Archivo

Archive for 6 abril 2009

Más de 1.700 nuevos guardias civiles juran la bandera en Baeza

El patio de armas de la academia de la Guardia Civil de Baeza acogió en la mañana de ayer el acto de jura de bandera de 1.732 alumnos, pertenecientes a la Promoción 114 B de cabos y guardias. La ceremonia tuvo lugar en una calurosa jornada llena de colorido en la que el despliegue ceremonial lució como en las mejores ocasiones, en un evento que contó con la presencia del director general de la Policía y la Guardia Civil, Francisco Javier Velázquez López.
El ambiente fue de gala, como en las mejores ocasiones, y estuvo animado por los vítores y aplausos constantes del público que abarrotó la zona acotada. Fue un día de emociones y en algunos casos de reencuentros después de varios meses. Asimismo, el director de la academia baezana, el coronel Adolfo Gómez-Rico Romero del Hombre Bueno, hizo referencia en su discurso a esa emoción que provoca este acto para cualquier guardia civil, pasen los años que pasen. Por extensión, el mensaje se puede aplicar a cualquier español que esté orgulloso de serlo. Y es que precisamente destacó ayer el numeroso grupo de civiles que también juraron bandera, mostrando así de manera pública su compromiso con el país y su protección, así como el amor que le profesan.
La Promoción 114 B está compuesta actualmente por 2.358 alumnos, de los que la gran mayoría son varones (2.041) y 317 son mujeres. Ayer desfilaron algunos menos, ya que 144 no pudieron hacerlo por motivos de salud, de servicio o de otra índole. Aún así la estampa de ver desfilar, primero uno a uno y luego en fila de a tres, a más de 2.000 personas uniformadas desfilando fue algo imponente. Lo mismo que cuando todos entonan alto y claro en una sola voz los vivas a España y al Rey. En total desfilaron 12 compañías, 9 pertenecientes a la jura, dos de testigo y una de honores.
La promoción que juró ayer bandera comenzó el curso hace casi dos meses, concretamente el 16 de febrero. Todavía quedan por delante tres meses de esforzado aprendizaje, que culminarán el 11 de julio, otra fecha que también promete ser inolvidable, al igual que la de hoy. La anterior promoción, la 114 A, acabó su formación el 31 de enero, y estaba compuesta por 2.258 guardias civiles. De ese modo en el primer semestre del año serán alrededor de 4.000 nuevos efectivos los que hayan salido de la academia baezana. Por otra parte la oferta de empleo público para 2009 ha previsto la convocatoria de 2.283 nuevas plazas para el ingreso en la escala de cabos y guardias.
El día acompañó ayer, y de qué manera, en la jura de bandera de la Promoción 114-B de Acceso a la Escala de Cabos y Guardias, en la Academia de Baeza. Un sol radiante y primaveral fue la guinda para un día de auténtico ambientazo en la explanada reservada a los desfiles, donde miles de personas no perdieron detalle del acto. Al otro lado, en perfecta formación, estaban los auténticos protagonistas, los 1.732 alumnos que ayer juraron fidelidad y lealtad a la bandera nacional.
Fue un día de emociones y de nuevas experiencias que a buen seguro serán imposibles de olvidar en el futuro para los guardias civiles y para sus familiares y allegados. Los aplausos inundaron el patio de armas de la academia en numerosas ocasiones, y no dejaron de tomarse fotografías. El acto salió rodado y sin incidentes ni contratiempos.

La Policía Local intercepta a un conductor de 43 años en estado ebrio tras realizar trompos con su turismo en Ourense

Un hombre de 43 años de edad y vecino de Ourense fue interceptado por agentes de la Policía Local cuando conducía en estado ebrio –duplicó la tasa de alcohol máxima permitida–, después de ser sorprendido por una patrulla policial cuando realizaba trompos con su turismo.

Según informó la Policía Local de Ourense, los hechos se produjeron a las 2.40 horas en la calle Avilés de Taramancos, donde una patrulla policial que se encontraba de servicio en la zona observó cómo un turismo modelo Renault Megane estaba realizando ‘trompos’ en el entorno de la glorieta, además de varias maniobras antirreglamentarias.

Los agentes dieron el alto al conductor del turismo, al que identificaron como E.I.B., de 43 años y vecino de Ourense, que mostraba síntomas de haber ingerido bebidas alcohólicas.

Por todo ello fue sometido a las pruebas de alcoholemia, en las que duplicó la tasa máxima permitida, por lo que fue denunciado por la Policía Local.