Archivo

Archive for 27 febrero 2014

Los policías municipales de Madrid de más edad podrán dejar de patrullar la calle

El Ayuntamiento de Madrid ha consensuado con los sindicatos policiales una nueva normativa por la que los policías municipales podrán pasar de manera voluntaria a realizar labores administrativas a partir de los 55 años. Y sin perder sus derechos adquiridos.

«El procedimiento pretende hacer compatibles los derechos de los funcionarios de la Policía Municipal con los intereses generales de la organización. Permite la ocupación de destinos acordes a sus condiciones físicas», reza el documento.

El convenio está destinado a policías, cabos, sargentos y suboficiales que «no puedan desempeñar con normalidad su puesto de trabajo» por motivos de edad o salud. El acuerdo no modifica sus condiciones económicas, excepto que se cambie a turno diurno o a algunas de las unidades que tienen distinta retribución.

El cambio de puesto es voluntario al cumplir los 55 años. Se exceptúa al personal que haya cumplido los 58 años y manifieste su voluntad de querer seguir en su puesto, siempre y cuando pasen una prueba de aptitud física, la conocida como TAF.

Las funciones que podrán desempeñar los policías y cabos en puestos no operativos son, entre otros muchos, las siguientes:

-Atención telefónica y gestión de la emisora.

-Vigilancia de edificios municipales y de las unidades de Policía Municipal.

-Recepción y entrega de los vehículos policiales.

-Custodia de armeros, depósitos y requisas policiales.

-Almacén de vestuario.

-Servicio de bares en las dependencias.

-Control de mantenimiento de instalaciones.

-Entrega de notificaciones en vía pública de paisano.

-Apoyo a agentes tutores, mediadores, Oficina de Atención al Ciudadano.

-Vigilancia y custodia de detenidos y de sus efectos personales.

-Control de arrestos domiciliarios.

– Tramitación de expedientes.

-Gestión del sistema Viogen, de seguimiento de casos de violencia de género.

-Inspección, de paisano, a establecimientos y obras.

-Educación vial.

-Centro Integral de Formación en Seguridad y Emergencias.

Entre las salvedades está que ningún funcionario al que se le haya retirado el arma prestará servicio de uniforme en la calle.

La idea es, por lo tanto, posibilitar a quienes por su edad y condiciones físicas no se encuentren en disposición de «hacer trabajo de calle» a que pasen a labores administrativas, y al revés: dotar de personal en mejores condiciones y más jóvenes a aquellas unidades operativas que lo precisen.

Fuente: abc.es

La Fundación nacional para la Seguridad Vial premia a la ESPA de la Junta por su formación a policías locales

El director general de Interior, Emergencias y Protección Civil de la Junta, José Antonio Varela, ha recibido en Madrid el premio que ha otorgado la Fundación nacional para la Seguridad Vial (Fesvial) a la Escuela de Seguridad Pública de Andalucía (ESPA) para distinguir la labor que viene realizando este organismo, dependiente de la Consejería de Justicia e Interior, en la formación de policías locales sobre protección, prevención y seguridad en el tráfico.

La ceremonia de entrega de la tercera edición de los Premios de Seguridad Vial para las Policías Locales se ha celebrado en el marco de la I Jornada Iberoamericana sobre Seguridad Vial que organiza Fesvial, con la colaboración de la Dirección General de Tráfico y otras instituciones públicas, según ha informado la Junta en un comunicado de prensa.

Con este galardón, se reconoce el impulso que la Consejería de Justicia e Interior esta ofreciendo, a través de la ESPA, a la formación de los policías locales andaluces en materia de seguridad vial con el objetivo de mejorar la respuesta de estos profesionales en la prevención de accidentes y también en sus intervenciones en la investigación de los siniestros para actuar sobre sus causas y rebajar la siniestralidad.

Además de esta labor de formación que se lleva a cabo en la Escuela de Seguridad Pública de Andalucía, la Consejería de Justicia e Interior está potenciando la colaboración con diferentes organizaciones sociales a fin de fomentar la educación vial y la preparación de los policías locales para educar a los niños en hábitos y comportamientos seguros relacionados con el tráfico rodado.

Con ese objetivo, la Consejería ha organizado encuentros como la primera Jornada Técnica de Educación Vial en Andalucía que tuvo lugar en 2013 en la sede de la ESPA y que se convirtió en un punto de encuentro e intercambio de técnicas de trabajo en educación vial para todos los profesionales que se dedican a promover esta materia, con el fin de sensibilizar a la ciudadanía sobre los problemas de circulación y la búsqueda de soluciones mediante el fomento de la participación y de las actitudes solidarias.

En esa apuesta decidida por fomentar la educación vial en Andalucía se enmarca también el encuentro mantenido entre el director general de Interior, Emergencias y Protección Civil de la Junta, José Antonio Varela, y el fiscal delegado de Seguridad Vial para Andalucía, Luis Carlos Rodríguez, en el que se abordaron las necesidades y los principales problemas existentes en esta materia.

La Consejería de Justicia e Interior aboga también por incrementar la cooperación entre administraciones y la coordinación operativa en esta entre los cuerpos de seguridad con competencias en materia de tráfico.

Fuente: eleconomista.es

El Gobierno vasco formará 80 agentes para cubrir las necesidades temporales de la Policía Local

La Academia de Arkaute del Gobierno Vasco seleccionará y formará este año a 80 agentes del orden para crear una bolsa de trabajo de interinos que cubrirán las necesidades temporales de personal que tienen las policías locales. Una docena de ayuntamientos se han comprometido ya a utilizar este recurso y otros ocho han manifestado su interés.

Algunas localidades vascas necesitan en determinados momentos del año aumentar su plantilla de policía local debido a la afluencia de turistas en verano, celebración de fiestas y organización de eventos varios. Sin embargo, estos municipios se encuentran en ocasiones con serias dificultades para disponer de forma rápida de personas debidamente preparadas para ejercer esta función. Para dar respuesta a esta situación el Gobierno vasco va a poner a disposición de los ayuntamientos interesados una bolsa de trabajo integrada por personas debidamente seleccionadas y formadas. La Academia de Policía y Emergencias de Arkaute se encargará de esta labor de selección y formación, y acaba de aprobar la primera convocatoria pública.

El Boletín Oficial del País Vasco publicará mañana martes las bases de esta convocatoria que da de plazo a los interesados para inscribirse hasta el 13 de marzo. La inscripción se realizará a través de la página web de la Academia de Arkaute y toda la información sobre el proceso está disponible en el teléfono gratuito 900840088.

Gobierno Vasco y Ayuntamientos firmarán un convenio de colaboración para el uso de la bolsa de trabajo. Doce municipios han asumido ya el compromiso de recurrir a esta herramienta para cubrir sus necesidades de personal (Irún, Getxo, Santurce, Sestao, Basauri, Zarautz, Mungía, Abanto y Ciervana, Górliz, Ugao-Miraballes, Plencia y Lekeitio). Otros ochos ayuntamientos, entre los que se encuentran Rentería, Ermua, Durango y Eibar, han manifestado su interés en hacerlo. Una vez que concluya el plazo de inscripción se constituirá un tribunal que fijará la fecha, hora y lugar de celebración de cada una de las pruebas de la oposición, con anuncios públicos en la web de la Academia de Policía y Emergencias con una antelación no inferior a 72 horas. La previsión inicial es que la comience el día 29 de marzo.

Las personas seleccionadas serán convocadas por la Academia vasca de Policía y Emergencias para realizar un curso de formación durante el mes de mayo que tendrá carácter obligatorio y eliminatorio. Al final del curso las personas serán evaluadas para acreditar los conocimientos adquiridos y obtendrán la calificación de apto no apto. El objetivo es formar a al menos de 80 agentes interinos en este año. Los primeros 40 agentes estarían formados para el mes de junio y los otros 40 restantes a partir de septiembre.

Fuente: elcorreo.com

La Policía Local prueba en sus coches un sistema de ordenadores de a bordo

La Policía Local de Valladolid ha comenzado la instalación en sus coches patrulla de unos modernos equipos informáticos que van a permitir a los agentes acceder, de manera instantánea, a todas las aplicaciones que necesitan para llevar a cabo su trabajo en la calle, así como también a una veintena de formularios (actas, informes…), los de uso más habitual en el día a día de los policías.

Estos avanzados sistemas, que se denominan K8 Plus y que son de uso común por otros cuerpos policiales de España, forman parte de un proyecto municipal llamado ‘Oficina Portátil de Movilidad’ que, «en un futuro cercano», integrará también unas PDA que llevarán consigo todos los agentes, junto con una pequeña impresora y que «les permitirá elaborar in situ las denuncias», tal como explicaron a El Día de Valladolid fuentes de la Policía Local. «Se está trabajando desde hace tiempo para lograr que el sistema funcione tal y como se quiere», detallan.

Mucho más avanzada está la puesta en marcha de los K8 Plus, unos ordenadores de a bordo que se han instalado ya en doce coches patrulla, diez ‘zetas’ -los vehículos rotulados e identificados como de la Policía Local- y dos ‘k’ -coches camuflados-, donde están ya «a pleno rendimiento». Dotados de pantallas táctiles y unos teclados inalámbricos, permiten a los agentes acceder al instante a las bases de datos de la DGT -para la consulta de matrículas de coches, titularidades de vehículos…- y del Cuerpo Nacional de Policía -datos de filiación de personas, si tienen alguna causa pendiente…-, además de a todas las aplicaciones que son de ámbito municipal y que, entre otras cosas, les dan la posibilidad a los funcionarios de saber si tal o cual vehículo tiene cargas, entrar al padrón de vehículos de Valladolid y de Tráfico… «En definitiva, aquí pueden ver todas las aplicaciones corporativas de la Policía Local», detallan estas fuentes.

«Agilizar» los procesos. «El objetivo es tratar de agilizar el método de trabajo, evitando las comunicaciones vía emisora y permitiendo que cada patrulla sea autónoma para hacer gestiones y lo que necesite durante toda su operativa en la calle», tal y como argumentan desde la Jefatura de la Policía Local en declaraciones a este periódico.

«Toda la información que hay en el centro de operaciones de la Jefatura de Policía Local y a la que hasta ahora se tenía que acceder a través de emisora, solicitándola a los operadores, a partir de estos momentos va a estar disponible en estos dispositivos», explican las mismas fuentes.

Pero no es solo, también sirve para el establecimiento de todo un sistema de comunicación, por escrito, evitando los avisos vía emisora. «Cuando el ciudadano llama a la Sala del 092, el operador abre una ficha informática en la que se cumplimentan una serie de campos, a través de una de nuestras aplicaciones. Dirección del incidente, quién llama… y los datos fundamentales para acudir al aviso», apuntan.

A partir de ahí, a través de los ordenadores de a bordo serán los agentes los que van informando a la Sala. «Ellos tendrán que anotar que han recibido el aviso, que han llegado al lugar, que han hecho tal o cual gestión, que han acabado, que se van de allí…», detallan las mismas fuentes.

Cumplimentar actas. Pero, además, permite a los agentes de la Policía Local vallisoletana entrar a una veintena de formularios, los más comunes en su día a día, para la elaboración de informes y actas de, por ejemplo, accidentes con daños materiales. En cambio, no se elaborarán denuncias desde estos dispositivos, algo que sí se hará cuando estén en marcha las PDA.

Fuente: eldiariodevalladolid.com

Hábitos al volante que pueden costar multas

Con el paso de los años, la mayoría de los conductores van adquiriendo pequeñas manías a la hora de ponerse detrás del volante que acaban convertidas en hábitos. Algunas de ellas no tienen la menor importancia, sin embargo, otras muchas constituyen infracciones administrativas que podrían ser sancionadas por la policía y la guardia civil.

En el blog «Circula seguro» han recopilado siete de esos hábitos al volante que crees inofensivos, pero que podrían costarte una multa:

1.-Usar incorrectamente las luces antiniebla

Llevar las luces antiniebla traseras conectadas durante kilómetros aunque no haya ni rastro de niebla o encender las delanteras para ver mejor sin que exista una causa justificada es sancionable con una multa de hasta 200 euros. Aunque el mal uso de este tipo de alumbrado puede afectar a la seguridad vial al deslumbrar a otros conductores, no suele ser sancionado.

2.-Dar ráfagas cuando no procede

Aunque diferenciar destello de ráfaga no parece muy complicado, hay conductores que no lo deben tener muy claro. El destello es un encendido leve de las luces de carretera que no causa molestias que se usa para avisar de un adelantamiento inminente, mientras que la ráfaga consiste en una continuado y molesto encendido y apagado de dichas luces. Esta última conducta se considera falta leve y la multa asciende a 80 euros.

3.-Ignorar las obligaciones para circular por un carril habilitado para la circulación en sentido contrario

En este tipo de carriles es obligatorio conectar las luces de cruce y circular respetando el límite establecido para el mismo, que suele oscilar entre los 60 y 80 kilómetros por hora. Sin embargo, es muy habitual ver que quienes circulan por este tipo de vías incumplen alguna de estas dos obligaciones, arriesgándose a recibir una multa de 200 euros.

4.-Llevar los neumáticos en mal estado

Además de constituir un peligro para la integridad de los ocupantes del vehículo, circular con neumáticos que no reúnan las condiciones mínimas puede acarrear una sanción de 200 euros por cada una de las ruedas en mal estado.

5.-Usar mal o no usar los intermitentes

No utilizar los indicadores para advertir de una maniobra está penado con 200 euros de multa, mientras que no señalizar una maniobra con la antelación suficiente puede suponer una sanción de 80 euros. Y la excusa de que se acaban de estropear no sirve. La señalización de la maniobra con el brazo se sigue considerando válida.

6.-Abrocharse el cinturón en marcha

Ponerse el cinturón con el coche en marcha, además de ser incómodo y peligroso, implica circular sin cinturón, lo que significa arriesgarse a perder tres puntos del carnet y a pagar 200 euros de multa. También se multa igual el hecho de llevar un niño sin la sujeción adecuada.

7.-Apurar el semáforo en ámbar

Un semáforo con luz ámbar fija obliga a detener el vehículo salvo que no exista espacio suficiente para hacerlo con seguridad. Sin embargo, la reacción de la mayor parte de los conductores ante esta luz consiste en pisar el pedal del acelerador para pasar el semáforo antes de que se encienda la lámpara de color rojo. Una actitud que puede ser sancionada con 200 euros

Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

Detenidos tras alunizar un coche robado contra una tienda de jamones y robar 15 piezas

Agentes pertenecientes a las Jefaturas de Policía de Barrio Distritos Carretera de Cádiz y Cruz de Humilladero de la Policía Local de Málaga han llevado a cabo la detención de dos individuos, naturales y vecinos de Málaga y de 47 y 52 años de edad respectivamente.

Se les imputa varios presuntos delitos, tales como: robo con fuerza, robo de vehículo, delito contra la seguridad vial por conducir con temeridad manifiesta, varios delitos de daños, y desobediencia, atentado y resistencia a agentes de la autoridad. Además, a todo ello habría que sumarle una denuncia administrativa al conductor por conducir sin carné.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 02:50 horas de la madrugada del martes al miércoles 12 de febrero en un establecimiento comercial sito en calle Brahms al que, presuntamente, se acercaron los dos individuos con el vehículo en el que circulaban, un Audi A3 que figuraba sustraído desde noviembre del pasado año 2013, subiendo manualmente el portón metálico de acceso al comercio, para, acto seguido alunizar el coche contra la puerta de cristal, haciendo añicos la misma.

Tras ello, parece ser que los individuos se hicieron con un total de 15 piezas de jamón de las muchas que había en el interior del comercio, dedicado a la venta de ibéricos, huyendo, acto seguido, del lugar.

Nada más tener conocimiento de los hechos, varias patrullas de la Policía Local de Málaga se dirigieron con premura al lugar, localizando una de ellas, perteneciente a la Jefatura de Policía de Barrio del Distrito Carretera de Cádiz, el coche en calle Manuel de Falla, circulando en dirección contraria y directamente hacia los agentes, subiéndose a la acera al llegar a su altura para darse a la fuga.

De ese modo comenzó una larga y peligrosa persecución a lo largo de la cual los agentes activaron los sistemas acústicos y luminosos del vehículo policial, adoptando asimismo las oportunas medidas de seguridad para los demás usuarios de la vía y los propios agentes.

La persecución transcurrió por avenida Velázquez, avenida La Luz, calle Isaac Peral, calle Jerusalén, camino San Rafael, avenida las Malagueñas (recinto ferial) y camino de los Prados, calle esta última en la que finalmente los policías locales lograrían interceptar a los individuos.

Antes de que eso ocurriera, los individuos estuvieron a punto de atropellar a dos personas que se encontraban en calle Jerusalén, siendo esta una calle peatonal, los cuales se vieron obligados a apartarse con rapidez para evitar ser arrollados. En esa misma calle los individuos causaron daños en unos 25 metros de la valla metálica, de unos 2 metros de altura.

A ello se suma que los individuos circularon sin respetar ningún tipo de señalización ni normativa de tráfico, rebasando semáforos en fase roja, y poniendo en peligro al resto de usuarios de la vía, llegando, además, a impactar en varias ocasiones con el coche contra el vehículo policial que les perseguía para evitar ser alcanzados por éste, motivo por el cual uno de los agentes resultó con lesiones, en principio, de carácter leve.

Tras darles alcance, los policías locales procedieron a la detención de los individuos, los cuales presentaron una fuerte resistencia activa, intentando golpear a los agentes con puños y piernas, hasta ser finalmente reducidos, para lo que contaron con el apoyo de agentes de otra dotación de la Policía Local de Málaga que llegó en ese instante al lugar, en este caso perteneciente a la Jefatura de Distrito Cruz Humilladero.

Acto seguido, los policías locales comprobaron que el copiloto portaba un jamón entre sus piernas, al que habría que sumarle otras 14 piezas que habían introducido en el maletero, donde también llevaban una maza.

En cuanto al coche, tras comprobar los agentes que figuraba como sustraído, fue trasladado al depósito municipal de vehículos a disposición de la propiedad, habiendo sufrido numerosos daños a consecuencia de los múltiples impactos a los que los individuos lo habían sometido.

Asimismo, los policías locales comprobaron que el conductor carecía del permiso de conducir correspondiente, si bien posee licencia para conducir ciclomotores, por lo que fue denunciado administrativamente por ese hecho.

Los agentes contactaron con la propiedad del negocio, que se hizo cargo del mismo, a la espera de cuantificar el total de daños sufridos.

Los individuos, que presentaban guantes oscuros puestos, portando uno de ellos un destornillador entre sus ropas, y el otro una braga de cuello, serían trasladados a dependencias policiales y puestos a disposición judicial.

Fuente: diariosur.es

Detenido un hombre cuando solicitaba los servicios de una prostituta con el coche cargado de droga

Llevaba casi tres kilos de marihuana y cannabis y dijo a los agentes que le podían quitar todo porque es “cultivador”

MÁLAGA, 14 Feb. (EUROPA PRESS) –

Un hombre de 51 años ha sido detenido por agentes de la Policía Local del Distrito Churriana-Aeropuerto como presunto autor de un delito contra la salud pública ya que fue sorprendido cuando solicitaba los servicios de una prostituta con el coche cargado de droga.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 20.20 horas del pasado 11 de febrero en la carretera Azucarera-Intelhorce, donde los policías locales que estaban patrullando observaron a un conductor que, al parecer, solicitaba los servicios de una prostituta, a la que invitó a subir al vehículo.

En cumplimiento de sus funciones y en virtud a lo articulado en la Ordenanza de Convivencia, los agentes, que prestaban su servicio de paisano, dieron el alto al vehículo para identificar a los dos ocupantes y proceder a denunciarlos por solicitar y ofrecer servicios sexuales en la vía pública, respectivamente, según ha informado la Policía Local en un comunicado.

Mientras los agentes identificaban a estas personas observaron entre los asientos delanteros una bolsa, comprobando que en su interior había una sustancia vegetal que parecía ser marihuana, por lo que procedieron a inspeccionar el interior del vehículo de forma exhaustiva.

Durante el registro, los policías locales localizaron un total de 10 bolsas, en algunas de las cuales había otras de menor tamaño, conteniendo todas sustancias estupefacientes. En concreto, se encontraron en sitios como la guantera y ocultas bajo la alfombra del maletero, los asientos o las cantoneras de las puertas.

La cantidad total de droga localizada e incautada por los policías locales en el interior del vehículo resultó ser de dos kilos y 883,75 gramos, divididos en 2.262,99 gramos de marihuana, 55,2 gramos de polen de marihuana, y 565,56 de semillas de cannabis.

Asimismo, intervinieron tres teléfono móviles, un sello con la imagen de una hoja de marihuana, dinero, bolsas de plástico para embalaje y dos agendas en las que aparecían nombres y cantidades de dinero y droga, llegando a espetar el individuo a los agentes que “no perdieran la agenda, que ahí tenía a sus compradores”.

Además, “en actitud altanera, el individuo también llegó a decirles que le podían quitar todo eso, que es cultivador y en su casa tiene como mínimo 500 kilos”, así como que “distribuye a toda España”. Por todo ello, los agentes detuvieron al individuo y lo trasladaron a dependencias policiales, siendo, posteriormente, puesto a disposición judicial.