Archivo

Archive for 30 diciembre 2014

Detenidos con 1.370 kilos de hachís tras una rápida respuesta policial

Furgón donde huían los arrestados con la droga tras volcar. | POLICÍA LOCAL

TINERFE FUMERO | Santa Cruz de Tenerife

Agentes de la Policía Local de Santa Cruz de Tenerife protagonizaron ayer un brillante servicio al interceptar unos 1.370 kilos de hachís y arrestar a las dos personas que los transportaban tras el desembarco de una narcopatera cuyos restos fueron encontrados en la playa de Las Teresitas horas después. El servicio incluyó una espectacular y violenta persecución por calles y vías de la capital que se saldó con dos agentes heridos leves y daños a varios coches patrulla, aunque finalmente se pudo capturar a los fugitivos tras volcar su vehículo en la TF-4 en sentido de salida de la ciudad. Debido al accidente fue necesario cerrar la circulación en la citada vía, e incluso se hizo imprescindible la colaboración del efectivos del Consorcio de Bomberos.

Los hechos que nos ocupan se inician a las cuatro y veinte de la madrugada, cuando un patrulla de la Policía Local capitalina detectó cómo un furgón no respetaba un semáforo en rojo en la confluencia de la calle República de Honduras con la avenida Francisco La Roche (popularmente, la avenida de Anaga).

Lejos de respetar las señales de alto, a pesar de que el patrulla llegó a circular en paralelo con el furgón de los fugitivos, un Hyundai H1, su conductor embistió al coche policial tras pasar el túnel hacia la TF-4. La rápida activación de la Policía Local logró que los delincuentes no pudieran alcanzar la TF-1, ya que al llegar a la misma se encontraron con una barrera conformada con otros dos coches patrulla. Los maleantes optaron por introducirse entonces en el Polígono Costa Sur, donde empiezan a lanzar fardos con droga a la vía pública en su afán de entorpecer la acción policial.

Cuando llegan a la altura de Mercatenerife, otro patrulla vuelve a cortarles el paso y, aunque sí que llegan a la autopista del Sur, sólo les queda volver en dirección a la capital.

En esta ocasión son las calles del barrio Buenos Aires escenario de la espectacular persecución. Allí, con buen criterio, un patrulla que cortaba el paso retira a tiempo su vehículo para evitar un accidente que a buen seguro hubiera revestido gravedad. Los maleantes dejan el popular barrio para enfilar por la avenida de Manuel Hermoso Rojas, donde por segunda vez golpean a un patrulla más que también se había puesto en paralelo al furgón de los fugitivos.

Finalmente, los delincuentes giran hacia la calle de José Emilio García Gómez donde se topan con un enemigo de su tamaño: el furgón de Atestados. En este punto vuelven a tirar fardos y, tras pasar otra vez el túnel camino de la TF-4, intentan embestir al vehículo de Atestados con tan mala pericia que terminan volcando.

Tras el accidente quedaron, tanto esparcidos por la vía como en el interior del furgón, numerosos fardos que fueron recogidos por los policías. Hasta un total de 35 paquetes se trasladaron hasta las dependencias policiales donde fueron pesados inicialmente, arrojando el resultado de los aproximadamente 1.370 kilogramos de hachís.

Los detenidos responden a las iniciales A.A.B. y A.T., y ambos son extranjeros. Una batida por el litoral capitalino permitió al poco dar con los restos de una narcopatera en el final de la escollera de Las Teresitas. Policía Nacional y Guardia Civil continúan las investigaciones para dar con el resto de implicados.

LA POLICIA LOCAL, SIN POLARES PARA EL FRIO

El sindicato SPPLB denuncia la falta de prendas de abrigo en la nueva uniformidad proporcionada a los agentes

El Sindicato Profesional de Policías Locales y Bomberos de Benidorm ha denunciado la falta de ropa de abrigo en la nueva uniformidad proporcionada por el Ayuntamiento a los agentes del cuerpo y en la que el Consistorio invirtió cerca de 100.000 euros. El portavoz de este sindicato en el Consistorio de Benidorm y presidente de la junta de personal municipal, Francisco Ángel González, afirmó en un comunicado que “se han olvidado de una prenda fundamental de abrigo como es el polar, máxime en estos días en que las temperaturas han experimentado una bajada y esta prenda se hace necesaria para el personal que se encuentra realizando sus funciones en la calle”.

Como ya contó en su día este diario, tras cerca de seis años sin renovar la uniformidad, la Policía Local estrenó el pasado noviembre, coincidiendo con la celebración de las Fiestas Mayores Patronales, los nuevos uniformes, en los que las prendas superiores pasaban de ser bicolor –amarillo y azul marino– a completamente azules. De esta manera, el Consistorio respondía a una reivindicación que venían realizando los policías y sindicatos desde hace años, aunque el cambio parece ser, al menos por la denuncia del SPPLB, que no se ha hecho por completo.

Para el portavoz del SPPLB, “esta situación es debida a que tienen mas celeridad e interés en hacerse la foto que en preocuparse de que las prendas de uniformidad sean las debidas y correctas, o quizás, por el contrario, que no se haya adquirido todavía y nos la entreguen en verano como ocurrió con el anorak”.

Por ello, desde esta central sindical han reclamado al gobierno local que a la mayor brevedad posible, teniendo en cuenta la bajada de temperaturas que se está produciendo estos días, se repongan las prendas de abrigo que faltan o que, en su defecto, se dicten las ordenes oportunas para que los policías puedan utilizar el polar bicolor antiguo hasta que se adquieran los nuevos.

Piden cárcel para el exalcalde de Monachil por el accidente que sufrió un policía local en 2009

La Fiscalía de Granada ha solicitado una pena de un año y ocho meses de prisión para el que fuera alcalde de Monachil (Granada), el socialista José Luis Samos, y el exconcejal de Seguridad Ciudadana y Transportes, Alberto Contreras, y cuatro meses de cárcel para el jefe de la Policía Local en el municipio por el accidente que sufrió un agente en 2009 en la carretera de Sierra Nevada cuando patrullaba con un vehículo al que le fallaron los frenos.

El exregidor y el exedil están acusados de un delito contra los derechos de los trabajadores y otro de lesiones por imprudencia grave, mientras que al jefe de la Policía se le imputa sólo el segundo. Los tres serán juzgados en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Granada los días 20 y 21 de enero próximos.

Según consta en el escrito de acusación provisional del Ministerio Público, al que ha tenido acceso Europa Press, los hechos se remontan a las 14,30 horas del 13 de diciembre de 2009, cuando el policía local del Ayuntamiento de Monachil circulaba en servicio de patrulla a bordo del vehículo oficial, titularidad del Ayuntamiento de Monachil, dirección Sierra Nevada. Al llegar al punto kilométrico 1,700 de la citada vía en tramo descendente se percató de que el vehículo no frenaba correctamente, dado que al pisar el freno emitía ruidos extraños, y pese a que pisaba hasta el fondo el coche no respondía.

Ante la presencia de otro vehículo en sentido contrario, el policía intentó sin éxito hacer uso del freno de mano, por lo que de forma definitiva perdió el control del vehículo, que colisionó contra un Seat Toledo. Como consecuencia de esta colisión, el vehículo oficial sufrió un vuelco sobre la calzada en forma de campana saliéndose por el margen derecho en sentido de su marcha, y quedó siniestro total.

El conductor tuvo lesiones consistentes en síndrome de latigazo cervical, dorsalgia, policontusiones y cuatro contracturas en trapecios que requirieron de tratamiento médico curativo mediante anelgesia, reposo relativo, y miorrelajantes así como rehabilitación con 55 sesiones curativas. Le han quedado como secuelas cervicalgia por contractura con cefaleas e inestabilidad potenciándose ante esfuerzos.

La causa del accidente, según el fiscal, fue los defectos esenciales y estructurales en los mecanismos básicos del vehículo motor oficial que, existiendo con anterioridad al siniestro, “generaban un riesgo grave para la vida e integridad” al menos de sus usuarios, no sólo del agente lesionado, sino del resto de funcionarios de la Policía Local. De hecho, tenía deficiencias en el sistema de frenado y defectos en los neumáticos como consecuencia del desgaste o mal estado de la rodadura, que fueron detectadas por al menos seis agentes, quienes desde el mes de julio de 2009 habían trasladado a los acusados de forma verbal y escrita los graves defectos mecánicos detectados que finalmente causaron el accidente sin que por parte de ellos se realizara comprobación de los mismos, ni se procuraran las revisiones así como reparaciones necesarias.

Además, la escasa disponibilidad de vehículos de la Policía Local unida el intenso tráfico motivado por la temporada de esquí de Sierra Nevada determinaba que el vehículo siniestrado se viera obligado a efectuar un elevado número de kilómetros (alrededor de 20.000 desde abril a diciembre) provocaba un cambio de circunstancias o de estado del vehículo desde el momento de la ITV (que pasó en abril de 2009) obligando a los procesados a observar “unas mínimas precauciones en orden a la revisión periódica para su correcto mantenimiento”.

Dos agentes de la Policía Local heridos en una pelea en la Punta

Los efectivos policiales fueron trasladados al Puerta del Mar La zona de ocio registró varios incidentes en la madrugada de ayer.

Dos agentes de la Policía Local resultaron heridos cuando intervinieron en el intento de detener a un individuo que participó en una pelea durante la madrugada de ayer en la Punta de San Felipe.

Los hechos tuvieron lugar a las siete de la mañana, cuando se produjo una pelea entre dos jóvenes, propinando uno de ellos un fuerte puñetazo al otro en la nariz en presencia de la Policía Local. Los agentes trataron de detener a esta persona, que huyó del lugar pese a ser sujetado en primer lugar por dos policías, si bien dicha persona consiguió soltarse, provocando en su huida la caída de ambos agentes al suelo, resultando lesionado uno de ellos. A continuación, otro agente fue empujado por el sujeto, haciéndole caer al suelo y resultando también lesionado.

Ambos efectivos fueron trasladados al hospital Puerta del Mar para ser asistidos, con el resultado de uno de ellos con fractura de metafisaria radio del brazo derecho y el otro policontusionado en hombro derecho, pelvis y codo derecho. El presunto agresor consiguió huir de la zona corriendo sin que pudiera ser localizado pese a la búsqueda realizada por el entorno.

Esta no fue la única trifulca que se produjo durante la madrugada de ayer en la Punta de San Felipe, en la que hubo una afluencia de unas 2.500 personas. La pelea de mayor importancia se produjo a las seis de la mañana, siendo denunciado por una presunta falta de lesiones uno de los dos participantes. Según los testigos, intervinieron más personas, pero cuando llegaron los efectivos policiales, éstas huyeron. Además, entre las cuatro y las cinco de la mañana se registraron otros tres conatos de pelea.

En otro orden de cosas, el grupo Charly intervino a requerimiento de un vecino en un bar de la calle Honduras por molestias a causa de la música a la una de la madrugada. Los efectivos policiales constataron la existencia de música audible desde el exterior y comprobaron que el establecimiento tenía licencia de restaurante, por lo que fue denunciado.

Tres policías locales rescatan a un anciano de su casa en llamas en Valencia

El incendio se produjo al arder un colchón por una colilla mal apagada en una vivienda de la Malvarros

Un anciano de 90 años y su hijo resultaron intoxicados por inhalación de humo en el incendio de una vivienda de Valencia. La valiente y rápida actuación de los primeros policías locales que llegaron a la casa en llamas evitó lo que podría haber sido una nueva tragedia.

El siniestro tuvo lugar minutos después de las nueve de la mañana del viernes en un piso humilde del barrio de la Malvarrosa, concretamente en el número 15 de la calle Ingeniero Manuel Maese. Cinco patrullas de la Policía Local y Policía Nacional de Valencia y una decena de bomberos se movilizaron con urgencia. Los primeros agentes municipales que llegaron al lugar vieron cómo salían llamas de la ventana de una vivienda en la cuarta planta del edificio.

De inmediato, tres policías subieron las escaleras en pocas zancadas y otro agente cortó el tráfico en la calle para facilitar el acceso y la intervención de los bomberos. Cuando llegaron al rellano, la puerta de la casa en llamas estaba abierta y un hombre de 47 años, Javier Muñoz, llamaba a su padre. Los policías temían por la vida del anciano que estaba dentro de la vivienda. El humo ya había inundado todo el piso, y por ello, decidieron entrar a gatas para rescatar a la víctima. Los tres agentes cogieron en volandas al hombre y lo llevaron hasta el rellano del tercer piso. El salvamento duró pocos segundos.

Poco después, Ramón Muñoz, de 90 años, fue asistido por un sanitario de los bomberos. El anciano sufrió quemaduras leves en la cara y una intoxicación por inhalación de humo. El incendio destruyó totalmente una habitación, donde se inició el fuego, y el humo afectó al resto de la vivienda.

Según las primeras investigaciones policiales, una colilla mal apagada prendió un colchón en el dormitorio del hijo del anciano. Todo parece indicar que podría ser la causa del incendio. El hombre también resultó intoxicado por inhalación de humo, por lo que fue trasladado con su padre al Hospital Clínico.

En las labores de extinción del fuego y ventilación del edificio participaron cuatro vehículos con sus dotaciones de bomberos del parque Norte. El siniestro causó una gran revuelo en la calle Ingeniero Manuel Maese. Un grupo de vecinos y curiosos se congregaron en el lugar para observar cómo los bomberos sofocaban el incendio. Entre sus comentarios se repetían palabras de elogio para los policías locales que rescataron al anciano.

Jefes de policía denuncian la situación adversa que sufre la seguridad local

Los mandos integrados en la Unión Nacional de Jefes y Directivos de Policía Local (Unijepol) demandan una Ley Estatal de Policías Locales que les reconozca. Unijepol creen que la “situación adversa” se debe a “un injustificado paso atrás en la descentralización del Estado” del Gobierno central. Critican que “un creciente número de comunidades autónomas” estén aprobando reformas para que los alcaldes puedan nombrar a los jefes de la Policía Local.

Los mandos integrados en la Unión Nacional de Jefes y Directivos de Policía Local (Unijepol) creen que la seguridad municipal sufre una situación adversa por una política centralizadora del Gobierno que merma sus atribuciones, y demandan una Ley Estatal de Policías Locales que les reconozca y redefina. Este diagnóstico se recoge en una de las ponencias aprobadas por unanimidad en el II Congreso Nacional de Unijepol, celebrado esta semana en Madrid con la participación de 100 delegados de toda España que representan a los más de 1.000 afiliados de la asociación, que es la mayoritaria en el sector. Unijepol aboga por una negociación más amplia, a nivel autonómico o nacional En el Congreso también se ha elegido una nueva Ejecutiva Nacional en la que se renuevan el 90% de los cargos, incluida la presidencia, que ahora ostenta José Luis Carque Vera, jefe de la Policía Local de Castellón.

Carque Vera sustituye en esa responsabilidad a José Francisco Cano de la Vega, jefe de la Policía Local de Fuenlabrada (Madrid) y fundador y presidente de Unijepol desde su nacimiento en 2003. Cano continúa en la Ejecutiva como responsable del área de Diversidad Social. El lema del Congreso y de la ponencia estratégica que guiará el trabajo de Unijepol durante los próximos cuatro años es “La seguridad local en una situación adversa”. Ésta se debe sobre todo “a un injustificado paso atrás en la descentralización del Estado” por parte del Gobierno central, derivado de la reforma del régimen local, que reduce las competencias municipales, según recoge la ponencia. Además ha habido un retroceso en los acuerdos de cooperación entre el Estado y los municipios, a la vez que las plantillas de las policías locales se reducen en torno a un 10%, envejecen y sufren falta de material. Ley de Policías Locales Unijepol denuncia asimismo que aún no se haya aprobado una Ley de Policías Locales que considera “necesaria y urgente” para reconocer su labor en el mantenimiento de la seguridad y definir claramente sus competencias, actualizarlas y también establecer determinados criterios básicos comunes para todas las plantillas.

Critica también que “un creciente número de comunidades autónomas” estén aprobando reformas para que los alcaldes puedan nombrar “discreccionalmente” a los jefes de policía local, y además éstos puedan ser miembros de otros cuerpos, lo que supone “un retroceso democrático que afectará de manera muy importante a la eficacia de la seguridad local, la necesaria objetividad e independencia en la prestación del servicio y la motivación de sus profesionales”. El nuevo presidente de Unijepol, José Luis Carque Vera, ha explicado que sus principales retos son mantener la filosofía de su predecesor y conseguir más afiliados de la zona norte. Otras metas son “que la formación de las policías locales no solo no desaparezca, sino que se potencie”, trabajar por una futura ley que coordine estas plantillas y las beneficie, y “frenar el laboralismo”, que según ha precisado “no es lo mismo que sindicalismo”. En este sentido, ha explicado que los representantes de los trabajadores “no pueden diseñar los horarios de la plantilla de manera que sea casi imposible gestionar el servicio”, como según ha dicho ocurre ahora en algunos lugares, donde “los sindicatos negocian directamente con el alcalde y éste les dice que sí a todo”. Por eso, Carque aboga por “una negociación más amplia, a nivel autonómico o nacional”, que permita desarrollar un trabajo de servicio al ciudadano durante las 24 horas del día.

Muere el burro de un belén después de que lo montara un hombre obeso

El hombre, de unos 150 kilos según la denuncia, se saltó la valla y se subió al burro

El animal, de nombre ‘Platero’ y cinco meses de edad, murió dos días después

EUROPA PRESS Córdoba
Actualizado: 16/12/2014 17:07 horas

La Policía Local de Lucena (Córdoba) investiga si la muerte de un burro utilizado en un portal de Belén el viernes la causó un hombre que se subió en él dos días antes. El Ayuntamiento ha encargado un informe veterinario para determinar la causa de la muerte. Si se certificara que se debió a que el hombre se montó en él, el Ayuntamiento ha anunciado que se iniciarán las acciones legales que correspondan.

La investigación se ha iniciado a raíz de una denuncia de la Asociación de Defensa del Borrico (Adebo) y el Círculo Animalista de Podemos Lucena, según la cual, el burro, de unos cinco meses de edad, “fue literalmente reventado por un individuo, cuya fotografía circula a través de los teléfonos móviles por todo el pueblo a modo de hazaña”. El belén está ubicado en pleno centro de la población, en la puerta misma del Ayuntamiento.

Según la denuncia, “el individuo, sin que hubiera Policía Local que le prohibiera el acceso, cruzó la valla, zarandeó a Platero -nombre del animal-, hasta que ‘a galope’ posó orgulloso sus casi 150 kilos de peso sobre su frágil cuerpo de algodón, como diría Juan Ramón Jiménez, hiriéndolo de muerte”, informan fuentes municipales.

El viernes, dos días después de que se produjeran los hechos, el Ayuntamiento de Lucena, alertado por los vecinos de que Platero apenas podía mantenerse en pie, solicitó los servicios de un veterinario local, que, tras examinarlo y comprobar la gravedad de sus heridas, recomendó su “traslado urgente a una clínica especializada”, donde murió finalmente.