Archivo

Archive for 2 febrero 2010

Ministerio Fiscal rebaja a 10 años la pena al policía local de Ceutí (Murcia) aunque considera “desproporcionado” que usara su arma

 

 UN POLICÍA TIENE SEGUNDOS PARA TOMAR UNA DECISIÓN TRASCENDENTAL, LOS JUECES Y FISCALES TIENEN DÍAS E INCLUSO SEMANAS Y MESES (A VECES AÑOS) PARA PODER PENSAR SOBRE AQUELLO QUE OCURRIÓ EN SEGUNDOS.

La defensa mantiene la absolución y destaca que el agente estaba en una situación “límite, de miedo y sin tiempo a pensar”
El Ministerio Fiscal, que solicitaba 11 años de prisión para el policía local de Ceutí acusado de un delito de homicidio, decidió hoy rebajar un año la pena por tratarse de un “homicidio involuntario”, aunque mantiene la inhabilitación del agente, pues considera “desproporcionado” que éste usara su arma reglamentaria “contra una persona que supuestamente llevaba un ladrillo en la mano”.

De hecho, explicó en sus conclusiones, “los únicos que vieron ese supuesto ladrillo fueron el agente y el policía en prácticas. Si el acusado hubiese dicho que creyó ver un ladrillo, que luego resultó ser una carpeta azul de gran tamaño, “sería creíble” por la falta de iluminación del lugar de los hechos, pero esta teoría, apostilló, “no se sostiene en base a la propia declaración de los agentes”.

En concreto, destacó, “el acusado dijo ver como Visvaldas F. se tambaleaba de un lado a otro, dejó el ladrillo en la acera y cayó en sentido contrario, mientras José A., compañero en prácticas, apuntó que tras la segunda detonación ya vio al chico en el suelo”. Además, indicó, “uno dice ver la carpeta azul cuando el joven de 26 años se encontraba ya a cinco metros y otro solo haber visto el ladrillo”.

Parece ser, señaló el fiscal Rafael Pita, que Visvaldas F. tampoco dijo exactamente la frase ‘Si me matas, te mato’, sino algo como ‘Dispárame si tienes huevos'”, tras lo que aseguró que Francisco José “ha acentuado en su declaración la agresividad del fallecido”.

Francisco José C., indicó, es “un ciudadano y agente ejemplar, extraordinario”, pero, explicó, “aunque tomó una decisión en una situación límite, de tensión e incluso de miedo y sin tiempo a pensar, sacó su arma, la levantó, dirigió al fallecido y disparó porque quiso”.

“La actitud fue inadecuada y desproporcionada con consecuencias muy graves y no puede considerarse un accidente, no hubo premeditación, pero sí voluntad formada por la situación, y pudo haberlo evitado”.

Así destacó que los agentes eran dos y que el fallecido era un joven con una tasa de alcoholemia de 2,12 gramos/litro. Por lo que, a juicio, del fiscal, Francisco José C. “no actuó en defensa propia”. El acusado “tuvo tiempo de reaccionar, la situación no fue fácil, pero tampoco se puede olvidar que se trata de un agente preparado, que no conocía la agresividad de Visvaldas aquel día y que se dejó la porra en el vehículo”.

Por su parte el abogado defensor, Manuel Martínez Ripoll, mantiene la absolución del policía, al tiempo que destacó los errores del informe del Ministerio Fiscal, la importancia de la cámaras de seguridad del pub ‘Bulevar’ desde donde se alertó de que Visvaldas F. actuaba de forma agresiva hacia los clientes “retirando incluso los ceniceros de la barra porque peligraban”.

Asimismo, subrayó, en base a la declaración de las médicos forenses ayer, que la tasa de alcohol del fallecido “no le influía para subir a un palet, saltar y correr”, así como las del Instituto Nacional de Toxicología, “que afirmaron que el hecho de que no se hallara polvo de ladrillo en las manos de Visvaldas no significaba que en algún momento no hubiera cogido un ladrillo”.

“POR QUÉ PIDIÓ ENTONCES AYUDA”

La defensa sostiene que si la novia del fallecido, Ana Alexandra F., que desapareció tras ser indemnizada por el Ayuntamiento de Ceutí, como lo fue también una supuesta hermana del fallecido con residencia en Castellón, “no tuviera miedo, por qué pidió a los agentes de policía que le acompañaran a casa a recoger las pertenencias de Visvaldas”.

Eran responsabilidad del agente, añadió, “tanto el policía en prácticas como la pareja sentimental del fallecido, que pidió que se llamara a la policía por la actitud agresiva de su novio”. Tras lo que explicó que los agentes no sacaron la ‘porra’ “porque se trataba de una situación que se les presentó como altercado”.

Al hilo, aclaró que el acusado “ha colaborado totalmente con la Justicia, incluso intervino en la reconstrucción ocular de los hechos en todo momento e hizo declaraciones sin la presencia de un abogado”.

“Cómo se le puede pedir a una voluntad humana, aún estando preparado para estas situaciones, que no tenga miedo”, se cuestionó Martínez Ripoll, quien sentenció “es humano, no un héroe y actuó en legítima defensa”.

La última sesión del juicio, que arrancó a las 10,00 horas por errores informáticos y de sonido en la sala de la Audiencia Provincial, se basó en el visionado de dos DVD, en los que figuran la grabación de la diligencia de inspección ocular llevada a cabo por la Comisión Judicial en la madrugada del 2 de julio de 2007 y las imágenes captadas por las cámaras de seguridad del local entre el 1 y 2 de julio de ese mismo año. El juicio queda así visto para sentencia.

25 agentes de cinco cuerpos de Policía Local de tres provincias, juntos en un control de tráfico en Seseña

Al contrario que en Cataluña donde se intenta anular a las Policías Locales en otras comunidades autónomas apuestan por fomentar, formar y fortalecer a las policías locales.

 

 

 

 

El pasado fin de semana, Seseña fue el marco de un particular dispositivo de tráfico en el que colaboraron 25 agentes de cinco cuerpos de Policía Local de las provincias de Toledo, Ciudad Real y Madrid. El objetivo era detectar a conductores ebrios o afectados por el consumo de drogas para aplicarles la sanción correspondiente.
El operativo fue desarrollado en la pasada madrugada del sábado, entre las 00:00 y las 03:30 por efectivos de la Policía Local de Seseña , Ontigola , Socuéllamos (Ciudad Real), Arroyomolinos (Madrid) y Villanueva del Pardillo (Madrid).
Los 25 agentes movilizaron, entre otros medios, ocho vehículos policiales, cuatro motocicletas, un furgón de atestados y cuatro perros antidroga distribuidos en diferentes puntos de control y verificación.

24 sancionados.
La operación arrojó un resultado de 15 conductores que dieron positivo en la prueba de alcoholemia, siete positivos por consumo de sustancias estupefacientes, un detenido por negativa a someterse a las pruebas y un imputado por delito contra la Seguridad Vial.
Este operativo, según explican los cuerpos participantes en una nota, es resultado de las políticas de colaboración e intercambio formativo entre las diferentes policías locales con el apoyo de sus respectivos ayuntamientos y comunidades autónomas. Destacan que su objetivo es conseguir una mayor eficacia en la prevención en el consumo de alcohol y drogas que afecten a la conducción, y el uso de medios especializados para la detección y control de tales conductas en la seguridad vial.  

 

FUENTE : latribunadetoledo.es

José Miguel Jiménez toma posesión como jefe de la Policía Local

La Policía Local de Ávila ya cuenta con Mayor Jefe. Es el puesto que, desde este lunes, desempeña José Miguel Jiménez San Millán, anterior inspector jefe de este cuerpo policial.

 

Toma de posesión del nuevo Mayor Jefe de la Policía Local de Ávila.

El salón de actos de la Jefatura de la Policía Local de Ávila se vistió ayer de gala para la celebración de la toma de posesión de la plaza de ‘Mayor’ Jefe de este cuerpo policial por parte de José Miguel Jiménez San Millán, anteriormente inspector jefe de esta Policía.
El acto estuvo presidido por el alcalde de la ciudad, Miguel Ángel García Nieto, y contó con la presencia de los portavoces de los grupos municipales, de las autoridades locales y provinciales, entre los que estaba el subdelegado del Gobierno en Ávila, César Martín, así como de los responsables y representantes de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado de Ávila y de familiares, amigos y agentes de la Policía Local.
José Miguel Jiménez San Millán ha venido desempeñando las labores de jefe accidental de la Policía Local de Ávila desde el año 2001 hasta ahora, momento en el que su nombramiento toma oficialidad.
Jiménez San Millán Ingresó en este cuerpo en el año 1982. En el año 1985 ascendió a oficial de Policía Local y en 1994 lo hizo a subinspector. En el año 2000 ascendió a inspector. El nuevo ‘Mayor’ jefe es diplomado en Relaciones Laborales por la Universidad de Salamanca. También es licenciado en Ciencias del Trabajo por la Universidad Carlos III. Es, así mismo, máster en Educación Vial y profesor de la Escuela Regional de Policías Locales de Castilla y León.
Actualmente ha sido uno de los redactores del Proyecto de Participación de las Policías Locales en materia de Policía Judicial, que está llevando a cabo el Ministerio del Interior.  

FUENTE : diariodeavila.es