Archivo

Archive for 9 abril 2014

Detenido un fugitivo rumano condenado por traficar heroína en un prostíbulo barcelonés

BARCELONA, 8 Abr. (EUROPA PRESS) –

La Policía Nacional y la Guardia Urbana de Barcelona han detenido a un fugitivo rumano, que había sido condenado en 2010 a ocho años de cárcel por tráfico de heroína en su país, en una redada en un prostíbulo del centro de la capital catalana.

Según han informado este martes ambos cuerpos en un comunicado, el traficante utilizaba desde hacía dos años una carta de identidad de un compatriota fallecido para evitar ser localizado.

El hombre ya había sido detenido en 2012 por la Unidad Central de Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades Documentales (Ucrif) de la Policía Nacional cuando pretendía obtener un certificado de residente de ciudadano de la Unión Europea, empleando un documento falsificado.

El fugitivo fue localizado durante un control en un club de alterne barcelonés donde la Guardia Urbana sospechaba que un grupo de proxenetas rumano estaba explotando sexualmente a mujeres de su país.

En la inspección fueron detenidos los tres responsables, de nacionalidad española, por delitos relativos a la prostitución y contra los derechos de los trabajadores, y se descubrió la existencia de un ciudadano rumano, que podía estar reclamado por la Justicia de su país.

El fugitivo, que al ser detenido exhibió a los agentes una fotocopia de la carta de identidad rumana a nombre de una persona fallecida, fue puesto a disposición de la Audiencia Nacional, que decretó su ingreso en prisión a la espera de su extradición a Rumania.

La plena identificación del fugitivo fue posible gracias a la colaboración con las autoridades rumanas a través de la Agregaduría de Interior de la Embajada en España.

Dos detenidos en Barcelona por vender la droga sintética Spice a toxicómanos y menores

BARCELONA, 9 Abr. (EUROPA PRESS) –

Los Mossos d’Esquadra y la Guardia Urbana de Barcelona han realizado un dispositivo este miércoles al mediodía en una tienda de venta de semillas del número 121 de la calle Nou de la Rambla, en el barrio del Poble Sec, donde se vendía la droga sintética Spice a toxicómanos y menores.

Los agentes han detenido al propietario y a un trabajador del local por un presunto delito de tráfico de drogas, y se han decomisado 360 sobres con monodosis de esta droga que ha dado positivo al reactivo de anfetamina, han informado a Europa Press fuentes policiales.

La tienda, que tenía licencia para vender semillas y plantas, vendía monodosis de esta droga a toxicómanos –no da positivo al control de drogas y se puede compatibilizar con la metadona– y a menores de un centro de acogida cercano, y es un estupefaciente que, según el Instituto de Toxicología, es muy nocivo y puede llegar a causar la muerte.

El intendente de los Mossos Ramón Tomás ha explicado a Europa Press que este miércoles han realizado la entrada y registro del local, que ha quedado precintado, por orden del Juzgado de Instrucción 5 de Barcelona, con la ayuda de la unidad canina de la Guardia Urbana.

Ahora los Mossos investigarán otros comercios similares de la ciudad que tengan licencia para venta de semillas y que finalmente pueden estar vendiendo estupefacientes, y destacan que esta actuación en colaboración con el juzgado sienta “un precedente”, según Tomás.

Según el Instituto Toxicológico, la droga vendida en este establecimiento, bajo forma de hierba, hachís o en polvo, era toda sintética, una ‘smart drugs’ basada en cannabinoides sintéticos y ingredientes psicoactivos que pueden producir náuseas, vómitos, alteración de la memoria y del juicio.

Esta sustancia, con presencia a diversos países europeos, es una mezcla de sustancias vegetales naturales con cannabinoides sintéticos, un polvo blanco derivado de la anfetamina con efectos parecidos sobre el sistema nervioso central y que puede causar efectos como taquicardias, alucinaciones y desmayos, además de ser adictiva.

También contiene Pentedrona y derivados de la catinona, que estimulan el sistema nervioso y puede producir anorexia, alucinaciones, fallo renal, y desencadenar la muerte.

Al inicio del registro, a las 12 horas, cuando ha abierto la tienda, ya había cuatro personas haciendo cola para comprar, y según fuentes de la investigación, todos ellos eran toxicómanos y con antecedentes.

DOSIS DE 10 A 30 EUROS

Pese a que el establecimiento tiene un cartel en el que se prohíbe la entrada de los menores, fuentes vecinales han indicado que allí acudían algunos menores de un centro de acogida del barrio, puesto que las dosis oscilaban entre los 10 y los 30 euros.

El intendente de la Guardia Urbana Josep Royuela ha hecho hincapié en que la policía barcelonesa llevaba investigando desde 2012 esta tienda, donde habían detectado movimientos sospechosos y una posible venta de estupefacientes, pero que ahora ha quedado precintado y sin actividad.

De hecho, en octubre de 2013 los dos cuerpos policiales ya actuaron en este local tras descubrir que vendía este derivado de la anfetamina que produce graves efectos en el sistema nervioso central.

El aviso se inició a raíz del aviso de la Agencia de Salud Pública de Barcelona de un incremento de casos de personas con problemas de drogodependencia que estaban comprando una sustancia en un local de venta de semillas e instrumentos relacionados con el cultivo de marihuana en el barrio del Poble Sec.

La Policía Local denuncia a un joven por la celebración de la fiesta de la primavera

Un joven malagueño ha sido denunciado por la Policía Local al considerar que incitó en la red social Twitter al cambio de ubicación de la fiesta de la primavera tras un primer intento de botellón en el auditorio municipal que fue frustrado por el despliegue policial.

Los agentes del Grupo de Investigación y Protección (GIP), que han rastreado las redes sociales durante semanas para intentar evitar el encuentro, detectaron un ‘tuit’ de un universitario que decía que «toda la gente» se estaba desplazando a la Facultad de Ciencias de la Comunicación. Poco después de que difundiera el mensaje, que se publicó a las 18.00 horas con el ‘hastag’ «fiesta de la primavera», empezaron a congregarse varios grupos de jóvenes en los aparcamientos del campus. Para los investigadores, ese ‘tuit’ pudo ser «un llamamiento» al botellón que acabó celebrándose en Teatinos, que congregó a cerca de mil personas.

Según fuentes policiales, se ha remitido un informe a la Subdelegación del Gobierno con una propuesta de sanción para el joven, igual que hicieron el año pasado con una chica de 22 años, a la que finalmente se le impuso una multa de 2.000 euros al entender que convocó el botellón desde su perfil de Facebook.

En el oficio también se han incluido los nombres de otros seis usuarios de las redes que, días antes del evento, difundieron mensajes en los que convocaban la fiesta de la primavera. Al final, ninguno de ellos ha sido denunciado, ya que, tras ser advertidos por la policía, publicaron en sus cuentas que el botellón estaba prohibido.

La fiesta acabó celebrándose, pero de forma mucho menos multitudinaria que en años anteriores, cuando llegó a reunir a nueve mil personas. Este año, los agentes han retirado 120 botellas -en 2013 fueron 633- y formularon 115 denuncias a jóvenes por beber alcohol en la calle. También hubo dos detenidos acusados de lanzar hielos contra la policía.

Los agentes también sancionaron a los dueños de una tienda tras ser sorprendidos cuando vendían alcohol a seis menores. La tienda fue clausurada cautelarmente durante 72 horas.

Fuente: diariosur.es

Los agentes de la Policía Local se forman en falsificaciones

El curso de formación en esta materia ha sido inaugurado en la Escuela Nacional de Policía por el director general de la Agencia de Protección Civil de Castilla y León, Fernando Salguero, quien ha destacado que los policías locales “actualicen sus conocimientos en materia teórica y práctica” y aprendan a detectar falsificaciones.
Salguero ha señalado que Policía Nacional formará a los agentes de las cuerpos locales para que consigan “una situación de profesionalidad muy alta”, que servirá a todos los ciudadanos de la Comunidad.

Es parte de la forma de “complementar” la formación para contribuir a “aumentar su preparación a un nivel de especialización cada vez mayor”. Este aspecto es fundamental porque los agentes locales se encuentran “en la calle constantemente” y en contacto con los ciudadanos, a los que “reclaman documentación”.

De este modo se ayuda a que determinados delitos “se detecten a tiempo” y la labor de ambos cuerpos policiales será “más efectiva” y ofrecerá “frutos más importantes”, ha indicado el director general de la Agencia de Protección Civil.
Es el segundo curso que reciben este año los 29 agentes de la Escuela Regional de Policía, después del dedicado al control de la ansiedad y el estrés en el ámbito laboral.
El inspector jefe del Cuerpo Nacional de Policía, Luis Miguel Gómez, profesor de la Escuela Nacional de Policía, ha destacado la importancia que para los policías locales tienen los conocimientos para distinguir si un documento o una moneda ha sido falsificada o no.

Fuente: avilared.com