Archivo

Archive for 23 junio 2012

UN ALCALDE OBLIGA A LA POLICIA LOCAL A HACER HORAS EXTRAS

El conflicto entre agentes y administración provoca situaciones de tensión en Arenys de Mar

 

Un alcalde obliga a la Policía Local a hacer horas extras

La Policía Local de Arenys obligada a hacer horas extras por decreto. xavier salbany

 

 

Arenys de Mar. (Redacción).- El conflicto laboral que enfrenta al colectivo de la Policía Local de Arenys de Mar con la administración se eterniza y ha llegado a tal punto de inflexión que, para que se cumplan todos los horarios en los que la presencia policial es básica, el alcalde, Estanis Fors (CiU) como ya hizo su predecesor, Ramon Vinyes (PSC), ha decidido imponer la orden a través de un decreto de alcaldía y obligar a los agentes a que realicen horas extraordinarias.

Si en la pasada legislatura los policías se negaron a realizar más horas extras para forzar a la resolución del conflicto laboral que los enfrenta con el gobierno local y el alcalde tuvo que acudir a la ley que, como máxima autoridad local, le permite la emisión de un decreto ordenando la cobertura policial de determinados acontecimientos y servicios extraordinarios, en esta ocasión para la Revetlla de Sant Joan sumará el cuarto decreto que obliga a los agentes a trabajar más horas, como antes sucedió con la Festa de les Puntaires, la tradicional Nit de Naps, la Cabalgata de Reyes o la celebración de la prueba atlética Challenge.

La situación ha llegado a tal punto de tensión que, como informa la revista local L’Agenda, el alcalde Fors (CiU) y la concejal de seguridad, Belén Quintero (PP) ha discrepado públicamente sobre la resolución del conflicto. La concejal, defiende las reivindicaciones de los agentes, mientras que el edil mantiene el cumplimiento de la legalidad y la necesidad de rebajar el gasto anual de horas extraordinarias de la policía. Quintero, declaró a Ràdio Arenys que “los agentes no hacen horas extraordinarias porqué tienen todo el derecho a decidirlo así”.

La misma publicación -que ha tardado años en obtener datos sobre los emolumentos policiales- y los ha acabado teniendo a través de una fuente fidedigna no revelada, desveló una serie de datos en los que detalla cómo los 35 agentes de la Policía Local, siete de los cuales son mandos (un inspector, un sargento y cinco cabos) habrían realizado horas extras por valor de 396.167 euros entre 2007 y 2011, el 40% de las cuales, según la revista, fueron a parar a las nóminas de los comandantes. Unos datos de los que discrepa el gobierno local, que con el apoyo corporativo de los partidos en la oposición (PSC, ICV, ERC y CUP) emitió un comunicado donde los datos contenían evidentes errores de cálculo.

LOS AYUNTAMIENTOS CATALANES PODRÁN PEDIR AYUDA A POLICIAS LOCALES DE OTROS MUNICIPIOS

En cataluña se tenia vetado la mancomunidad de las policias locales, al contrario que en otras comunidades de España.

Parece ser que el miedo de la Generalitat al desarrollo de las Policias Locales desaparece al verse obligada por la crisis a tomar esta decisión.  

 

Mollet del Vallès (Barcelona). (EFE).- Los ayuntamientos catalanes, de hasta 40.000 habitantes, podrán solicitar la colaboración de las policías locales de otros municipios limítrofes ante necesidades puntuales, según la normativa que el Govern impulsará después del verano. Con esta medida la Generalitat pretende hacer frente a la reducción de recursos y de personal, a causa de la crisis, dentro del cuerpo de Policías Locales de Catalunya.

El Govern impulsará una nueva orden normativa para que las policías locales puedan actuar en los municipios vecinos a través de un convenio de colaboración interadministrativo fijado entre ayuntamientos.

El director general de Administración de la Seguridad del Departamento de Interior, Andreu Joan Martínez, ha destacado que el objetivo de la medida es que los ayuntamientos que “acrediten una falta de recursos para prestar determinados servicios de Policía Local” puedan requerir la presencia de policías de municipios vecinos con “plenas garantías legales”.

El responsable de Seguridad del Departamento de Interior ha explicado que la colaboración se efectuará entre los dos ayuntamientos que lo requieran a través “un convenio de colaboración interadministrativo”.

Martínez ha añadido que el convenio mantendrá la figura de los alcaldes como “la máxima autoridad de Seguridad Pública” en sus municipios, pero “el marco de colaboración será diverso”.

Las policías locales continuaran trabajando en sus ámbitos pero, cuando se produzca un hecho extraordinario, como una fiesta mayor o una actividad puntual que requiera destinar más efectivos policiales, “la Policía Local podrá entrar en otro municipio con la máxima cobertura legal” ha explicado Andreu Joan Martínez.

Martínez ha destacado que esta colaboración interadministrativa, “legalmente es un derecho de asociación y no representa constituir ninguna mancomunidad ni crear ninguna Policía Local supramunicipal”. La intención de la Generalitat es impulsar la nueva normativa, después de este verano, en el marco de la ley orgánica estatal de Seguridad.

El director general de Administración de la Seguridad ha hecho estas declaraciones en el hospital de Mollet del Vallès, donde ha tenido lugar la jornada “Reflexiones sobre el futuro del Sistema de Seguridad Pública de Catalunya; la oportunidad del mundo local”.

El acto ha sido organizado por la Asociación de Jefes y Mandos de Cuerpos de Seguridad Local del Vallès Oriental y Occidental y ha reunido a más de 80 profesionales del ámbito de la seguridad.

LA DIPUTADA DE “COMPROMIS” DICE QUE EL RECORTE DEL 30% DE LAS AYUDAS DEL CONSELL A LAS POLICIAS LOCALES AFECTARÁ A LA SEGURIDAD

 

La diputada de Compromís en las Corts Valencianes Mireia Mollà considera que el recorte del 30 por ciento de las ayudas del Consell a las policías locales afectará a la seguridad “en numerosas poblaciones”, según ha indicado en un comunicado.

Mollà ha comentado que la Conselleria de Gobernación ha aplicado un recorte del 30 por ciento en la convocatoria de ayudas públicas destinadas a los ayuntamientos de la Comunitat para la homogeneización de los cuerpos de policía local en materia de medios técnicos e inversiones durante 2012. “Esta instrucción recorta en más de 43.000 euros una ayuda que en principio tenía una consignación de 145.600 euros”, ha señalado.

Para la diputada de Compromís la “difícil” situación financiera de la Generalitat, “consecuencia de la nefasta gestión económica del PP”, que ha producido un “gran agujero” en las arcas públicas valencianas, está “afectando ya directamente a la seguridad de las personas con la mengua de dotaciones y medios técnicos para las policías locales”.

Los recortes ordenados por el Consell dirigido por Alberto Fabra han supuesto una “importante reducción” de las ayudas que iban a recibir los cuerpos de seguridad local de los municipios “más pequeños de nuestro territorio, que son además la gran mayoría”, ha apuntado.

Para Mollà, este hecho demuestra la “incapacidad” de un Gobierno y de un Conseller de Gobernación que “se llena la boca diciendo que quieren impulsar una mayor coordinación entre las policías locales y a la primera de cambio, disminuyen las asignaciones que se habían comprometido presupuestariamente para poder hacer efectiva esta línea de ayudas”.

 

Acontecimientos “nada productivos”

Compromís considera que es “preocupante” ver como la Generalitat se gasta millones de euros en acontecimientos “nada productivos” como la Formula 1 y muestra su “incompetencia al no mantener una pequeña ayuda a los municipios valencianos más pequeños” para poder dotar a sus policías de emisoras y comunicaciones digitales y poder así hacer frente a los robos que se producen, tanto en el campo, como en las poblaciones valencianas.

Mollà cree que con estas actuaciones, el Consell muestra su “poca voluntad de mantener una seguridad local pública de calidad”, así como que “ha dejado en la estacada a los pueblos pequeños que son los más necesitados de ayudas institucionales para poder ofrecer unos servicios óptimos y en condiciones”.

Desde Compromís se “reclama y exige” a Fabra que “recomponga la política económica de su gobierno, dirija hacia los gastos superfluos los recortes y garantice la calidad de los servicios públicos básicos, que ahora más que nunca tienen que ser útiles para la ciudadanía”.