Archivo

Archive for 23 noviembre 2009

LECCIONES DE SEGURIDAD ANTE EL CAOS

23 noviembre 2009 Deja un comentario

Policías locales y vigilantes de seguridad aprenden técnicas de control de masas en un curso organizado por CSI-F
Sobre la cancha del Frontón Segovia, el ambiente de tensión era ayer casi irrespirable. Una lluvia de pelotas de tenis y de bolas de goma lanzadas con una pistola de las utilizadas para el “paint-ball” caían sobre el cuerpo inerme de un agente de Policía Local conmocionado tras una presunta agresión cuya situación exigía una respuesta rápida.
Instantes después, media docena de agentes, pertrechados con cascos y escudos se echaron rápidamente sobre el compañero herido y con la misma precisión con la que las legiones romanas preparaban sus defensas, cubrieron al compañero herido para retirarle con rapidez y eficacia.
Este relato corresponde a uno de los ejercicios prácticos realizados ayer por los policías locales e integrantes de empresas de seguridad privada de la provincia que esta semana han participado en el curso de Control de Masas organizado por el sindicato CSI-F , que concluyó ayer con el desarrollo de los distintos ejercicios prácticos expuestos en las sesiones teóricas.
El presidente de CSI-F en Segovia, José Isern, explicó que el curso —en el que han participado policías locales de Segovia, Cuéllar y El Espinar, así como agentes de seguridad privada de algunas empresas — tiene como objetivo “dotar de formación específica a los colectivos relacionados con la seguridad ciudadana en una materia tan específica como el control de grandes acontecimientos humanos”.
En este sentido, señaló que la Policía Local tiene como competencia específica velar por la seguridad de los recintos municipales, y precisó que el aumento de la conflictividad social derivado de la crisis económica hace necesario que tengan la preparación adecuada para responder ante cualquier agresión, proteger a un cargo público o socorrer a un herido en medio de una manifestación.
Isern aseguró que el curso “no pretende mostrar técnicas de ataque, sino de protección, ya que lo más importante en una situación de conflicto es intentar disuadir a los manifestantes con los medios más adecuados a la situación”.
Asimismo, señaló que en este tipo de situaciones “también conviene extremar la seguridad de los propios agentes, dotándoles de los medios suficientes para garantizar su propia integridad”.
Sobre este asunto, indicó que la dotación para una unidad de control de masas en un cuerpo de policía local de una ciudad como Segovia sería “de entre ocho y diez agentes”, con una inversión de unos 200 euros por policía en la equipación básica (casco, escudo y defensa de mano); que en su opinión es “perfectamente asumible por cualquier ayuntamiento”.
Los ejercicios prácticos, dirigidos por monitores del área de Seguridad de CSIF- fueron presenciados por el intendente de la Policía Local de Segovia, Julio Rodríguez Fuentetaja y la concejala de Personal Marisa Delgado, que pudo comporbar “in situ” el aprovechamiento de las lecciones aprendidas en el curso por los agentes, y fue sacada indemne del pabellón cubierta con escudos en medio de una considerable lluvia de bolas de tenis.