Archivo

Archive for 13 noviembre 2010

SAURA HASTA EL FINAL

13 noviembre 2010 Deja un comentario

 

Es un insulto a todos, a profesores, a los mandos de los Mossos, a policías en activo, a los caídos

A estas alturas no soy capaz de saber si lo de Saura como conseller ha sido la crónica de una incompetencia histórica o la épica de una tontuna convencida, o ambas dos virtudes, que generalmente van de la mano. Alguien escribió que no hay nada más peligroso que un ignorante sincero, y puede que estemos ante el ataque más impresionante de sinceridad que ha existido nunca. Pero incluso aquellos a los que Dios y los libros no dotaron de un exceso de clarividencia saben dos cosas: que la persistencia en el error es la característica de los necios y que al final de un mandato no es nada bonito dejar regalos envenenados.

Pero Saura debe de haber tenido un subidón católico después de la visita papal y por eso ha hecho honor a aquel dicho que dice “para lo que me queda en el convento, me eso dentro”.

Porque aprobar in extremis un vergonzoso código ético rechazado por los sindicatos y mandos de los Mossos, por la absoluta mayoría del colectivo policial e incluso por cargos de Interior, y hacerlo para dar un poco de comidita antipolicial a los estómagos antisistema que palpitan en los rincones de su voto, es una inequívoca maldad. Una, en su inocencia, llegó a pensar que Saura, que entró como un elefante en la conselleria, poniendo bajo sospecha permanente a la policía, hostigando su trabajo, permitiendo un desprestigio generalizado y bajando la autoestima de los Mossos a límites desconocidos, había rectificado al final de su mandato.

“Debe de tener un poco de síndrome de Estocolmo”, pensé, porque últimamente parecía que tenía algo de simpatía hacia nuestros sufridos Mossos, pero como heredero de las vitriólicas artes de la conspiración comunista, sólo era cuestión de tiempo. Lo de la fábula del escorpión, que al final pincha a la rana que lo salva porque está en su naturaleza.

Y parece que en la naturaleza de ICV no cabe entender qué es la policía democrática en un Estado democrático. Y así, con este código ético remata el clavo del desprestigio, enviando la idea de que, hasta ahora, los Mossos no se han regido éticamente. Entonces, todas estas décadas de escuela democrática, de actuación policial con escasos recursos, esta voluntad de garantizar el beatífico sueño de los ciudadanos, jugándose la vida en los callejones de la delincuencia, todo esto no ha sido nada. Llega el campeón de la ética progre y se inventa la policía democrática.

Es un insulto a todos, a los profesores, a los mandos, a los policías en activo, a los caídos, a todos aquellos que durante años han garantizado nuestra seguridad. Saura acaba como empezó, despreciando a la policía. Y el tripartito acaba como empezó, con un Montilla que, falto de autoridad, se lo permite todo. Yo de Saura, ahora que se jubila, me metía a monje. Porque es evidente que, si entra en un convento, acaba con la Iglesia. Imagínense los suyos lo contentos que estarían.

 

FUE TE: LAVANGUARDIA Pilar Rahola