Archivo

Archive for 10 abril 2009

La Policía Local detiene a dos jóvenes acusados de golpear y robar 100 euros a un hombre en Vila

EIVISSA | N. G. G. La Policía Local de Eivissa ha detenido a dos jóvenes acusados de agredir supuestamente y sustraer 100 euros y unas monedas a otro hombre, según informaron ayer fuentes policiales en un comunicado.
Los hechos ocurrieron sobre las 3,35 horas del martes en la calle Ramon Muntaner de Vila. Al parecer, una patrulla de la unidad nocturna que realizaba su servicio por esta zona observó a tres personas que se encontraban forcejeando entre ellas.
Cuando los agentes se acercaron para identificarles, observaron que uno de los tres implicados presentaba «un fuerte golpe en una pierna y otro golpe en la cara por el cual perdía sangre en abundancia», concretaron las mismas fuentes.
El herido, O. E., de 37 años y nacionalidad marroquí, explicó a los policías locales que los otros dos le habían golpeado y le habían sustraído 100 euros y unas monedas. A continuación, los agentes procedieron a detener a los dos jóvenes, que fueron identificados como H. D., de 28 años, y S. E. G., de 25 años, ambos naturales también de Marruecos.

¿Venganza de la Policía contra los Mossos?

Un inspector del cuerpo catalán, imputado en relación con un caso de prostitución

La imputación judicial de un inspector de los Mossos d’Esquadra después de una investigación realizada por el Cuerpo Nacional de Policía sobre un local dedicado a la prostitución en Sant Antoni de Calonge, ha despertado en ambientes policiales catalanes la posibilidad de que pueda tratarse de una venganza de la policía española por los casos de los prostíbulos Saratoga y Riviera, que han investigado los Mossos y que ha salpicado a cargos y agentes del Cuerpo Nacional de Policía.

El juez del juzgado de instrucción número 2 de Sant Feliu de Guíxols  ha imputado un delito relacionado con la prostitución al mando de los Mossos d’Esquadra Francisco J. que tenía alquilado un piso en Sant Antoni de Calonge utilizado por proxenetas. El policía ha quedado en libertad con cargos tras declarar este jueves ante el juez, que le imputa un delito por el beneficio económico que presuntamente obtenía de la actividad ilícita que se desarrollaba en la casa.

La dirección general de la Policía catalana ha difundido un comunicado para aclarar que el agente “no ha sido detenido en ningún momento”, y asegura que “la situación actual del funcionario policial es de imputado, sin que se hayan decretado por parte del juez medidas cautelares contra él”. También indica que el agente es “copropietario del inmueble” pero no del negocio que se realizaba en el mismo. También se dice que el cuerpo policial mantiene “abierta una información reservada sobre estos hechos”, que es el paso previo a un expediente disciplinario, paralelo a la investigación judicial.

La Jefatura Superior de Policía de Cataluña informó el pasado lunes en una nota de prensa de la detención de tres personas presuntamente dedicadas a la explotación sexual de mujeres extranjeras, dos de la cuales “dirigían y controlaban el negocio” y que ya han ingresado en prisión por orden del juez.

La Policía Nacional detiene a un cargo de los Mossos por alquilar un piso a proxenetas

  • En el inmueble obligaban a prostituirse a mujeres extranjeras.
  • El agente autonómico había trabajado en Pineda de Mar.

La Policía Nacional ha detenido a un mando de los Mossos d’Esquadra por alquilar un piso de su propiedad en el que presuntamente se ejercía la prostitución en la localidad gerundense de Sant Antoni de Calonge, han indicado fuentes de la policía autonómica.

El mando de los mossos, Francisco J., fue detenido por la Policía Nacional a raíz de las detenciones de dos personas el pasado 30 de marzo que controlaban presuntamente el prostíbulo, en el que trabajaban mujeres extranjeras.

Los Mossos d’Esquadra tienen “conocimiento” de la detención del mando, que está en libertad

Los Mossos d’Esquadra han apuntado que tienen “conocimiento” de la detención del mando, que está en libertad y no ha declarado ante un juez, aunque sí ante los policías nacionales, que le imputan un delito relativo a la prostitución.

El policía autonómico, que habría sido jefe de la comisaría de Pineda de Mar (Barcelona), conocía la actividad ilícita que se desarrollaba en su piso y que lo visitó en varias ocasiones para cobrar la mensualidad, que ascendería a unos 2.000 euros mensuales, publica El País.

Según han indicado fuentes de los Mossos, se ha abierto una “información reservada” para esclarecer estos hechos y se ha establecido que el mando policial efectivamente es propietario de una parte del piso en el que se ejercía la prostitución.

La Jefatura Superior de Policía de Cataluña ha remitido una nota informativa en la que se informaba sobre la detención de las dos personas que presuntamente controlaban la prostitución y que obligaban supuestamente a las mujeres a ejercer esta profesión en el citado piso.

Obligaban a las chicas

El juez ordenó el pasado lunes día 6 de abril el ingreso en prisión de los dos responsables del prostíbulo, detenidos durante una operación de la Policía Nacional que se inició ante la posibilidad de que en ese piso diversas mujeres estaban siendo retenidas contra su voluntad y obligadas a ejercer la prostitución.

Como resultado del registro del local a finales de marzo, los agentes detuvieron a un hombre y una mujer que dirigían y controlaban el local.

Además, también se detuvo al propietario del mismo, que sería el mando de los Mossos, y se intervino numerosa documentación relacionada con la actividad llevada a cabo.

Los agentes detuvieron a un hombre y una mujer que dirigían y controlaban el local

Durante el registro, los agentes encontraron en el interior del local a una mujer rusa y a otra ucraniana que ejercían la prostitución y eran obligadas por los dos responsables a entregarles la práctica totalidad de las ganancias obtenidas por los servicios prestados.Los detenidos, acusados de un delito de explotación sexual, pasaron a disposición del titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Sant Feliu de Guíxols, que decretó el ingreso en prisión de la pareja.

La Policía Local investigó a 12 personas por exhibicionismo a petición de los ciudadanos

Entre las 16.529 llamadas que atendió en un año aumentaron los avisos por delitos sexuales
– OURENSE

La Policía Local de la ciudad investigó a doce personas durante el año pasado por exhibirse en la calle sin importarles en algunos casos la presencia de menores. Los agentes establecieron el dispositivo de vigilancia después de que fueran alertados por los ciudadanos. La mayoría de los casos se produjó en el casco viejo y río Miño.

Los ourensanos llamaron por teléfono 16.529 veces a la Policía Local durante el año pasado solicitando ayuda. La mayoría de las llamadas fue por ocupación de vados, vehículos mal estacionados, accidentes de circulación, atropellos e incluso por averiarse los semáforos. Pero en el listado de requerimientos atendidos en la centralita de la Jefatura de A Ponte aparecen también las de 12 ciudadanos que alertaban a los agentes de la presencia de exhibicionistas en la vía pública.

Una patrulla acudió de inmediato al lugar, dado que en cuatro ocasiones eran hombres que mostraban sus genitales ante la presencia de menores. De todos los avisos recibidos, los agentes sólo lograron detener, en colaboración con la Policía Nacional, a uno de los exhibicionista, que ingresó en prisión. Eso sí, todos los casos fueron investigados, llegando incluso a tomar declaración a los denunciados, que no fueron detenidos por falta de pruebas.

La mayoría de las llamadas procedían del casco viejo y las riberas del río Miño. Entre ellas predominan las de mujeres, quejándose de ver a su convecino masturbándose cuando se asomó a la ventana. Hombres que se estaban tocaban los genitales en un portal o cuando estaban tomando el sol en el río.

Los agentes también recibieron seis llamadas durante el año pasado de personas solicitando su ayuda al estar siendo víctimas de abusos y agresiones sexuales. En este caso, los policías terminaron por detener a los presuntos agresores.

Pero no fueron las únicas, dado que la Policía Local es a la primera que acuden los ciudadanos cuando están ante un problema, según el superintendente, Abelardo Ulloa. Los agentes tuvieron que auxiliar a 17 personas que deambulaban por calle tras consumir sustancias estupefacientes, a otras 151 que estaban embriagadas y 92 que resultaron heridos después de verse envueltos en una de las 107 reyertas que se registraron en el casco urbano. ‘La Policía Local estamos para todo’, apuntó Abelardo Ulloa.

Alarmas

La Policía Local recibió 421 llamadas telefónicas por ruidos en la vía pública. Seis de ellas eran de ciudadanos quejándose de que no podían dormir con el sonido de las máquinas de una obra. Otros 195 ciudadanos hicieron los mismo pero para alertar a los agentes del ‘barullo’ que salía de un bar.

El resto de llamadas (220) fueron por ruidos de noche en la vía pública, en una amplia mayoría generado por alarmas instaladas en viviendas y locales industriales.

Según el jefe de la Policía Local, Abelardo Ulloa, la colocación de alarmas en propiedades privadas aumentó considerablemente en el último año para evitar robos y otro tipo de delitos ‘y quizás es por esto por lo que también hubo más quejas’, señaló.

La mayoría de las llamadas en la centralita de la Policía Local se produjo de noche y entre ellas predominan los hombres que no pueden dormir por el ruido de la alarma, que en la mayoría de los casos comienzan a sonar sin que se esté registrando ningún robo.

La mayoría de las alarmas está conectada a la central de la Policía Nacional, lo que provoca que los agentes se desplazan al lugar en coche con la sirena de emergencia puesta, lo que aumenta aún más el ruido en la zona.

Premio a la Policía Local de Benidorm

La Diputación de Alicante ha concedido su «Premio a la calidad e innovación en las administraciones locales» al Grupo de Inspección de Establecimientos de la Policía Local de Benidorm, por su sistema de control del ruido en establecimientos de ocio y vía pública a través de módem.

El Ayuntamiento de Sevilla anuncia 332 nuevas plazas de Policía Local

El Ayuntamiento de Sevilla anunció hoy que creará, dentro del proceso de modernización que se acomete en la Policía Local, un total de 332 nuevas plazas en el cuerpo, una vez se apruebe la nueva Relación de Puestos de Trabajo (RPT) que a día de hoy se negocia en mesa técnica con los representantes sociales del Consistorio y se pase al diseño del nuevo modelo.
En una entrevista concedida a Europa Press, el concejal de Convivencia y Seguridad, Alfonso Mir (PSOE), señaló que del total de puestos policiales previstos, 116 están pendientes de su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE), mientras que del resto “existe un firme compromiso por parte de esta delegación de iniciar los trámites pertinentes para su cobertura”.
El edil responsable de la Policía Local hispalense expuso que los trabajos de negociación de la RPT “van a buen ritmo”, si bien la culminación de la misma “va a depender de todos porque es un trabajo conjunto”. Una vez finalizado el trabajo por parte de la mesa técnica, el proyecto será llevado a Mesa de Negociación para su aprobación; “al ser los mismos componentes en ambas mesas, esperamos que el trámite se agilice notablemente”, añadió.
Mir mantuvo que el proceso de renovación y modernización del cuerpo policial municipal “no tiene parangón”, resaltando la configuración de un nuevo organigrama en el que se desarrollan cinco grandes áreas de actuación, como son Gestión de Recursos, Tráfico, Distritos, Intervenciones Especiales y Seguridad y Convivencia.
“Las cuatro primeras surgen de un proceso de análisis interno para la optimización de los recursos existentes e integración de los nuevos, con una proyección externa para acercar los servicios al ciudadano, dando una respuesta continua a través de los distritos 365 días al año y 24 horas al día“, explicó, indicando que se crea una nueva área, la de Convivencia, para la puesta en marcha y desarrollo de las ordenanzas -‘antivandálica’, control de mercados ambulantes o prostitución, entre otras-.
El concejal de Convivencia y Seguridad recordó que los policías “han reivindicado durante más de veinte años su relación de puestos de trabajo”. “En eso estamos trabajando, pero además lleva aparejado también una nueva valoración de puestos de trabajo en la que se incluyen todas las características de cada uno de los puestos, incluida la segunda actividad, asi como un calendario que se ajuste a la nueva organización”, señaló.
Como claves de la nueva organización Mir recalcó la “descentralización, buscando el barrio y el ciudadano”, creando nuevas dependencias como las de Bellavista, Macarena Norte, la nueva Jefatura Central en Ranilla o la nueva sede de la escuela en la zona entre San Jerónimo y Pino Montano. También se potenciará la “especialización” del área de tráfico, con la creación de la Unidad Ciclista para la vigilancia de las zonas peatonales y el cumplimiento de la ordenanza de ciclistas y peatones, o el nacimiento de la Unidad de Estaciones y Aeropuertos, “con la especificidad que conlleva dicho servicio y el volumen de viajeros que acoge nuestra ciudad”.
El Cuerpo de la Policía Local de Sevilla, concluyó Mir, será el primero en Andalucía en contar con unidades especializadas como la de Intervención y la de Convivencia.

La policía Nacional y Local se reparten la protección a víctimas de maltrato desde 2006

I OVIEDO

Desde 2006, la Policía Nacional y la Local cooperan de forma regular en el control de las órdenes de alejamiento y protección a las víctimas, según confirmaron ayer fuentes de la Jefatura Superior de la Policía Nacional de Asturias. En las reuniones para coordinar la actividad de los dos cuerpos en este ámbito, por parte municipal acudía Mercedes García, señalaron las mismas fuentes.
De hecho, la calle del General Elorza marca la divisoria entre las demarcaciones de unos y otros. El mando, «la última palabra», la tiene siempre la UPAP, la unidad de la Policía Nacional que supervisa las 500 órdenes de alejamiento y 200 de protección que ahora hay en vigor en la ciudad. La colaboración ha sido «activa, participativa y cordial», concluyen las mismas fuentes, que no entran a definir la estructura de la Policía Local.
Mercedes García fue nombrada sargento interina por el anterior responsable de Seguridad Ciudadana y hoy coordinador de Protección Civil, José Manuel López, quien la puso al frente de la Policía Judicial, una de las dos unidades que se encargaba del control de las órdenes de protección. Como tal compareció junto a miembros del equipo de gobierno como responsable de Violencia de Género de la Policía Local.
De Luis lo niega al rechazar el recurso de la funcionaria contra su cambio de destino a Tráfico, bajo el mando de tres de los cinco compañeros a los que denunció por acoso en el trabajo. El nuevo jefe de la Policía insiste en que ser mujer no es necesario para mandar «la inexistente unidad de Violencia de Género». El jefe de la UPAP es un hombre, lo mismo que su segundo y su tercero al frente, destaca De Luis en su informe. Los tres mandos que cita son los mismos que se pusieron de acuerdo con García para compartir las tareas rutinarias de protección a las víctimas con una unidad de la Policía Local que «no existe ni ha existido nunca», insiste.
De Luis reconoce que la Policía Local controla órdenes de protección, pero elude precisar en todo momento quién o qué unidad lo hacía y quién estaba al mando.