Archivo

Archive for 3 enero 2010

Apaleado tras esperar media hora a los Mossos

 

Los Mossos d’Esquadra  redactan una carta de servicios en el cual se comprometen a llegar a los servicios en 12 minutos.

Esto y otros retos se han fijado en una carta de servicios que según ha dicho el conseller de interior , Joan Saura, indica la calidad y madurez de los Mossos. Además los Mossos también se comprometen en conseguir que en el tiempo de interponer una denuncia sea inferior a 30 minutos y que se puedan recoger denuncias en lenguas extranjeras…LA REALIDAD ES ESTA:

• La tardanza policial permite a unos ladrones agredir a su denunciante

ANTONIO BAQUERO
BARCELONA

Lo que comenzó como una Nochebuena feliz acabó convirtiéndose en un episodio de pesadilla. Para el joven barcelonés S. M. –no se atreve a dar su nombre completo por miedo a represalias– las cosas empezaron a torcerse a la una y media de la madrugada, cuando regresaba en coche a casa después de una cena familiar. Mientras esperaba en un semáforo, una motocicleta con dos personas a bordo pasó a toda velocidad tan cerca de su vehículo que le destrozó el retrovisor.
El joven siguió durante unos metros a los motoristas para pedirles explicaciones. Estos, al ver el coche, se asustaron y huyeron dejando tirada la moto junto con una gran bolsa con dinero y herramientas. «También había un televisor de plasma», puntualiza S. M.
Tras comprobar el hallazgo, el joven llamó al 112, el teléfono de emergencias de la Generalitat, donde le indicaron que los dos individuos seguramente eran ladrones que acababan de robar en algún establecimiento. «Me dijeron que me quedará allí, que en breve enviarían a una patrulla», explica. Pensó que su testimonio de los hechos podía ser útil a la policía.

AMENAZAS DE MUERTE / Sin embargo, los minutos pasaron y allí no llegaba nadie. Bueno, al final sí apareció alguien, aunque no precisamente con buenas intenciones. «A los 27 minutos, los que llegaron fueron los mismos ocupantes de la moto con dos amigos más para propinarme una paliza con las propias herramientas que yo custodiaba, fotografiaron la matrícula de mi coche y me amenazaron de muerte si se me ocurría denunciarles», cuenta el joven.
Como pudo, S. M. se desplazó hasta el servicio de Urgencias del Hospital de Sant Pau, donde le atendieron de los golpes recibidos. «Mientras me curaban, me llamaron los Mossos d’Esquadra. Les conté lo que había pasado y que ya no hacía falta que enviaran a ninguna patrulla, que ya llegaban tarde», rememora visiblemente apenado por las graves consecuencias que ha sufrido solo por cumplir con su deber ciudadano y avisar a la policía de un robo acabado de cometer.
«No entiendo cómo se puede tardar tanto en enviar a una patrulla. Igual resulta que tenían otras prioridades o es que no cuentan con bastantes efectivos disponibles», comenta el joven. «Pero lo cierto es que a mí su tardanza me ha causado un gran daño. No solo me han dado una paliza, sino que ahora vivo con miedo por las amenazas de esos tipos», lamenta.
El colmo, relata S. M., fue que, cuando finalmente una patrulla de los Mossos d’Esquadra se personó en el hospital, le indicaron que para poner la denuncia tenía que desplazarse él mismo y por sus propios medios hasta las dependencias policiales.

JUSTIFICACIÓN OFICIAL / Fuentes de los Mossos d’Esquadra confirmaron a este diario la existencia de la llamada del joven y alegaron que una «incidencia en el sistema informático» de gestión de llamadas retrasó el envío de una patrulla hasta el lugar de los hechos.
Su caso es la primera prueba fallida de la Carta de Serveis que el pasado 15 de diciembre presentó la Conselleria d’Interior. En ese documento, presentado como un «compromiso con los ciudadanos», la policía autonómica catalana se compromete a reducir a 12 minutos el tiempo medio que los agentes tardan en llegar a los lugares donde son requeridos.

SPPME-CAT de Sabadell. FALTA DE INFORMACIÓN POR PARTE DE LA POLICIA DE LA GENERALITAT

 

Sr. Josep Miquel Durán Macho – Intendente Jefe de la Policía Municipal de Sabadell

 

David Mateo Alcalá, funcionario de este Ayuntamiento, domicilio a efectos de notificación en C/ Pau Claris nº 100 de Sabadell, en calidad de presidente de la sección sindical del SPPME-CAT en el Ayuntamiento de Sabadell,

 

EXPONE

 

Primero.- Que esta sección sindical ha tenido conocimiento de los siguientes hechos:

 

Que durante la noche del día 25 al 26 de diciembre, una unidad de Policía Municipal tuvo una intervención con un individuo que conducía un turismo BMW de forma negligente. El individuo, resultó que portaba un arma de fuego real y en un momento de la intervención encañonó a uno de los componentes de la unidad policial, siendo finalmente reducido y detenido.

 

Que según informaciones procedentes del Cuerpo de Mossos d’Esquadra y facilitadas en el lugar y momento de la intervención por las unidades de este cuerpo desplazadas al lugar, hacía rato que buscaban a este individuo ya que había protagonizado un episodio de violencia doméstica en su domicilio sito en la localidad de Sabadell, teniendo conocimiento que conducía el vehículo BMW granate y que portaba un arma de fuego, con la que presuntamente había amenazado a su esposa.

 

Que en ningún momento se recibió aviso o comunicado en Policía Municipal de los hechos ocurridos con anterioridad ni de la gravedad de los mismos, aspecto vital para trabajar de forma coordinada así como poner en ante aviso del riesgo existente y para la toma de las medidas de seguridad oportunas por los agentes de esta Policía Municipal.

 

Segundo.- Que la falta de información y la tardanza en el traspaso de la información disponible por parte del Cuerpo de Mossos d’Esquadra, es un hecho que se viene repitiendo con cierta asiduidad y esto, que supone una descoordinación entre los dos cuerpos policiales, se traduce en una disminución de la eficacia y eficiencia policial y pone en una situación de riesgo gratuito e innecesario a los componentes de la Policía Municipal de Sabadell. En el caso concreto que se expone, no solamente su integridad física sino también sus propias vidas, lo que deja de manifiesto la gravedad de los hechos.

 

Por lo que,

 

SOLICITA

 

Que se tomen las medidas necesarias y se lleven a cabo las acciones oportunas, en la Junta Local de Seguridad y demás foros competentes, para corregir dicha descoordinación proveniente del Cuerpo de Mossos d’Esquadra y que supone un grave riesgo para los agentes de la Policía Municipal de Sabadell.

 

Sabadell a 28 de diciembre de 2009

Atentamente,

 

 

David Mateo Alcalá

Presidente Sección Sindical

SPPME-CAT

Sabadell

Un año de prisión para tres cazadores por lesiones a un policía local

   CIUDAD REAL, 2 Ene. (EUROPA PRESS) –

   La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Ciudad Real ha condenado a tres hombres, J.A.T.C., A.R.T  y E.G.B., a un año de prisión cada uno por un delito de lesiones cometido contra A.A.M., un policía local de Alcázar de San Juan, en unos hechos ocurridos en 2003.

   En la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, en la que también se establece una indemnización conjunta de más de 4.500 euros, por las heridas causadas y las secuelas que le quedaron, se establece la atenuante de dilaciones indebidas.

   Como hechos probados, en la resolución judicial, se dan que sobre las 21.25 del 24 de junio de 2003, los procesados se encontraban cazando en un coto entre Arenales de San Gregorio y Cinco Casas, avistando una liebre, por lo que soltaron los perros, uno de los cuales se detuvo junto a la víctima, que también estaba por la zona.

   Este pensó que el animal estaba solo, por lo que lo subió en su vehículo, abandonado el lugar. Esta acción fue vista por los condenados, que iniciaron una persecución con otro vehículo, hasta llegar a una gasolinera en Alameda de Cervera.

   Detenidos en el lugar indicado, y antes de que A.A.M. saliera de su vehículo, los tres procesados se dirigieron a él, golpeándole uno de ellos en la cara, mientras que los otros, impedían que pudiera escapar, momento en el cual, viéndose acorralado, procedió a rociar en la cara con un aerosol de defensa personal marca.

   A continuación, aprovechó para extraer de su vehículo una carabina, y con ella introducirse en la tienda de la estación de servicio, donde les pidió a los empleados que la guardaran a la vez que les solicitó que avisaran a la Guardia Civil.

   Tras ello, A.A.M. salió de la tienda, dirigiéndose hacia los acusados, los cuales permanecían en el lugar, decidiendo, a la vista de lo ya acontecido, y de la agresión de la que había sido objeto,  empuñar una pistola que portaba consigo, marca ” Star”, modelo PK 30, la cual no se encontraba montada, procediendo los acusados a abalanzarse sobre él, propinándole varios golpes , hasta que consiguieron arrebatarle la pistola, de la cual, J.A.T.G. extrajo las balas, que posteriormente entregó voluntariamente a la Policía.

La Policía clausura una fiesta ilegal de nochevieja en Valencia

  

VALENCIA, 2 Ene. (EUROPA PRESS) –

   Miembros de la Policía Local de Paterna (Valencia), en colaboración con agentes de la Policía Nacional, clausuraron este sábado por la mañana la fiesta ilegal que se venía celebrando desde la madrugada del 1 de enero, en una nave industrial sin uso en el polígono Táctica de esta localidad, según informó el consistorio del municipio en un comunicado.

   Así, explicó que con anterioridad, efectivos de ambos cuerpos de policía realizaron controles en el entorno de esta nave industrial, ubicada en la calle Algepsers. Tanto la Policía Local como la Policía Nacional decidieron de común acuerdo “esperar el momento adecuado para proceder a la clausura” de la fiesta.

   En este momento, quedaban apenas una veintena de personas en el interior de la nave, aunque durante toda la mañana siguieron llegando vehículos “con la esperanza de que la fiesta se prolongara durante todo el fin de semana”, señaló el Ayuntamiento.

   La policía identificó a cinco personas como “presuntos organizadores” de este encuentro, a los que se les impuso 14 denuncias administrativas al carecer de todo tipo de permisos y seguros, además de una denuncia judicial por ocupación de un inmueble sin permiso del propietario.

   Los presuntos responsables no pusieron resistencia a la actuación de la policía, que cerró mediante vallas y cadenas los accesos al edificio. Durante esta madrugada, la Policía Local estableció un dispositivo para controlar el acceso y la salida de vehículos al polígono, realizando test de alcoholemia a los conductores con el objetivo de “evitar males mayores”, destacó el consistorio de Paterna.