Archivo

Archive for 24 febrero 2012

BARCELONA PONDRÁ AL 80% DE LOS NUEVOS GUARDIAS URBANOS A PATRULLAR EN LAS CALLES

Mossos y la policía barcelonesa desplegarán un plan conjunto contra los tironeros

El Ayuntamiento de Barcelona pondrá a patrullar las calles al 80% de los 150 nuevos guardias urbanos que empiecen a trabajar en la ciudad este verano, y prevé mantener este ratio cuando vayan llegando nuevas promociones.

En una entrevista de Europa Press, el gerente de Seguridad del Ayuntamiento, Joan Delort, ha explicado que la filosofía de la Urbana será de “anticipación a los conflictos y preventiva”, por lo que quieren que los policías estén más presentes en las calles.

“Hay que estar muy cerca de la ciudadanía y saber captar con inteligencia cuáles son sus problemáticas para que no crezcan e intervenir rápidamente”, ha indicado.

Según Delort, una de las prioridades de seguridad de este 2012 será la de combatir a los tironeros, tras un repunte del 18,76% en 2011 de los robos con violencia e intimidación en plena calle, aunque puntualiza que la mayoría de hechos delictivos son robos con intimidación que no van a más.

Los Mossos d’Esquadra y la Guardia Urbana desplegarán un plan conjunto para combatir a estos ladrones que actúan en toda la ciudad, aunque Delort descarta formar patrullas mixtas para perseguir a estos delincuentes.

Los dos cuerpos se repartirán el trabajo “para multiplicar la capacidad disuasoria de todo el sistema policial”, siendo más eficaz gracias a la oportunidad de estar más sobre el terreno.

La receta para combatir estos ladrones, según Delort, pasa por sumar estrategias de ambos cuerpos y hacer un planeamiento conjunto porque suponen “una victimización absolutamente aleatoria, discrecional, que puede pasar en cualquier lugar de la ciudad y con diferentes tipologías de víctimas”.

Estos delincuentes suelen ser jóvenes de entre 18 y 26 años que se mueven por toda la ciudad en moto o transporte público y que, según Delort, son unos “oportunistas”.

TOP TEN
De hecho, los Mossos tiene registrado un ‘top ten’ de tironeros, que son reincidentes y actúan en toda Barcelona, y la consigna por parte de los fiscales es pedir penas de prisión para quienes lesionen a víctimas especialmente vulnerables.

Delort ha descartado que estos ladrones sean los hurtadores del Metro que ante la presión policial en el suburbano han subido a la superficie, porque estos ladrones más especializados se dedican únicamente al hurto.

Para él, “los hurtos están más controlados que antes, pero han de continuar bajando porque continúan siendo una pieza demasiado grande dentro del conjunto”, por lo que su objetivo ahora es consolidar la tendencia a la baja.

LUCHA CONTRA LA DROGA
Preguntado sobre el consumo de droga en la ciudad, ha señalado que la policía barcelonesa debe actuar donde surja “un problema cotidiano que afecte a la seguridad o la tranquilidad de las personas, individual o colectivamente”.

No obstante, ha hecho hincapié en que el problema real se da ante unos niveles elevados de consumo de drogas –“tenemos una sociedad a la que le encanta consumir”, ha valorado–.

“Hemos vuelto a la situación del ‘yo controlo y solo lo hago de vez en cuando’, y además, en círculos delicaditos”, ha criticado.