Archivo

Archive for 6 julio 2013

Dos agentes de la Unidad de la Policía de Barrio de Elche detienen a un ladrón de grifos

La Policía Local de Elche ha informado esta mañana sobre una de las actuaciones que ha llevado a cabo la unidad de la Policía de Barrio en la zona de la Avenida de Novelda.

Se trata de la detención de un ladrón de grifos cromados que estaba actuando en bares y restaurantes de Elche.

El pasado 3 de julio, dos agentes de la Unidad de Policía de Barrio detuvieron al individuo, que frecuentaba bares y cafeterías de la ciudad con el objetivo de robar los grifos cromados de los lavabos a los que él siempre accedía y utilizaba en cada establecimiento.

Los robos se habían puesto en conocimiento de la Policía por parte de ciudadanos que realizaron varias denuncias. Tras varias búsquedas, la detención tuvo lugar este pasado miércoles por la tarde, tras un nuevo robo, ya que el presunto autos de los robos se encontraba en una cafetería cuando llegaron los agentes de Policía.

En el establecimiento, el detenido había tenido varios altercados con el dueño del mismo y con varios clientes, tras ser descubierto sustrayendo los grifos de los lavabos.

Gracias a la rápida intervención de los agentes, se consiguió detener al autor de los hechos. Además, se descubrió que en su vehículo tenía diversas herramientas de fontanería y 21 grifos cromados, de otras tantas sustracciones en diversos establecimientos similares.

Fuente: http://www.elperiodic.com

Un policía local resulta intoxicado por humo al rescatar a un hombre en una vivienda incendiada

 

  

Un agente de la Policía Local sufrió una intoxicación por humo cuando entró en una vivienda de la avenida de Colón a rescatar a un hombre que se negaba a salir a pesar de que se había declarado un incendio en el interior del domicilio, explicaron testigos de los hechos. El suceso ocurrió en una segunda planta del bloque que ocupa el número 10 de la avenida de Colón, alrededor de la 1 de la tarde. Varias dotaciones de bomberos se desplazaron al lugar y la Policía Local confirmó que uno de los agentes tuvo que ser llevado al hospital tras inhalar humo en el rescate, aunque su estado no revestía gravedad. Fuentes policiales añadieron que dentro del piso se acumulaba gran cantidad de basura.

Se salta un control e intenta agarrar de la cabeza a un perro de la policía en Málaga

La Policía Local de Málaga ha detenido a un conductor de 33 años que hizo caso omiso de las señales de los agentes en un control y que, tras ser interceptado por los agentes, tuvo una actitud “agresiva”. Además, presuntamente intentó agarrar de la cabeza con las manos al perro policía que iba a inspeccionar el interior de la furgoneta en la que viajaba. 

En concreto, los agentes del Grupo Operativo de Apoyo (GOA) de la Policía Local de Málaga han detenido al individuo como presunto autor de un delito de atentado a agente de la autoridad. Los hechos se produjeron este pasado lunes, 1 de julio, en la calle Padre Jorge Lamothe, donde los agentes estaban realizando un control preventivo de vehículos. 

Así, procedieron a dar el alto al conductor de una furgoneta ocupada por dos personas, que hizo caso omiso a las indicaciones policiales, debiendo ser interceptado unos metros más adelante, siendo identificados y comprobando la documentación del vehículo, han precisado desde la Policía Local en un comunicado. 

Ante la actitud “nerviosa y hostil que el individuo presentaba”, ya que, según la Policía realizaba “continuos aspavientos y movimientos sin sentido”, los agentes hicieron el preceptivo cacheo preventivo de seguridad e inspeccionaron el interior del vehículo, para lo que se sirvieron de la ayuda de un perro policía. 

El hombre, que en ningún momento se mostró colaborador con los agentes, “comenzó a ponerse aún más agresivo, golpeando fuertemente con su zapato en el suelo junto al perro, al que llegó a intentar agarrar de la cabeza con las manos, aprovechando para ello que el animal llevase puesto el bozal de intervención”. 

Ante esto, el agente guía apartó al animal y recriminó al hombre su acción, revolviéndose éste “de forma violenta y comenzando a lanzar golpes con el puño contra el policía local, que solo podía protegerse con uno de sus brazos, ya que con el otro mantenía controlado al can”. 

Por todo ello, los policías detuvieron al individuo, “que continuó mostrando una fuerte resistencia activa a la acción policial, lanzando puñetazos y patadas”. Finalmente, tras ser arrestado, fue puesto a disposición judicial. 

Mientras tanto, dos de los agentes tuvieron que ser atendidos en un centro médico y del vehículo se hizo cargo, “por expreso deseo del detenido”, la mujer que lo acompañaba.