Inicio > *ACTUALIDAD/POLICIAS LOCALES*, POLICIA LOCAL ANDALUCIA > Los policías locales no podrán lucir ‘piercings’ ni los hombres coleta

Los policías locales no podrán lucir ‘piercings’ ni los hombres coleta

Los policías locales no podrán lucir tatuajes en lugares visibles, ni patillas demasiado cortas ni demasiado largas, ni collares ni peinados «estrambóticos», y tampoco podrán hablar por el móvil cuando estén prestando servicio; y los agentes masculinos no podrán llevar pulseras ni coletas, y tampoco pendientes ni ‘piercings’. Son algunas de las restricciones que impone el nuevo reglamento de la Policía Local de Sevilla, aún en fase de borrador, que viene a sustituir al vigente desde el año 1926 y que, por lógica, desatendía numerosos aspectos de estética, usos y costumbres del siglo XXI.

El nuevo reglamento presta atención especial a la uniformidad de los agentes y a la necesidad de que presenten el aspecto físico que considera más adecuado para el desarrollo de sus funciones y para la interactuación con los ciudadanos.

El artículo 120 del documento obliga a los policías locales sevillanos a llevar «el pelo natural», y prohíbe expresamente las «coloraciones llamativas», así como los «peinados, maquillajes, complementos o cualquier otro elemento que puedan ser considerados estrambóticos o extravagantes, o contrarios a la imagen que se debe trasmitir a los ciudadanos».

Los hombres no podrán llevar coleta

Para los hombres, la normativa es mucho más concreta en cuanto al peinado: «El cabello del personal masculino estará cortado en la forma clásica en disminución, no excederá en longitud el borde superior del cuello de la camisa o prenda exterior que corresponda, no permitiéndose llevar coleta o similar». «No deberá tapar las orejas, evitándose los excesos y ajustándose al decoro», señala.

Será obligatorio también acudir al trabajo «correctamente afeitado» y, en el caso de llevar barba o perilla, ésta se llevará «corta y arreglada, y el bigote, que deberá llevarse aseado y recortado, tendrá unas dimensiones discretas.

Pendientes discretos

Las patillas tendrán que llevarse «poco pobladas, cortadas horizontalmente, sin que desciendan por debajo del pabellón de la oreja ni asciendan tanto que queden suprimidas.

Las mujeres sí podrán llevar el pelo largo, pero en ese caso deberá ir «recogido en forma de coleta o trenza sin que el largo de la misma sobrepase los hombros». El peinado, en ningún caso, podrá impedir que la cara esté completamente despejada y visible.

Los pendientes de las mujeres deberán ser de un tamaño que no sobrepase el lóbulo de la oreja. «El personal masculino -señala expresamente el borrador del reglamento- no podrá usar ningún tipo de pendiente». «No se permite el uso de otro tipo de complementos de joyería o bisutería, incluidas las conocidas como ‘piercings’ o similares, en zonas corporales visibles.

También está vetado para los hombres el uso de pulseras, collares «o adornos análogos», mientras que las mujeres no podrán utilizar «pulseras o collares ni cualquier otro objeto que menoscabe su libertad de movimientos, su seguridad o la dignidad de la institución». Si se llevan tatuajes, éstos siempre quedarán ocultos por el uniforme.

Las normas de comportamiento también afectan a la actitud del agente. Así, se les prohíbe fumar, comer «o masticar cualquier cosa durante el servicio, salvo durante el tiempo de descanso.

Prohibido echarse en un coche

Se permite el uso de gafas de sol, aunque discretas y sin cristales de espejo, y el agente deberá quitárselas cuando atienda a un ciudadano.

También señala el reglamento que los agentes deberán mantener «su cuerpo erguido, sin apoyarse en paredes ni vehículos, evitando posturas que denoten negligencia, indolencia o abandono».

Buenos modales con el ciudadano

Los policías locales de Sevilla quedan expresamente obligados, a partir del nuevo reglamento, a observar «en todo momento» un trato correcto y esmerado, «evitando toda violencia en el lenguaje y modales». En todas sus intervenciones, actuarán «con reflexión, diligencia y prudencia, sin aventurar juicios ni precipitar decisiones, no dejándose influir por impresiones momentáneas, animosidades o prejuicios personales, y proporcionarán información cumplida, y tan amplia como sea posible, sobre las causas y finalidad de las mismas». Además, deberán ser siempre «accesibles y fácilmente reconocibles».

Fuente: elmundo.es

  1. julio
    20 junio 2014 a las 12:53

    es una verguenza que tenga que sacar una norma, deberian hacerlo sin necesidad que les obligaran, el decoro es muy importante y la verdad que algunos parecen canis vestidos de policias,

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: