Archivo

Archive for 4 enero 2013

LA POLICIA LOCAL DE MARTORELL NO HARÁ SERVICIOS EXTRAORDINARIOS EN LA CABALGATA DE REYES COMO PROTESTA

Escudo_Grises_01b

LA POLICÍA LOCAL DE MARTORELL HA DECIDIDO EN ASAMBLEA NO REALIZAR SERVICIOS DE HORAS EXTRAS EN LOS DISPOSITIVOS DE LA CABALGATA DE REYES COMO MEDIDA DE PROTESTA POR EL MODO EN QUE EL AYUNTAMIENTO TIENE PENSADO APLICAR A ESTE CUERPO LA AMPLIACIÓN DE LA JORNADA LABORAL, POR LA PRECARIEDAD DE MEDIOS, TALES COMO EMISORAS, UNIFORMIDAD, ETC Y CONTRA LA ACTITUD MUNICIPAL EN LA NEGOCIACIÓN DEL NUEVO CONVENIO, ADEMÁS DEL GRAN DESCONTENTO POR LA SUPRESIÓN DE LA PAGA EXTRAORDINARIA DE NAVIDAD.

Ley organica 16/1991 policias locales de Cataluña
articulo 42
-1 Las Policias Locales han de disponer de los medios y instalaciones adecuados para el desarrollo de sus funciones.
IMG_4618

A LOS AGENTES DE ESTA POBLACIÓN SE LES HACE MUY COMPLICADO LLEVAR A CABO SUS FUNCIONES CORRECTAMENTE CON LA PRECARIEDAD DE ESTAS COMUNICACIONES.

LOS AGENTES NO RECIBIERON POR CONVENIO LA UNIFORMIDAD DE INVIERNO RENOVADA, E INCLUSO ALGÚN AGENTE PATRULLA CON PIEZAS DE UNIFORMIDAD DE VERANO.

LA DECISIÓN FUE TOMADA TRAS UNA VOTACIÓN REALIZADA EN LA JEFATURA DE LA POLICÍA LOCAL CON EL RESPALDO DE LOS PRINCIPALES SINDICATOS DEL SECTOR, EL SPPME-CAT Y UGT.

Dos magrebíes detenidos por agredir a dos policías locales en Zaragoza, que tuvieron que disparar al aire

La celebración de la Nochevieja y los cotillones que se celebraron en Zaragoza tuvieron también sus momentos menos agradables en la zona del Casco Viejo, donde se registraron varias peleas, según informaron fuentes policiales.

El caso más grave se produjo hacia la 1.00 de ayer en la calle de la Rebolería, próximo al albergue municipal. Una patrulla de la Policía Local fue avisada para atender a una persona que estaba tendida en el suelo, al parecer víctima de una agresión, y los agentes acabaron acorralados por una veintena de personas que intervenían en una pelea.

Mientras acudieron para socorrer a la víctima, los agentes de la Policía Local fueron alertados por la gresca que se produjo en la misma calle entre dos grupos. Una veintena de personas participaban en la pelea y entre ellos corrió el grito de alarma: «¡Policía, policía!».

Separar a los bandos

Cuando los agentes intentaron separar a los dos bandos y pacificar la bronca callejera, los dos grupos que intervenían se unieron para rodear a los policías locales y varios de ellos llegaron a agredirlos.

Al verse acorralados, los policías locales reclamaron ayuda a sus compañeros de la Policía Local y la Policía Nacional. Pero como la situación se complicaba y al ver que tardaban sus colegas, según informaron ayer fuentes policiales, uno de los agentes optó por disparar dos veces al aire para mantener a distancia a los que se dedicaron a rodearlos y agredirlos.

Dos de los que participaban en la gresca y posteriormente agredieron a los agentes fueron detenidos por la patrulla de la Policía Local. Según fuentes policiales, se trataba de dos personas de origen magrebí, quienes, posteriormente, fueron conducidos a la comisaría de la Policía Local como presuntos autores de un delito de atentado a la autoridad.

Los dos detenidos serán puestos hoy a disposición judicial para prestar declaración respecto a los hechos ocurridos durante la Nochevieja en el Casco Viejo.

El uso del arma por parte del agente era la única manera intimidatoria de evitar la agresión a la que habían sido sometidos, según precisaron fuentes municipales.

Una vez que llegaron sus compañeros de la Policía Local, se calmaron las cosas y dos de los presuntos agresores fueron enviados a la comisaría, mientras que los demás se escaparon cuando llegaron otros coches del 092.

Uso del arma en defensa propia Los agentes de la Policía pueden usar el arma e incluso están obligados cuando lo hace en defensa de su propia vida y de terceros, como se ha visto en innumerables ocasiones por parte de los profesionales de seguridad.

En este caso, fuentes policiales aseguraron que el uso de la pistola por el agente era en el uso de la legítima defensa para que al verse acorralados no encontrar otra solución alternativa ante la veintena de personas que los tenían rodeados en la calle de la Rebolería, en el Casco Viejo.

Tres policías de Tomares salvan la vida a un vecino gracias a un desfibrilador

Los agentes habían recibido un curso de primeros auxilios desde la Real Federación de Fútbol un par de semanas antes

Tres agentes de la Policía Local de Tomares (Sevilla) salvaron el pasado día 22 de diciembre la vida de un vecino de esta localidad sevillana que había sufrido una parada cardiorrespiratoria en mitad de la calle. Los agentes acababan de recibir un curso de salud impartido por la Real Federación Andaluza de Fútbol (RFAF) en Tomares hacía tan sólo un par de semanas, “gracias al cual realizaron con corrección” las maniobras de resucitación cardiopulmonar básica y aplicaron con tres descargas el desfibrilador hasta la llegada de una unidad de emergencias del 061, ha informado la RFAF en una nota.

La “rápida y correcta” intervención de los tres policías, que se encontraban de servicio en ese momento, permitió salvar la vida de esta persona, cuya identidad no ha sido facilitada y que ahora se encuentra recuperándose en un hospital sevillano. Los hechos se produjeron a las 9,00 horas del 22 de diciembre en la Avenida de La Arboleda de Tomares, cuando este vecino cayó desplomado en mitad de la calle con parada cardiorrespiratoria, por lo que varias personas que transitaban por la zona en ese instante llamaron al 061 y a la Policía Local, que fue la primera que llegó al lugar de los hechos y cuya actuación primaria resultó “decisiva” para salvar la vida de esta persona.

La Real Federación Andaluza de Fútbol, a través del Área de Salud del Cedifa, había impartido hacía poco más de dos semanas un curso de reciclaje de salud sobre Resucitación Cardiopulmonar Básica (RCP) y uso del Desfibrilador Semiautomático Externo a miembros de Protección Civil de Tomares, la Policía Local y técnicos, monitores deportivos y personal de mantenimiento de la Concejalía de Deportes, curso que renuevan cada dos años.

El Ayuntamiento de Tomares, que solicitó a la RFAF este curso, había instalado desfibriladores en todos los centros deportivos del municipio con el objetivo de prevenir y mantener protegida a toda la población, además de instalar un desfibrilador en el coche patrulla de la Policía Local, que fue el que se utilizó en este caso para la atención de urgencia hasta la llegada de los efectivos sanitarios del 061.

Desde la RFAF han querido felicitar a la Policía Local de Tomares por su actuación, así como al Ayuntamiento de Tomares, uno de los primeros municipios de Andalucía en contar con un desfibrilador en todas sus instalaciones deportivas, “por su apuesta decidida por la salud de sus ciudadanos formando a todo su personal” con los cursos de la RFAF.

La Policía Local de Mijas detiene a un británico por una presunta agresión de su pareja sentimental

La Policía Local de Mijas (Málaga) ha detenido a un ciudadano británico residente en Mijas Pueblo por, supuestamente, propinar una paliza a su pareja sentimental, también originaria del Reino Unido, según han informado desde el Consistorio mijeño.

El suceso de produjo en la madrugada del primer día del año, cuando alrededor de las 02.56 horas, la Policía Local recibió la llamada de un vecino advirtiendo de que alguien estaba dando una paliza a una mujer.

Así, tras personarse en el lugar de los hechos una unidad, los agentes escucharon gritos y golpes que procedían el interior de una vivienda, en cuyo acceso había restos de sangre, según han manifestado a través de un comunicado.

Los agentes llamaron insistentemente a la puerta, que abrió un hombre visiblemente alterado, el cual al ver a los policías trató cerrar la puerta sin éxito. Los miembros de la unidad observaron que en el pasillo yacía una mujer, a la que preguntaron qué le sucedía.

Ésta confesó que le estaban dando una paliza, según han apuntado desde el Ayuntamiento. El hombre fue identificado como A.H.B., británico nacido en 1975 y residente en Mijas Pueblo, el cual fue detenido.

La mujer presentaba politraumatismos, heridas sangrantes en el rostro y varias roturas en sus ropas, y fue evacuada en ambulancia al Centro de Salud de Las Lagunas, acompañada en todo momento por agentes de la Policía Local. Recibió el alta médica esa misma madrugada.

Dos perros de la Policía Local de Málaga detectan una plantación de marihuana en un trastero

 

Dos perros de la Policía Local de Málaga han detectado una plantación de marihuana en un trastero ubicado en un aparcamiento situado en la calle Joaquín Turina de la capital. La actuación, que se saldó con un hombre detenido, fue posible tras haberse saltado un conductor un semáforo en rojo y seguir los agentes el vehículo hasta el citado lugar.

Dos perros de la Policía Local de Málaga detectan una plantación de marihuana en un trastero

  Una vez allí, Robin, un perro adscrito al servicio patrulla de la Unidad Canina del Grupo Operativo de Apoyo (GOA), comenzó a comportarse como cuando olfatea sustancias estupefacientes, según ha informado la Policía Local en un comunicado.

El rastro llevó al animal hasta un trastero situado en el interior del ‘parking’, junto a una plaza de aparcamiento en la que había estacionado un vehículo, siendo corroborada la conducta de Robin por un segundo perro, Roco.

Ante la situación descrita, los policías locales de la Unidad Canina pusieron los hechos en conocimiento del Grupo de Investigación y Protección (GIA) de la Policía Local, que llevó a cabo un dispositivo encaminado a identificar al propietario de este trastero.

Una vez en el lugar, los policías locales pudieron observar cómo un individuo salía del aparcamiento con el vehículo que había estacionado junto al trastero. Al percatarse de la presencia de los agentes de paisano, aceleró la marcha, siendo interceptado y mostrándose nervioso y poco colaborador durante su identificación.

Los policías locales acompañaron al individuo hasta el trastero, comprobando que tenía en su interior dos muebles forrados de material de aluminio, con sistema de luz, calefacción y aireación, que contenían en su interior un total de 17 plantas de marihuana, en fase de crecimiento y aún de mediano tamaño.

 

Agresión a un agente

En un momento dado, el individuo, de modo repentino, agredió a uno de los agentes, que precisó de asistencia médica, encerrándose en el interior de su vivienda. Finalmente, fue detenido, aunque ofreció una fuerte resistencia.

Tras ello, el individuo, natural y vecino de Málaga y de 31 años, fue trasladado a dependencias policiales, para, posteriormente, ser puesto a disposición judicial.

En la operación, los policías locales intervinieron 17 plantas de marihuana; una bolsa de plástico que contenía sustancia vegetal troceada, al parecer, hachís; otra con un peso aproximado de 245 gramos con una sustancia vegetal, pudiendo ser marihuana; cuatro lámparas; un ventilador, y tres reguladores de tiempo.