Inicio > *ACTUALIDAD/POLICIAS LOCALES*, POLICIA LOCAL CATALUÑA > Los policías de Barcelona rechazan cobrar hasta 4.800 euros más al año a cambio de ampliar su jornada

Los policías de Barcelona rechazan cobrar hasta 4.800 euros más al año a cambio de ampliar su jornada

Los guardias urbanos de Barcelona rechazaron una ampliación de su jornada laboral voluntaria retribuida con hasta 4.800 euros brutos anuales al entender que la oferta del Consistorio empeoraba sus condiciones laborales e iba encaminada a paliar la falta de efectivos del cuerpo policial.

El Ayuntamiento alcanzó un preacuerdo con SAPOL -el sindicato mayoritario de la Guardia Urbana- que contemplaba que los agentes podrían trabajar hasta 160 horas anuales durante los tres próximos años. El Consistorio ofrecía retribuir con entre 22 y 30 euros brutos por hora -en función del rango del policía- el servicio diurno. Y con entre 25 y 35 euros el nocturno. Agentes rasos, caporales, sargentos y subinspectores podían acogerse.

Sin embargo, el preacuerdo -al que este diario ha tenido acceso- nunca llegó a materializarse. El pasado 16 de mayo la plantilla de la policía local barcelonesa desestimó en referéndum con un 72,6% de votos contrarios la oferta pactada con el Consistorio. De los 1.487 agentes que participaron en la consulta vinculante, 1.080 rechazaron la ampliación de jornada propuesta por el Ayuntamiento y sólo 397 la aceptaron.

Un día después, el sindicato SAPOL acataba el «no rotundo» a la ampliación de jornada y comunicaba mediante una circular interna a la plantilla que el Ayuntamiento había comprendido el mensaje y retiraba la oferta. «No hemos sabido conectar y comprender bien las necesidades de la mayoría de la plantilla», zanjaba el sindicato.

En diciembre de 2013, el Ayuntamiento sí consiguió alcanzar un acuerdo similar con los bomberos municipales, que podrán ingresar hasta 6.000 euros más al año durante los próximos tres ejercicios a cambio de trabajar hasta 288 horas anuales más. Fue entonces cuando SAPOL trató de conseguir lo mismo para los policías barceloneses con nulo éxito. Fuentes del gobierno municipal admitieron que el preacuerdo «no prosperó porque los mismos agentes no vieron que les beneficiara», pero incidieron en que la propuesta no partió del Consistorio sino del sindicato mayoritario de la policía local barcelonesa.

Y es que las diferencias eran notorias. En primer lugar, porque la ampliación de jornada de los bomberos no fue refrendada en referéndum, sino pactada únicamente por los sindicatos que los representan. Pero las variaciones se centran en otros aspectos que convertían el preacuerdo de la Guardia Urbana en mucho menos favorable. Los bomberos hacen el 33% de sus horas adicionales en festivo, mientras que los guardias urbanos deberían haber hecho el 60%. Además, los bomberos que se han acogido a la ampliación de jornada realizan una de sus habituales guardias de 24 horas más al mes. Por el contrario, los policías locales tendrían que haber hecho dos guardias en el primer cuatrimestre del año, seis en el segundo y cuatro en el tercero, excluyendo los meses más plácidos, es decir febrero, abril, mayo, octubre y noviembre. Fuente sindicales apuntan a que «esas guardias tenían nombre» y dan por hecho que la Jefatura del cuerpo pretendía hacerlas coincidir con los días más conflictivos en la ciudad: como Sant Joan, las fiestas de Gràcia o Fin de Año, entre otras. Dichas guardias podrían haber sido de hasta 15 horas, cuando la jornada ordinaria de la mayoría de policías locales de Barcelona es de ocho.

El sindicato independiente ASI, contrario al preacuerdo y que pugnó porque acabara siendo tumbado, considera que la verdadera lucha de la Guardia Urbana pasa por «dignificar a los agentes» y se propone la mejora de la categoría del cuerpo policial, subiendo un escalafón al pasar del denominado nivel C-2 al C-1. La diferencia retributiva es de unos 150 euros mensuales, pero el sindicato defiende que «el reconocimiento profesional» es la verdadera meta de los policías locales de Barcelona.

Este año han sido convocadas 100 nuevas plazas de guardia urbano, pero los sindicatos defienden que es necesaria más oferta pública para garantizar la seguridad de Barcelona, que cuenta con 2.800 agentes.

Fuente: elmundo.es

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: