Archivo

Archive for 23 marzo 2014

Detenido un joven de 19 años como presunto autor de los disparos contra la vivienda de Berenguer

Carabina presuntamente empleada en el suceso.

EL MUNDO.ES Madrid
Actualizado: 22/03/2014 11:33 horas

La Unidad de Vigilancia y Protección de la Policía municipal detuvo a última hora de este viernes a un joven de 19 años como presunto autor de los disparos de fogueo contra la vivienda del concejal de UPyD del Ayuntamiento de Madrid, Jaime de Berenguer, según confirman fuentes policiales.

La detención se pudo llevar a cabo gracias a la colaboración vecinal y a la angulación de los disparos, después de encontrar varias marcas de disparos en la vivienda. El joven fue puesto a disposición de la Policía nacional en la comisaría de Fuencarral-El Pardo. También hizo entrega a los agentes del arma empleada, una carabina de aire comprimido con munición de perdigones de 4,5 mm, mira telescópica y silenciador.

La investigación comenzó a raíz de la denuncia del concejal de UPyD tras haber sufrido el impacto de un proyectil de pequeño calibre en la persiana de una ventana de su vivienda, ubicada en el distrito de Fuencarral, y un segundo poco después, a primera hora del pasado jueves. No se produjeron daños personales.

¿Y los derechos de los policías?

Por Cristina Cifuentes
Actualizado: 23/03/2014 11:03 horas

Hay derecho a reunirse para expresar públicamente las protestas y reivindicaciones. A convocar manifestaciones de solidaridad o de repulsa. A organizar marchas, columnas y concentraciones de una punta a otra de España. A rechazar políticas, denunciar medidas, plantear alternativas. A ocupar pacífica y temporalmente el espacio público como foro para la crítica, siempre desde el absoluto respeto al resto de los ciudadanos y a cuantos elementos conforman la escena urbana.

No hay derecho a instrumentalizar manifestaciones pacíficas para convertirlas en escenarios de actos puramente vandálicos. A que la brutalidad de unos acabe pesando más y restando la legitimidad que puedan tener los argumentos de otros. A creer que las voces de los manifestantes en la calle pesan más que los millones de votos depositados en las urnas. A considerar que la razón de la fuerza es argumento suficiente para prevalecer sobre la fuerza de la razón. A justificar por sistema a los que ejercen la violencia y a cuestionar por norma a quienes hacen cumplir la ley. A arrasar literalmente una parte de la ciudad y a agredir, con especial saña, a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que garantizan el ejercicio del derecho de manifestación y velan por que se desarrolle de forma pacífica. A lanzar piedras, adoquines, vallas metálicas, y todo tipo de objetos, a funcionarios de policía que desarrollan su trabajo con enorme profesionalidad y espíritu de servicio, y que en tantas ocasiones son capaces de dar su vida para salvar la de un ciudadano.

No, no hay derecho a que una manifestación que se pretendía pacífica concluya con 50 policías heridos, simplemente por estar ahí, garantizando un derecho constitucional. Y que no haya una condena unánime, sin ambages ni paliativos, a la brutalidad de los llamados radicales antisistema. Ni siquiera, hasta el momento, de las organizaciones internacionales que estos días se han desplazado a Madrid para supervisar que se respetaban los derechos de los manifestantes durante las marchas del 22M. ¿Y los derechos de los policías?

Por Cristina Cifuentes Delegada del Gobierno en Madrid

500 policías piden dimisiones por los ‘errores’ en el operativo de seguridad del 22-M

Están concentrados en la comisaría de Moratalaz convocados por sindicatos del cuerpo

Unos 500 policías se han concentrado este domingo para denunciar “errores” en el operativo de seguridad de las Marchas por la Dignidad del 22-M y para reclamar “dimisiones” de los responsables.

Convocados por el Sindicato Unificado de Policía (SUP), la Unión Federal de Policia, el Sindicato Independiente de la Policía Española y la Confederación Española de la Policía, los trabajadores denuncian que en el dispositivo del sábado hubo órdenes de la dirección que provocaron que los agentes asumieran “riesgos innecesarios” y fuesen agredidos por manifestantes.

En los comunicados de prensa enviados a los medios, los sindicatos aseguran que los errores en el dispositivo provocaron que alrededor de 15 policías fuesen rodeados en los aledaños de la plaza de Colón por unos mil manifestantes violentos armados con piedras y barras metálicas que “defendieron la dignidad empleándose a fondo contra los policías”, según el SUP.

Los sindicatos policiales consideran que fue un error de coordinación lo que permitió que quince policías quedasen aislados y sin poder ser apoyados por más unidades, lo que a su juicio “debe suponer la dimisión del responsable o responsables”.

El Sindicato Unificado de Policía exigirá explicaciones sobre lo ocurrido porque, dice, “nunca los miembros de la UIP se han sentido tan desamparados por los responsables policiales y políticos”.

“Errores en su dirección y toma de decisiones, ordenando actuar sin los medios adecuados, provocó que los policías asumieran riesgos innecesarios cuyas consecuencias se vieron materializadas en las lesiones que sufrieron, algunas de carácter muy grave”, denuncia el comunicado del SUP.

Por su parte, el Sindicato Independiente de la Policía Española denunció que se empezó “ordenando no salir con los medios adecuados” y que a consecuencia de ello hubo policías con “traumatismos cráneo encefálicos, contusiones, pérdida de dientes, heridas por arma blanca, rotura de huesos…”.

Esta organización asegura que se les dio la orden de “aguantar” y no utilizar el material antidisturbios y coinciden con el otro sindicato en que al final se dejó “abandonado” a un subgrupo en el centro de la calzada que estaba rodeado por “cientos de violentos”.

También el Colectivo Profesional de Policía Municipal de Madrid ha condenado los actos violentos de ayer y ha pedido a la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, que si quiere que los policías municipales actúen como antidisturbios los dote de los medios adecuados

Siete independentistas con antecedentes, entre los detenidos en los incidentes del sábado noche

23 marzo 2014 1 comentario

Tres vascos, dos gallegos y dos catalanes con antecedentes se encuentran entre los detenidos por los incidentes del sábado noche en Madrid

Una bengala en el piso, durante los incidentes. ANTONIO HEREDIA

Tres independentistas vascos, dos gallegos y dos catalanes se encuentran entre los detenidos por los incidentes del sábado noche en Madrid tras las marchas de la solidaridad, según informan fuentes de la Confederacion Española de Policía. Además, según estas mismas fuentes, un agente sufrió cuatro puñaladas que no le llegaron a afectar debido a que llevaba un chaleco protector.

Entre los heridos, además, hay dos fotoperiodistas. Uno se ellos con varios huesos de la cara fracturados debido al impacto de una pelota de goma.

Una de las armas requisadas.

Las 24 personas que fueron detenidas permanecen en la Brigada Provincial de Información situada en el distrito de Moratalaz (Madrid), donde prestarán declaración durante el día de hoy. Según han informado a EFE desde la Jefatura Superior de Policía de Madrid, hasta mañana no está previsto que los detenidos -tres de ellos menores de edad- pasen a disposición judicial.

Las detenciones se produjeron ayer tras la manifestación de la coordinadora 22M a la que asistieron decenas de miles de personas.

Los disturbios comenzaron cuando varios participantes arrojaron botellas, piedras y petardos a la policía, que intentaba entrar con furgones en la plaza de Colón después de cerrar la calle Génova con vallas para proteger la sede del PP.

Tras esta intervención, algunos de los participantes en la manifestación montaron barricadas en los laterales del Paseo de Recoletos con contenedores de basura al mismo tiempo que en el centro de la calzada un grupo de personas volvieron a arrojar piedras, adoquines y botellas a la policía para hacerles retroceder.

Algunos de los implicados en los altercados destrozaron las lunas de varias marquesinas, maceteros y adoquines de la calzada así como contenedores y papeleras que fueron quemados a lo largo del Paseo de Recoletos. También resultó afectada una sucursal bancaria.

Como consecuencia de los enfrentamientos entre la Policía y los manifestantes, el Samur-Protección Civil tuvo que atender a 101 personas que resultaron heridas con carácter “leve o muy leve”, de los que 67 eran agentes: 47 policías nacionales y el resto municipales, según el Samur.

Nueve policías nacionales, dos municipales y 34 manifestantes fueron trasladados a centros hospitalarios por este servicio.

La Delegación de Gobierno cifra en 50 el número de agentes de la Policía Nacional que resultaron heridos.

La delegada en Madrid, Cristina Cifuentes, explicó que la Policía tuvo que defenderse de los ataques de algunos de los manifestantes. Un policía resultó herido más grave que el resto, porque recibió patadas en la cabeza hasta quitarle el casco, y fue trasladado al Hospital Gregorio Marañón tras perder el conocimiento, según la delegada.

Debido a estos altercados, la Asociación de Policía Municipal Unificada (APMU) ha asegurado hoy que se personará como acusación popular en el procedimiento contra todos los detenidos que ocasionaron lesiones y daños materiales.

Esta organización ha pedido también un informe jurídico que estudie la posibilidad de presentar una querella criminal contra los organizadores de las manifestaciones “por no mantener la seguridad” y ocasionar “lesiones y daños materiales” a la Policía Municipal de Madrid, ha informado APMU a través de un comunicado.

Al menos 101 heridos, 67 de ellos policías y 29 detenidos en disturbios tras la ‘marcha de la dignidad’

Algunos manifestantes habrían lanzado adoquines, petardos y otros objetos contra los antidisturbios, quienes a su vez habrían disuelto a las personas concentradas

La policía califica de “salvajes” los ataques sufridos por los agentes

Cargas policiales en Colón antes de concluir los actos del 22M ATLAS

Al menos 29 personas han sido detenidas tras los incidentes originados después de las Marchas de la Dignidad que este sábado han confluido en Madrid. Tres de los detenidos son menores. Según las primeras informaciones, en la Plaza de Colón algunos manifestantes habrían lanzado adoquines, petardos y otros objetos contra los antidisturbios, quienes a su vez habrían disuelto a las personas concentradas en la vía pública con sus porras. Los manifestantes afirman que la Policía ha utilizado gases lacrimógenos para dispersar a los violentos.

Según Emergencias Madrid, hay 101 personas heridas, 67 de ellos policías. Entre los heridos, hay 11 policías y 9 manifestantes hospitalizados. Todos ellos son heridos leves.

La Policía había informado previamente que dos de los agentes están graves porque han sufrido una conmoción cerebral. A uno de ellos le habrían arrancado el casco a patadas hasta perder el conocimiento.

Un portavoz de la Jefatura Superior de Policía de Madrid ha informado a Efe de que a los detenidos se les acusa de resistencia y atentado a la autoridad, vandalismo y destrozos en el mobiliario urbano.

La Policía, levantó el conato de acampada de algunos manifestantes en el Paseo de Recoletos, donde hubo cargas policiales. También se están registrando cargas en Atocha. En la Delegación del Gobierno de Madrid habían advertido que había “grupos radicales infiltrados” que tratarían de reventar las movilizaciones.

En la calle de Montalbán, paralela a Alcalá con salida a El Retiro, dos contenedores ardían a las 21.30 horas, sin tener que lamentar más daños que los meramente materiales.

El epicentro de la ‘batalla campal’ ha sido el eje entre las Plazas de Colón y de Cibeles, donde los violentos han arrancados algunos elementos del mobiliario urbano y señales de tráficos, como las ‘aletas de tiburón’ que señalar el carril bus. Los negocios aledaños, como el Café Gijón o el Café del Espejo, además de varias sucursales bancarias de la zona, también han sufrido graves destrozos.

El secretario general de la Confederación Española de Policía (CEP), Ignacio López, ha anunciado que estudia exigir responsabilidades administrativas y penales a los organizadores de las ‘Marchas por la Dignidad’ por los ocho policías heridos en los altercados en la Plaza de Colón.

En declaraciones a Europa Press, López también ha adelantado que la CEP se personará como acusación particular en los procesos contra los detenidos. “Hay que marcar un punto y aparte”, ha sentenciado.

López ha denunciado que existía una “clara predisposición” a que las marchas acabaran con enfrentamiento con la policía.

La policía califica de “salvajes” los ataques sufridos

Fuentes de la Dirección General de Policía han calificado como “salvajes” los ataques sufridos por los agentes durante los altercados registrados hoy en Madrid tras las “Marchas 22M de la Dignidad.

Por su parte, la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, ha denunciado la “saña” contra la policía de un grupo “reducido” de manifestantes en los altercados producidos en la Plaza de Colón tras las ‘Marchas por la Dignidad’.

En declaraciones a La Sexta, Cifuentes ha asegurado que la violencia de los incidentes producidos este sábado “nunca se había visto”. Recalcó que los incidentes fueron aislados, pero que han causado muchísimos daños materiales y heridos.

Denuncia de emergencia social

Bajo el lema “pan, trabajo y techo para todos y todas”, miles de personas se han manifestado para pedir el fin de los recortes y la dimisión de Gobierno y para denunciar la situación límite de “emergencia social” en la que se encuentra gran parte de la población española.

La cabecera de la marcha, portadora de una gran pancarta en la que se podía leer ‘No al pago de la deuda. Fuera los Gobiernos de la Troika. No más recortes. Pan, Trabajo y Techo’, ha emprendido su marcha desde Atocha hacia la plaza de Colón a las 17.00 horas, si bien muchos de los manifestantes y algunas de las columnas se han ido sumando a lo largo del recorrido. Según los organizadores, la participación supera los dos millones de personas.

“La sociedad despierta, se os acabó la fiesta”, “Mi hija estaría aquí pero ha emigrado”, “Esto es una lucha cívica, del pueblo”, “Es una inyección de solidaridad”, “La dignidad, en marcha”, “Tu sobre, mi recorte” o “Si no hay justicia para el pueblo, no habrá paz para el Gobierno” son algunos de los mensajes que se podían leer en las pancartas de los asistentes.

Entre las consignas coreadas por los asistentes, se han vuelto a escuchar en la capital cánticos ya habituales como “De norte a sur, de este a oeste, la lucha sigue cueste lo que cueste” o “No es una crisis, es una estafa”. “Yo quisiera ver a Rajoy y Rubalcaba en la cola del INEM”, “Con coraje y dignidad la victoria llegara” o “Gobierno dimisión” han sido otro de los mensajes lanzados por los manifestantes.

A su llegada a la plaza de Colón, situada a escasos metros de una calle Génova –donde se ubica la sede del PP– totalmente blindada por un fuerte despliegue policial, la cabecera y las distintas columnas han sido recibidas por miles de personas que se han ido concentrando allí a lo largo de la tarde

Cuatro detenidos por robar en un local

La Ertzaintza y la Policía Municipal de Durango detuvieron el viernes a cuatro personas que robaron la recaudación de la caja registradora y la máquina tragaperras en un bar de la localidad. Eran las cinco y media de la madrugada cuando los agentes vieron, en un coche aparcado, a dos jóvenes con sendas órdenes de detención.

Después les llegó la denuncia del robo en el local y procedieron a detener a los otros dos, que estaban a punto de coger un tren en dirección a Bilbao.

Fuente: elcorreo.com

Disturbios tras la Marcha por la Dignidad en Madrid

23 marzo 2014 1 comentario

IMG-20140323-WA0002

Una vez más se ha vuelto a repetir. Tras una manifestación masiva, en esta caso las Marchas por la Dignidad en Madrid, ha habido enfrentamientos y disturbios entre policías y un grupo violento. El saldo, de momento, es de 24 detenidos (tres menores de edad) y lo más grave: un balance desolador de heridos: 101, de los cuales 67 son agentes de la Policía. Cuatro agentes están graves y dos padecen una conmoción cerebral, ha explicado la Policía Nacional en su cuenta de Twitter.

IMG-20140323-WA0022

Los Servicios de Emergencias de SAMUR-Protección Civil han atendido durante la manifestación a 101 personas, de los que 67 son policías y 34 manifestantes. Un portavoz de SAMUR-Protección Civil ha contado a Efe que de los 67 agentes, 47 son policías nacionales y el resto municipales.

Nueve policías nacionales, dos municipales y 34 manifestantes fueron trasladados a centros hospitalarios. “Todas son heridas de carácter leve o muy leve, como puntos de sutura por cortes, torceduras, contusiones o revisión”, precisó el portavoz.

IMG-20140323-WA0018

Un portavoz de la Policía Nacional ha referido a Efe que han cifrado en 36.000 los asistentes a la manifestación, en la que, tras los incidentes, agregó, se han practicado 24 detenciones, tres de ellos menores de edad, y que 33 manifestantes y 46 policías nacionales y 9 municipales han resultado heridos.

IMG-20140323-WA0001

Fuentes de la Dirección General de Policía han calificado como “salvajes” los ataques sufridos por los agentes durante los altercados registrados tras la Marcha. Cristina Cifuentes, delegada del Gobierno en Madrid, ha denunciado por su parte la “saña” contra la policía de un grupo “reducido” de manifestantes en los altercados En declaraciones a La Sexta, Cifuentes ha asegurado que los incidentes producidos este sábado “nunca se había visto”.

Los disturbios han ocurrido en el entorno de la plaza Colón, principalmente, donde finalizaba la marcha que partía de Atocha y ha congregado a decenas de miles de personas. La policía ya lo intuía y preparó un dispositivo récord de 1.700 efectivos de la Unidad de Intervención Policial (UIP), los antidisturbios, para las protestas del 22-M en la capital.

Un portavoz de la Jefatura Superior de Policía de Madrid ha informado a Efe de que a los detenidos se les acusa de resistencia y atentado a la autoridad, vandalismo y destrozos en el mobiliario urbano. De los 27 heridos, diecinueve son antidisturbios; uno es un agente de Policía Municipal de Madrid; y los siete restantes son manifestantes. Uno de los policías nacionales se encuentra en estado grave y ha sido trasladado al hospital Nuestra Señora de América, en la capital.

Se han visto carreras entre agentes y manifestantes y las primeras cargas en Colón antes de que acabara la protesta pacífica. Desde el escenario, los convocantes de la marcha pedían a policía y manifestantes que no entraran en la plaza y cesaran sus escaramuzas. Las cargas se han producido después de que un grupo de personas intentará acceder a la calle Génova, sede del PP. Además, varios manifestantes han intentado acampar en las inmediaciones de Recoletos. Pasadas las 21:30 horas los detenidos en las cargas se elevan a seis personas.

Bajo el lema “pan, trabajo y techo para todos y todas”, miles de personas se han manifestado para pedir el fin de los recortes y la dimisión de Gobierno y para denunciar la situación límite de “emergencia social” en la que se encuentra gran parte de la población española.

La cabecera de la marcha, portadora de una gran pancarta en la que se podía leer ‘No al pago de la deuda. Fuera los Gobiernos de la Troika. No más recortes. Pan, Trabajo y Techo’, ha emprendido su marcha desde Atocha hacia la plaza de Colón a las 17.00 horas, si bien muchos de los manifestantes y algunas de las columnas se han ido sumando a lo largo del recorrido. Según los organizadores, la participación supera los dos millones de personas.

“La sociedad despierta, se os acabó la fiesta”, “Mi hija estaría aquí pero ha emigrado”, “Esto es una lucha cívica, del pueblo”, “Es una inyección de solidaridad”, “La dignidad, en marcha”, “Tu sobre, mi recorte” o “Si no hay justicia para el pueblo, no habrá paz para el Gobierno” son algunos de los mensajes que se podían leer en las pancartas de los asistentes.

Entre las consignas coreadas por los asistentes, se han vuelto a escuchar en la capital cánticos ya habituales como “De norte a sur, de este a oeste, la lucha sigue cueste lo que cueste” o “No es una crisis, es una estafa”. “Yo quisiera ver a Rajoy y Rubalcaba en la cola del INEM”, “Con coraje y dignidad la victoria llegara” o “Gobierno dimisión” han sido otro de los mensajes lanzados por los manifestantes.

A su llegada a la plaza de Colón, situada a escasos metros de una calle Génova -donde se ubica la sede del PP- totalmente blindada por un fuerte despliegue policial, la cabecera y las distintas columnas han sido recibidas por miles de personas que se han ido concentrando allí a lo largo de la tarde.

Fuente: lavanguardia.com