Archivo

Archive for 3 marzo 2014

La Policía Local rastrea las redes sociales para frenar el auge de fiestas ilegales y botellones

Tienen perfiles en cada una de las redes sociales para husmear lo que se cuece en ellas. El anonimato de Internet les permite patrullar por la web como policías de paisano. Cuando detectan alguna convocatoria, se infiltran en los grupos de amigos para conocer todos los detalles y anticiparse al evento.

Los agentes saben que los macrobotellones y las fiestas ilegales, que suelen celebrarse en recintos que no están acondicionados y con aforos muy superiores a los permitidos, empiezan a gestarse mucho antes en Internet. Por eso, la estrategia policial pasa ahora por rastrear Tuenti, Facebook o Twitter como una rutina más de trabajo.

El Grupo de Investigación y Protección (GIP) de la Policía Local de Málaga ha destinado un equipo de agentes que, en horario de mañana y de tarde, se dedica a indagar en las redes sociales. «Hacen búsquedas periódicas, dos o tres veces por semana», explica el inspector Juan Ortiz, que es el jefe de la unidad.

El GIP ha intensificado esa labor de vigilancia siguiendo instrucciones de la Fiscalía de Menores, que el pasado verano envió un oficio a los ayuntamientos de la provincia solicitando que identificaran a todos adolescentes que fuesen sorprendidos bebiendo alcohol. Desde entonces, se han logrado frustrar cuatro convocatorias y se han cerrado dos locales por permitir el consumo de licores a menores de edad.

Botellón de menores

La última intervención se produjo el pasado día 21. Los agentes del GIP evitaron un botellón que tres menores estaban organizando a las puertas de una discoteca del centro donde se iba a celebrar una fiesta. En el mensaje que hicieron circular por la red, advertían de que en el establecimiento sólo se iban a servir refrescos, e invitaban a los interesados a llevar botellas de alcohol «con cuidado y a escondidas».

Tras contactar con el local en cuestión, que anuló la reserva y canceló el contrato, los policías identificaron a las tres chicas, todas de 15 años. Inmediatamente después, informaron a sus padres de la responsabilidad que tendrían si el evento llegaba a celebrarse. «La denuncia sólo llega a materializarse si hay consecuencias», subraya el inspector. Es lo que ocurrió en la última fiesta de la primavera, donde se multó con 2.000 euros a la joven que inició la convocatoria con un mensaje colgado en Facebook.

No en vano, las redes sociales han pasado de ser una herramienta de investigación para identificar a los autores a convertirse también en una fuente de información previa. El jefe del GIP lanza un aviso a navegantes: «Ya estamos rastreando la web para vigilar quién convoca la próxima fiesta de la primavera».

Fuente: diariosur.es

Multas por escupir o pisar los bancos al sentarse

Pisar o estropear los bancos, acampar en la calle, llevar al perro sin correa, alimentar animales, tirar papeles, chicles o escupir, orinar… hasta bañarse en la Cibeles estará regulado por la nueva normativa de convivencia ciudadana que prepara el Ayuntamiento de Madrid.

Las infracciones se dividirán en tres grupos con diferentes cuantías para la sanción: las faltas leves, tendrán una multa hasta un máximo de 750 euros; las graves, de 1.500 y en el caso de infracciones muy graves, el importe podrá alcanzar los 3.000 euros.

En el grupo de las infracciones leves se encuentran las que afectan a la mayoría de los ciudadanos que utilizan el espacio público. La norma se refiere al sentido común y a garantizar el respeto hacia todos los que viven la calle. Así, los juegos peligrosos, el monopatín en zonas peatonales o regar las plantas molestando a los vecinos y viandantes, estarán prohibidos en Madrid.

Tampoco se podrá dar de comer a los animales en el espacio público, una práctica muy extendida con gatos y palomas en algunas zonas de la capital.

En el grupo de las sanciones graves y muy graves, se tratará de presionar para resolver algunos de los problemas más serios que sufre la capital y que tienen un vínculo más frecuente con la delincuencia o las situaciones de abuso a los más débiles. En este grupo se incluyen la utilización de discapacitados o menores para ejercer la mendicidad o el traslado de toxicómanos en las conocidas como «cundas».

En cualquier caso, la cuantía de la multa podrá ser desde simbólica, hasta la sanción máxima dependiendo del criterio del policía, la gravedad de los hechos o de si el infractor es reincidente.

Fuente: abc.es

IPA MALGRAT

IMG-20140225-WA0005

IMG-20140225-WA0004

IPA Malgrat, a conseguido un acuerdo con la empresa AME aSISTENCIA Medica, para beneficiarse de los descuentos en sus cuotas a los miembros de IPA.

IPA MALGRAT

IMG-20140225-WA0002

IPA Malgrat, a conseguido un acuerdo con la empresa Auto Equip, para beneficiarse de los descuentos en sus productos a los miembros de IPA.

Un juez investiga al Instituto de Seguridad Pública de Cataluña por presuntas irregularidades al suspender a dos alumnos

BARCELONA, 20 Feb. (EUROPA PRESS) –

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 2 de Mollet del Vallès (Barcelona) ha admitido a trámite la querella presentada por dos exalumnos del Instituto de Seguridad Pública de Cataluña (ISPC) y ha citado a declarar como querellados a la directora, Núria Aymerich, y a otros nueve formadores.

Según el auto de admisión a trámite de la querella del 17 de febrero, al que ha tenido acceso Europa Press, los dos afectados deberán comparecer el 25 de febrero a las 10 horas en el juzgado para ratificar la querella, y los querellados, el 4 de junio y el 3 de julio.

La querella presentada denuncia que los querellados, entre los que está la directora del Instituto, instructores de Mossos d’Esquadra, mandos policiales, una psicóloga y una profesora de Derecho Penal, pueden ser autores de los delitos de prevaricación, falso testimonio, abuso de autoridad y coacciones.

En el escrito, uno de los alumnos asegura que tras estar de baja un mes por enfermedad durante el curso 2010-2011, la actuación de sus instructores fue “arbitraria, parcial, discriminatoria, humillante, coactiva y de abuso de poder”.

Los dos querellantes aseguran que pese a sacar buenas notas en las asignaturas con calificación objetiva, en la de Técnicas de Autocontrol y la de Prácticas Interdisciplinarias fueron declarados ‘No apto’ sin merecerlo, por el deseo arbitrario de los instructores.

Según la querella, estos hechos “no son aislados, sino una constante en cada curso académico, cébandose los instructores en aquellos alumnos que se escogen para ser sacrificados conscientemente y sin motivo objetivo alguno”.

Fuentes de la Conselleria de Interior han expresado a Europa Press ante esta investigación su voluntad de “colaboración absoluta” con la Justicia.

CONTENCIOSOS

Según ha explicado Interior, los dos alumnos querellantes interpusieron recursos contenciosos administrativos –previos a esta querella– contra la decisión de declararles no aptos, que han sido resueltos favorablemente para el ISPC.

La sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), en el caso de uno de estos alumnos, considera que aparece una coincidencia de “insuficiencia académica y de comportamiento, difícil de contrarrestar en un proceso ante la abrumadora prueba documental aportada por la administración”.

En total, en el curso 2010-2011, 17 alumnos de 1.293 presentaron un contencioso contra la calificación y 15 han sido resueltos de manera favorable al ISPC; en el curso anterior (2009-2010) se presentaron siete contenciosos entre 1.531 alumnos, y hay cinco sentencias favorables y dos recursos pendientes de resolver.