Inicio > *ACTUALIDAD/POLICIAS LOCALES*, POLICIA LOCAL MADRID > Los policías municipales de Madrid dejarán de patrullar las calles a los 58 años

Los policías municipales de Madrid dejarán de patrullar las calles a los 58 años

Mientras espera que el Gobierno central rebaje la edad de jubilación, el ayuntamiento publica una instrucción que declara “no operativos” a los agentes que superen esa edad

Poco a poco, los policías locales de toda España van consiguiendo el apoyo de ayuntamientos y parlamentos autonómicos a la reivindicación de que el Gobierno rebaje su edad de jubilación. Por el momento, en Madrid dejarán de patrullar las calles y ser a los 58 años de forma obligatoria, y podrán optar a esos puestos “no operativos” a partir de los 55.

Dos agentes de la Policía Municipal de Madrid patrullan por la Puerta del Sol.

Dos agentes de la Policía Municipal de Madrid patrullan por la Puerta del Sol.

El pasado mes de marzo, la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid aprobó el procedimiento para ocupar destinos con funciones no operativas por motivo de edad o destinos acordes al estado de salud del Cuerpo de Policía Municipal de Madrid.

Este procedimiento, además de detallar qué tareas puedes desempeñar esos agentes “no operativos”, estableció que se constituiría una Comisión de Seguimiento de ese acuerdo, formada por el ayuntamiento y los sindicatos, que entre otros cometidos debería estudiar la situación del personal que haya cumplido 58 años.

58 años o más el 1 de julio de 2014

El Confidencial Autonómico ha podido saber que dos meses después de la aprobación de este procedimiento, se constituyó y se reunión la mencionada Comisión de Seguimiento, que aprobó unas instrucciones sobre los requisitos y las condiciones que tendrán que cumplir los agentes municipales para participar en las convocatorias de destinos no operativos.

Como explica el sindicato Colectivo Profesional de Policía Municipal (CPPM) de Madrid, estas instrucciones implican que todos los agentes que a fecha de 1 de julio de 2014 hayan cumplido 58 años o tengan más edad y estuvieran en puestos operativos -patrullando las calles de Madrid, por ejemplo-, serán declarados “no operativos” y tendrán que elegir entre los destinos de ese tipo que se ofertarán en la convocatoria de plazas que saldrá en octubre de este año.

La única excepción se hará con aquellos policías municipales que deseen voluntariamente continuar en situación operativa: en este caso, podrán hacer una petición y si pasan un reconocimiento médico que pruebe su aptitud física para seguir llevando a cabo las funciones corrientes de otros policías más jóvenes.

Salvo estos casos, el resto de agentes de la Policía Municipal de Madrid de entre 58 y 65 años tendrán que optar por una serie de tareas y destinos alejados de las calles.

Se trata de funciones tan variadas como la atención telefónica en las comisarías, la gestión de las emisoras de comunicación con las unidades desde la central; la vigilancia y el control de acceso a edificios municipales y a comisarías; el control de los almacenes y depósitos de vehículos, transmisores, armas y material decomisado; la tramitación de expedientes y otras tareas burocráticas; custodia de detenidos y control de arrestos domiciliarios; entrega de notificaciones y de multas por radar; y colaboración con campañas de seguridad vial, entre otras.

Un primer paso antes de la jubilación anticipada

Esta medida supone un primer paso para “retirar” de las calles de Madrid a los agentes mayores de 58 años, y se produce después de que, como ya contó ECA, el pleno de la capital de España aprobara una moción -apoyada por todos los grupos municipales- en la que solicitaba al Gobierno central que rebajara de los 65 años la edad de jubilación de los policías locales, tal y como ocurre con policías nacionales, guardias civiles y ertzainas, por ejemplo.

Plataformas de agentes locales de todo el país llevan meses movilizándose para tratar de conseguir un cambio legislativo que les considere como una profesión de naturaleza “especialmente penosa, tóxica, peligrosa e insalubre”. Para ello, están recabando apoyos de ayuntamientos y parlamentos autonómicos.

Su justificación es que, a partir de una determinada edad (que según algunos estudios oscila entre los 55 y los 60 años) los policías ya no pueden prestar con totales garantías sus servicios en la calle. Por eso, la decisión del ayuntamiento de Madrid de destinar a este grupo de agentes mayores de 58 años a otras funciones va en la línea de lo reclamado por los sindicatos, a la espera de que el Gobierno nacional cambie la legislación.

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: