Archivo

Archive for 13 junio 2010

LA POLICIA LOCAL PILLA “IN FRAGANTI” A DOS PRESUNTOS TRAFICANTES EN LA PLAZA DOÑA RAFAELA (TELDE)

 
 
Los agentes del GESC detienen a dos jóvenes mientras realizaban una venta de estupefacientes después de varios días de seguimiento
 
El nuevo grupo de la Policía Local realiza un control exhaustivo de la zona (Foto TELDEACTUALIDAD)
TELDEACTUALIDAD
 
Telde.- La plaza Doña Rafaela fue anoche nuevamente el escenario de una actuación policial cuando agentes del Grupo Especial de Seguridad Ciudadana detuvieron a dos personas al sorprenderlas en actividades relacionadas con el tráfico de drogas.
Los agentes, que desde la puesta en funcionamiento de esta nueva unidad de la Policía Local están realizando un control exhaustivo de este y otros lugares del municipio, fueron testigos de una supuesta venta de sustancias estupefacientes y decidieron actuar.

Según se recoge en las diligencias, las personas implicadas en la compraventa intentaron deshacerse de la mercancía en cuanto se percataron de la presencia de los agentes arrojando parte de ella a los bajos de los vehículos estacionados, mercancía que fue recuperada por los agentes.

Los policías locales encontraron además durante el registro a los sospechosos otros trozos de hachís superiores a los 200 gramos, lo que está considerada una cantidad para la venta. En su poder tenían además dinero fraccionado que se presume que procedía del menudeo con esta sustancia.
Los detenidos resultaron identificados como Acoraida S.V., de 30 años, y Jonathan F.B.V., de 22 años, ambos vecinos de Telde. También fue identificado el comprador como Juan J. A.C., a quien se le intervino la mercancía que había adquirido.

La Unidad de Denuncias del Cuerpo de la Policía Local de Telde procedió posteriormente a la instrucción de las correspondientes diligencias para la puesta a disposición judicial de los detenidos.

EL FISCAL RECLAMA QUE SE REVOQUE LA SENTENCIA QUE ABSUELVE DE HOMICIDIO AL POLICIA LOCAL DE CEUTI POR “DESPROPORCIONADA”

Abogado defensor considera que recurso apelación no procede y confía en que la Sala lo desestime
El Ministerio Fiscal solicitó hoy a la Sala de lo Civil y lo Penal del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Murcia revocar la sentencia dictada el pasado mes de febrero y que absuelve al Policía Local de Ceutí, Francisco José C., de un delito de homicidio que cometió en julio de 2007, porque, a su juicio, “es una absoluta desproporción”.

Los hechos sucedieron el 1 de julio de 2007, cuando un individuo, Visvaldas, falleció como consecuencia del disparo que recibió efectuado por este agente policial, que acudió al lugar de los hechos, una cafetería de la localidad, al objeto de mediar en una presunta situación de violencia de género.

El altercado se desencadenó por una presunta situación de violencia de género, por lo que los agentes auxiliaron a la joven y la escoltaron a su vivienda. Mientras, el individuo intentó agredir presuntamente a uno de los agentes y éste utilizó su arma reglamentaria causándole la muerte.

Para el fiscal, Rafael Pita, la declaración del acusado es “incoherente” con el resto de hechos probados, así como lo es que el magistrado presidente declarara como probable que el fallecido llevara en la mano un ladrillo, “qué otra cosa podría llevar si se bajó de un palet de ladrillo”, rezaba la sentencia; y subrayó la “arbitrariedad” en la decisión de los jurados.

Al tiempo, que se preguntó cuáles son los “verdaderos” motivos a los que atendió el jurado para declarar la ‘no culpabilidad’ del agente y apuntó que el veredicto “no es más que una declaración puramente voluntarista efectuada por el jurado, al margen de un juicio y análisis racional de todas las pruebas practicadas”.

Aquí, resaltó, “lo bueno o malo que sea la víctima o el acusado no influye para nada ni para configurar la agresión ilegítima, provocación del fallecido o proporcionalidad de la reacción y más aún cuando Francisco José C. no conocía la supuesta peligrosidad de Visvaldas”.

Para el representante del Ministerio Público, la declaración que realiza el Jurado “no sólo parece absurda a primera vista, sino que del resto de hechos que igualmente se declaran probados, la conclusión que cabe extraer es la más absoluta desproporción entre la agresión de que se era objeto y el medio empleado para repelerla”.

El fiscal opina que “la afirmación de que el disparo fue proporcionado para repeler el ataque resulta abiertamente contradictoria con el resto de los datos declarados probados”. Así como que “es un juicio de indiferencia que escapa a los más elementales normas de la lógica” que sea proporcionado el que este agente, provisto de un arma de fuego, “le efectúe un disparo a quien, portando una carpeta de cartón, se le acerca de modo agresivo, desatendiendo las órdenes de detenerse”.

PENA DE 10 AÑOS

De tal forma, el fiscal pide, en el caso de que se estime el recurso, que se condene al Policía Local de Ceutí como autor responsable de un delito de homicidio a la pena de diez años de prisión con la accesoria de inhabilitación absoluta durante el tiempo de la condena.

No obstante, deja abierta la posibilidad de que si se estima parcialmente el recurso, entendiendo que no concurre la eximente completa de legítima defensa, se le condene a una pena de cinco años de prisión.

Para el caso de que por la Sala se estimase el recurso, se acuerde devolver la causa a la Audiencia Provincial para la celebración de un nuevo juicio.

PARA ABOGADO DEFENSOR EL VEREDICTO “ES INTOCABLE”

Por su parte, el abogado defensor, Manuel Martínez Ripoll, que aseguró sentirse sorprendido y defraudado por el recurso de apelación, señaló hoy que “lo que no se puede pretender es modificar un veredicto y no creer en la institución del jurado”, además, subrayó, “el veredicto es intocable e inamovible”.

A su parecer, “al Ministerio Fiscal lo que le molesta es la sentencia, pero éste fue un trabajo magnífico y si la justicia emana del pueblo y éste puede participar a través de la constitución de un jurado, hay que aceptar lo que dice”.

“No empecemos ahora a rasgarnos las vestiduras porque no han salido las cosas como le hubiera gustado al fiscal”, así que, señaló, “haber hecho otro planteamiento o haber protestado al momento de la lectura del veredicto”.

Martínez Ripoll aseguró asimismo que tiene “plena confianza” de que la Sala desestimará el recurso de apelación, y dictará sentencia “en no más de ocho o diez días”.

A la salida del Tribunal Superior de Justicia, el acusado, Francisco José C., acompañado de su mujer afirmó estar bien y esperar que la Sala confirme la sentencia.

La Sala de lo Civil y lo Penal del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Murcia ha dejado visto para sentencia la apelación del fiscal.

 

FUENTE: Noticias Interbusca

UN SINDICATO DE LA POLICIA MUNICIPAL RECOGE FIRMAS EN APOYO DE UN AGENTE DE LA POLICIA NACIONAL EXPEDIENTADO

 

 

El agente recibió la Medalla al Mérito y la Fiscalía pedía la absolución, pero la Audiencia consideró que no había eximente por haber disparado al ladrón

El Colectivo Profesional de Policía Municipal (CPPM) está   recogiendo firmas para apoyar al agente nacional Víctor B.C., de la Comisaría de Tetuán, quien ha sido inhabilitado por la Audiencia   Provincial de Madrid por disparar al ladrón al que perseguía, en una intervención que tuvo lugar en 2007, sentencia ratificada por el   Tribunal Supremo (TS) recientemente.
 

Según informó hoy CPPM, el agente ha sido condenado a “inhabilitación especial del servicio para la profesión, cargo u oficio por Tentativa de Homicidio”, pena que conlleva “la separación definitiva del Cuerpo Nacional de Policía, con el quebrantamiento irreparable para la vida del policía que esto supone”. 
 

Así, el sindicato policial relata que los hechos sucedieron cuando Víctor B.C. acudió a un aviso por robo de vehículo. Al llegar al sitio tuvo lugar una larga persecución durante la cual “el delincuente arrolló al compañero de operación del policía condenado, mientras circulaba a alta velocidad en sentido contrario de circulación, invadiendo diversas aceras y poniendo por tanto en numerosas ocasiones en peligro la vida de los peatones y demás vehículos presentes”.
 

“La persecución terminó cuando el delincuente colisionó el vehículo robado contra un edificio. En ese momento, el policía se aproximó, ordenando en repetidas ocasiones al individuo que saliera   del coche con las manos a la vista. El delincuente salió finalmente del coche, abalanzándose contra el agente con un arma blanca dirigida al cuello, poniendo en grave peligro la vida del policía, por lo que éste trató de repeler la agresión mediante un disparo dirigido a la mano en la que portaba el arma, que por la rapidez de los movimientos se alojó en el intercostillar izquierdo del individuo, solicitando el propio agente de manera instantánea los servicios de asistencia médica para el delincuente”, continúa el relato de CPPM.

El disparo causó lesiones en el delincuente “de las que se   recuperó en poco tiempo, continuando delinquiendo en la actualidad”, afirma el colectivo policial, que añade que en estos momentos a este individuo le constan 33 detenciones por distintos ilícitos penales.
 

En un primer momento, el asunto propició que el agente expedientado recibiera incluso la Medalla al Mérito Policial con distintivo blanco del Cuerpo Nacional de Policía. De hecho, tanto la Fiscalía como el Abogado del Estado solicitaron a la Sala 26 de la Audiencia Provincial de Madrid la absolución del agente durante el juicio por estos hechos, alegando la atenuante de legítima defensa.
 

Sin embargo, el tribunal consideró que ese atenuante no era suficiente para ser considerado eximente, por lo que se condenó al agente a la inhabilitación, fallo ratificado ahora por el Tribunal   Supremo. “El único instrumento que le queda al policía para que se haga Justicia y mantener su labor en el Cuerpo es la solicitud del indulto, para lo que necesitamos tu colaboración con tu firma, ya que   en la labor diaria de los cuerpos de seguridad del estado esto nos puede pasar a todos”, alega el sindicato policial en su hoja de petición de firmas.