Archivo

Archive for 30 junio 2011

LA POLICIA VIGILA LA CANYADA INCLUSO DESDE EL AIRE

La Policía Local de Paterna y la Policía Autonómica de la Generalitat están realizando controles preventivos de vigilancia a la entrada de la zona residencial de La Canyada con apoyo, incluso, de un helicóptero. El operativo forma parte de un plan de choque en zonas residenciasles anunciado en el mes de mayo por el conseller de Gobernación, Serafín Castellano, en un acto que tuvo lugar precisamente en La Canyada.
Los agentes autonómicos y locales llevan a cabo de forma coordinada rondas de patrullas, identificación de personas y de vehículos a través de controles fijos y móviles, incluso se ha destinado a esta actuación una patrulla aérea con helicóptero. Por lo que respecta al municipio de Paterna, la vigilancia se ha centrado especialmente en los accesos al barrio de La Canyada aproximadamente dos actuaciones por semana, variando siempre días y horas de los controles.

Por otro lado, la Policía Local de Paterna continúa realizando a lo largo de todo el año controles destinados a incrementar la seguridad en todos los entornos residenciales, actuación coordinada con el Cuerpo de Policía Nacional de Paterna, a la que presta colaboración también en materia de seguridad.

La concejala de Policía del Ayuntamiento de Paterna, Inmaculada Rodríguez, indicó que los agentes de Policía Local de Paterna continuarán trabajando de la mano de los cuerpos de Policía Nacional y Autonómico a fin de reforzar la seguridad de todo el municipio.

LA POLICIA LOCAL DE MÁLAGA CAPTURA UN LAGARTO DE UNOS 50 CENTÍMETROS DE LONGITUD EN UNA PANADERIA

 

MÁLAGA, 29 (EUROPA PRESS)

Agentes del Grupo de Medio Ambiente de la Policía Local de Málaga han capturado un lagarto ocelado, una especie especialmente protegida, que fue localizado en el interior de una panadería-confitería situada en la avenida de la Aurora.

Los agentes recibieron una llamada en la que indicaban que había aparecido un lagarto de grandes dimensiones en el interior de este establecimiento.

Los policías locales se desplazaron hasta el lugar, encontrando al reptil en la parte del obrador del comercio, por lo que procedieron a su captura, tras lo que comprobaron que estaba en perfectas condiciones, según han indicado desde este cuerpo en un comunicado.

Una vez capturado, el lagarto fue trasladado al Centro Zoosanitario Municipal, donde quedó a disposición del Centro de Recuperación de Especies Amenazadas (CREA), al tratarse de una especie especialmente protegida.

El lagarto ocelado es un saurio autóctono del norte de África y del sur de Europa, de alimentación insectívora y poderosas mandíbulas. Su cuerpo es robusto, de color verde-amarillento, adornado por grandes ocelos azules. Es capaz de alcanzar un gran tamaño, superando los 75 centímetros la talla máxima encontrada.

EL ALCALDE DE ALFAFAR PATRULLARÁ CON LA POLICIA LOCAL PARA CONOCER EL TRABAJO Y VALORAR EL ESFUERZO DE LOS AGENTES

30 junio 2011 1 comentario
 
El alcalde de Alfafar, Juan Ramón Adsuara, se ha comprometido a salir un día a patrullar con los agentes de la Policía Local para conocer de primera mano el funcionamiento del cuerpo y valorar el esfuerzo y la labor que realizan en pos de la seguridad y calidad de vida de los vecinos del municipio.
Así se lo comunicó a la Policía Local en la reunión que ha mantenido el nuevo equipo de Gobierno con la plantilla municipal. El concejal de Seguridad Ciudadana, Francisco Zarzo, resaltó que la seguridad ciudadana, junto a la sanidad y la educación es uno de los principales pilares donde se sustenta la calidad de vida del ciudadano.

Zarzo finalizó la reunión resaltando la profesionalidad del trabajo diario que realiza la totalidad de la plantilla de la Policia Local de Alfafar, la eficiencia en la coordinación de sus tareas y el apoyo y compromiso del Ayuntamiento en todo lo que sea necesario para la mejora de sus funciones.

LA POLICIA DESALOJA A LOS “INDIGNADOS” QUE PERMANECÍAN EN LA PLAZA DE CATALUNYA

Desalojo de Plaza Catalunya

Los Mossos d’Esquadra y la Guardia Urbana de Barcelona desalojaron la plaza de Catalunya en aproximadamente una hora. No se han producido incidentes violentos ni ha habido resistencia.

Con puntualidad  y en decenas de furgones policiales. Así ha llegado a las inmediaciones de la Plaça Catalunya un gran numero de los Mossos d’Esquadra y la Guardia Urbana de Barcelona. Eran las dos de la madrugada, la hora fijada para el desalojo del último reducto del campamento de los ‘indignados’. Una hora antes que la Policía acordonara la zona, formando hasta cuatro cordones de seguridad por donde no podía entrar ni salir nadie, todo el mundo sabía lo que iba a pasar. Incluso los numerosos ‘lateros’ que vendían cerveza, agua y comida a los curiosos. Era como estar en un cine de verano con catering. En el interior de los bares que aún estaban abiertos, se podía ver a miembros del colectivo del 15-M, que se habían acercado al centro de la capital catalana para dar apoyo a los acampados. Junto a ellos, estaban los periodistas, que también esperaban la llegada de los antidisturbios.

 

Los primeros en aparecer lo hicieron por la calle Pelai y dieron la vuelta a la plaza para, rápidamente, tomar posiciones alrededor del campamento ‘indignado’, que parecía la aldea de Astérix y Obélix asediada por las tropas romanas. En breves segundos, decenas de agentes gigantones y perfectamente pertrechados tomaron posiciones, formando un inmenso círculo en torno al perímetro formado por las tiendas de campaña. Se oyeron murmullos y, a continuación, se hizo un silencio sepulcral.

Estamos encerrados, ¿usted cree que somos animales?Todo aquel que quería abandonar la Plaça Catalunya no podía. “Estamos encerrados, ¿usted cree que somos animales?”, le espetó un hombre de piel morena a una policía que le impedía el paso. A los periodistas los quisieron situar a todos en el mirador, pero los reporteros negociaron y consiguieron que les permitieran entrar en la plaza. Quien no tenía el brazalete o el chaleco de color naranja con la palabra “prensa” escrita no tenía casi nada que hacer. “Es el protocolo”, repetían los Mossos, escogiendo qué periodista tenía derecho a moverse y quien no, gracias a los distintivos que los convertían en un blanco fácil de controlar.

El silencio duró unos segundos eternos, hasta que un mando de la policía, se dirigió por megafonía a los concentrados. Eran las 2.15 horas. “La autoridad competente ha ordenado el desalojo de la Plaça Catalunya”, informó, “tienen 15 minutos para recoger sus pertenencias y abandonar el lugar o sus objetos serán intervenidos”. La advertencia era bien clara y muchos no dudaron en empezar a empaquetar sus bártulos. “¿No van a dar palos, verdad?”, le preguntó un hombre de mediana edad a una pareja de mossos, que no le respondieron.

En el centro de la plaza, un chico intentaba arengar a algunos de los acampados para que resistieran. “No podemos irnos con esta represión política”, les espetó para que no se fueran. Algunos, se quedaron con él, pero la mayoría ya habían decidido esfumarse. “Prefiero a mis perras”, gritaba una chica a su pareja. “¿Y qué vas a hacer?”, le insistía para convencerle de que no valía la pena quedarse porque estaba claro que la sociedad, según explicaba, no les había entendido. “Y si le cae un porrazo a tu perra, ¿qué?”, insistía, mientras cogía a dos cachorrillos y los abrazaba.

No podemos irnos con esta represión políticaSon las 2.30 horas. Alguien, en una de las tiendas, enciende la radio. Se puede oír la canción Que tinguem sort (Que tengamos suerte), de Lluís Llach, pero en boca de otro intérprete. Dos ‘indignados’ intentan romper el cerco por la zona del mirador. “Por debajo, por debajo”, les indica un mosso, señalándoles el camino de salida. Uno de los cachorros se escapa, salta una valla y se mete en la fuente vacía de la plaza, detrás del cordón policial. La chica, su dueña, sale detrás de él, pero no la dejan pasar. Al final, una policía se encarga de ir a buscarla y devolvérsela. Nadie puede romper el cerco, ni tan sólo los perros.

2.32 horas: llegan los primeros camiones grúa para desalojar a los ‘indignados’ que viven en las cabañas de los árboles. 2.33 horas: se produce un pequeño conato de pelea en medio de la plaza, mientras otros ‘indignados’ repasan el huerto para ver si se pueden llevar algo de comer. Junto a ellos, una lona reza lo siguiente: “paz y amor”. Un grupo de policías se llevan a una chica casi en brazos, cogiéndola por los extremos.

Son las 2.45 horas y por la radio suena ahora Angie. Los Rolling Stones se añaden a la fiesta sin que nadie los haya invitado. Un joven ataviado con un sombrero al estilo vaquero no para de hacer fotos a los mossos, como si estuviera de turismo en Disneyland.

“Voy a mear”, revela visiblemente alterado un hombre muy delgado, dominado por su bigote. Se lo explica a una policía, que no le deja saltar la valla. “Si allí hay mossos, allá también hay mossos y aquí también hay mossos, ¿dónde meo?… No mire usted y ya está”, le advierte a la agente, al tiempo que se saca el aparato y empieza a orinar contra la pared de la fuente. Ahora, se le ve aliviado. Ya son las 2.50 horas.

Hay más de 100 furgonetas de Policía en la plaza Entra el primer gran camión de basura, al que le siguen otros muchos. Y, junto a ellos, otro ejército, esta vez, de barrenderos, todos perfectamente uniformados de verde fluorescente. Un par de hombres, con un casco de moto en la cabeza, increpan a dos antidisturbios en un extremo de la plaza. Uno de ellos grita, balbucea cosas en árabe. El agente se lo mira, sin moverse. Cinco minutos más tarde aparecen los antidisturbios de la Urbana. Uno de ellos lleva los papeles para levantar acta de los objetos que confiscan. No paran de llegar más periodistas. “Carroñeros”, les grita una chica, indignada.

Ha sido una noche larga: se borró lo último que quedaba del campamento del 15-MSon las 3.15 horas. Se ha formado una pequeña asamblea en el centro de la plaza, mientras el servicio de limpieza municipal sigue levantando el campamento. “Compañero, ¿esto también?”, le pregunta un barrendero a un guardia urbano cogiendo entre sus manos el esqueleto de una bicicleta. “Todo, todo lo que veas”, le responde. El césped, antes ocupado por las tiendas de campaña, ahora está al descubierto y lleno de agujeros, como el del Camp Nou después de un concierto de Bruce Springsteen. Ahora, el olor a hierba y a menta ahoga los orines acumulados. A lo lejos, una de las cabañas que está siendo desmantelada en un árbol parece un barco pirata a la deriva.

Unos jóvenes despliegan una pancarta en el centro de la plaza: “Resistencia pacífica”. Poco después, un pelotón de agentes antidisturbios de la Urbana irrumpen en el perímetro, caminando en fila india, y rodean a un grupo de ‘indignados’ que han decidido sentarse, obedeciendo la consigna de no ofrecer violencia. Tras un intercambio de impresiones, los desalojan. Son las 3.28 horas, los barrenderos retiran la última pancarta reivindicativa que quedaba en pie. Aún les queda mucho trabajo para limpiar del todo la plaza.

LA POLICIA LOCAL DE ZARAGOZA REALIZA INTERVENCIONES EN MATERIA DE VIOLENCIA DE GENERO

 

Un dia ajetreado en lo que se refiere a detenciones por parte de la Policia Local de Zaragoza. El lunes 27 de Junio la Policia Local de Zaragoza detuvo a dos personas como presuntos autores de un delito de violencia de genero.

La primera detencion se produjo sobre las 28.20h en el sector de Universidad y la segunda sobre las 21.35h en el sector Las Fuentes. En este ultimo el hombre ademas de agredir a su pareja pesaba sobre el una orden de alejamiento por malos tratos anteriormente.

Esto refuerza mucho mas la figura que se debe de crear en la Policia Local de policias que sirvan de enlace y seguimiento para determinadas victimas. Una Unidad especifica para este tipo de casos que trate con las victimas, les ofrezca un poco mas de ayuda y consejo que el que extiende la Ley. Sirva para agilizar en la medida de lo posible las soluciones que esten al alcance en el momento dado.

Desde Zaragoza me mata nos consta que este tipo de actuaciones son casi diarias en la Policia Local lo que demuestra que llamar al 092 puede salvar vidas. Ademas el mismo dia la Policia Local detuvo a un hombre de 62 años en la Plaza de los Sitios por amenzar y causar lesiones a otro hombre por agredirle con un arma blanca.