Archivo

Archive for 8 octubre 2011

INTERVENIDAS EN VILLAVERDE (MADRID) 228 PLANTAS DE MARIHUANA Y 2 KILOS PREPARADOS PARA SU DISTRIBUCIÓN

 

La Policía Municipal de Madrid ha realizado una intervención contra el tráfico de drogas y ha aprehendido un total de 228 plantas de marihuana y dos kilogramos preparados para su distribución, según han confirmado a Europa Press fuentes del Ayuntamiento de la capital.

La Policía Municipal de Madrid ha realizado una intervención contra el tráfico de drogas y ha aprehendido un total de 228 plantas de marihuana y dos kilogramos preparados para su distribución, según han confirmado a Europa Press fuentes del Ayuntamiento de la capital.

La intervención se originó en el distrito de Villaverde, cuando los agentes municipales realizaban un servicio de vigilancia rutinaria de prevención del tráfico de droga. Tras localizar la casa, requisaron las plantas de marihuana y las pusieron a disposición judicial.

Hace unos días, la Policía Municipal detuvo a tres individuos por un presunto delito contra la salud pública y decomisó 50 envases para el cultivo de marihuana, 13 cajas con diversos objetos para el consumo de la misma y de otras sustancias, dos frascos con marihuana y varias tarjetas de propaganda del local del distrito Centro.

La Policía también encontró, en el patio interior del domicilio, un invernadero dotado de calefacción y ventilación, y un secadero, posiblemente relacionado con la preparación de la planta de la marihuana para su tráfico.

EL DISPOSITIVO DE MOSSOS Y GUARDIA URBANA REDUCE EN UN 25%EL NÚMERO DE ROBOS EN EL METRO DE BARCELONA

Las patrullas mixtas realizan 267 detenciones desde el 22 de julio a finales de septiembre en el marco del plan contra los carteristas

Xavier Trias y Felip Puig han presentado los resultados del plan específico contra los carteristas Àlex Garcia

Barcelona. (Redacción y agencias).- Balance positivo por parte del departamento de Interior y el Ayuntamiento de Barcelona sobre el operativo específico impulsado conjuntamente por Mossos d’Esquadra y Guàrdia Urbana para este verano con el objetivo de luchar contra los carteristas del metro de Barcelona.

El titular de Interior, Felip Puig, y el alcalde de Barcelona, Xavier Trias, han podido exhibir en rueda de prensa la reducción en un 25% del número de infracciones penales en el metro respecto al mismo periodo del año pasado. Por ello, ambos han anunciado que el operativo se mantendrá sin especificar hasta cuando, y que se intensificará en ocasión de grandes eventos como puede ser el Mobile World Congress o fines de semana con mayor afluencia de turistas.

Trias y Puig han expuesto que, desde el 22 de julio, cuando se puso en marcha este dispositivo llamado Xarxa (Red), hasta final de septiembre, se han registrado 4.743 hechos penales cometidos en el metro, mientras que en el mismo periodo del año pasado fueron 6.346. Un 94% de las infracciones durante este periodo han sido delitos y faltas de hurto.

El alcalde ha manifestado su satisfacción porque en contra de lo que auguraban quienes se oponían a que la Guardia Urbana bajase al Metro, “no ha habido aumento de conflictividad en otras zonas”, y por el hecho de que delincuentes que estaban en el metro hayan “desaparecido” de la ciudad.

“Hemos tomado la decisión de que el metro es una calle y es una prioridad, y no dejará de serlo”, ha asegurado el alcalde, que ha insistido en que quiere más mossos y más guardias urbanos y que los quiere ver “en la calle y de uniforme” por su efecto preventivo y para “romper la percepción de inseguridad”.

El conseller ha reconocido que quiere “trasladar la impresión de que se ha empezado a poner las bases para acabar con la impunidad en la red de transporte público”.

Felip Puig también ha asegurado que la delincuencia que había en el metro “no ha aparecido en otros puntos de la ciudad” y que determinados “colectivos han desaparecido por el efecto disuasorio” de la presencia de patrullas uniformadas en la red. “Los resultados son más que esperanzadores, y el 25% de las detenciones han sido in fraganti”, ha señalado Puig, que cree que al haber conseguido reducir notablemente las infracciones penales hace difícil que en un futuro aumenten las detenciones.

La presión policial que conlleva el dispositivo Xarxa, en origen un plan específico de lucha contra los carteristas que actuaban en el metro de Barcelona, ha comportado que en casi dos meses y medio, Mossos y Guardia Urbana hayan efectuado 267 detenciones, un 18% más que en el mismo periodo de 2010, con un saldo total de 147 detenidos, ya que en un 17% de los casos se trata de reincidentes.

Puig ha destacado que “la presión ha permitido detenciones por otras circunstancias además de los hurtos, y por ejemplo de han doblado las de diferentes requerimientos judiciales”, que han pasado de 38 a 88 este año.

El conseller ha señalado que la división policial especifica para la red de transporte demuestra la prioridad de actuar en el metro que tienen los Mossos d’Esquadra y se traduce en “mas efectivos pero también en como los utilizamos”.

Por otro lado, el conseller ha destacado que el 90% de los 775 nuevos agentes de la policía de la Generalitat está patrullando y que las dos áreas básicas a las que se destina un mayor número de estos efectivos son precisamente barcelonesas, la del Eixample y la de Ciutat Vella.

El dispositivo especial ha supuesto más de 14.500 horas de patrullaje por parte de ambos cuerpos policiales, lo que ha implicado que muchas de las detenciones (un 33%) se hayan producido in fraganti. Las más de 3.400 patrullas de Mossos han realizado un total de 234 detenciones y 325 imputaciones, mientras que por parte de la Urbana (que, por primera vez, han bajado al metro con un total de 1.888 patrullas), ha habido 33 arrestos y 52 impuestos.

Otro dato significativo es que si el número de detenciones son 267, el número de detenidos asciende a 147, lo que quiere decir que el 17% de ellos son multireincidentes y han sido arrestado en más de una ocasión.