Archivo

Archive for 6 octubre 2013

Herido de gravedad un guardia civil de un disparo en el cuello y el hombro

Tres delincuentes robaron en un híper de Yuncos el sábado y fueron perseguidos durante más de 44 kilómetros hasta Madrid, dónde se les perdió la pista

Uno de los asaltantes entrando en el Mercadona de Yuncos. Lleva guantes, gorra y pistola

Tres delincuentes han herido de gravedad a un Guardia Civil de Yuncos (Toledo) en el cuello y un hombro cuando intentaban evitar un atraco en un supermercado de la localidad. Los hechos sucediero sobre las 21.15 de noche.

Tras una persecución de 44,6 kilómetros, los agentes del Instituto Armado, a los que se fueron sumando después funcionarios de la Policía Nacional, les han perdido la pista a la salida de la M-40, sentido puente de Vallecas.

El suceso comenzó en Ciempozuelos (Madrid) con el robo de un Seat Toledo de color gris esa tarde. Con él, los tres sujetos se dirigieron hacia el Mercadona de Yuncos con intención de asaltarlo. Llevaban gorras, guantes e iban armados.

Al parecer, según las primeras informaciones de la Jefatura Superior de P0licía, desde el supermercado alertaron a la Benemérita de que se estaba produciendo un atraco. A la llegada de los funcionarios, los delincuentes reaccionaron con suma violencia, disparando a uno de ellos, que fue alcanzado en el cuello y el hombro.

Acto seguido se dieron a la fuga en dirección a Madrid, mientras eran controlados sus movimientos hasta que, finalmente, se les perdió la pista en el Puente de Vallecas. La Policía Nacional continúa la búsqueda de los peligrosos asaltantes.

El agente, dentificado como R.D.G.M., de 37 años de edad, permanece ingresado con pronóstico grave, pero su vida no corre peligro. Ingresó anoche en el Hospital Virgen de la Salud de Toledo con una herida de bala que le entró por el cuello y le salió por la espalda.

Herido un policía local de Almeria al no poder pedir refuerzos por “nulo funcionamiento” de emisora

6 octubre 2013 1 comentario

El agente, que presentaba “numerosas” contusiones, ha tenido que ser atendido por sanitarios del 061

Un policía local ha resultado herido este viernes en la capital cuando, al acudir a un aviso por un tirón que se ha producido en el casco histórico de la ciudad, ha sido agredido por el presunto ladrón y no ha podido pedir refuerzos debido al “nulo funcionamiento del sistema de transmisiones”.

Así lo ha indicado en un comunicado la Unión de Policía Local y Bomberos de Almería (UPLBA), que ha anunciado que pondrá el caso a disposición de sus servicios jurídicos para estudiar si procede interponer denuncia por “dejación de funciones” contra el Ayuntamiento de la ciudad.

Según ha relatado el sindicato, la sala de la Policía Local ha recibido una llamada en la mañana de este viernes comunicando que se había producido un robo por el método del tirón en las inmediaciones del Conjunto Monumental de La Alcazaba, en el casco histórico.

Al lugar se han desplazado varias unidades y un motorista, quien ha sido el que ha localizado al presunto autor. En ese momento, tal y como ha relatado UPLBA, este ha arremetido contra el agente, le ha agrdido “y lo arrojado por unas escalinatas”.

“El policía en todo momento ha intentado comunicar su posición y que estaba siendo agredido, pero debido al nulo funcionamiento de sistema de transmisiones de la Policía Local de Almería, no ha podido pedir apoyo de los demás compañeros”, ha subrayado.

El agente, que presentaba “numerosas” contusiones como consecuencia del ataque y de la caída por una de las escalinatas que dan acceso al monumento, ha tenido que ser atendido por sanitarios del 061 desplazados al lugar de los hechos.

Desde UPLBA han reiterado su petición al Ayuntamiento de Almería para que “nos dé una solución a para las transmisiones de Policía Local, aunque sea provisional, mientras que se contrata el nuevo sistema integrado con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado”.

Han indicado, en esta línea, que esta situación podría derivar el “responsabilidad penal” al no proporcionar a la Policía Local, los medios suficientes para su seguridad a la hora realizar su servicio diario “con resultado, además, de lesionados”.