Inicio > *ACTUALIDAD/POLICIAS LOCALES*, POLICIA LOCAL ANDALUCIA > Más de la mitad de los controles antidroga de la Policía dan positivo

Más de la mitad de los controles antidroga de la Policía dan positivo

Más de la mitad de los controles antidroga practicados por la Policía Local de Sevilla en lo que va de año han dado positivo. De las 59 pruebas que los agentes de este cuerpo han realizado en los primeros meses de 2014, son 32 las que se han saldado con un resultado positivo, lo que supone un 54% del total. Los positivos han sido en 29 hombres y tres mujeres. De ellos, 19 fueron personas de edades comprendidas entre los 26 y los 35 años, mientras que los otros doce eran más jóvenes, de entre 18 y 25.

Los conductores que fueron sorprendidos drogados al volante habían consumido principalmente cocaína y cannabis. En 20 casos se apreció sólo una sustancia, mientras que en otros ocho casos se habían tomado dos y, en los cuatro restantes, tres estupefacientes distintos. 28 de los conductores también dieron positivo por alcohol, según los datos de la Delegación de Seguridad y Movilidad a los que ha tenido acceso este periódico.

La proporción con el año anterior revela un enorme incremento de los controles, pero tiene su explicación. Hasta el año pasado, la práctica de estas pruebas estaba bloqueada por un vacío legal. A lo largo de 2013 se hicieron sólo seis pruebas, de las que cinco dieron positivos. Los conductores sorprendidos drogados fueron todos hombres, un 40% de ellos con edades comprendidas entre los 26 y los 35 años, tres fueron cazados con una sustancia y otros dos con tres tipos de drogas. Al igual que en 2014, las sustancias más detectadas fueron la cocaína y el cannabis.

Los controles antidroga, por tanto, se han multiplicado por diez entre 2013 y 2014. Hasta finales del año pasado, las pruebas estaban prácticamente paralizadas y se realizaban sólo a aquellos conductores que mostraran síntomas muy claros de que iban drogados al volante. El Ayuntamiento de Sevilla adquirió el drogotest en el año 2012, después de que el fiscal de Seguridad Vial, Luis Carlos Rodríguez León, anunciara su intención de que la Policía Local hiciera controles masivos en verano de ese año. La tecnología costó a las arcas municipales 35.000 euros. En diciembre de 2012 ya había un furgón de la Policía Local equipado con el drogotest y con un identificador de sustancias.

Faltaba una instrucción que la Fiscalía General del Estado debía publicar acerca de cómo tenían que intervenir los agentes municipales en estas pruebas y de quién debía asumir el elevado coste de las mismas. Los policías recibieron instrucciones de hacer las pruebas sólo en aquellos casos que mostraran síntomas claros de ir drogados y que hubieran dado negativo en el control de alcoholemia previo. La razón de esto es que el Código Penal contempla la misma pena para personas que conduzcan bebidas y drogadas, es decir, la ingesta de estupefacientes no supone una pena o multa añadida para los conductores que dan positivo en la alcoholemia. Al aplicarse la misma sanción por alcohol que por droga, la prueba del drogotest resultaba innecesaria.

La situación se desbloqueó a finales del año pasado, no sin cierta polémica. El fiscal de Seguridad Vial, en la presentación de su memoria, denunció que los controles antidroga de la Policía Local de Sevilla eran “menos de los esperados”. Lo que en principio era un proyecto pionero y que serviría de modelo para el resto de España se había quedado en seis controles en un año. El fiscal hizo esta declaración pública delante del concejal de Seguridad y Movilidad, Juan Bueno. Éste, puesto en un aprieto, defendió el trabajo de la Policía Local y aseguró que el gobierno municipal estaba “satisfecho” con los resultados del drogotest.

Desde principios de año, los controles están funcionando ya con regularidad y de manera masiva. Así, que se hayan hecho ya 54 controles supone que se están haciendo una media aproximada de uno cada dos días. Nada que ver con la media del año anterior. Estos buenos resultados han llevado a implantar este tipo de controles en numerosos municipios de la provincia. Será en los cascos urbanos y con las policías locales, ya que en las carreteras interurbanas es la Guardia Civil la que se encarga de practicar estas pruebas.

Fuente: diariodesevilla.es

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: