Archivo

Archive for 8 julio 2014

La Policía Local de Málaga detiene a dos individuos en la barriada de Nueva Málaga por tráfico de drogas

Los policías locales incautaron un total de 24 dosis de, al parecer, revuelto de cocaína y heroína

Agentes pertenecientes al Grupo de Investigación y Protección (GIP) de la Policía Local de Málaga han detenido a dos individuos naturales y vecinos de Málaga y de 33 y 40 años de edad respectivamente, como presuntos autores de un delito contra la salud pública por tráfico de drogas.

Sorprendidos ‘in fraganti’ tras previa investigación

Los hechos tuvieron lugar sobre las 12:00 horas de la mañana del lunes 16 de junio en el distrito Bailén-Miraflores, concretamente en la barriada de Nueva Málaga, donde los policías locales culminaron una laboriosa investigación sorprendiendo a uno de los individuos entregándole cierta cantidad de dinero al otro, que acudió hasta el lugar en un ciclomotor, mientras este le pasaba una bolsa.

Ante los hechos, los policías locales interceptaron a ambos individuos, incautándole a uno de ellos la bolsa y comprobando que contenía un total de 24 “paquetillas” de lo que parecía ser “revuelto” de cocaína y heroína, lo que hacía presuponer que la droga sería nuevamente destinada al tráfico.

En cuanto al individuo que había entregado la sustancia, los agentes le intervinieron un total de 73 euros al otro por su presunta procedencia ilícita.

Ante los hechos, los policías locales procedieron a la detención de ambos individuos, así como a su traslado a dependencias policiales, siendo, posteriormente, puestos a disposición judicial.

Presuntos malos tratos a un menor de dos años de edad

La Policía Local de Málaga detiene a un individuo como presunto autor de agredir al hijo de dos años de la actual pareja de éste

La madre del detenido también fue imputada no detenida hasta un mayor esclarecimiento de los hechos acaecidos

Presuntamente, la madre del pequeño lo dejó con ambos mientras iba a comprar tabaco, encontrándolo con signos de haber sido agredido, pese a lo cual se negó a denunciar los hechos

Agentes del Grupo de Investigación y Protección (GIP) de la Policía Local de Málaga han llevado a cabo una minuciosa investigación que ha culminado con la detención de un individuo de 28 años de edad, nacido en Melilla y domiciliado en Málaga, como presunto autor de un delito de malos tratos en el ámbito familiar.

Asimismo, las pesquisas policiales han llevado a imputar también a la madre del detenido, una mujer de 50 años.

Heridas compatibles con malos tratos

Los hechos tuvieron lugar el pasado lunes 16 de junio, cuando, al parecer, la madre del menor víctima de los presuntos malos tratos dejó momentáneamente al mismo a cargo del individuo, su actual pareja, y la madre del mismo, mientras iba a comprar tabaco. Presuntamente, al regresar, el menor presentaba heridas sangrantes, concretamente lesiones erosivas, en el cuello y en la cara, encontrándose llorando y temblando de miedo.

Una vez que los policías locales tuvieron conocimiento de los hechos, comenzaron las indagaciones al respecto, comprobando que en base al informe médico, las lesiones que el pequeño presentaba podían ser compatibles con una agresión.

Pese a la falta de colaboración por parte de la madre del pequeño, que negó los hechos e incluso dificultó la localización del presunto autor de las agresiones, tras las averiguaciones oportunas, los policías locales procedieron a la detención del individuo, así como a su traslado a dependencias policiales, para, posteriormente, ser puesto a disposición judicial.

En cuanto a la madre del detenido, quedo imputada no detenida por el mismo motivo, a falta de un mayor esclarecimiento de los hechos acaecidos.

Antecedentes previos

Al individuo le constan numerosas detenciones previas por diversos hechos delictivos, entre ellos atentando a agente de la autoridad o delito contra la salud pública.

Interior suaviza la Ley de Seguridad Ciudadana

El Gobierno dará luz verde este viernes al nuevo proyecto de Ley de Seguridad Ciudadana, la nueva normativa que actualizará la que está vigente desde 1992 y que era conocida como ley Corcuera. Tras atender criterios de jueces, fiscales y el Consejo de Estado, el Ministerio del Interior remitirá una normativa claramente suavizada de la que se apuntaba en el anteproyecto de ley y que recibió duras críticas no sólo desde la oposición, sino también desde ámbitos judiciales.

Con esta nueva ley, el Ejecutivo trata de actualizar y blindar las actuaciones policiales en la calle, dando más garantías no sólo al ciudadano, sino también al policía.

Los informes preceptivos de los organismos de los jueces y de los fiscales apuntaban, incluso, que algunos de los artículos podían rozar la inconstitucionalidad. Desde la oposición se hablaba de ley mordaza, de ley de recortes de libertades.

Desde el principio, el Ministerio del Interior dejó claro que atendería los criterios que se fijaran en los informes del Consejo Fiscal y el Consejo General del Poder Judicial. Aunque los informes no eran vinculantes, el Departamento de Jorge Fernández entendió que la materia era delicada y que convenía atender a los criterios jurídicos.

El Consejo de Estado avaló una de las figuras más conflictivas, ya existente: la retención policial, que supone un punto intermedio entre la libertad del individuo y la detención. Una figura que actualmente no tiene un límite temporal. Se trata de una inmovilización de carácter provisional (el menor tiempo posible) que la Policía puede llevar a cabo en tres supuestos: en el cacheo, en las pruebas de alcoholemia y en la identificación policial.

Para impedir arbitrariedades, el Consejo propuso que esa retención tuviera un acote temporal, no pudiendo sobrepasar las seis horas. El dictamen del Consejo reconoce que la «única dificultad» que puede plantear esa retención es que vaya acompañada de un traslado a comisaría, pues la retención en estos casos no está sujeta a las garantías propias de la detención (derecho a un abogado, a no declarar contra uno mismo, etcétera). En estos casos, el Consejo sugiere que para evitar «aplicaciones arbitrarias» se establezca un plazo máximo en el que esa inmovilización es posible y que fija en seis horas.

El Ministerio del Interior, en el proyecto de ley que aprobará el viernes, contempla esta limitación temporal, además de atender todos los puntos señalados por jueces y fiscales con el fin de evitar que alguno de sus artículos pueda ser calificado como inconstitucional.

La identificación sólo será posible para prevenir la comisión de delitos o para sancionar infracciones ya cometidas (no para prevenir la comisión de infracciones). Además, la identificación debe respetar los principios de no discriminación y proporcionalidad. Incluye, además, a aquellas personas cuyo rostro no sea visible porque lo lleven cubierto.

Entre algunos de los puntos suavizados está también la sanción por fotografiar a policías. El uso de imágenes o datos de agentes será infracción si pueden poner en peligro su seguridad personal o familiar, las instalaciones protegidas o el éxito de una operación.

En cuanto a las concentraciones ante el Congreso, el Senado y los parlamentos autonómicos -uno de los aspectos más criticados del anteproyecto-, se considerarán como faltas graves solamente cuando ocasionen una perturbación grave de la seguridad ciudadana.

Sobre la prostitución, en el borrador anterior se sancionaba a quienes la ejercieran cerca de colegios o lugares frecuentados por menores, así como a sus clientes. Ahora sólo se sancionará a los clientes.

Se mantiene el registro central de infractores contra la seguridad, para controlar a los multirreincidentes. Y en cuanto a la publicidad de las sanciones, no se dará a las impuestas a reincidentes, como solicitó el CGPJ.

Fuente: elmundo.es

Categorías:*NOTICIAS/ACTUALIDAD POLICIAL* Etiquetas:

Las otras drogas ‘caníbal’ que enseñan los dientes

Desde que llegara a España hace unos días, todos se saben su nombre: caníbal. Esta droga conocida como MDVP, o metilendioxipirovalerona, desató la locura en la playa mallorquina de Magaluf, donde dejó una escena insólita, básicamente, porque provenía de una persona, de un joven inglés que la emprendió a mordiscos con los bañistas que disfrutaban plácidamente de una jornada veraniega. Hasta 10 agentes tuvieron que emplearse a fondo para reducirlo. Pero no fue el único que enseñó los dientes. Esa misma tarde se registraron cuatro casos similares en la zona. En Ibiza, otro joven inglés atacó violentamente a las enfermas y policías que intentaban reducirlo en un centro de salud de San Antonio.

Entre los efectos de esta peligrosa sustancia destaca la paranoia extrema, la psicosis y, como pudieron comprobar las víctimas, los mordiscos. Es muy duradera (cinco miligramos se prolongan hasta siete días) y sus consumidores pueden llegar a perder la noción del cuerpo, dejando de sentir dolores tan intensos como la fractura de un hueso. No es la única droga de diseño que ha desembarcado en el continente procedente de zonas como Asia. Muchas de ellas son todavía legales e igualmente peligrosas.

Mefedrona o como volverse azul

Considerada legal en Europa hasta hace cuatro años, la mefedrona, también llamada ‘miau miau’, es una droga sintética que entraña graves riesgos para la salud: puede provocar coloración azulada o morada de los órganos, un posible estrechamiento de la aorta, sudoración abundante y taquicardia.

La primera muestra de mefedrona que descubrieron en España apareció en Andalucía y corresponde a abril de 2009

Es un producto de laboratorio, una droga de diseño. Los que la han consumido destacan que está a medio camino entre la cocaína y el éxtasis. Se adquiere tanto en polvo como en cristal (parecen piedras de sal gorda), y tanto en la calle como a través de Internet, donde se anuncia como si fuera un fertilizante para plantas, o unas sales de baño. La primera muestra de mefedrona que descubrieron en España apareció en Andalucía y fue en abril de 2009. En Reino Unido e Irlanda el consumo de esta sustancia se vincula directamente con el fallecimiento de al menos 37 personas.

Metoxetamina, experiencias cercanas a la muerte

La metoxetamina es una droga disociativa, es decir, distorsiona las percepciones visuales y auditivas de quien la consume. Es extremadamente peligrosa por su capacidad para producir experiencias cercanas a la muerte y una sensación de separación corporal, sin pérdida de conciencia. Su toxicidad y efectos secundarios son similares a los de la ketamina aunque con mayor duración e intensidad. Se elabora en laboratorios clandestinos y su consumo no es apto para humanos. Internet ha sido su vía de escape, donde se puede adquirir de forma legal y de manera relativamente sencilla.

‘Shabú’, tres días eufórico y tres dormido

El ‘shabú’ es un clorhidrato que se fuma y ahí esta precisamente la clave de su potente efecto, 15 veces superior al de la cocaína. Es una acción rápida e intensa sobre el cerebro: mantiene hasta tres días eufórico y luego tres dormido, con riesgo de caer en una profunda depresión. Si se consume en exceso o en lugar de inhalarse se ingiere, pude causar la muerte. Aunque un primer consumo es suficiente para dejar una huella imborrable en el organismo. Se paga muy caro, a pesar de que su precio no es de los más elevados: la micra de “shabú”, una pequeña dosis, cuesta entre 50 y 150 euros.

En marzo de este año, se incautaron hasta 4 kilos de esta droga en España y 42 personas fueron detenidas

Sus efectos ya se conocían en la Segunda Guerra Mundial, cuando los pilotos japoneses kamikaces lo tomaban para afrontar los vuelos y aguantar lo máximo posible. Es conocida como “la droga de los pobres” y se consume fundamentalmente en Asia, en ocasiones para soportar largas jornadas de trabajo. En marzo de este año, se incautaron hasta 4 kilos de esta droga en España y 42 personas fueron detenidas.

La peligrosa 5-IT, 24 muertes en cinco meses

Esta sustancia denominada 5-IT o 5-2-aminopropilindol, derivada de la anfetamina, se vende como un estimulante y alucinógeno. Puede adquirirse por vía legal o en el mercado ilícito. Se encuentra sobre todo en polvo y la Comisión Europea ya ha reclamado su prohibición por su alta peligrosidad. En 2012, causó la muerte a 24 personas en cinco meses, entre abril y agosto, en cuatro países distintos: Inglaterra, Alemania, Suecia y Hungría.

El sucesor del LSD, diez veces más peligroso

La droga 251-NBOM, diez veces más potente que el ácido lisérgico (LSD) y una de las más consumidas en Estados Unidos, está entrando de manera incipiente y muy minoritaria en España. Para detener su expansión, Europa ha propuesto prohibir esta sustancia psicodélica que altera la cognición y la percepción de la muerte. Su gran poder alucinógeno ha causado numerosas víctimas mortales incapaces de distinguir la realidad de la ficción. Los consumidores experimentan, de cuatro a 16 horas después, convulsiones, náuseas, paranoia y, en grandes dosis o mezclada con alcohol, les puede causar la muerte.

Fuente: elcorreo,com

Categorías:*NOTICIAS/ACTUALIDAD POLICIAL* Etiquetas: