Archivo

Archive for the ‘HoNoReS/CoNDeCoRaCioNeS’ Category

El ministro del Interior condecora a un agente de la Guardia Urbana de Barcelona herido de gravedad en acto de servicio

28 octubre 2013 1 comentario

Una de las condecoraciones más importantes del Cuerpo Nacional de Policía

Jorge Fernández Díaz: “Eres un ejemplo de servidor público que se ha convertido en una referencia perdurable para tus compañeros”

Jorge Fernández Díaz ha impuesto la Cruz al Mérito Policial con Distintivo Rojo al agente de la Guardia Urbana Juan José Salas Rodríguez, a quien ha dicho que “eres un ejemplo de servidor público que se ha convertido en una referencia perdurable para tus compañeros”.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha impuesto este lunes en Barcelona la Cruz al Mérito Policial con Distintivo Rojo -una de las condecoraciones más importantes del Cuerpo Nacional de Policía- al agente de la Guardia Urbana Juan José Salas Rodríguez, herido de gravedad el 4 de febrero de 2006 cuando se encontraba prestando servicio en las inmediaciones de una casa en la que varios miembros del movimiento okupa estaban celebrando una fiesta. Aquel día, Juan José Salas Rodríguez recibió el impacto de una piedra en la frente y estuvo en coma durante meses. Ahora permanece en silla de ruedas.

En este acto, Jorge Fernández Díaz ha reconocido y agradecido, en nombre de todos los barceloneses, catalanes y españoles, el gran servicio que el agente de la Guardia Urbana de Barcelona, hoy condecorado, ha prestado a la ciudad de Barcelona a lo largo de su trayectoria personal y profesional.

El ministro del Interior ha tenido palabras muy emotivas para el agente condecorado, de quien ha dicho que “es un ejemplo de servidor público que se ha convertido en una referencia perdurable para sus compañeros y para todos aquéllos que hacen de su vida un ejercicio de sacrificio por los demás”.

Jorge Fernández Díaz ha ensalzado su figura afirmando que “en estos tiempos en los que se ponen en entredicho valores como la solidaridad, la generosidad y el altruismo, tu talla humana y profesional brilla si cabe aún más”.

Durante su intervención, Jorge Fernández Díaz ha recordado que su padre fue jefe de la Guardia Urbana de Barcelona “y aprendí a querer ese uniforme y a respetarlo”. El ministro se ha dirigido al agente condecorado para decirle que su heroicidad y vocación de servicio “no sólo despierta mi respeto y admiración si no que me retrotrae a las enseñanzas que recibí de un padre que fue un servidor público ejemplar”.

Fernández Díaz ha hecho extensiva esta alta condecoración al centenario Cuerpo de la Guardia Urbana de Barcelona y a los miles de policías locales que “cada día trabajan para que las calles y barrios de Barcelona y del resto de las ciudades de nuestro país, sean cada vez más seguras”.

En este sentido, el ministro del Interior ha recordado que es fundamental que persista la coordinación y colaboración entre las policías locales y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado “como es patente en Cataluña”, para que los ciudadanos vivan y se sientan cada vez más seguros.

“La cercanía en el servicio, los valores y principios que os guían, la atención directa al ciudadano y la eficacia policial es lo que hace que los ciudadanos den su respaldo a los cuerpos policiales convirtiéndolos en las instituciones más valoradas por los españoles”, ha concluido el ministro del Interior.

DOGSCHOOLK9.WORDPRESS BLOG SOBRE EDUCACIÓN, ADIESTRAMENTO Y ETOLOGIA

26 septiembre 2013 Deja un comentario

WWW.DOGSCHOOLK9.WORDPRESS.COM

CONDECORACIONES Y DISTINCIONES APLICABLES A LOS CUERPOS DE POLICIA LOCAL

28 septiembre 2012 Deja un comentario

Orden de 20 de septiembre de 2012, de la Consejera de Interior, Justicia y Administración Pública sobre el diseño, uso y exhibición de las condecoraciones y distinciones aplicables a los cuerpos de Policía Local del País Vasco (BOPV de 27 de septiembre de 2012). Texto completo.

ORDEN DE 20 DE SEPTIEMBRE DE 2012, DE LA CONSEJERA DE INTERIOR, JUSTICIA Y ADMINISTRACIÓN PÚBLICA SOBRE EL DISEÑO, USO Y EXHIBICIÓN DE LAS CONDECORACIONES Y DISTINCIONES APLICABLES A LOS CUERPOS DE POLICÍA LOCAL DEL PAÍS VASCO.

Por Decreto 27/2010, de 26 de enero , sobre el régimen de condecoraciones y distinciones aplicable a los cuerpos de policía local del País Vasco (BOPV n.º 22, de 3 de febrero de 2010) se regularon los efectos de la declaración de acto de servicio contemplada en el Capítulo V del Título III de la Ley 4/1992, de 17 de julio , de Policía del País Vasco, respecto del personal funcionario de los Cuerpos de Policía Local del País Vasco, así como el reconocimiento del ejercicio por éste de la función policial durante su trayectoria profesional, estableciendo así las condecoraciones y distinciones mediante las cuales puede ser distinguido el personal funcionario de los cuerpos de policía local del País Vasco.

En virtud de lo dispuesto en el citado Decreto y de la potestad conferida por el artículo 26.4.º de la Ley 7/1981, de 30 de junio, sobre “Ley de Gobierno”, se procede ahora a establecer el diseño y las características de la medalla al reconocimiento de la labor policial cuya concesión se anuda a la declaración de acto de servicio; del Diploma al servicio policial, así como a regular el uso o exhibición de la Medalla y demás condecoraciones y distinciones, facultándose a los Ayuntamientos/municipios para que sean ellos quienes, si lo estiman oportuno, establezcan el diseño y características de las felicitaciones y regulen su uso.

Por todo lo cual, tras haber sido informado por la Comisión de Coordinación de Policías Locales de Euskadi

DISPONGO:

Artículo 1.- Elementos y diseño de la Medalla al reconocimiento de la labor policial.

1.- La medalla al reconocimiento de la labor policial prevista en el artículo 2 del Decreto 27/2010, de 26 de enero, sobre el régimen de condecoraciones y distinciones aplicable a los cuerpos de policía local del País Vasco se compone de los siguientes elementos: Medalla, cinta, pasador y miniatura.

2.- El diseño y características de la medalla al reconocimiento de la labor policial, y de los elementos que la componen, son los establecidos en el anexo I.

Artículo 2.- Uso y exhibición de la Medalla al reconocimiento de la labor policial.

1.- La Medalla al reconocimiento de la labor policial sólo se podrá portar o prender en el uniforme cuando tenga lugar el acto de imposición de la misma y en las demás ocasiones en que lo autorice la autoridad local. En tales casos se colocará sobre el uniforme de gala en el lado izquierdo del pecho por encima del borde superior del bolsillo o del logo del uniforme.

Si el funcionario tuviera más de una Medalla al reconocimiento de la labor policial todas se colocarán en dicha parte izquierda.

2.- El pasador se podrá portar o prender sobre el uniforme de gala en las ocasiones en las que la autoridad local no permita prender o portar sobre dicho uniforme la Medalla al reconocimiento de la labor policial, colocándose en el lado izquierdo del pecho por encima del borde superior del bolsillo o del logo del uniforme. En actos oficiales, o de especial relevancia, y siempre que no se posea traje de gala, se podrá portar o prender en el uniforme de trabajo.

Si el funcionario tuviera más de una Medalla al reconocimiento de la labor policial todos los pasadores deberán ir unidos o ensamblados en dicho lado izquierdo.

3.- La miniatura de la Medalla al reconocimiento de la labor policial se podrá portar o prender en la solapa u ojal de cualquier prenda de vestir, la cual no corresponderá ni al uniforme de gala, ni al uniforme de trabajo.

Si el funcionario tuviera más de una medalla al reconocimiento de la labor policial no podrá portar más de una miniatura.

Artículo 3.- Diseño y características del diploma al servicio policial.

1.- El diseño y características del diploma al servicio policial, en sus modalidades con distintivo blanco y con distintivo rojo, son los establecidos en el anexo II.

2.- El diploma al servicio policial, en sus modalidades de Diploma con distintivo blanco o con distintivo rojo, irá acompañado del pasador correspondiente a la modalidad del Diploma, cuyo diseño y características técnicas son las citadas en el anexo II.

Artículo 4.- Uso y exhibición del Diploma al servicio policial.

1.- El pasador se podrá portar tanto en el uniforme de gala, como en el de trabajo, si bien con diferencias en su tamaño y material en función de donde se porten. Así, tal y como se recoge en el diseño de los pasadores, el que se porte en el uniforme de gala, será de 30 milímetros, y en tela únicamente. En cambio, el que se porte en el uniforme de trabajo, será de 23 milímetros, pudiendo ser de tela o esmalte.

Una vez obtenido el Diploma al servicio policial con distintivo rojo sólo su correspondiente pasador podrá ser portado o prendido sobre el uniforme.

2.- Cuando el pasador del Diploma se porte sobre el uniforme de gala, y el funcionario porte, asimismo, sobre dicho uniforme, la Medalla al reconocimiento a la labor policial, o Medallas, si fuera el caso, el pasador del Diploma se colocará en la parte superior a la Medalla, y centrado sobre ellas si portare varias medallas.

Cuando el pasador del Diploma se porte sobre el uniforme de gala, y el funcionario porte, asimismo, sobre dicho uniforme, el pasador correspondiente a la Medalla al reconocimiento a la labor policial, el pasador del Diploma se colocará a la izquierda del pasador correspondiente a la Medalla, o a la izquierda de los pasadores unidos o ensamblados correspondientes a las Medallas concedidas.

3.- Cuando el pasador del Diploma se porte sobre el uniforme de trabajo, se colocará en el lado izquierdo, y si el funcionario tiene Medalla al reconocimiento de la labor policial, el pasador del Diploma se colocará a la izquierda del pasador de la Medalla, o a la izquierda de los pasadores unidos o ensamblados correspondientes a las Medallas concedidas.

Artículo 5.- Diseño y características de las felicitaciones.

Corresponde a los Ayuntamientos la determinación del diseño y características técnicas de las felicitaciones que se concedan por actuaciones meritorias cuando no concurran los requisitos establecidos para el otorgamiento de medallas.

Artículo 6.- Normas adicionales de utilización y custodia.

1.- El personal funcionario que haya obtenido alguna de las condecoraciones y distinciones previstas en esta norma únicamente podrán usarla y exhibirla en el modo, en los casos y a los fines previstos en la legislación aplicable al personal del respectivo cuerpo de policía local, sin que quepa su empleo por parte de terceros ajenos a la institución.

2.- El personal funcionario de los cuerpos de policía local está obligado a atender diligentemente la custodia y conservación de las condecoraciones y distinciones que posea, quedando terminantemente prohibida cualquier manipulación que suponga alteración o modificación de la forma o características de las condecoraciones y de las distinciones.

3.- La utilización o exhibición de otras condecoraciones o distinciones distintas a las contemplados en esta norma sólo será permitida en los casos y a los fines previstos en la legislación aplicable a personal del respectivo cuerpo de policía local, y en el modo indicado en dicha legislación.

Artículo 7.- Imposición.

El acto de imposición de la medalla al reconocimiento de la labor policial revestirá la mayor solemnidad posible y se procurará hacerlo en fechas de especial significado en el cuerpo de policía local, salvo que razones de oportunidad y urgencia aconsejen otro momento.

DISPOSICIÓN FINAL

La presente Orden entrará en vigor el día siguiente al de su publicación en el Boletín Oficial del País Vasco.

LEY 5/1964, DE 29 DE ABRIL, SOBRE CONDECORACIONES POLICIALES

Articulo primero.- Las recompensas enumeradas en el articulo tercero del Decreto de dieciocho de junio de mil novecientos cuarenta y tres, pertenecientes a, la Orden del Mérito Policial, quedan establecidas del siguiente modo: Medalla de Oro, Medalla de Plata y Cruz con distintivo rojo o con distintivo blanco.

Articulo segundo.- La Medalla al Mérito Policial, en cualquiera de sus clases, se concederá por orden del  Ministro de la Gobernación, a propuesta del Director General de Seguridad oída la Junta de Seguridad y Previo expediente sumario que se instruirá por dicha Dirección General.

La Cruz al Mérito Policial, cualquiera que sea su distintivo, será concedida por Orden del Ministro de la Gobernación, a propuesta del Director General de Seguridad quien deberá oír previamente a la Junta de Seguridad.

En la actualidad la referencia al Ministro de la Gobernación deben de entenderse al Ministro del Interior. Y a lo referente a la Dirección General de Seguridad, a la Secretaría de Estado de Seguridad.

(…)

Articulo cuarto.- Podrán ser recompensados con estas condecoraciones los miembros y funcionarios de los Cuerpos que integran la Policía Gubernativa, cualquiera que sea su categoría, así como aquellos otros componentes de los restantes Cuerpos y Unidades integrados en las Fuerzas de Seguridad del Estado que aparecen enumerados en el articulo cuarto de la vigente Ley de Orden Público, cuando se estime que reúnen alguna de las circunstancias exigidas para su concesión; y, excepcionalmente, las personas ajenas a dichas Corporaciones, cuando se hagan acreedoras a ello por su decisiva colaboración con aquellos funcionarios, practiquen actos de relevante importancia en defensa del orden, de las personas o de la propiedad, o así resulte aconsejable por otros importantes motivos.

                           (§1.5) Ley de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad                

Artículo quinto.- Para conceder la Medalla de Oro o de Plata al Mérito Policial, según los casos, será preciso que concurra en los interesados alguna de las condiciones siguientes:

a)   Resultar muerto en acto de servicio o con ocasión de él, sin menoscabo del honor; ni por imprudencia, impericia o accidente.

b)    Resultar con mutilaciones o heridas graves de las que quedaren deformidad o inutilidad importante y permanente, concurriendo las mismas condiciones señaladas en el párrafo anterior.

o)   Dirigir o realizar algún servicio de trascendental importancia, que redunde en prestigio de la Corporación, poniendo de manifiesto excepcionales cualidades de patriotismo, lealtad o abnegación.

d)   Tener una actuación ejemplar y extraordinaria, destacando por su valor, capacidad o eficacia reitera­da en el cumplimiento de importantes servicios, con prestigio de la Corporación.

e)    Realizar, en general, hechos análogos a los expuestos que, sin ajustarse plenamente a las exigencias anteriores merezcan esta recompensa por implicar méritos de carácter extraordinario.

Articulo sexto.- Para la concesión de la Cruz al Mérito Policial con distintivo rojo, será necesario que concurra en los interesados cualquiera de las condiciones siguientes:

 

a)   Resultar herido en acto de servicio o con ocasión de él, sin menoscabo del honor, ni por imprudencia o impericia o accidente.

b)   Participar en tres o más servicios, en los que, mediando agresión de armas, concurran las circunstancias del apartado anterior, aunque no resultara herido el funcionario.

c)    Realizar, en circunstancias de peligro para su persona, un hecho abnegado o que ponga de manifiesto un alto valor en el funcionario, con prestigio para la Corporación o utilidad para el servicio.

d)   Observar una conducta que, sin llenar plenamente las condiciones exigidas para la concesión de la; Medalla al Mérito Policial, merezca especial recompensa, en consideración a hechos distinguidos  y extraordinarios en los que haya quedado patente un riesgo o peligro personal.

Artículo séptimo.- Para la concesión de la Cruz al Mérito Policial con distintivo blanco, será necesario que concurra en los interesados cualquiera de las condiciones siguientes:

 

a)   Realizar cualquier hecho que evidencie un alto sentido del patriotismo o de la lealtad, con prestigio para  la Corporación o utilidad para el servicio.

b)    Sobresalir en el cumplimiento de los deberes de su empleo o cargo, o realizar destacados trabajos o estudios profesionales o científicos que redunden en prestigio de la Corporación  o utilidad para el servicio.

o) Realizar de cualquier modo no previsto actos distinguidos de análoga naturaleza que redunden en prestigio de la Corporación o utilidad para el servicio.

Articulo octavo.- Cuando las citadas condecoraciones se otorguen a funcionarios dependientes de los Cuerpos y Organismos señalados en el artículo cuarto de la presente disposición y cuyos haberes aparezcan consignados en los Presupuestos Generales del Estado, llevarán siempre anejas las pensiones que se indican, proporcionales al sueldo del empleo que disfrute el funcionario en el momento de su concesión, o del que vaya alcanzando en lo sucesivo:

 

Medalla de Oro: Veinte por ciento.

Medalla de Plata: Quince por ciento.

Cruz con distintivo rojo: Diez por ciento.

La Cruz con distintivo blanco no llevará aneja pensión.

En ningún momento se tomará como base para regular dichos porcentajes sueldo inferior al asignado para la categoría de Sargento primero del Cuerpo de Policía Armada cuando los condecorados pertenezcan a este último Cuerpo o al de la Guardia Civil; tampoco dicha base podrá ser inferior al sueldo señalado a la categoría de Auxiliar Mayor de tercera clase, cuando se trate de funcionarios del Cuerpo Auxiliar Femenino de Oficinas de la Dirección General de Seguridad.

(§24.4) Real Decreto 1691/1995, por el que se adecuan las cuantías de las pensiones anejas a las medallas y cruces de la Oren del Mérito Policial       

(…)

Artículo noveno.- Los beneficios señalados en el articulo anterior tendrán carácter vitalicio y serán acumulables para el caso de concederse dos o más condecoraciones de las establecidas en la presente disposición.

En el caso de que dichas recompensas se concedan a funcionarios muertos en acto de servicio o a consecuencia del mismo, se aplicará lo dispuesto en el articulo segundo de la Ley de quince de mayo de mil novecientos cuarenta y cinco. Cuando la persona muerta en estas circunstancias no tenga la consideración de funcionario también le será de aplicación lo dispuesto para éstos.

Articulo diez.-Todos los funcionarios que tengan concedida con anterioridad alguna de las Medallas al Mérito Policial, incluso en situación de jubilados, o sus causahabientes que hayan sido declarados con de­recho a pensión en virtud del artículo segundo de la Ley de quince de mayo de mil novecientos cuarenta y cinco, comenzarán a devengar los beneficios económicos en la cuantía que se establece en la presente disposición, a partir de la entrada en vigor de la misma.

Caso de tratarse de jubilados, los porcentajes establecidos en el artículo octavo habrán de aplicarse al sueldo correspondiente a la máxima categoría alcanzada por el interesado en servicio activo.

Reglamento de honores y recompensas de los miembros de la Policía Municipal y del Servicio de Extinción de Incendios


I . OBJETO
art. 1º .- 1  De conformidad con lo dispuesto en los arts.334 de la Ley de Régimen Local, 94 del Reglamento de Funcionarios de la Admón. Local, y 303 del Reglamento de Organización , Funcionamiento y Régimen jurídico de las Corporaciones locales, se crea una condecoración denominada medalla de honor que tendrá por objeto recompensar a los miembros de la Policía municipal y auxiliares de la misma, así como de los del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamentos que se distingan ostensiblemente en el cumplimiento de sus deberes, tanto por el sacrificio padecido con ocasión del desempeño de su cargo o empleo, como por sus relevantes y continuadas actuaciones al servicio de la ciudad.              2  La concesión de la expresada medalla se ajustará a lo dispuesto en este Reglamento.II. – CLASES Y CATEGORÍASart. 2º .- 1  La medalla de honor será de las dos clases siguientes:                  A) Al sufrimiento, y
                  B) Al mérito.
             2  Cada una de las clases de medalla tendrá las siguientes categorías:Primera : de oro
Segunda: de plata
Tercera: de bronce.
art. 3º.- 1.- La medalla de honor al sufrimiento se concederá a quienes, en acto de servicio, sufran cualquier accidente, mutilación o enfermedad grave, siempre que no provenga de negligencia o imprudencia que les sea imputable.             2.- Su otorgamiento se ajustará a la siguiente gradación:             a) categoría de oro a los que habiendo puesto en peligro su vida, mueran o queden incapacitados permanentemente para el servicio.
             b) categoría de plata a quienes en la misma circunstancia queden incapacitados temporalmente para el servicio.
            c) categoría de bronce, para los que padezcan las molestias de un tratamiento clínico y sufran una merma de su integridad corporal no comprendida en los supuestos anteriores.
art. 4º.- 1.- La medalla de honor al mérito en el servicio podrá otorgarse a aquellos que en sus tareas profesionales hayan prestado relevantes servicios de contrastada eficacia.            2.- Su concesión en las diversas categorías se ajustará a lo siguiente:            a) Categoría de oro a quienes se hayan distinguido de modo extraordinario por su alto grado de eficiencia en la práctica del servicio o en el cumplimiento de los deberes propios de su cargo o destino.
            b) Categoría de plata a los que hayan realizado actos de mérito sobresaliente o hayan prestado servicios durante 35 años sin interrupción ni nota desfavorable en su expediente personal.
           c) Categoría de bronce para quienes acrediten cualquier otro hecho de trascendencia pública o importancia práctica para los fines propios del servicio o hayan prestado éste durante 25 años sin interrupción ni nota desfavorable en su expediente personal.
art. 5º.- 1.- La concesión de cualquier clase de medalla con la categoría de oro o de plata llevará anexa la concesión de un premio en metálico equivalente a un diez por ciento de los devengos anuales del condecorado, con carácter permanente y vitalicio para las de oro y por una sola vez para las de plata, cuyos respectivos importes se satisfarán con cargo al presupuesto ordinario de la Corporación municipal.            2.- Las viudas de los condecorados con medalla de oro percibirán, con cargo del Ayuntamiento, un suplemento de su pensión de viudedad, equivalente al diez por ciento de su importe.           3.- Las medallas de oro concedidas a título póstumo, implicarán la preferencia en la concesión de las becas municipales para estudios o perfeccionamiento de oficio a los hijos menores de edad, legítimos, naturales o adoptivos del condecorado extinto.          4.-Cualquier clase de medalla de honor que se conceda será anotada en el expediente personal del condecorado y se le considerará como un mérito especial para los concursos u oposiciones que convoque la Corporación municipal, a los solos efectos de atribuirle la mayor antigüedad dentro de su categoría sobre los no condecorados.III – MODELOart. 6º.- 1. Las medallas de honor serán acuñadas de acuerdo con el diseño y emblema detallados a continuación.             2. Su forma será redonda y medirá 3 centímetros y medio de diámetro y tendrá 2 milímetros de grosor.            3. En su anverso ostentará un diseño de relieve consistente en el escudo de la Ciudad de Barcelona y al pie del mismo una inscripción que diga: “Honor al sufrimiento” o bien “Honor al mérito”.            4. En el reverso habrá el escudo oficial completo de España, orlado con la inscripción correspondiente a la clase de medalla otorgada.art.7º.- 1. Toda medalla irá sujeta a una cinta de moaré encarnado para las de “Honor al sufrimiento”, y azul para las de “Honor al mérito”.           2. El ancho total de las respectivas cintas será de 3’5 centímetros y su altura, incluída la parte recogida por ambos lados de su borde inferior, será de 5 centímetros.           3. El pasador que sujetará a la cinta por su borde superior, será de una aleación metálica apropiada y su color estará de acuerdo con su respectiva categoría.IV – EXPEDIENTESart 8º.- 1. La concesión de las medallas requerirá propuesta razonada del Jefe del respectivo Cuerpo e instrucción de expediente, en el que justifiquen los méritos contraídos a tenor de este Reglamento.           2. Dicho expediente se incoará por disposición de la Alcaldía que al propio tiempo designará a un Teniente de Alcalde para que actúe de Instructor, y será sometido a información pública.V – CONCESIÓNart.º 9.- 1. Las medallas de honor en todas sus características y clases serán otorgadas por el Consejo pleno a propuesta de la Comisión municipal ejecutiva a la vista del expediente tramitado.            2. Las medallas de honor podrán otorgarse a título póstumo.           3. En el supuesto de muerte ocurrida notoriamente en las circunstancias previstas en el art.º 3 nº 1 y 2 a) podrá otorgarse provisionalmente la medalla de honor al sufrimiento en su categoría de oro, mediante Decreto de Alcaldía, sin perjuicio de la ulterior instrucción del correspondiente expediente y posterior acuerdo confirmatorio del Consejo pleno.VI – IMPOSICIÓNart.º 10.- El acto de imposición de las condecoraciones deberá realizarse con el debido relieve público y social, preferentemente en el día de la festividad del cuerpo respectivo.VII – DEBERES Y DERECHOSart.º 11.- 1. Aparte de la medalla propiamente dicha que podrán exhibir en actos oficiales o solemnes, los condecorados, en cualquier otra clase de acto, si vistieran de paisano, podrán ostentar en la solapa una roseta con el color de la cinta correspondiente a su respectiva condecoración, orlada con un fleco de oro, plata o bronce según la clase de medalla que se le haya otorgado.              2. Cuando vistieran uniforme, los galardonados tendrán derecho a ostentar un distintivo formado por una tirilla de 5 por treinta milímetros de color dorado, plateado o de bronce, conforme le corresponde a la categoría de su condecoración, cuya tirilla se colocará horizontalmente sobre el pecho y a unos 15 centímetros del hombre.             3. A todos los condecorados con medalla de honor se les entregará asimismo un diploma en el que conste el correspondiente acuerdo de concesión, firmado por el Alcalde.VII – REGISTROart.º 12.- La Secretaría General de esta Corporación municipal llevará un registro de las medallas concedidas con su numeración correlativa.IX – EXONERACIÓNart.º 13 .- En el caso de que algún condecorado con la medalla de honor cometiese algún acto contrario al honor o a la dignidad individual o social, se le exonerará de su respectiva condecoración previo expediente incoado de oficio o a instancia de parte, en el que tendrá audiencia el interesado y será informado por la Comisión municipal ejecutiva. El acuerdo definitivo deberá adoptarlo el Consejo pleno disponiendo la supresión de su nombre en el libro-registro a que se refiere el artículo anterior.X – DISPOSICIÓN ADICIONAL              Las medallas previstas en este Reglamento podrán otorgarse a título meramente honorífico y sin compensaciones económicas a quienes sin pertenecer a los Cuerpos a que el mismo se refiere, se hayan distinguido notablemente por su actuación en favor de dichos Cuerpos o del progreso y mejoramiento de los servicios a ellos encomendadosXI – DISPOSICIONES FINALES             1ª. Las disposiciones del presente Reglamento se aplicarán a los expedientes que se incoen a partir de la vigencia del mismo, aun cuando los hechos que los motiven sean anteriores.            2ª. Las condecoraciones otorgadas con anterioridad a dicha vigencia se regirán por los reglamentos y acuerdos municipales con arreglo a los cuales fueron concedidas.XII – DISPOSICIÓN DEROGATORIA            Sin perjuicio de lo establecido en la disposición final 2ª, quedan derogadas las disposiciones municipales adoptadas con anterioridad para regular la concesión de honores y recompensas de los miembros de la Policía municipal y de los Cuerpos de Bomberos, de Serenos y de Vigilantes.