Archivo

Archive for 9 agosto 2011

BATALLA CAMPAL ENTRE TURISTAS Y POLICIAS EN LLORET DE MAR

Decenas jóvenes turistas se enfrentaron a botellazos en la madrugada de ayer con agentes de los Mossos d’Esquadra y la Policía Local de Lloret de Mar (Girona) a la hora del cierre de las discotecas. Un hombre de 23 años y de nacionalidad francesa fue detenido, aunque no se produjeron heridos de consideración.

Los incidentes comenzaron a las 4.45, cuando unas 400 personas ocupaban la avenida de Just Marlés, en la que se concentran muchas discotecas de esta localidad turística catalana. Entre la multitud, cuya aglomeración impedía la circulación de vehículos, dos grupos de turistas comenzaron a pelearse. La policía local y los Mossos d’Esquadra, que vigilan la zona de forma continuada en verano, decidieron intervenir para detener la pelea y dispersar a la gente.

La tensión cambió entonces de foco y se dirigió hacia las fuerzas del orden. Los turistas se negaron a abandonar el lugar y mostraron “una actitud hostil hacia la policía”, según una portavoz municipal. Una minoría, formada por unas decenas de personas, se revolvió contra los agentes, a los que empezó a lanzar botellas y papeleras.

Los exaltados utilizaron contenedores para formar una barricada. La policía formó una línea defensiva y los agentes antidisturbios del Área Regional de Recursos Operativos dispararon salvas (disparos al aire sin las pelotas de goma). Los incidentes se prolongaron durante una hora. Una señal de tráfico y varias papeleras resultaron dañadas.

Disposición judicial

La detención del joven francés, que tiene antecedentes por desórdenes públicos, se produjo a las 5.45. El joven ha pasado a disposición judicial en un juzgado de Blanes.

En el lugar de los incidentes se concentran varios miles de personas al cierre de las discotecas. Las tensiones son frecuentes. El pasado 17 de julio, un joven de 15 años, vecino de Lloret, murió apuñalado tras mantener una discusión con cuatro jóvenes franceses. Los mossos reforzarán la vigilancia el resto de agosto, cuando se prevé plena ocupación en los hoteles.

El alcalde de Lloret, Romà Codina (CiU), quiere colocar más cámaras de videovigilancia en la zona de ocio nocturno y establecer un debate con los hoteleros sobre el modelo turístico que conviene a la localidad. El alcalde quiere acabar con los disco-tours, excursiones que ofrecen los operadores para ir de bar en bar.