Inicio > *ACTUALIDAD/POLICIAS LOCALES*, POLICIA LOCAL COMUNIDAD VALENCIANA > La Policía Local descubre un taller ilegal de caliqueños con nueve trabajadoras sin contrato

La Policía Local descubre un taller ilegal de caliqueños con nueve trabajadoras sin contrato

Agentes de la Policía Local de Valencia descubrieron el pasado miércoles un taller ilegal de puros caliqueños en un inmueble de la calle Marqués de Guadalest en el que había trabajando nueve mujeres que no tenían contrato y en el que resultaba difícil respirar por las partículas de tabaco que flotaban en el aire.

Según ha informado la Policía Local en un comunicado, los agentes consideraron que el responsable del taller podía haber incurrido en un presunto delito contra los derechos de los trabajadores, defraudación de fluido eléctrico, una infracción de contrabando y varias posibles infracciones contra la Seguridad Social por tener trabajadores sin estar dados de alta, por lo que remitieron oficios a Aduanas y Seguridad Social y trasladaron las diligencias al juzgado de instrucción de guardia.

Los agentes del Distrito Marítimo realizaron el pasado miércoles una inspección de un inmueble de la calle Marqués de Guadalest, al haber indicios de que en el interior se pudieran estar elaborando puros caliqueños sin la preceptiva licencia. Cuando los policías entraron en el bajo encontraron a nueve mujeres sentadas en sillas frente a dos mesas, cortando hojas de tabaco y elaborando los puros y que les manifestaron que trabajaban nueve horas y media diarias.

Según la Policía, sobre las mesas había picadura de tabaco, hoja entera, engrudo para pegar la hoja y cintas de papel de cierre para los mazos de puros elaborados. La respiración en el lugar era “difícil” por las partículas de tabaco que flotaban en el aire y como para el secado de la hoja utilizaban cal viva, “el fuerte olor que desprendía irritaba la garganta”.

POSIBLE FRAUDE DE FLUIDO ELÉCTRICO

Al inspeccionar el lugar observaron que para las nueve personas que se encontraban trabajando, sólo había un grifo con agua corriente y un retrete, sin ningún botiquín de primeros auxilios ni extintores. Además, parte de un falso techo se encontraba caído y el inmueble estaba “totalmente cubierto de polvo”. Los agentes observaron que además posiblemente se estaba defraudando fluido eléctrico. En total se intervinieron 574 puros y 13,440 kilos de hoja seca picada.

Tras consultar los archivos de la unidad, comprobaron que el dueño del negocio ya fue denunciado el 13 de junio de 2013 por una infracción de contrabando ante Aduanas y ante la Inspección de Trabajo y Seguridad Social por tener a siete trabajadoras en otra fábrica clandestina de tabaco en la calle Francisco Baldomá de la ciudad. Se da la circunstancia de que cuatro de estas trabajadoras son las mismas que las que durante esta inspección se encontraban trabajando en el inmueble, de acuerdo con la Policía.

Fuente: europapress.es

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: