Archivo

Archive for 13 marzo 2009

Una banda rumana «pinchaba» oleoductos para robar gasoil

Eran verdaderos profesionales de la delincuencia. Contaban con inhibidores de frecuencia para las alarmas de los establecimientos que asaltaban, pero también para neutralizar los transmisores de la Guardia Civil. Se les imputan 73 hechos delictivos, con unas pérdidas para las víctimas de 3 millones de euros. Ahora, la Guardia Civil ha desmembrado esta triple banda rumana, con la detención de 19 personas.
La operación «Secuoya» arrancó en septiembre después de que el vigilante de una gravera de Fuentidueña de Tajo fuera amordazado para robar en la empresa. Sus huellas dactilares les delataron. Ésa era una de las tareas a las que se dedicaba la banda de «Mitica», rumano de 38 años y vecino de Meco. Pero, sin duda, la práctica de uno de los tres grupos que encabezaba este delincuente era de la más llamativa: se encargaban de robar gasoil, que luego revendían, mediante una infraestructura muy sofisticada.
Han sido los agentes del Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Arganda del Rey quienes han liderado la investigación. Técnicos de la compañía de oleoductos alertaron al Instituto Armado de que habían detectado alguna toma ilegal en la zona sur de la región. No se equivocaban. Realizaban pinchazos en los conductos y, mediante gomas que enterraban, sacaban el combustible por grifos situados a un kilómetro de distancia del lugar del pinchazo. «Ha sido muy complicado pillarlos y, además, es un negocio muy rentable», indicaron fuentes de la Benemérita.
El gasoil lo almacenaban en varios depósitos y garrafas en una nave de Velilla de San Antonio. Como la banda contaba con su propia clientela -se ha detenido a seis receptadores, todos rumanos menos un español de Mejorada del Campo-, les era fácil darle salida. Además, a un precio muy económico: 0,50 euros el litro. Los cuatro integrantes de este subgrupo contaban también con un camión cisterna robado y un piso de Torrejón donde escondían más material.
Pero los otros dos grupos, dedicados a asaltos a establecimientos como bares y cafeterías, eran también muy activos. Uno de sus miembros, incluso, obligaba a su hermana, de sólo 16 años, a ejercer la prostitución en un local de alterne, cuyo propietario también ha sido arrestado.
Perfectamente jerarquizados
Cada grupo tenía un lugarteniente y estaba perfectamente organizado. El «capo» «Mitica» les coordinaba, pero no participaba nunca en los robos. La mayoría de los arrestados tienen antecedentes por robos de distinta índole. Todos se encuentran ya en prisión.
Se les imputan los siguientes delitos: 10 de robos con fuerza, 10 de riesgo, uno de asociación ilícita, otro de robo de un vehículo de motor y otros 28 de robos con fuerza en edificios en construcción. También, ocho delitos contra el medio ambiente.

Los brazaletes GPS para maltratadores estarán controlados por técnicos en violencia de género

Los brazaletes de localización para maltratadores que persigue implantar el Ministerio de Igualdad estarán controlados por personal especializado en violencia de género y adaptados a víctimas o agresores con discapacidad sensorial, conforme los requisitos que ha impuesto el Gobierno para la contratación de este servicio.
Según el pliego del concurso público al que ha tenido acceso Europa Press, el objetivo del Ministerio es encontrar un modelo de doble dispositivo que conecte a la víctima y al agresor, por un lado, y a ambos con un centro de control que funcionará 24 horas al día todos los días del año y donde se encontrarán los operadores especializados.
En total, la empresa adjudicataria deberá “ser capaz” de entregar y activar entre mil y 3.000 parejas de dispositivos repartidos por todo el territorio nacional y garantizar como mínimo un operador en el centro de control por cada 200 sistemas de localización ofertados.
En este centro se recibirán prealertas en caso de proximidad y alertas múltiples cuando se violen los límites marcados por la orden de alejamiento, ya que el dispositivo de localización se impondrá por orden judicial como parte de las medidas cautelares de protección de la víctima de violencia de género, conforme ha reiterado en los últimos meses la titular de Igualdad, Bibiana Aído.
En cuanto a las capacidades del sistema en sí, el pliego detalla que debe ser capaz de detectar e identificar “en todo momento” el lugar en que se encuentra el agresor respecto de su víctima y viceversa; detectar y notificar cualquier intento de manipulación o fraude sobre el aparato; comunicar incidencias, y establecer comunicación por voz entre los operadores y los sujetos del dispositivo.
El sistema que llevará la víctima contendrá además, un botón de alerta que permitirá la comunicación con el centro de control. Los operadores que atiendan la llamada, deberán permanecer en contacto con la víctima para “su tranquilidad” desde el momento del aviso hasta la llegada de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad al lugar donde se encuentre.

La Federación de Vecinos pide la Medalla de Oro para la Policía Local de Ceuta

  PDF Imprimir E-Mail
Escrito por Carmen Echarri   
viernes, 13 de marzo de 2009
La Federación Provincial de Asociaciones de Vecinos (FPAV) ha remitido una petición formal a la Ciudad para que se le otorgue a la Policía Local la máxima distinción que puede otorgar la institución: la Medalla de Oro.
Así lo confirmó ayer a ‘El Faro’, el presidente de esta entidad, José Ramos, que apuntó a que ahora debe entregarse la medalla “a los policías locales” después de que la misma haya sido recibida ya, en años anteriores, por la Policía Nacional, primero, y por la Guardia Civil, después.
Ramos dejó claro que la propuesta de esta Medalla tiene como protagonistas a los policías, a los agentes que conforman este Cuerpo “que son sus merecedores”, apuntó.
Este gesto de la Federación viene a significar el apoyo de las distintas asociaciones de vecinos aglutinadas bajo el mismo paraguas al Cuerpo Local de Policía.
Al margen de esta petición, prevalece el acuerdo plenario suscrito por todas las formaciones políticas con representación de entregar la Medalla a todas las fuerzas policiales sin distinción, después de que la primera se entregara a la Policía Nacional. Este acuerdo, que obtuvo el visto bueno del PP, PSOE y UDCE, debe materializarse, en este año, en la concesión de la Medalla a la Policía Local. Más allá del cumplimiento de dicho acuerdo político, está la petición de la Federación lo que da más relevancia a la propuesta puesto que supone la implicación directa de la entidad vecinal en el apoyo al reconocimiento de la labor que desempeña esta fuerza de seguridad en la ciudad.

La Policía busca a un hombre que ha huido con su bebé después de amenazar a su pareja con una catana

La Policía Local de Granada ha activado un dispositivo de búsqueda para localizar a un hombre de 24 años y nacionalidad marroquí, identificado como J.H., que ha huido con su bebé de un año del domicilio familiar, después de golpear y amenazar de muerte con una catana a su pareja de 27 años, también marroquí,cuyas iniciales son A.H.
Sobre las cinco de la tarde, los agentes han recibido un aviso por maltrato en el ámbito familiar y cuando se han personado en el domicilio de la pareja, situado en la calle María de Maestu, han encontrado a una mujer sola que les ha relatado que su marido le había golpeado, amenazado de muerte y había abandonado la vivienda con el hijo de ambos, ha informado el portavoz de la Policía Local, José Manuel Fernández, quien ha señalado que en el dispositivo de búsqueda del hombre, participan agentes de la Policía Local uniformados y de paisano, además de contar con la colaboración de la Policía Nacional.
Durante la inspección de la vivienda, la Policía ha localizado e intervenido la espada tipo catana con la que la víctima supuestamente había sido amenazada. La mujer, a la que se le ha ofrecido entrar en una casa de acogida, ha sido trasladada a un centro sanitario para recibir atención médica.

Los detenidos con 20 kilos de dinamita en Alicante iban a venderla a otra banda

Los cuatro integrantes del grupo organizado desmantelado en Alicante por agentes de la Policía Nacional iban a vender los cerca de 20 kilos de goma-2 que poseían a otras redes dedicadas a la criminalidad organizada y no a la comisión de actos terroristas, según las primeras investigaciones policiales.
La banda, dedicada a la distribución y venta de explosivos y otros materiales accesorios, robó la dinamita hace varios años de una cantera de la Vega Baja de Alicante aunque ésta se encuentra en perfecto estado de funcionamiento, según informó el Ministerio del Interior en un comunicado.
La operación, denominada ‘Palmera’, se inició a finales de enero, cuando los agentes tuvieron conocimiento de la existencia de un grupo delictivo, compuesto por ciudadanos originarios de países del Este de Europa, que estaban interesados en la adquisición de pequeñas cantidades de explosivos para emplearlos en la comisión de robos con fuerza, asaltos a furgones blindados, o atracos en sucursales bancarias o joyerías.
Las primeras investigaciones se dirigieron sobre un matrimonio de españoles, afincados en Torrevieja, que mantenían contactos con terceras personas relacionadas con la explotación de canteras. De este modo, obtendrían diversas cantidades de explosivo para su posterior venta a otros grupos.
‘ZULO’ EN UNA PLANTACIÓN DE PALMERAS
Agentes adscritos a la UDEV de Alicante determinaron que los sospechosos iban a participar, el pasado 9 de marzo, en la venta de medio kilogramo de explosivo en Torrevieja, por lo que aprovecharon para detener al hombre, de 28 años e identificado como B.M.B.P., y a su mujer, de 24 años y cuyas iniciales son E.L.R. En el momento del arresto, se intervino una mochila en cuyo interior portaban una bolsa de plástico que contenía 500 gramos de explosivo.
Seguidamente, los agentes procedieron a la detención de otra pareja también de nacionalidad española, integrada por M.B.R. y C.A.G., de 27 y 23 años respectivamente, y acusados de colaborar con los anteriores en funciones de “vigías” o “lanzaderas”, a bordo de dos vehículos, cuando trasladaban alguna cantidad de explosivo.
Los agentes realizaron además dos registros domiciliarios en Torrevieja, donde fueron intervenidos nueve kilos y medio del mismo explosivo así como un detonador eléctrico. Con ayuda de los especialistas de la Unidad de Guías Caninos de la Jefatura Superior de Valencia se localizó un zulo, en una plantación de palmeras ubicada en la localidad de Granja de Rocamora (Alicante), en cuyo interior ocultaban otros siete kilos y medio también de goma-2 en varios paquetes, envueltos en bolsas de plástico.
La investigación, dirigida por el Juzgado de Instrucción número cinco de Torrevieja, ha sido realizada por investigadores de la UDEV de la BPPJ de Alicante, que han contado con la colaboración de especialistas GDE-NRBQ de Alicante y de la BPSC de Valencia, y, por el momento, continúa abierta.

Detenidas 13 prostitutas en La Rambla por inmigración irregular

   

La Policía Nacional, la Guardia Urbana y los Mossos d’Esquadra detuvieron la noche del jueves a 13 prostitutas nigerianas en La Rambla de la capital catalana por una infracción de extranjería.
Según han explicado fuentes policiales, en el dispositivo conjunto se identificó a 22 inmigrantes más, pero sólo fueron arrestadas las 13 nigerianas, de menos de 23 años.
En otro dispositivo contra la inmigración irregular, la Policía Nacional también inspeccionó cinco peluquerías y centros de estética chinos en Barcelona, donde fueron detenidas ocho personas por inmigración irregular y delitos contra los derechos de los trabajadores.
Continuando con la operación de hace unas semanas en los locales conocidos como peluquerías ‘con final feliz’, donde se sospechaba que algunas masajistas hacían de prostitutas, el miércoles se repitió el dispositivo en el distrito del Eixample y fueron arrestados tres propietarios por delitos contra los trabajadores y cinco mujeres por inmigración irregular.

Viola, agrede y pincha repetidas veces con un cuchillo de cocina a su pareja

Agentes de la Ertzaintza detuvieron ayer por la mañana en Bilbao a un hombre de 30 años, acusado de un delito de violencia de género. El arrestado golpeó, pinchó a la víctima por diversas partes del cuerpo con un cuchillo y la agredió sexualmente en varias ocasiones mientras la amenazaba de muerte, según informó la Policía autonómica.
Los hechos que motivaron la detención se produjeron a lo largo de esta semana en el domicilio de la víctima en la capital vizcaina. Al parecer, durante la madrugada del pasado lunes su ex pareja sentimental se presentó en la vivienda y, tras propinarle diversos golpes por todo el cuerpo y pincharle con un cuchillo de cocina, la obligó a mantener relaciones sexuales.
Tras este suceso, la víctima abandonó el domicilio y regresó el miércoles para recoger diversos enseres. En esta ocasión, volvió a ser golpeada por su ex pareja, que la agredió sexualmente durante tres horas e intentó asfixiarla apretándola fuertemente por el cuello.
Además de las agresiones y vejaciones sufridas por la mujer, el agresor le quitó el teléfono móvil e impidió que ésta saliera del domicilio amenazándola de muerte. A primeras horas de la mañana de ayer, aprovechando que su ex compañero sentimental se había quedado dormido, la víctima se dirigió a la Comisaría de la Ertzaintza y denunció los hechos.
Poco después, una patrulla de la Ertzaintza se dirigió a la vivienda donde encontró al agresor durmiendo en la habitación y procedió a su detención, acusado de los delitos de violencia de género, agresión sexual, detención ilegal y quebrantamiento de condena de alejamiento de la víctima.
Se da la circunstancia de que el arrestado había sido detenido en otra ocasión por un delito similar y tenía una orden de alejamiento de su ex mujer. El arrestado, un varón de 30 años, pasó esta misma mañana a disposición judicial.
Agresión en Azkoitia
Por otro lado, anoche fue detenido en Azkoitia un varón de 47 años de edad, acusado de quebrantar una orden judicial de alejamiento de su ex pareja y de un presunto delito de violencia de género. El individuo agredió a la mujer y le rompió el teléfono móvil para que no avisara al teléfono de emergencias. La víctima fue atendida en un ambulatorio cercano.
La Ertzaintza recibió una llamada y las patrullas se dirigieron al domicilio indicado y encontraron a una mujer con marcas en la cara y sangre en un brazo, a consecuencia de una agresión.
La mujer se dirigía hacia su coche, estacionado en la vía pública, cuando se encontró con su ex marido, el cual la estaba esperando junto al vehículo. Al constar entre ellos una orden judicial de alejamiento, por un episodio anterior ocurrido en octubre de 2008, la mujer intentó hacerle caso omiso.
Seguidamente, y a pesar de las protestas de la mujer, el varón golpeó a la víctima con el puño en la cara, entre insultos y amenazas, y en un momento dado, le produjo cortes leves en un brazo y en una mano con una pequeña navaja. Luego, el ex marido arrancó la radio del interior del vehículo y arrebató el teléfono móvil.
Ante la situación, la mujer escapó corriendo hacia su domicilio y pudo llamar desde allí a la Ertzaintza. Agentes que se dirigían al lugar identificaron al presunto agresor en las inmediaciones y procedieron a su detención por delitos de quebrantamiento de una orden judicial y violencia de género. La víctima fue asistida por una ambulancia.
El detenido, que cuenta con una imputación anterior por el mismo delito, ha sido puesto a disposición del Juzgado de Azkoitia.
Detenido por pegar y robarle las tarjetas de crédito
Un hombre de 32 años ha sido detenido por la Ertzaintza en San Sebastián acusado de agredir y amenazar a su pareja, a la que robó varias tarjetas de crédito con las que sacó 1.000 euros de una de las cuentas de la víctima.
Los hechos se produjeron hacia las 9:30 horas de ayer, cuando una mujer llamó a la Policía vasca para denunciar que su pareja la estaba agrediendo en su domicilio.
Los agentes acudieron a la vivienda, donde la víctima les contó que había mantenido una discusión con su compañero sentimental por negarse a darle dinero, por lo que él la insultó y amenazó con matarla y con hacer daño al hijo de 9 meses que ambos tienen en común.
Durante la discusión, el hombre empezó a registrar la vivienda para buscar las tarjetas de crédito y revolvió gran parte de los cajones y armarios de la casa, e incluso empujó a la víctima para lograr su objetivo, tras lo cual abandonó el domicilio y, al cabo de un tiempo, la llamó para anunciarle que había extraído todo el dinero de las cuentas bancarias, ya que conocía su clave personal.
Cuando los ertzainas estaban todavía en la casa con la mujer, llegó a la vivienda el presunto agresor, quien fue arrestado por un presunto delito de violencia de género y otro de robo por la sustracción de las tarjetas de crédito.
Al detenido le ocuparon varios extractos bancarios que reflejaban una extracción de 1.000 euros, así como una cajita con cinco trozos de hachís y marihuana, por lo que también se le han abierto diligencias por una infracción a la Ley de Seguridad Ciudadana.