Archivo

Archive for 8 junio 2011

EL SUPREMO ANULA EL LÍMITE DE EDAD DE 30 AÑOS PARA INGRESAR EN LA POLICIA NACIONAL

Efe | Madrid (elmundo.es). El Tribunal Supremo (TS) ha declarado nulo el límite de 30 años para ingresar en el Cuerpo Nacional de Policía, al considerar que la edad no es un requisito “esencial y determinante” para desempeñar los cometidos exigidos a un policía nacional.

En dos sentencias, el Supremo da la razón a un ciudadano, representante de la Asociación STOP-Discriminación, que había impugnado dos convocatorias de ingreso libre en la escala ejecutiva de la Policía Nacional correspondientes a los años 2008 y 2009.

El Tribunal anula el requisito de edad impuesto en ambas convocatorias a la escala ejecutiva y, además, declara nulo el límite de edad de 30 años establecido para todas las escalas en el artículo 7 del Reglamento de los Procesos selectivos y de formación de la Policía Nacional.

En la demanda, se recuerda que el límite para acceder a la escala ejecutiva de la Ertzaintza es de 45 años y que no existe como tal en losMossos d’Esquadra ni en cuerpos de seguridad de otros países comoEstados Unidos, el Reino UnidoSueciaDinamarca Israel.

Subraya también el demandante que las funciones policiales están cada vez más incardinadas en el uso de las nuevas tecnologías y “menos en la fuerza física” y destaca que no existe tampoco límite de edad para acceder a la escala ejecutiva por promoción interna.

A esto se suma que el único requisito que se establece para el ingreso en la función pública es haber cumplido los 18 años y no exceder la edad de jubilación forzosa, algo que no se cumple en la oposición libre para el Cuerpo Nacional de Policía.

“Así, si un miembro de la escala básica puede acceder a la escala ejecutiva con más de 30 años no se ve por qué motivo se le ha de prohibir hacerlo a quien aspira a ingresar en el turno libre”, añade la sentencia del Tribunal Supremo.

Fuente: elmundo.es

A PEDRADAS CONTRA LOS MOSSOS

 

(societat.e-noticies.ca). El portavoz de la sección sindical de CCOO de los Mossos d’Esquadra, Antoni Castejón, ha denunciado que durante el desalojo de los indignadosdel pasado día 27 de mayo en Plaza Cataluña recibieron el lanzamiento de objetos contudentes. Castejón ha mostrado una fotografía donde se aprecia una piedra de grandes dimensiones que fue lanzada dentro de una furgoneta policial.

El agente policial explicó que “algunos antidisturbios me han comentado que han pasado incluso miedo”. “Contra los Mossos d’Esquadra todo vale”, remarcó. Castejón ha asegurado que “aquí se respeta muy poco a la policía”, antes de pedir soluciones para este “problema de desobediencia y orden público importante” que sólo se da en Barcelona.

Según Castejón, los acampados en Plaza Cataluña el pasado día 27 de mayo ejercieron una “desobediencia activa, no pasiva”. El delegado sindical señaló que los Mossos d’Esquadra no tienen ningún problema en llevar el número de identificación, pero añadió que podría ser un problema colocar a los chalecos de los antidisturbios.

También pidió una reforma del Código Penal que permita retener a comisaría los condenados por participar en disturbios en la calle, que respondan económicamente de los daños causados ​​y el uso de cámaras por parte de los agentes.

Fuente: societat.e-noticies.ca

EL TENIENTE CORONEL QUE FUE ENCAÑONADO POR UN AGENTE DEL CNI LLEVABA EN SU COCHE UNA BALIZA DE SEGUIMIENTO. HABÍA UNA OPERACIÓN DE INTELIGENCIA EN MARCHA

 

Nuevos datos obtenidos por El Confidencial Digital sobre el incidente, que tanta repercusión mediática tuvo porque la escena fue captada por una cámara de televisión y difundida a toda España, confirman que tras la escena se encontraba una operación del Centro Nacional de Inteligencia. Así lo aseguran fuentes involucradas en la misión que, cuestionadas por el asunto, lo confirman de manera discreta.

Aquel día, todos los informativos abrieron con las imágenes de un supuesto incidente de tráfico entre un oficial del Ejército de Tierra y un agente de la Guardia Civil. Tras un presunto intento de atropello –“que sí sucedió”, aseguran las fuentes consultadas-, el agente de la Benemérita saltó al capó del todoterreno del militar y le encañonó, instándole a que apagara el motor de su coche. Posteriormente llegarían unos agentes de la Policía Municipal, también con el arma en la mano

Poco a poco, el extraño suceso fue aclarándose. El ‘agente’ de la Guardia Civil era en realidad un comandante, destacado miembro operativo del CNI. El Centro trató de desviar la atención sobre lo sucedido, asegurando que era la Benemérita quien tendría que depurar posibles responsabilidades derivadas de la conducta del agente. De hecho, se negó que estuviera en una misión dependiente del Centro.

Prácticas ‘poco ortodoxas’

Sin embargo, y como constató en su día ECDver aquí-, ni siquiera se abrió expediente informativo en las dependencias centrales de la Guardia Civil. El motivo: el comandante sí se encontraba en una comisión de servicio especial encuadrado en el Centro Nacional de Inteligencia.

Fuentes de la inteligencia española, consultadas por El Confidencial Digital, aseguran que el teniente coronel estaba siendo seguido e investigado por el Centro. Se trataba de reunir pruebas sobre él, tras detectarle algunas prácticas “poco ortodoxas” que las fuentes consultadas no quieren detallar.

Otras fuentes, estas de ámbito castrense, confirman que el militar había tenido ciertos incidentes ‘disciplinarios’, que le habían generado algunos problemas con la cadena de mando. De hecho, aseguran que protagonizó otro incidente similar en la puerta del Cuartel General del Ejército de Tierra.

Un ‘chicharra’ en el todoterreno

Días más tarde del incidente del encañonamiento, ECD comprobó la perplejidad que habían provocado las imágenes entre personal de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. Sobre todo, por la existencia de un tercer personaje inesperado en aquellas imágenes: un motorista empuñando un arma, sin quitarse el casco, y que parecíamanipular algo en el pontón de la rueda trasera del todoterreno –léalo aquí-.

Ahora, fuentes de la ‘Casa’ –el CNI- confirman que, efectivamente, en ese paso de rueda se encontraba una ‘chicharra’, como se denomina en el argot de las Fuerzas de Seguridad a las balizas de seguimiento por GPS.

Aseguran, además, que quien la manipulaba era un compañero del Centro involucrado en la operación.

Evitan precisar si se estaba recolocando o retirando antes de que el vehículo fuera retirado por la grúa municipal y trasladado a un depósito de la Policía Local de Madrid.

Fuente: elconfidencialdigital.com