Archivo

Archive for 31 enero 2016

El Ayuntamiento de Madrid quiere una Policía Municipal “más conciliadora”

El equipo de Carmena cree que la persecución de los delitos “no puede ser el eje central” del Cuerpo local

  • MARTA BELVER
  • Madrid

Actualizado 19/01/201613:08

El Ayuntamiento de Madrid está trabajando en una reestructuración de la Policía Municipal que estará ultimada a finales de marzo, pero ya se han trazado las líneas generales de por dónde irá el cambio. Según ha adelantado este martes el equipo de Manuela Carmena, el objetivo principal es que los agentes desarrollen su trabajo desde una “perspectiva horizontal mucho más conciliadora”.

El delegado de Seguridad y Emergencias en el Consistorio de la capital, Javier Barbero, ha explicado que los efectivos del Cuerpo local “van a seguir trabajando con Policía Nacional y Guardia Civil” en la persecución de delitos. “Pero ése no puede ser su eje central”, ha recalcado el concejal, que ha comparecido en la comisión del ramo a petición del PP.

Respecto a las UCEs -la unidad especial de apoyo creada por Alberto Ruiz-Gallardón (PP) en 2008-, el Gobierno local todavía no ha concretado cuál será su futuro, aunque sí tiene claro “lo que no tiene que hacer: no van a funcionar como antidisturbios”. De hecho, desde la llegada de Ahora Madrid al Palacio de Cibeles ya no participan en la ejecución de desahucios.

En la Comisión de Seguridad y Emergencias de este martes también ha salido a relucir la no inserción de banderas de España en los 129 nuevos coches de la Policía Municipal adquiridos a final del año pasado, muy criticada por los grupos municipales del PP y Ciudadanos. El director general del Cuerpo, Andrés Serrano, ha justificado que además de “no ser obligatoria”, la enseña nacional sólo estaba en 44 de los 1.033 vehículos que componen el parque automovilístico cuando gobernaba la ‘popular’ Ana Botella.

 

Fuente: el Mundo

La Guardia Urbana, en pie de guerra contra Colau

Una imagen de los vendedores de top manta en las calles de Barcelona.

Una imagen de los vendedores de top manta en las calles de Barcelona.

Los agentes piden a la alcaldesa que frene el “asedio” al que los somete la CUP y que apoye de forma “clara” su trabajo diario

Barcelona 25/01/2016

La Guardia Urbana no se siente respaldada por su jefa, Ada Colau. Los agentes sienten que la alcaldesa no les defiende lo suficiente y denuncian también intromisiones en su trabajo por parte de la CUP.

La situación viene de lejos, pero se ha agravado este fin de semana a raíz de una operación realizada en la calle Puertaferrisa, según explica Marcos González, secretario general de Sapol, el sindicato mayoritario en el cuerpo de Policía Municipal.

Operación en Puertaferrisa

El sábado, un cabo y dos agentes requisaron a dos vendedores senegaleses relojes y camisetas falsificadas, respectivamente y les citaron para declarar el domingo en las dependencias de la Guardia Urbana de la Zona Franca.

Según González, la operación se llevó a cabo “sin forcejeos” y “sin ningún tipo de complicaciones”. Por eso, los agentes se sorprendieron cuando los dos vendedores comparecieron acompañados de la concejal de la CUP María José Lecha y de un fotógrafo de La Directa.

“Asedio de la concejal de la CUP”

Lecha “haciendo valer su condición de concejal” y el fotógrafo quisieron estar presentes en la declaración, pero la Policía Municipal lo impidió “ya que la ley no lo permite”. El sindicato de la Guardia Urbana considera que esta actuación de la CUP es “un asedio a los agentes que lo único que hacen es cumplir con su obligación”.

Por eso, han pedido de forma oficial a Colau que “pare estos asedios”. “También echamos en falta que el equipo de Gobierno municipal haga una declaración clara en apoyo al trabajo diario de los agentes de la Guardia Urbana”, lamenta el sindicato.

Apoyo del PP

El presidente del grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández, se suma al lamento de Sapol y recuerda a Colau que “ella es quien dirige la Policía “, por lo que debería dar “apoyo pleno al cuerpo”.

Fernández recuerda también que Colau “asumió las competencias de la concejalía de Seguridad y que, en consecuencia, no hay un concejal específico” en Barcelona para esta materia.

Fuente : Economía digital

Dispositivo especial policial para evitar más fiestas ‘rave’ en el metro de Barcelona

  • El Ayuntamiento activa un refuerzo presencial de la Guardia Urbana durante el fin de semana por las noches tras lo sucedido
Dispositivo especial policial para evitar más fiestas ‘rave’ en el metro de Barcelona
Un momento de la fiesta ‘rave’ celebrada en el metro de Barcelona este enero ((Instagram / @emerock)
, Barcelona

29/01/2016 07:38 | Actualizado a 29/01/2016 11:26

El Ayuntamiento de Barcelona ha movido ficha después de la fiesta ‘rave’ que tuvo lugar hace dos fines de semana en el metro. Fuentes municipales han asegurado a la web de La Vanguardia que el fin de semana anterior se llevó a cabo “un dispositivo especial de refuerzo de la Guardia Urbana” por las noches y en determinadas estaciones para evitar que se repitieran los hechos.

Este dispositivo “no tiene una fecha de finalización específica” y está previsto que también se active este fin de semana dada “la proximidad de los hechos” y ante la “posibilidad” de que se pueda repetir otra macrofiesta ilegal en el suburbano.

Por su parte, los Mossos d’Esquadra informan de que continúa la investigación abierta para localizar a los organizadores de la fiesta ilegal, denunciada por Transports Metropolitans de Barcelona (TMB). La policía autonómica también añade que en el caso de que la Guardia Urbana necesitara de un requerimiento de apoyo entonces actuarían.

Lluvia de condenas y críticas

Lluvia de condenas y críticas a la fiesta ‘rave’ que tuvo lugar hace dos fines de semana en el metro de Barcelona. Más de un centenar de jóvenes tomó los andenes y varios vagones de la L4 entre las estaciones de Jaume I y Passeig de Gràcia hace dos fines de semana para celebrar una macrofiesta que derivó de vandalismo contra mobiliario y estructuras. Los hechos han salido a la luz y se han viralizado rápidamente este jueves tras la publicación del testimonio de un participante en la revista digital Vice , Danil Romanov, acompañado de algunas de las cientos de fotos que realizaron con sus teléfonos móviles.

TMB ha reaccionado de inmediato denunciando la fiesta ilegal ante los tribunales, para exigir responsabilidades por los daños causados. La ‘rave’ habría empezado la noche del sábado 16 de enero en una plaza del centro de la ciudad con un botellón multitudinario -y al menos una dosis de cocaína-, tras el que los jóvenes bajaron al metro y montaron su particular discoteca con alcohol -comprado en un colmado nocturno-, un concierto de hip hop y mucha música a todo volumen, que hacían sonar mediante un altavoz transportado en un carrito.

La noche, en general, fue un no parar de tren en tren, estación tras estación, y salir a la calle para volver a entrar al metro tras desfilar de un punto de la ciudad a otro, toreando a los coches y firmando lo que se pillaba”, describe Romanov, que se jacta de que fue “una fiesta que lo había tenido todo, meadas en el metro, graffiti, confrontación con seguratas, atmósfera de buen rollo y bailes desenfadados”. La convocatoria, de la que el participante no ofrece gran detalle, pretendía festejar un cumpleaños hiphopero dentro del metro, pero circuló por el boca-oreja hasta congregar a un centenar largo de jóvenes de diferentes estéticas y edades e incluso turistas. La fiesta duró hasta bien entrada la madrugada.

El Ayuntamiento condena la ‘rave’

El primer teniente de alcalde de Barcelona, Gerardo Pisarello, ha condenado este jueves la ‘macrofiesta’ ilegal, de la que el consistorio ha sido informado a través de TMB. Pisarello ha calificado los hechos de “totalmente injustificados” y ha asegurado que el gobierno municipal indagará para “averiguar más sobre lo que ha pasado”. “La ciudad está para disfrutarla y no para cometer actos vandálicos. No sólo causaron molestias entre los usuarios y los trabajadores, sino que también provocaron destrozos”, ha alertado. A preguntas de los periodistas, ha reconocido que todavía no se han cuantificado los daños provocados por la fiesta pero que el cálculo ya está en marcha.

 

Fuente: La Vanguardia

Ciudadanos fuerza a reabrir la Academia regional de Policía

Los agentes locales de la Comunidad ya no tendrán que formarse en el centro de Ávila

 

Una enmienda de Ciudadanos ha obligado a la presidenta regional, Cristina Cifuentes, a abrir un centro de formación para los policías locales de todos los municipios de Madrid. Se acaba así con la obligación que tenían estos funcionarios de acudir a la Academia de la Policía Nacional en Ávila, tras el cierre de sus dependencias por el anterior presidente autonómico, Ignacio González. Este presentó como una gran medida de ahorro la clausura en el debate del estado de la región de 2013. El ahorro ascendía a dos millones de euros.

La antigua Academia de Policía Local se encontraba en el complejo de Valdelatas, en la carretera de Colmenar Viejo, dentro del término municipal de Madrid. Con 30 años de historia, se había convertido en uno de los centros de formación con más fama y experiencia de toda España. Había recibido grandes remodelaciones en la etapa inicial de Esperanza Aguirre al frente de la Comunidad, sobre todo cuando se pusieron en marcha las Brigadas Especiales de Seguridad (agentes locales pagados por la Comunidad de Madrid). La llegada de hasta 2.500 alumnos por promoción obligaba a tener grandes aulas y edificios para albergar a tantos estudiantes. De hecho, se utilizó una antigua construcción para simular una vivienda y utilizarla para formación en entradas y registros y en violencia de género, entre otros delitos.

Todo este entramado, destinado también a la formación continua de los agentes y a los cursos de promoción, se vino abajo cuando en septiembre de 2013 Ignacio González y su consejero de Presidencia, Salvador Victoria, decidieron cerrarla. Firmaron un convenio con el Ministerio del Interior para que los agentes municipales tanto de nuevo ingreso como de ascenso se desplazaran a Ávila. Este centro tampoco está pasando por buenos tiempos, ya que las promociones han quedado muy reducidas en el Cuerpo Nacional de Policía en los últimos años.

Quejas sindicales

Desde el primer momento, los sindicatos y las asociaciones de mandos plantearon una batalla contra este cierre con el argumento de que no suponía un gran ahorro para las arcas regionales. De hecho, estuvo cerrada más de un año y medio, tiempo durante el que la Comunidad tuvo que seguir pagando la seguridad y el mantenimiento para evitar el deterioro de los edificios. Justo cuando estaba a punto de acabar la legislatura, González firmó un convenio con la Dirección General de la Policía por el que le cedía de manera gratuita el complejo de edificios durante 10 años. Allí se encuentran ahora las Unidades de Intervención Policial (UIP, los antidisturbios).

El problema de la formación y la promoción continuó, pese a las críticas de las policías municipales de la región. Asociaciones como la Unión de Jefes de Policía Local (Unijepol) se reunieron con todos los grupos políticos para abordar este tema y que cesara el desplazamiento de los futuros funcionarios hasta Ávila. Se entrevistaron, entre otros, con el portavoz de Ciudadanos, Ignacio Aguado. Este ha planteado una enmienda parcial a los presupuestos regionales de 2016 por la que obliga a Cifuentes a abrir un centro de formación para los policías. La propuesta ha contado con los votos favorables de PSOE y Podemos. Aguado se mostró ayer “muy contento” con esta decisión.

Ahora el equipo de la Consejería de Presidencia y Justicia, con su titular, Ángel Garrido, a la cabeza, tendrá que buscar un nuevo edificio adecuado a esa función policial, ya que no dispone del de Valdelatas. En este también se habían formado los agentes forestales y los integrantes de Protección Civil, entre otros funcionarios de emergencias. Hasta ahora se ha barajado utilizar el centro de formación de la Policía Municipal de Madrid.

Ciudadanos también ha logrado que se convoquen 30 plazas de agentes forestales y celebrar oposiciones para 100 bomberos especialistas en 2017.

Un complejo amplio y moderno

La Academia regional de Policía contaba con unos 60 trabajadores, la mayoría de ellos profesores, administrativos y psicólogos. El centro tenía 30 años de antigüedad y contaba con 35 aulas repartidas en varios edificios, una biblioteca con 80 puestos de lectura, un moderno polideportivo y una de las mejores pistas de atletismo de la región, junto con un aula magna con 200 asientos, un aula judicial y cuatro galerías de tiro. La última constaba de 24 puestos de disparo y una cámara acorazada con capacidad para almacenar 200 armas y 200.000 cartuchos.

Mantener abiertas estas instalaciones costaba unos dos millones de euros al año, dentro de un presupuesto regional que alcanzaba en 2013 (año de su clausura) 17.060 millones. Durante el tiempo que ha estado cerrada ha costado unos 100.000 euros al año en seguridad y mantenimiento.

Unijepol denuncia que los cursos de nuevos agentes municipales en Ávila “no están adaptados” a la Policía Local

La Unión Nacional de Jefes y Directivos de Policía Local (Unijepol) ha denunciado este viernes que los cursos de formación que han comenzado por primera vez los nuevos agentes de la Policía Municipal de Madrid en la Academia de la Policía Nacional de Ávila “podrá ser la adecuada para la Policía Nacional, pero desde luego no está adaptada para la Policía Local”.

Fuente: Eleconomista

http://www.europapress.es/madrid/noticia-unijepol-denuncia-cursos-nuevos-agentes-municipales-avila-no-estan-adaptados-policia-local-20160129123343.html