Archivo

Archive for 13 febrero 2010

LA POLICÍA LOCAL DE ESTEPONA PONE EN MARCHA LA UNIDAD CANINA

La Unidad prestará servicio desde mañana en las inmediaciones de los Centros Educativos de Infantil y Primaria e Institutos de la localidad

El Ayuntamiento de Estepona, a través de la delegación municipal de Seguridad Ciudadana, informa que el alcalde, David Valadez, y la concejala delegada del área, Francis Bernal, han presentado la puesta en funcionamiento de la Unidad Canina, en un acto en elque han estado acompañados por el inspector jefe de la Policía Local, Pedro Naranjo, así como diversos mandos de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, entre ellos, el comisario jefe de la Comisaría del CNP, Miguel Molina.

Tras la rueda de prensa, los guías caninos realizaron una exhibición con los canes, en la que se llevaron a cabo ejercicios de obediencia, defensa y ataque y localización de drogas.

La Unidad estará formada, en principio, por un policía local y tres perros (dos pastores alemanes y un pastor belga malinois), y en breves fechas está previsto que se incorpore a la Unidad otro agente de Policía Local y un vigilante municipal, con el fin de prestar un mayor y más completo servicio a la sociedad esteponera.

Los animales son jóvenes y están en plena fase de entrenamiento, aunque ya preparados para realizar su trabajo en la calle. Teniendo en cuenta que la vida útil de trabajo de estos perros es de unos seis años, la elección se realiza a muy temprana edad, siendo aptos tras pasar múltiples pruebas en las que se analiza principalmente su salud, su equilibrio emocional, sus aptitudes innatas y su carácter, tanto para la obediencia como para el trabajo, trabajo muy variado que puede consistir en defensa, vigilancia estática o dinámica, localización de drogas, explosivos, personas, etc…
El motivo de tener que reciclar continuamente nuevos cachorros para el servicio está influenciado básicamente por su corta edad de servicio.

Desde mañana mismo, los perros prestarán servicio acompañados por su guía en las inmediaciones de los centros educativos del municipio, y su principal misión será la prevención y, en su caso, la erradicación de puntos de venta de droga. Asimismo, participarán en el desarrollo de cursos para jóvenes, y de sensibilización y prevención de drogas.

Igualmente, la Unidad Canina estará disponible y operativa en la zona centro, en horario comercial, y prestará apoyo al resto de grupos de Seguridad Ciudadana en la realización de controles preventivos.

A ser los perros propiedad del agente adscrito a dicha Unidad, la delegación de Seguridad Ciudadana y, por ende, el Ayuntamiento, no ha tenido que realizar ningún desembolso para la puesta en marcha de la Unidad, coste que hubiera rondado los 20 mil euros entre la compra de los animales (alguno está valorado en casi 10.000 euros), entrenamiento específico durante meses y mantenimiento general de los canes durante los casi dos años de edad que tienen en estos momentos, sin contar con las instalaciones con las que cuenta la Jefatura.

Por último, y siguiendo con el proyecto de mejora de la Unidad Policial, uno de estos perros estará preparado en breve para trabajar en la búsqueda y localización de personas, bien estén perdidas en la montaña, en un derrumbe de edificio, o en catástrofes naturales, etc…

El alcalde, David Valadez, ha mostrado su satisfacción por la puesta en marcha de servición que permitirán incidir en la labor preventiva, y ha recordado la inversión realizada para la empliación de las intalaciones de la Policía Local en la Jefatura de Estepona, que se verá complementada en breves fechas con la Subjefatura que se construye en el núcleo urbano de cancelada. Asimismo, se ha congratulado de las “inmejorables” relaciones con el Cuerpo Nacional de Policía que, en su opinión, redundan en la mejora de la prestación, en materia de Seguridad Ciudadana.

LA POLICÍA LOCAL APREHENDE 415 KILOS DE CARACOLES SILVESTRES A TRES VEHÍCULOS EN UN CONTROL SITUADO EN EL CAMÍ LA COSSA A LA ALTURA DEL MARJALET

 

 

 
   
   

La Policía Local de Burriana aprehende 415 kilos de caracoles, repartidos en 41 sacos, en tres vehículos que circulaban juntos por el camí la Cossa, a la altura del Marjalet, que es una de las vías de acceso a Sant Gregori.

La Policía estableció, durante el servicio del día 10-02-2010, un control ordinario de documentación de vehículos en el camí La Cossa, a la altura del camí Marjalet. Sobre las 00:30 horas, ya del 11-02-2010, los agentes, tras realizar las señales reglamentarias para la detención de tres vehículos que circulaban juntos, solicitaron la documentación a sus conductores, observando que en el interior de los mismos portaban en lugar visible un total de 41 sacos de caracoles, que resultaron pesar 415 kg. Por estos motivos se procedió a la aprehensión de los mismos y a la formulación de los correspondientes boletines de denuncia, dado que el art. 52.3 de la Ley 42/2007 de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de Biodiversidad, prohíbe dar muerte, dañar, molestar o inquietar intencionadamente a los animales silvestres, sea cual fuere el método empleado o la fase de su ciclo biológico. Esta prohibición incluye su retención y captura en vivo, y la recolección, así como la posesión, transporte, tráfico y comercio de ejemplares vivos o muertos o de sus restos, incluyendo el comercio exterior.

Tras la aprehensión y formulación de los boletines de denuncia, efectivos de la Policía Local, en colaboración con los servicios de Vía Pública, han procedido a la liberación de los caracoles en distintos lugares del término municipal.

CUATRO DETENIDOS CON MEDIO KILO DE COCAÍNA, 300 GRAMOS DE MARIHUANA Y 2.650 EUROS EN EFECTIVO, TRAS PARARLES LA GUARDIA URBANA POR NO LLEVAR CINTURÓN

La Guardia Urbana de Barcelona detuvo ayer a cuatro personas a los que intervinieron 516 gramos de cocaína, 300 gramos de marihuana y 2.650 euros en efectivo en un vehículo que pararon para denunciar a sus ocupantes por no llevar cinturón de seguridad, ha informado hoy la policía municipal.

El arresto tuvo lugar sobre las 20.30 horas, a la altura del número 41 de la avenida Meridiana, y los agentes comprobaron que el conductor no tenía seguro y desprendía un fuerte olor a marihuana.

En la inspección del turismo, los agentes encontraron la droga. Tras esto, detuvieron a los cuatro ocupantes, de entre 30 y 32 años, y el vehículo fue trasladado al depósito municipal por no tener seguro de responsabilidad civil.

 

FUENTE : EUROPA PRESS