Nord compuesta por 422 agentes de este cuerpo”.

Tras la reunión, Ibáñez ha señalado que este municipio dispone de planes específicos de Violencia de Género así como en cuestiones relacionados con menores, como la lucha contra el absentismo escolar, la venta de drogas a menores o la prevención de la violencia entre escolares y ha recordado que “los agentes de esta localidad participaron el pasado mes de diciembre en unas Jornadas contra la Violencia de Género dirigidas a policías locales y en ellas transmitieron sus experiencias e iniciativas para luchas contra este problema”.

Ibáñez ha destacado el esfuerzo que está realizado día a día el cuerpo de la Policía Local de este municipio en materia de seguridad ciudadana ante la falta de efectivos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. En concreto, según la Memoria Estadística de 2007, la Policía Local de Tavernes Blanques dedica el 30% de sus esfuerzos a cuestiones de seguridad ciudadana sin que sea de su competencia.

Expertos en violencia machista formarán a 200 agentes Bescam

Objetivo: facilitar a las mujeres una respuesta policial rápida en las situaciones de riesgo. Para ello, expertos en violencia de género darán formación a cerca de 200 agentes de las Bescam (las policías locales de la Comunidad de Madrid), que formarán parte de las unidades especializadas en la atención y protección a las víctimas del maltrato que se pondrán en marcha después.
En la actualidad, hay dos mil agentes de las Bescam en medio centenar de municipios de la región encargados de la seguridad. La violencia machista forma parte de ella y se le ha dado prioridad absoluta. Por ello, el Gobierno regional ha optado por facilitar la preparación adecuada a estos policías y autorizar, posteriormente, la creación de estas unidades en los ayuntamientos que lo deseen.
Situaciones de crisis
Estas actuaciones forman parte del acuerdo firmado entre las Consejerías de Empleo y Mujer y Presidencia, Justicia e Interior en julio pasado. Este convenio incluye acciones conjuntas y coordinadas cuyo objetivo es ofrecer una mayor protección a las víctimas de violencia machista.
De la formación se encargará el departamento de Empleo y Mujer, que ha incluido en la oferta formativa de la Academia de la Policía local de la Comunidad dos cursos sobre «Intervención policial ante la violencia de género» de 20 horas cada uno. Comenzarán en abril, se dividirán en dos niveles, y serán impartidos por jueces, fiscales y abogados de oficio, entre otros profesionales. En el básico, en el que se han inscrito ya 120 personas y se han programado tres ediciones, recibirán nociones básicas de legislación, igualdad de oportunidades, protección judicial a las víctimas así como el sistema de prevención y asistencia integral de la Comunidad. El objetivo es optimizar la atención y protección que se ofrece a estas mujeres.
Junto al aspecto teórico que ahora reciben en el periodo de formación, que pasará a ser más completo, realizarán prácticas de intervención en domicilios, detención del agresor y atención a víctimas. Todo ello forma parte del nivel avanzado, en el que hay 71 matriculados. El fin profundizar en las habilidades de los agentes en estas actuaciones. Por ello, las Bescam femeninas serán ejercitadas en defensa personal para enfrentarse de forma eficaz al agresor. Estrategias psicosociales sobre cómo reaccionar en situaciones de crisis, denuncia y protección a la víctima forman parte de este nivel.

La policía destapa una red de tráfico de personas en Melilla

• Los 21 detenidos usaban dobles fondos de coches para llevar a los inmigrantes

 Dos subsaharianos viajan ocultos en el doble fondo de un turismo para llegar a Melilla clandestinamente. Foto:  EL PERIÓDICO
Dos subsaharianos viajan ocultos en el doble fondo de un turismo para llegar a Melilla clandestinamente. Foto: EL PERIÓDICO
MUSTAFA HAMED
MELILLA

Una operación coordinada entre la Guardia Civil y la Policía Local ha dado el mayor golpe al tráfico de personas entre Melilla y Marruecos, con la detención de 21 personas, la imputación de otra y la intervención de 12 vehículos, en una actuación dirigida y supervisada por el Juzgado de Instrucción número uno de Melilla. Según informó ayer la Delegación del Gobierno, los miembros de esta organización utilizaban de forma habitual dobles fondos de vehículos para transportar a inmigrantes de origen subsahariano desde el país magrebí a la ciudad española. Lo hacían desde hace meses.
La red estaba formada por personas de nacionalidad marroquí y española. En Marruecos, concretamente en las localidades fronterizas de Farhana y Beni Enzar, se captaba a las víctimas, que pagaban entre 1.500 y 3.000 euros por contratar los servicios de la mafia, según informaron fuentes policiales. Allí se preparaban los vehículos para poder introducir en habitáculos infrahumanos a los inmigrantes que “se jugaban la vida” al intentar cruzar la frontera hacia Melilla ocultos en los dobles fondos practicados a esos automóviles.

POCOS RECURSOS
Las personas que se encargaban de adquirir los vehículos –para su posterior preparación construyendo los dobles fondos– eran los propios dirigentes de la red en Melilla. En cambio, los conductores y titulares de los vehículos captados por esta mafia eran personas de escasos recursos económicos, algunas drogodependientes, otras con antecedentes penales y que en ocasiones habían pasado por la cárcel. El denominador común de los implicados era su precaria situación económica y su “urgente” necesidad de dinero.
Los 21 arrestados en la operación Gaviota, de edades comprendidas entre los 21 y los 80 años, han sido puestos a disposición judicial por un presunto delito contra el derecho de los ciudadanos extranjeros, tipificado en el actual Código Penal, que puede acarrear penas de hasta ocho años de cárcel. Además, también se les podría imputar un supuesto delito de asociación ilícita.
Un portavoz gubernamental indicó ayer que en ocasiones se han detectado casos de inmigrantes subsaharianos que, al sacarlos de esos dobles fondos, mostraban evidentes síntomas de asfixia, quemaduras o mareos. La policía incluso ha descubierto mujeres embarazadas que han visto peligrar su estado de gestación por las situaciones extremas en las que eran transportadas.
La treintena de inmigrantes que la red logró pasar desde enero han sido internados en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes de la ciudad autónoma de Melilla.

Se rebajará 5 cm la altura para ser policía foral: 1,65 para hombres y 1,60 para mujeres

ImagenLa medida aprobada por unanimidad afectará también a las policías locales de la Comunidad foral- En la actualidad, de los 870 policías forales 75 son mujeres, el 8,5% de los integrantes del Cuerpo

Las nuevos aspirantes a policías forales y municipales deberán acreditar una altura de 1,65 metros los varones y 1,60 metros las mujeres, desde el momento de la entrada en vigor de la modificación de la ley de las Policías de Navarra, que tramitó ayer el Parlamento foral.

 

Todos los grupos, sin excepción, apoyaron la propuesta, lo que supone rebajar en 5 centímetros la altura mínima que se venía exigiendo reglamentariamente para poder concurrir a las pruebas selectivas de los Cuerpos de Policía de Navarra.

Tras su tramitación, la proposición de ley será debatida en comisión, antes de su aprobación definitiva por el pleno del Parlamento.

La propuesta presentada por NaBai, defendida por Nekane Pérez, señalaba que entre los requisitos exigidos para la admisión a las pruebas selectivas de ingreso como funcionarios pertenecientes a los Cuerpos de Policía de Navarra, se encontraba “poseer la estatura mínima que se fije reglamentariamente”. Es decir, que aunque en la ley no se establecía la altura, sí se hacía en las correspondientes convocatorias para la provisión de plazas. Así, en la de 2006 se concretaba que una estatura mínima de 1,70 metros para los varones y 1,65 metros para las mujeres.

La parlamentaria nacionalista Pérez defendió la iniciativa con el argumento de que se trataba de una medida de fomento de la igualdad entre hombres y mujeres. Manifestó que la estatura media de los hombres está en 1,76 metros, mientras que la media de las mujeres es de 1,61 metros, según la representante de NaBai. “Y casi un 30% de las mujeres se quedan por debajo de 1,60 metros”, añadió.

Otro de los datos utilizados por los portavoces de los grupos fue el de las medias exigidas para el ingreso en otras policías autonómicas y también el caso de -Cuerpo Nacional de Policía. Pérez manifestó que en estos casos se han ido modificando los distintos reglamentos de procesos selectivos y la estatura mínima que se exige es de 1,65 metros en el caso de los hombres y 1,60 metros en el de las mujeres.

A juicio de la portavoz de NaBai, “mantener en las próximas convocatorias las exigencias que se han tenido en cuenta hasta el momento resulta discriminatorio, tanto en la diferencia que se establece entre hombres y mujeres -es mucho mayor el porcentaje de hombres que alcanzan el requisito que el de mujeres-, como con otras comunidades autónomas”. En la actualidad, de los 870 policías forales, 75 son mujeres (el 8,5%). “Tenemos un Cuerpo masculinizado”, describió Nekane Pérez.

El portavoz de UPN Faustino León se mostró de acuerdo con la iniciativa, aunque discrepó con la representante nacionalista en que no se trataba de una cuestión de igualdad hombre-mujer, “sino de homologación policial”. Y se alegró de que Nafarroa Bai pusiera al Cuerpo Nacional de Policía como ejemplo a seguir en cuanto a la exigencia de estatura.

Por su parte, la parlamentaria socialista Amanda Acedo anunció el apoyo a la modificación de la Ley foral de las Policías de Navarra, aunque dijo que hubiera sido un buen momento para estudiar una reforma de la ley más profunda, ya que cuando se elaboró (2007) quedaron cuestiones pendientes a desarrollar.

Ion Erro, de IU, tras indicar su voto positivo, subrayó que todavía había tiempo para que la modificación de la ley no se quedase sólo en la estatura mínima para acceder a las pruebas de policía.

Clases de criminalística para los agentes locales de la Academia de Policía

La Academia de Policía Local de la Comunidad de Madrid impartirá esta semana un curso de Policía Científica y Criminalística, uno de los más demandados por los agentes de los diversos municipios de la región.

Con él se busca capacitar a los agentes de Policía Local para la protección de indicios y pruebas de delitos, formarlos para saber realizar una inspección ocular básica, e instruirlos en las técnicas y los conocimientos generales para realizar funciones básicas de investigación criminal.

La Comunidad de Madrid ha recordado hoy que en muchos municipios es la Policía Local la primera en llegar a la escena del crimen, por lo que recae sobre ella la custodia del lugar y recogida de elementos de especial relevancia para el esclarecimiento de los hechos hasta que llegan las unidades especializadas, autoridad judicial o forenses.

La Academia, además, también impartirá esta semana un curso de Medicina Legal y Forense en el que los agentes adquirirán los conocimientos básicos en esta materia como complemento a su formación ordinaria.

Técnicas de seguridad e intervención en accidentes de tráfico, Intervención policial con entrada en lugares cerrados y Operativa de binomios y grupos son otros de los cursos más solicitados por los agentes de Policía Local.

UN POLICIA MUNICIPAL FUERA DE SERVICIO INICIO LA PERSECUCIÓN.

Un marroquí herido tras un tiroteo en la calle San Francisco de Bilbao

Un joven ha resultado herido como consecuencia de un tiroteo que se produjo ayer en la calle bilbaína de San Francisco. La víctima, de 26 años de edad, recibió dos disparos en la espalda y tuvo que ser evacuado de urgencia al Hospital de Basurto. Los hechos se produjeron en torno a las 21.50 horas, cuando dos individuos se bajaron de un turismo recién aparcado y dispararon tres veces por la espalda con un arma corta a un cliente del bar Jai, local situado en el número 41 de esta avenida. Tanto la víctima como el agresor son de nacionalidad marroquí. Un agente de la policía municipal de Bilbao, ya fuera de servicio, vio el incidente y dio la voz de alarma a sus compañeros. Acto seguido, emprendió una persecución con su propio turismo contra el coche de los agresores, que no tardaron en darse a la fuga. El agente no pudo alcanzarles ya que se escabulleron entre el tráfico pocos minutos después. El joven que recibió el disparo, que se encuentra ingresado en el hospital, evoluciona favorablemente de sus heridas, por lo que no se teme por su vida. Aunque todavía no está confirmado, fuentes de la investigación apuntan a que el suceso podría responder a un posible ajuste de cuentas por tráfico de drogas entre dos camellos. FUENTE: http://www.elmundo.es

La Policía Local constituye la nueva Unidad de Intervención Nocturna

El Cuerpo de la Policía Local de Burjassot ha llevado a cabo un proceso interno de especialización para conseguir que la configuración y estructura de la plantilla policial se sitúe en la vanguardia de los cuerpos policiales de la Comunitat. De este compromiso ha nacido la nueva Unidad Nocturna de Intervención (U.N.I.) para atender las necesidades ciudadanas durante el horario nocturno.
Previamente, los nueve agentes que componen la U.I.N., recibieron la adecuada formación para conocer, de primera mano, los problemas y necesidades de la noche en Burjassot así como para saber reaccionar y tener capacidad de respuesta inmediata a los nuevos retos que plantea la delincuencia moderna y organizada.

Con la creación de esta nueva unidad especializada, por parte de la Concejalía de Policía, Tráfico y Seguridad Ciudadana, se pretende que la calidad del servicio policial que actúa en Burjassot durante el día, tenga también una continuidad a lo largo de la noche.

En estrecha colaboración con la Comisaría Local del Cuerpo Nacional de Policía, las principales misiones adquiridas por la U.I.N. pasan por prestar una especial atención a la vigilancia en materia de seguridad vial, así como trabajar para la prevención de delitos o dar respuesta ante ellos, en esta materia.

En ese sentido, se están llevando a cabo, sistemáticamente, controles periódicos de alcoholemia y documentación, así como la activación de diferentes medidas de seguridad y la intervención en accidentes de tráfico. Entre sus acciones, también destaca una integral atención y actuación en los casos de violencia de género, que se consigue con la coordinación de la nueva unidad con el Grupo contra la Agresión de Género.

El balance del trabajo de la U.I.N., desde que se puso en marcha el pasado 1 de diciembre, se ha saldado con una relación de datos que revelan la efectividad de esta nueva unidad local de policía.

Durante este tiempo, la U.I.N. ha llevado a cabo 50 controles policiales y 55 servicios humanitarios, 55 intervenciones en actos vandálicos y 48 detenciones por diversos hechos delictivos. En materia de drogas y armas prohibidas, se han llevado a cabo 20 actuaciones.

También se han recuperado ocho vehículos sustraídos, la prestación de servicio en tres incendios de viviendas de Burjassot y la intervención en establecimientos públicos en once ocasiones.