Archivo

Archive for 31 octubre 2010

EL FISCAL PIDE QUE LAS POLICIAS LOCALES LUCHEN “MÁS A FONDO” CONTRA DELITOS DE TRÁFICO

 

El fiscal delegado de Seguridad Vial de Badajoz, Diego Yebra, ha afirmado hoy que “es el momento” de que los ayuntamientos “se impliquen y luchen aún más” contra los delitos de tráfico y que, en este sentido, las policías locales deben trabajar “más a fondo” para combatirlos.

Yebra ha hecho esta aseveración en Mérida, durante la presentación del libro “Tratamiento policial de los delitos contra la seguridad vial”, escrito por el subinspector de la Policía Local de Mérida Miguel Ángel Paredes Porro.

Según el fiscal, en los últimos años ha habido un “espectacular” descenso en la siniestralidad en las carreteras, lo que ha achacado a factores como las mejoras en las infraestructuras, en los vehículos y en los hábitos de conducción de la población, pero sobre todo gracias a “la lucha institucional”.

Ha subrayado que todas las instituciones públicas han trabajado más intensamente contra los delitos en el tráfico con la ayuda de las fuerzas y cuerpos se seguridad del Estado.

No obstante, Yebra ha dicho que el número de fallecidos “no ha bajado” en las áreas urbanas y que, por esto, “es el momento de las administraciones locales”, lo que ha calificado como “la lucha pendiente” en materia de seguridad vial.

En este sentido, ha pedido que las policías locales “luchen más a fondo”, que los ayuntamientos “se impliquen y luchen aún más para descender el número de muertos”.

Acerca del libro de Paredes Porro, el fiscal lo ha alabado ya que, a su juicio, facilitará el trabajo contra la siniestralidad en las carreteras y vías urbanas.

Por su parte, el jefe provincial de Tráfico de Badajoz, Antonio Marín, ha subrayado la importancia de “unificar criterios” en esa labor, un aspecto en el que, ha dicho, colabora la publicación hoy presentada.

A su vez, el alcalde, Ángel Calle, ha explicado que el libro avanza en la dotación de “instrumentos” para tratar de atajar problemas “gravísimos” en materia de tráfico, todo a partir de “la sencillez, humildad, capacidad de trabajo y compromiso con la ciudad de Miguel Ángel Paredes Porro.

La publicación incluye apartados como “Delitos contra la seguridad vial”, “Conducción dolosa a velocidad extrema”, “Conducción dolosa bajo los efectos de sustancias peligrosas”, “las pruebas alcoholométricas”, “Conducción temeraria” y “Conducir sin permiso”.

CREAN UNA UNIDAD ESPECIAL DE INTERVENCIÓN RÁPIDA EN LA POLICIA LOCAL

Diseñada para potenciar la seguridad en las diputaciones, está integrada por un sargento, un cabo y seis agentes

Una nueva Unidad de Prevención y Respuesta Operativa Local (UPROL) acaba de ser creada dentro de la Policía Local. La concejal de Seguridad Ciudadana, Belén Pérez, la presentó ayer en un acto que tuvo lugar en la pedanía de Marchena. Como explicó la edil «se trata de potenciar la seguridad ciudadana, especialmente en pedanías, y esta unidad de respuesta rápida está diseñada para atender incidencias especiales de seguridad».
La unidad esta formada por un sargento, un cabo y seis agentes que actuarán de forma conjunta, liberados de otras rutinas laborales. Las líneas de actuación que se han establecido se enmarcan en cuatro áreas. Realizarán dispositivos operativos de prevención mediante controles; harán actuaciones concretas en espacios públicos para evitar el menudeo en parques y jardines y concentraciones numerosas de personas; recopilarán y transmitirán la información de interés que afecte a la seguridad y se coordinarán con el resto de Policía Local y Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para actuaciones conjuntas.
Según la edil, la experiencia de estos tres últimos años de los dispositivos de prevención realizados por la Policía Local ha demostrado que la seguridad del amplio municipio lorquino se ha mejorado y así lo prueban las estadísticas. Al mismo tiempo se ha demostrado que la prevención es clave en el éxito de la seguridad».
Belén Pérez justifica la creación de esta unidad especial en «la carencia de un grupo que, desligado de tareas y rutinas, importantes y necesarias, pueda actuar en forma de grupo especializado sin necesidad de tener que recurrir a la unión ocasional de varias dotaciones policiales para realizar tareas de control e intervención».

UN HERIDO EN UN TIROTEO ENTRE POLICÍAS Y LADRONES DE UNA FURGONETA EN MÉRIDA

 

foto de archivo

 

 

Un hombre de nacionalidad rumana ha resultado herido esta pasada madrugada en Cáceres en un tiroteo entre la policía y un grupo de cinco individuos que habían robado una furgoneta.

30 Octubre 10 – Mérida – Efe

Según han informado a EFE fuentes de la Policía Local de Cáceres, efectivos del Cuerpo Nacional de Policía han requerido su colaboración al detectar, en las inmediaciones de la rotonda del V Centenario, próxima al polígono industrial de Las Capellanías, una furgoneta que había sido robada.

Al percatarse de la presencia de la policía, las cinco personas que ocupaban la furgoneta, todos ellos rumanos, se han dado a la fuga y en la persecución se ha producido el cruce de disparos que se ha saldado con un herido.

Posteriormente, la Policía han detenido a un segundo individuo, mientras que los otros tres aún no han sido localizados, por lo que continúan las labores de búsqueda.

La furgoneta, según la Policía Local, pertenecía a una empresa de electricidad y estaba cargada con bobinas de hilo de cobre y otros efectos.

UNA LEY REORGANIZARÁ LA POLICIA VASCA

 

Al contrario que en Cataluña donde se intenta anular a las Policías Locales en otras comunidades autónomas apuestan por fomentar, formar y fortalecer a las policías locales.

El anteproyecto, enviado a Eudel y los sindicatos, prevé una mayor coordinación entre la Ertzaintza y las guardias locales 

El Departamento de Interior prevé un cambio radical del panorama de la seguridad vasca. Según el anteproyecto de la Ley de Ordenación del Sistema de Seguridad Pública de Euskadi, al que ha tenido acceso este periódico, las policías locales cobrarán más fuerza y tendrán una mayor relación con la Ertzaintza en todos los sentidos. La futura norma, que se encuentra en fase de debate, tienen en cuenta tanto la formación de los futuros agentes locales, que se hará en la Academia de Arkaute y para ello los representantes de lo municipios estarán presentes en el Consejo Rector del centro de estudios, como cuestiones prácticas que afectan al trabajo diario tanto de ertzainas como de guardias urbanos. En este campo, por ejemplo, se prevé la uniformidad en las comunicaciones o crear mesas de contratación para abaratar los costes en materiales comunes. El objetivo final es poner orden un sistema policial complejo, en el que existen alrededor de 3.000 agentes locales dependientes de diferentes municipios y 8.000 ertzainas.
Esta norma supone la primera gran reescritura de la Ley de Policía del País Vasco, aprobada en 1992 y que ha regido la actividad policial del Gobierno Vasco desde esa fecha. En este sentido, la futura norma supone una reactualización de los principios que deben guiar a los servicios de seguridad en Euskadi en el siglo XXI. La coordinación, sin embargo, afecta a las policías municipales, pero también a los servicios de emergencias, como pueden ser los bomberos o los trabajadores de protección civil.
Una muestra del cambio que se pretende es la futura denominación de la Academia de Arkaute. El anteproyecto de ley establece que pasará a denominarse Academia Vasca de Policía y Emergencias. Este cambio implica que no sólo se formará a ertzainas y, en ciertos casos, a policías locales, como se venía haciendo hasta ahora. Por el centro de estudios pasarán también los escoltas, los responsables de extinción de incendios y de salvamento, personal sanitario o servicios forestales vinculados con la protección civil y, en definitiva, todo el personal vinculado con la atención de emergencias.
Pero Arkaute también formará a nuevas figuras del orden público que se crearán para que los ayuntamientos vascos puedan disponer de más personal para la seguridad, sin que eso suponga aumentar las plantillas de las guardias urbanas. Estos puestos serán los vigilantes municipales, los auxiliares de policía y los agentes de movilidad. Los vigilantes, que también serán denominados alguaciles, sólo podrán ser creados en aquellos municipios que no dispongan de cuerpo de policía local. No podrán ser más de cinco ni ir armados y sus funciones consistirán en la custodia y vigilancia de dependencias municipales, dirigir el tráfico, y hacer respetar las ordenanzas y bandos. A estas plazas se llegará por oposición y la formación de los alguaciles se realizará en la Academia de Arkaute.
Los auxiliares de policía, por su parte, serán una figura encargada de complementar a las guardias locales en momentos especiales. Al igual que los alguaciles, deberán pasar una oposición y se formarán en Arkaute. La tercera figura, los agentes de movilidad, se encargarán en exclusiva de la regulación del tráfico en el casco urbano. Tendrán un uniforme propio, no podrán portar armas y se formarán en Arkaute.
Mancomunidad
De cara a la mejora de las policías locales, la futura ley prevé por ejemplo que, previa autorización del Departamento de Interior, los ayuntamientos puedan compartir agentes, de forma que, si una localidad necesita ampliar su plantilla de forma temporal -por ejemplo los municipios costeros en época de vacaciones- pueda contar con agentes de zonas limítrofes. En esta misma línea, la norma establece que los municipios de menos de 20.000 habitantes podrán mancomunarse para prestar servicios policiales.
Esta colaboración con los municipios se llevará a cabo con la mayor coordinación posible entre los entes locales y el Gobierno Vasco. Como muestra de esta coordinación, representantes de los ayuntamientos y de las diputaciones entrarán en el Consejo Rector de la Academia de Arkaute, el órgano consultivo que regula el trabajo del centro de estudios.
Otro de los aspectos que recoge el anteproyecto de ley es la puesta en marcha de una mesa de contratación que gestione todos los expedientes relacionados con la seguridad. A esta mesa podrán adherirse todas las entidades que lo desean, dentro de una filosofía en la que no se busca realizar ningún tipo de imposición a los municipios, sino que puedan optar a este tipo de contratos que abaratarían los costes en la compra de material.
La ley, además, delimita los servicios entre policías locales y er-tzainas, en un modelo muy similar al que se aplica en la actualidad. El tráfico urbano dependerá de las guardias urbanas y el interurbano de los agentes de la Ertzaintza, por ejemplo. La policía judicial dependerá en exclusiva de los ertzainas, aunque se admite la firma de convenios para que agentes locales realicen también este tipo de labor.
Una de las disposiciones adicionales de la futura ley de seguridad regula uno de los aspectos más problemáticas en la Ertzaintza: la reserva de plazas para mujeres. La futura norma establecerá la preferencia para cupos de personal femenino de forma legal, por lo que no será recurrible cuando se aplique a los procesos de formación. Tal y como sucede en la actualidad, afectará al ingreso en la escala de agente, pero también a los procesos de ascenso.

LA COMUNIDAD FORMA A LOS POLICIAS LOCALES EN LA REFORMA DEL CÓDIGO PENAL

 

A TRAVÉS DE UN SEMINARIO ORGANIZADO POR LA ACADEMIA

Valdemoro,
31 de Octubre del 2010.-
La Comunidad de Madrid, a través de la Consejería de Presidencia, Justicia e Interior, ha puesto en marcha un seminario de actualización sobre la reforma del Código Penal, organizado por la Academia de Policía Local. Esta acción formativa, de cuatro horas de duración, está dirigida a formar a los miembros de las Policías Locales de los diferentes municipios de la región en cuanto a las modificaciones del Código Penal.

Este seminario, en el que se estudian los cambios realizados artículo por artículo, haciendo especial hincapié en aquellos que resultan más relevantes desde el punto de vista policial, se ha iniciado en Móstoles y ha sido impartido por José Manuel Vázquez Rodríguez, magistrado del Juzgado de lo Penal nº 4 de este municipio. En él, ha estado también presente el gerente de la Academia de Policía de la Comunidad, Agustín Carretero.

El seminario de actualización sobre la reforma del Código Penal se encuadra dentro del proceso de descentralización de la Academia, cuyo objetivo es acercar la formación a los municipios. Por ello, durante los meses de octubre y noviembre, este seminario recorrerá los municipios de Tres Cantos, Boadilla del Monte, Alcorcón, Collado-Villalba, Pozuelo de Alarcón, Alcobendas, Leganés, Valdemoro, Alcalá de Henares, Getafe y Rivas-Vaciamadrid.

Además, cuenta con la colaboración de Jueces y Magistrados para impartirlo, fruto de los acuerdos suscritos entre la Academia de Policía de la Comunidad y el Poder Judicial. Alguno de los jueces pertenecen a los propios Partidos Judiciales de los municipios en los que se imparte, conectando de este modo la labor policial con el trabajo de los miembros de la carrera judicial.

UNA TREINTENA DE POLICIAS LOCALES DE MALLORCA REALIZARÁN EL CURSO DE POLICÍA TUTOR Y TRABAJO CON MENORES

PALMA DE MALLORCA, 30 (EUROPA PRESS)

Un total de 30 policías locales de Mallorca participarán a partir del próximo jueves, 4 de noviembre, el curso de Policía Tutor y de trabajo con menores, dirigido a aquellos agentes que lleven a cabo o vayan a realizar funciones de policía tutor, así como a aquellos que efectúen tareas de educación viaria en centros educativos y asociaciones juveniles.

En un comunicado, la Conselleria de Innovación, Interior y Justicia ha explicado que ésta es la quinta edición de este curso, que se lleva a cabo a través de la Escuela Balear de Administración Pública (EBAP), al tiempo que ha recordado que, actualmente, un total de 30 Ayuntamientos cuentan con esta figura de policía tutor, que ejerce un papel de mediador, interviene en casos de conflictos entre alumnos y arbitra en los mismos para asegurar una buena convivencia.

Así, ha destacado que estos agentes desarrollan un papel educativo, al tiempo que mejoran la seguridad de la comunidad educativa y prevén y resuelven conductas de riesgo que se puedan producir en el entorno de los centros educativos.

La Conselleria dirigida por Pila Costa ha detallado que el curso, que tiene una duración de 60 horas, tiene por objetivo enseñar a los policías locales a trabajar conjuntamente con la comunidad escolar todo lo relacionado con la seguridad; la prevención; la educación viaria; el acompañamiento; el absentismo escolar; el conflicto en la escuela; el vandalismo y el bulling.

Además, ha anunciado que los agentes locales aprenderán también las técnicas de mediación social en conflictos sociales, la negociación y la conciliación, y todo lo relacionado con los niños, jóvenes, padres, familia y profesionales que le rodean. Otros contenidos formativos del curso son los referentes a la legislación básica en materia judicial del menor y familia, así como todo lo relacionado con los maltratos y abusos a menores.

Por otra parte, los agentes que asistan al curso también participarán en visitas guiadas a diferentes centros educativos de Educación Primaria y Secundaria, con el objetivo de conocer de primera mano las diferentes problemáticas que existen en los centros escolares.

La Conselleria ha informado de que de la formación que recibirán los policías se encargarán Técnicos de Educación; Técnicos de Inmigración; Educadores Sociales; Mediadores Culturales; Trabajadores Sociales; Jurídicos; Policías Locales; Psicólogos; Fiscalía de Menores y representantes de diferentes instituciones y relacionados con servicio de protección al menor y a la familia.

Concretamente, estos formadores pondrán como ejemplos las experiencias municipales de las Policías Locales de Pollença, Sa Pobla, Llucmajor, Sant Antoni y Palma.

LA POLICIALOCAL DISUELVE TRES BOTELLONES EN LA GRAN NOCHE DEL MIG ANY

La Policía Local de Alcoy tuvo que intervenir en la tarde y la noche del sábado para disolver tres botellones, coincidiendo con la gran velada del Mig Any, según ha podido saber este diario

M. C. La Policía Local de Alcoy tuvo que intervenir en la tarde y la noche del sábado para disolver tres botellones, coincidiendo con la gran velada del Mig Any, según ha podido saber este diario.
Alcoy registró una gran velada festiva en la noche del sábado, al coincidir el Mig Any con una favorable climatología, lo que provocó una participación multitudinaria en los actos.

Simultáneamente, las patrullas de la Policía Local empezaron a detectar la formación de botellones, algo que ocurrió en tres puntos concretos: el cauce del río Riquer, el Paseo de Cervantes y el Parterre. En todos los casos, la acumulación de gente fue “importante”, según indicó el concejal delegado, Nacho Palmer.
La Policía Local procedió a disolver los botellones, lo que se produjo sin incidencia alguna, a la vez que alertó a los servicios de limpieza, que actuaron en la mañana del domingo saneando las zonas afectadas.
(NOTICIA PUBLICADA POR EL DIARIO INFORMACIÓN)