Archivo

Archive for 5 junio 2010

FISCALÍA PIDE 4 AÑOS DE CÁRCEL PARA TRES POLICÍAS DE ARRECIFE (LANZAROTE) POR GOLPEAR A UN VARÓN

La Fiscalía ha solicitado imponer cuatro años de cárcel para tres agentes de la Policía Local de Arrecife (Lanzarote), acusados de propinar patadas a un hombre y rociarle con un spray dirigiéndoselo a sus ojos.

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 5 (EUROPA PRESS)

La Fiscalía ha solicitado imponer cuatro años de cárcel para tres agentes de la Policía Local de Arrecife (Lanzarote), acusados de propinar patadas a un hombre y rociarle con un spray dirigiéndoselo a sus ojos.

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Las Palmas celebrará el próximo miércoles (10.00 horas) el juicio contra J.A.Q.G., J.M.G.M. y F.G.R., por presuntos delitos de lesiones con instrumento peligroso, según el escrito de conclusiones provisionales del Ministerio Público al que ha tenido acceso Europa Press.

El fiscal precisa que sobre las 02.30 horas del 11 de junio de 2006 los acusados, todos ellos Policías Locales de Arrecife, actuando en el ejercicio de su profesión y en el desempeño de sus funciones, acudieron a una discoteca situada en la citada localidad, con motivo de una discusión que se produjo en la entrada de la misma.

En el momento de su llegada los agentes procedieron a la identificación de las personas que habían intervenido en los hechos, entre las que se encontraba un hombre.

Posteriormente, éste abandonó el lugar y se dirigió hacia su vehículo, que se encontraba estacionado a unos metros de allí.

En un momento dado, J.A.Q.G., J.M.G.M. y F.G.R., “puestos de previo y común acuerdo, le siguieron en su camino, aproximándose a una zona apartada y oscura”, añade el Ministerio Fiscal.

INDEMNIZACIÓN DE 5.400 EUROS

Agrega que “una vez allí, prevaliéndose de dicha situación, de su condición de agentes de la autoridad y de su mayoría numérica, con ánimo de menoscabar su integridad física y mientras uno de los acusados rociaba al hombre con un spray de los utilizados en el ejercicio de sus funciones, dirigido a los ojos de aquél, otro de ellos le golpeaba con patadas en la pierna”, por lo que el hombre cayó al suelo.

Por todo ello, el Ministerio Fiscal pide que se imponga a cada uno de los acusados cuatro años de prisión e inhabilitación especial para el ejercicio del empleo de Policía Local durante el tiempo de la condena.

Además, en concepto de responsabilidad civil, solicita que los procesados indemnicen de forma conjunta y solidaria al hombre en la cantidad de 5.400 euros.

LA POLICIA LOCAL DE TORTOSA DETIENE A UN HOMBRE QUE RETUVO A SU EX-MUJER

La Policía Local de Tortosa ha detenido un hombre de 27 años y vecino de la ciudad, acusado de un presunto delito de maltrato en el ámbito del hogar, detención ilegal, robo con violencia, y por conducir con el permiso retirado por la autoridad judicial.
Los agentes recibieron una llamada de la ex-pareja del detenido, con quien había roto la relación hacía seis años y tenía un hijo en común. En el momento que la mujer se disponía a subir a su vehículo para ir a su puesto de trabajo, el detenido, que la esperaba a la calle escondido, pudo sorprenderla y retenerla por un periodo de tiempo superior a una hora.
 Durante este rato, el presunto agresor exigió a la mujer que llamara al trabajo para decir que no acudiría a trabajar, momento que aprovechó para llamar a la Policía Local. En este momento, el joven le tomó el telefono, lo rompió y la agredió.
Acto seguido, intentó hacerla entrar al coche amenazándola para que volviera a casa con él. Finalmente, el agresor la dejó marchar y él huyó con el vehículo de la víctima. La Policía Local puso en marcha un operativo para localizar el vehículo, que finalmente fue interceptado mientras circulaba por la avenida de la Generalidad.
Los agentes pudieron detener el presunto agresor tras comprobar, además, que circulaba con el carnet de conducir retirado. Falsificación de documento público y usurpación de inmueble
Por otro lado, el pasado sábado 29 de mayo, la policía de Tortosa recibió aviso de vecinos del Callo Judío de la ciudad,  informando que un grupo de personas de origen rumano habían entrado por la fuerza en un inmueble. Los agentes se personaron al domicilio en cuestión, y les pidieron que acreditaran el derecho a ocupar la vivienda, ante lo cual los dichos personas mostraron un contrato de alquiler que supuestamente los había hecho el propietario del piso. La Policía Local, pero, comprobó que la vivienda no tenía luz ni agua y que se encontraba en muy malas condiciones de habitabilidad. De las investigaciones posteriores, los agentes comprobaron que el contrato de alquiler había sido falsificado y que no correspondía al inmueble, además de incumplir la normativa vigente. De hecho, el inmueble pertenezco a una entidad de ahorros. La operación ha acabado con un detenido, de 35 años y nacionalidad rumana, por los presuntas delitos de falsetat documental y ocupación de inmueble.