Archivo

Archive for 10 mayo 2011

DETIENEN A UNA MENOR DE 16 AÑOS POR INSULTAR Y AGREDIR A SU MADRE

Una menor de 16 años ha sido detenida por la Policía Local de Málaga como presunta autora de un delito de malos tratos habituales a su madre, de 42 años, después de que supuestamente la agrediera e insultara. 
La menor, supuestamente, en un estado muy agresivo y violento, agredió a su madre, y tuvo que mediar la actual pareja de ésta para evitar que continuase golpeándola, ha informado este lunes la Policía Local en un comunicado. 
Ante la imposibilidad de corregir a su hija, ya que al parecer hechos similares ocurrían con cierta frecuencia, la víctima avisó a la Policía Local. 
La patrulla desplazada al lugar comprobó los desperfectos ocasionados en la vivienda familiar, con un jarrón, un espejo o varias figuras rotas y esparcidas por el suelo. 
Los agentes detuvieron y trasladaron a dependencias policiales a la menor, que posteriormente fue puesta en libertad y entregada a su madre, y ambas fueron informadas de la obligación de personarse en la Fiscalía de Menores cuando fuesen requeridas para ello.

DETENIDO EN CÁDIZ POR LA POLICIA LOCAL UN PRESUNTO VIOLADOR BUSCADO POR LA INTERPOL

Una actuación de la Policía Local de Cádiz en el barrio de Puntales ha permitido la detención de un individuo de nacionalidad rumana sobre el que pesaba una orden de búsqueda y captura emitida por la Interpol por delitos contra la libertad de las mujeres. 
Los agentes municipales acudieron a una explanada en el citado barrio, donde un grupo de personas de nacionalidad rumana se disponían a acampar. Viajaban en tres furgonetas y colocaron colchones en el suelo con la intención de pasar la noche. La Policía Local procedió al registro de los vehículos, sin que encontraran nada que fuese de valor manifiesto o que sugiriese haber sido sustraído. 
Durante la identificación de los reseñados, un total de seis personas, los agentes comprobaron que uno de ellos tiene una orden de detención y presentación en Comisaría para su extradición, por lo que los agentes de la Policía Local dieron cumplimiento a la misma. Tras su traslado a las dependencias policiales, donde el hombre quedó detenido, la Policía Nacional informó a los agentes de la Policía Local de Cádiz que pesa sobre él una orden de detención por presuntas agresiones sexuales.
Fuente: ELMUNDO.ES 

AGENTES DE LA POLICIA LOCAL DE SAN JAVIER DETIENEN A UN HOMBRE POR UNA PRESUNTA AGRESIÓN CON ARMA BLANCA

Ayuntamiento de San Javier

 

Agentes de la policía local de San Javier detuvieron el pasado fin de semana a un hombre, M.R.M. de 28 años y natural de Murcia por una presunta agresión con arma blanca en el barrio San Francisco Javier, en San Javier. Los hechos ocurrieron a las 18:50h. del pasado día 6 de mayo cuando en el transcurso de una riña un joven de nacionalidad marroquí resultó herido en la cabeza por el golpe que le asestó el detenido con el puño de un cuchillo.

Testigos presenciales describieron físicamente al presunto al agresor cuando llegaron los agentes al lugar de los hechos alertados por una llamada telefónica al teléfono de emergencias 112. Tras una batida por las inmediaciones los agentes de policía localizaron en el Parque Almansa al presunto agresor que al verlos se deshizo del cuchillo y se dio a la fuga siendo interceptado poco después. El detenido fue trasladado a las dependencias de la Guardia Civil para su puesta a disposición judicial. Los agentes localizaron posteriormente a la víctima que fue trasladada al centro médico para ser atendido de las lesiones que presentaba.

EL FISCAL PIDE UN AÑO DE CÁRCEL PARA UN POLICIA NACIONAL ACUSADO DE ATENTAR CONTRA UN AGENTE MUNICIPAL

El ministerio fiscal ha solicitado un año de prisión para un agente del Cuerpo Nacional de Policía, acusado de insultar y atentar contra un policía pocal de Alicante, así como de resistirse a la autoridad, a la salida de un pub de la ciudad, en la madrugada del 12 de febrero de 2006. Durante su declaración, prestada este lunes en la Audiencia Provincial de Alicante, el procesado ha negado los hechos y ha indicado que “sufrió una detención ilegal”.

 
  • EUROPA PRESS. 09.05.2011
  • La Fiscalía ha solicitado para el agente una pena de un año de prisión por un delito de atentado contra la autoridad, así como una multa, por una falta de desobediencia, para cada uno de los cinco compañeros del Cuerpo Nacional de Policía que iban esa noche con el procesado.

    Además, la defensa de A.S.C. pide, para cada uno de los dos agentes de la Policía Local que arrestaron a su cliente, tres años de prisión por un delito de detención ilegal y un año y seis meses por otro de lesiones.

    Durante la primera sesión del juicio celebrado por estos hechos en la sección primera de la Audiencia de Alicante, el acusado ha indicado que cuando estos sucedieron había quedado para cenar con unos compañeros de la Policía Nacional con los que había coincidido en la academia.

    Así, A.S.C. ha indicado que después de cenar todos juntos, fueron a un pub ubicado en el casco antiguo de Alicante, y que a la hora del cierre del local, sobre las 4.20 horas, hizo una foto con el teléfono móvil a sus compañeros “para tener un recuerdo”.

    Según el procesado, en ese momento “apareció un policía local” que le dijo: “a ver, gilipollas, dame el puto móvil ese a ver la foto que estás haciendo”, y le cogió el teléfono y le golpeó en el pecho. Tras esto, el acusado ha señalado que recuperó su móvil y el policía local “aumentó la provocación verbal”, por lo que se identificó como agente del Cuerpo Nacional.

    El acusado ha indicado que mientras esto ocurría vio como otro agente municipal le pedía a uno de sus amigos que se identificara y escuchó como le decía que se lo iba a llevar detenido, por lo que fue a “interesarse” por lo que sucedía con su compañero.

    “En ese momento noto como el policía local me coge violentamente por el cuello, me tira al suelo, me pone una rodilla en el cuello y un grillete en la mano derecha” ha asegurado el procesado, quien ha destacado que el compañero del agente local acudió para “engrilletarle” la otra mano y que finalmente optó “por permitir” que le detuvieran.

    Así mismo, A.S.C. ha destacado que no le leyeron sus derechos ni le dijeron el motivo por el que había sido detenido, y que una vez en el coche patrulla de la Policía Local, los agentes municipales “intentaron evitar que denunciara” los hechos y que todo se resolviera “de forma interna”.

    También han testificado los cinco agentes del Cuerpo Nacional de Policía que acompañaban esa noche al procesado —acusados de cinco faltas de desobediencia— y han coincidido en señalar que la noche de los hechos no insultaron a los policías locales, que no intentaron impedir la detención de A.S.C., y que éste no insultó a los municipales.

    Por su parte, los dos agentes de la Policía Local de Alicante han asegurado que se encontraban de servicio esa noche en el casco antiguo de la ciudad para vigilar el cierre de los locales nocturnos, cuando escucharon cómo A.S.C., apuntándoles con la cámara de un teléfono móvil, y situado junto a sus compañeros, dijo: “vamos a grabar a estos gilipollas”.

    En ese momento, uno de los municipales ha asegurado que fue hacia el acusado y le bajó el brazo con el que apuntaba con el móvil y le pidió el carné de identidad. Este policía local ha indicado que el procesado le respondió que le iba a dar “una mierda” y le llamó “payaso”.

    Tras esto, el otro policía local ha indicado que en ese momento se encontraba identificando a uno de los compañeros de A.S.C., quien le dijo que era policía nacional y le mostró “una cartera de forma muy rápida”, de modo que sólo pudo ver “un destello metálico” por lo que le solicitó que “se identificara correctamente” para poder leer “el número” de agente, o que de lo contrario tendría que acompañarle para identificarse.

    Además, este agente local ha afirmado que este hombre le dijo que si era necesario le acompañaba para identificarse, por lo que ambos se dirigieron hacia el coche patrulla con tales fines.

    El otro policía local ha declarado que es entonces cuando ve como el acusado, que se encontraba con él en ese momento, “empuja por detrás” al otro municipal, por lo que procede a intentar reducirlo, “por ese atentado a la autoridad”, entre los “agarrones de sus compañeros que intentaron obstaculizar el arresto”.

    Así mismo, los dos policías locales han señalado que informaron al arrestado de que estaba detenido, de los motivos por los que lo estaba, así como de los derechos que como tal le asistían

    LA POLICIA LOCAL LE PLANTA CARA AL “CIGARRÓN”

    Con la llegada del buen tiempo se teme una avalancha de llamadas procedentes de las zonas más afectadas por la movida nocturna

    10.05.11 – 00:04 –

    EVARISTO FERNÁNDEZ DE VEGA | BADAJOZ.
    Con la Ley Antitabaco se calcula que entre un 20 y un 30% de los clientes están fuera de los locales
    Los agentes de la Policía Local de Badajoz han recibido el encargo de controlar el consumo de bebidas alcohólicas a las puertas de los locales de ocio. La misión no es nueva, pero cobra especial relevancia tras la entrada en vigor de la ley que impide fumar en el interior de los bares y discotecas.
    Hasta la entrada en vigor de ese texto, era posible encender el cigarro dentro de los establecimientos de ocio. Pero las cosas han cambiado y los fumadores son obligados ahora a salir a la calle, una circunstancia que ha comenzado a incomodar a los vecinos que residen en las zonas de marcha.
    El problema, denominado ya ‘cigarrón, afecta a media ciudad, pero se da con especial crudeza en las calles estrechas del Casco Antiguo, que se convierten durante la noche en verdaderas cajas de resonancia. «Entre el jueves y el domingo no hay forma de dormir hasta las 5 de la madrugada. La prueba está en que todos los vecinos hemos puesto doble ventana», explicaba ayer un residente.
    Esa medida ha sido adoptada también por numerosos propietarios de la calle San Isidro, otra de las zonas damnificadas por la movida. «Aquí se junta gente de varios bares. Delante de nuestro portal suele haber bastante personal. Aunque no es nuevo, quizás lo del tabaco haya influido algo pero aquí siempre hemos tenido barullo».
    El segundo jefe de la Policía Local y portavoz de este cuerpo, Antonio Nogales, ha confirmado que las normas en vigor prohiben taxativamente consumir en la calle tanto las bebidas procedentes del interior de los bares como las adquiridas fuera. «Pero no es solo eso. La nueva ordenanza también prohíbe colocar toneles para que la gente beba de pie».
    Esa norma de rango municipal también impide la apertura de barras que comuniquen directamente a la calle, una medida con la que se intenta evitar que los establecimientos puedan expender consumiciones a las personas que permanecen fuera. «Algunos estudios determinan que a lo largo de un noche suelen estar fuera entre el 20 y el 30% de los clientes, con el consiguiente problema de ruidos y molestias para el vecindario», asevera el segundo jefe de la Policía Local de Badajoz.
    Nogales reconoce que la solución al problema que genera la ley antitabaco no es sencilla, aunque advierte de que los agentes tienen el cometido de controlar este tipo de prácticas para reducir al mínimo la incidencia. «El fumador debe saber que no puede sacar las consumiciones a la calle, ni en vaso de cristal ni en vaso de plástico. Otra cosa es que alguien permanezca fuera fumando. Contra esas personas no podemos hacer nada».
    Durante el pasado fin de semana no se han producido incidencias relacionadas con los ‘cigarrones’ pero la central de comunicaciones del 092 suele recibir varias llamadas de queja cada fin de semana. «Desde el punto de vista policial estamos aplicando las herramientas que existen, pero es importante también que el ciudadano se conciencie del perjuicio que causa a los vecinos. Es necesario trabajar la concienciación», concluye Antonio Nogales.

    LA POLICIA LOCAL ABRE UNA OFICINA EN EL CASCO HISTÓRICO

    La Policía Local abrió ayer una oficina en el Casco Vello.
    Uno de los agentes, en la nueva oficina de la Policía Local, en la praza da Ferreiría. (Foto: JOSÉ PAZ)
    Uno de los agentes, en la nueva oficina de la Policía Local, en la praza da Ferreiría. (Foto: JOSÉ PAZ)

    Ironías del destino, el local, en la Praza da Ferreiría, está ubicado en el mismo emplazamiento en el que hace años estaba el conocido Bar Paraíso, cuando la plaza era el epicentro del barrio chino de la ciudad. Precisamente, el objetivo de esta oficina, que tendrá tres agentes por turno (seis diarios) a los que se añadirá puntualmente uno en moto, será el de satisfacer una vieja demanda vecinal de los vecinos del Casco Histórico, contar con presencia policial en el barrio para controlar determinados ‘actos que se producen nesa zona’, explican en el Concello, como puede ser el vandalismo, o los reductos de trapicheo, entre otras cuestiones.

    El local tendrá un carácter eminentemente informativo, ya que no se podrán formular denuncias, y en su interior siempre habrá un agente. Los otros dos patrullarán a pie por el barrio y prestarán especial atención a la vigilancia de las 14 dependencias municipales que existen en la zona vieja de la ciudad, además de controlar el acceso al casco histórico de vehículos no autorizados (especialmente, motos, que tienen más facilidad para adentrarse en esta zona), así como el horario de carga y descarga. Del mismo modo, supervisarán los accesos a los centros escolares de esta zona de la ciudad.

    Por su parte, los ciudadanos podrán acercarse a la oficina para obtener información sobre determinados trámites y también para poner en conocimiento de los agentes determinadas cuestiones, si bien las denuncias se seguirán presentando en la oficina conjunta de la comisaría de As Lagoas o en la Jefatura de la Policía Local de la calle Xesús Pousa, en A Ponte. El teléfono de contacto de esta oficina es el 988.23.52.97.

    Los comerciantes de la zona consultados sobre la apertura de esta oficina de la Policía Local se muestran satisfechos de esta iniciativa, ampliamente demandada. No obstante, la vigilancia nocturna quedará como hasta ahora, ya que el local no cuenta con horario nocturno más allá de las patrullas que pone en marcha la Jefatura de A Ponte.