Archivo

Posts Tagged ‘Agresión a Policía’

Agreden a un policía local en Gijon durante una manifestación

 

 

Un agente de la Policía Local fue agredido el martes por la tarde por los participantes en una manifestación contra el capitalismo que al parecer no había sido convocada. El altercado motivó la presencia de varias patrullas de la Policía Local y del Cuerpo Nacional de Policía en la calle Corrida.

Detenido un travesti que intentó clavar un cristal a un policía en Palma

La Policía Local de Palma detuvo el pasado domingo de madrugada a un travesti colombiano de 22 años por intentar clavar un cristal a un agente.

Junto a él fue arrestado un hombre italiano de 37 años que también atacó a los policías cuando estos acudieron a un bar que seguía abierto pese a que debía haber cerrado una hora antes.

Los hechos ocurrieron poco antes de las cuatro de la madrugada en un local de la calle Nuredduna, cuando agentes de la Patrulla Verda requirieron a la propietaria para que echara el cierre.

Fue entonces cuando el travesti rompió un bol de cristal y, con uno de los pedazos, se abalanzó sobre uno de los policías, que logró agarrarlo del brazo y evitar la agresión. Otro cliente trató de auxiliar al travesti y ambos quedaron detenidos por atentado.

Fuente: http://www.diariodemallorca.es

Un ciclista pega un puñetazo a una policía que le paró por circular por la acera

ABC@ABC_CValenciana / VALENCIA
 

Otros dos agentes de la Policía Local y el propio agresor también resultaron heridos en el forcejeo

Un ciclista de 51 años acusado de propinar un puñetazo a una agente que le paró para identificarle por circular por la acera con la bicicleta por la calle Conde de Lumiares, en el barrio de Torrefiel, y agredir también a otros dos policías que acudieron en su ayuda, ha sido detenido por la Policía Local de Valencia.

La agesión ocurrió este viernes, cuando la agente de policía dio el alto al hombre, en el marco de la campaña municipal de control del uso de la bicicleta, al circular de forma ilegal por la acera. En ese momento, el ciclista comenzó a insultar a la agente y, sin mediar palabra, le propinó un puñetazo.

Un policía que se encontraba en la otra acera acudió en su ayuda pero también fue agredido, en tanto que un tercer agente que estaba en una zona próxima y que se aproximó al escuchar el alboroto también recibió un golpe. Finalmente, los tres policías consiguieron detener al hombre, que resultó herido en el forcejeo, al igual que los agentes. Todos ellos acudieron al Hospital La Fe para ser tratados de las heridas y el hombre ha quedado detenido.

Un africano de Mali destroza a mordiscos la cara a un policía local y le rompe el dedo a otro

 

serán cosas de la “multiculturalidad” y tal, pero hay que estarle agradecido porque vino a pagarnos las pensiones.. disfruten lo votado..

Un ciudadano de Mali, que lleva dos años residiendo en Sencelles  (Mallorca), ha sido detenido por la Guardia Civil después de que atacara brutalmente a dos policías locales de Sencillas que le sorprendieron  con cocaína en un control rutinario. A uno de ellos le mordió en la cara y lo intentó asfixiar, y al otro le rompió el dedo de una mano.
El pasado lunes por la mañana, los agentes municipales montaron un  control en la calle Donants de Sang, en Sencelles. Interceptaron a  varios conductores, para pedirles la documentación y registrar los  vehículos, y en un momento determinado pararon al africano, al que  conocían del pueblo.
Droga
Durante la inspección, le encontraron una pequeña cantidad de cocaína,  por lo que quedó detenido. Los policías avisaron a la Guardia Civil,  para que se hiciera cargo de él, y en los cinco minutos que pasaron  hasta que llegó la patrulla benemérita se precipitaron los  acontecimientos.
El africano se puso muy nervioso y comenzó a vociferar. Exigió que le  entregaran la droga que le habían intervenido y de improviso se abalanzó sobre uno de los funcionarios, llamado Enrique. Le intentó asfixiar con las dos manos, agarrándole con fuerza, hasta que el otro policía  reaccionó y se tiró sobre él. El de Mali cayó sobre Enrique y acto  seguido le mordió la mejilla derecha, provocándole un desgarro de casi  tres centímetros.
Joan, el otro policía, también sufrió la ira del inmigrante, que le  fracturó un dedo de una mano. Finalmente, pudieron reducirlo y una  patrulla de la Guardia Civil lo trasladó hasta el cuartel de Inca, donde ha permanecido recluido en los calabozos. Hoy por la mañana estaba  previsto que fuera puesto a disposición judicial, en Inca.
Los dos agentes heridos fueron atendidos en el hospital de Inca debido a las lesiones que presentaban.

Condenado por agredir a dos policías de La Laguna en La Cuesta

El Juzgado de lo Penal número 8 considera probado que el individuo cometió dos faltas de lesiones y un delito de atentado.
 

P. Fumero, Santa Cruz de Tenerife

La magistrada del Juzgado de lo Penal número 8 de Santa Cruz de Tenerife condenó a Francisco Javier Hernández G. como autor responsable de un delito de atentado a dos policías locales de La Laguna, así como de dos faltas de lesiones.

La juez estableció una pena de un año de prisión con inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de cumplimiento de la condena.

Además, la sentencia también establece indemnizaciones económicas para ambos agentes.

La sentencia firme se adoptó por conformidad de las partes implicadas en el suceso.

Los hechos ocurrieron el 12 de octubre de 2010 a las cuatro de la madrugada. El procesado circulaba con un vehículo por la avenida de Los Menceyes, en el municipio de La Laguna. Los policías locales le dieron el alto durante un control de documentación. En ese momento, el acusado no paró, pero sí lo hizo unos metros más adelante. Como carecía de seguro obligatorio, los agentes le informaron de que iban a inmovilizar el coche. El denunciado amenazó de muerte a un funcionario y lo insultó. Además, lo agarró por el cuello y le dio un fuerte empujón. El policía cayó al suelo. Después de sufrir diversas lesiones leves, los agentes laguneros consiguieron reducir al individuo.

Ahora, la sentencia da la razón a la denuncia efectuada en su día por los funcionarios de La Laguna.

Detenido un conductor ebrio tras intentar atropellar y agredir a varios policías locales en la capital

Málaga Capital    Miércoles, 05 JUN 2013 19:10 CMT
Un hombre de 62 años ha sido detenido por la Policía Local de Málaga por, presuntamente, conducir ebrio, negarse a realizar la preceptiva prueba de alcoholemia, atentar contra agentes de la autoridad y por un delito de resistencia y desobediencia. Todo ello tras ser sorprendido en la puerta de un colegio cuando numerosos niños salían de una fiesta escolar. 

Los hechos tuvieron lugar sobre las 22.30 horas del pasado sábado en la calle Ortiga, concretamente en la puerta del colegio Europa, donde había una gran cantidad de niños de corta edad saliendo de una fiesta escolar, momento en el que, al parecer, el individuo, a pesar de encontrarse en evidente estado de embriaguez, se introdujo en su coche para disponerse a iniciar la marcha, según ha indicado en un comunicado la Policía Local. 

Ante el peligro que podía ocasionar, dos policías locales fuera de servicio se dirigieron al conductor para pedirle que “por favor no condujese en ese estado de embriaguez”. En vez de atender su requerimiento, el individuo dio un manotazo a uno de los agentes, para acto seguido, arrancar el vehículo, introducir la primera marcha y, presuntamente, intentar atropellarlo contra la pared, hecho que no llegó a producirse gracias a que no había llegado a desactivar el freno de mano. 

Acto seguido, el agente logró introducir su cuerpo por la ventanilla y hacerse con la llave de contacto del vehículo, alejándose con ellas, a lo que, presuntamente, el individuo respondió con amenazas, diciendo “ahora os voy a apañar”. 

En ese momento, sacó un cuchillo y se dirigió hacia la policía local, a pesar de que se encontraba protegiendo a dos menores de edad, intentando, al parecer, apuñalarla en el abdomen hasta en dos ocasiones. 

En ese instante se personó una dotación uniformada de agentes de la Policía Local, desenfundando uno de los agentes su arma reglamentaria para tratar de frenar al individuo, a la vez que le instaba a que tirase el cuchillo. 

Lejos de obedecer, el individuo se dirigió hacia el agente esgrimiendo el cuchillo, teniendo que retroceder para evitar ser alcanzado. 

Aprovechando que, en ese momento, la atención del individuo se encontraba centrada en los agentes uniformados, el policía local fuera de servicio se aproximó a él por la espalda, abrazándolo fuertemente y haciéndolo caer al suelo. 

En ese momento los otros policías consiguieron arrebatarle el cuchillo y detenerlo, oponiendo, en todo momento una gran resistencia, llegando, incluso, a causar daños en una mano a uno de los agentes. 

Además del cuchillo, los agentes le intervinieron una navaja que portaba y que le fue localizada al realizarle el pertinente cacheo preventivo de seguridad. 

TRIPLICABA EL LÍMITE PERMITIDO 

Tras ser detenido, el individuo fue trasladado a dependencias del Grupo de Investigación de Accidentes y Atestados (GIAA) de la Policía Local con la finalidad de que fuese sometido a las preceptivas pruebas de alcoholemia, arrojando en la primera un resultado positivo de 0,89 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, es decir, triplicando con creces el límite máximo permitido. 

Cuando se le iba a llevar a cabo la segunda prueba, el individuo se negó a someterse a la misma y a colaborar en la tramitación de las diligencias oportunas, a pesar de que fue informado de que de no realizarla incurriría en un delito de desobediencia. 

Ante los hechos, el detenido fue finalmente trasladado a dependencias policiales, siendo, posteriormente, puesto a disposición judicial. En cuanto al coche, fue trasladado por grúa al depósito municipal de vehículos.

CUATRO AGENTES HERIDOS Y DOS DETENIDOS EN SANTA COLOMA DE GRAMANET

Sobre las 14:40 horas, desde la sala del 092 se comisionan a dos patrullas por un altercado entre dos familias, que ocupan unas viviendas.

A la llegada de los agentes comprueban como hay una hombre ensangrentado y una mujer que resulta ser su pareja, pidiendo auxilio, porque les estaban agrediendo.

Por otra parte se encuentra un hombre y una mujer de origen magrebí muy alterados e increpan a la policía local y a la otra pareja.

Los agentes comisionados al lugar, separan las partes e intentan mediar, pero la pareja magrebí que anteriormente realizo lesiones a un hombre y al hijo menor de este con un palo, desoyen las indicaciones de los agentes y comienzan a empujarlos.

Los agentes reaccionan ante la actitud hostil del hombre y la mujer intentando tranquilizarlos, hasta que finalmente se uso la fuerza para poder reducir a estas personas, ya que propinaron puñetazos , patadas e incluso arrebataron una defensa a un policía y la utilizaron contra ellos.

Como resultado cuatro agentes de la Policía Local policontusionados de diversa  consideración.

Los agresores fueron detenidos y trasladados al centro hospitalario de la población para su reconocimiento medico y posterior ingreso en los calabozos, hasta la finalización de las diligencias.

El agresor, se mostraba en todo momento desafiante, increpando a los agentes, ALA ES GRANDE, ALA OS CASTIGARA, acompañado de canticos árabes, eran sus palabras tras la detención.

La mujer detenida, fue posteriormente puesta en libertad, “imputada” por valoración de la policía Local ya que tiene un hijo de muy corta edad y no tenia a nadie que se hiciera cargo de el. Se opto por esta decisión, antes de activar a los servicios de la Generalitat Dgaia DIRECCIÓN GENERAL DE ATENCIÓN A LA INFANCIA Y ADOLESCENCIA.

Los Agentes fueron MAL asistidos en el hospital del Espíritu Santo, y se trasladaron a la mutua laboral donde fueron mejor reconocidos.

Por parte de Sr. Regidor de Seguridad Ciudadana, así como el Intendente Major y el Intendente, se preocuparon por el estado de los agentes, desplazándose al Hospital, para saber de su estado.

Dos policías locales del Puerto de la Cruz agredidos por una grupo de jóvenes

El Ayuntamiento de Puerto de la Cruz ha condenado este lunes la agresión sufrida en la madrugada del domingo por dos agentes de la Policía Local y producida al parecer por cuatro jóvenes.

Una nota del Ayuntamiento informa de la agresión se produjo cuando los agentes se personaron en la zona de la calle Blanco tras una llamada recibida en la que se alertaba de que varias jóvenes estaban destrozando el mobiliario urbano.

Una vez en el lugar, la Policía decidió identificar a cuatro jóvenes que increpaban a los viandantes y a los propios policías, cuando por la espalda uno de ellos le propinó un fuerte golpe a uno de los agentes que lo dejó inconsciente, mientras el resto tiraba al suelo al segundo agente, propinándole varias patadas y golpes.

Tres de los cuatro jóvenes, vecinos de La Orotava, ya se encuentran identificados, mientras que se espera que en breve se tenga reconocido al resto.

El grupo de gobierno del Ayuntamiento entiende que este acto esen una clara manifestación de menosprecio violento al principio de autoridad y al respecto el responsable de Seguridad de la corporación, Luis Miguel Rodríguez, ha anunciado que no permitirán este tipo comportamiento “sean quienes sean”.

“Se trata de un suceso insólito en Puerto de la Cruz, y espero que sea aislado porque no lo vamos a permitir”, concluyó Luis Miguel Rodríguez.

La Policía Local detiene en Oviedo a un traficante habitual de heroína

A.R.Z. propinó puñetazos y empujones al agente que intentaba identificarlo

La Policía Local ha detenido en Oviedo a un conocido traficante de heroína que, tras ser arrestado, comenzó a propinar puñetazos y empujones al agente que intentaba identificarlo, según ha informado hoy este Cuerpo.

El detenido, A.R.Z., fue localizado en el entorno del Centro Comercial Los Prados cuando se bajaba de un taxi y comenzaba a caminar mostrando una actitud sospechosa.

Ante la posibilidad de que se fuera a producir la compraventa de estupefacientes en la zona, los agentes decidieron separarse y acotar la calle Francisco Grande Covián.

Minutos después uno de los policías comprobaba como sacaba del bolsillo de su chaqueta dos bolsitas y se las entregaba a un supuesto comprador recibiendo a cambio dinero.

Detenido un hombre en A Coruña tras agredir a dos agentes de la Policía Local

  • EUROPA PRESS. 01.06.2013

Un hombre ha sido detenido en A Coruña, acusado de atentado contra los agentes de la autoridad, después de agredir a dos policías locales que lo asistieron cuando, en estado de embriaguez, rompió el cristal de un portal.

Los hechos sucedieron poco después de la medianoche de este sábado, cuando una dotación de la Policía Local se trasladó a la calle Panamá, en A Coruña, tras recibir el aviso de que una persona había roto el cristal superior de la puerta de entrada a un portal.

Una vez en el lugar, los agentes se encontraron con tres personas, quienes señalaron que su amigo, en estado de embriaguez, se había puesto muy violento y había golpeado el cristal.

Los agentes subieron entonces al piso quinto, donde se encontraba el hombre. Al acceder a la vivienda, observaron como en las paredes había manchas de sangre. La madre del ahora detenido les informó de que su hijo ya se encontraba tranquilo y que se había cortado con los cristales de la puerta.

Mientras los agentes se encontraban en la vivienda, apareció el hombre y se abalanzó sobre uno de los policías violentamente, cogiéndolo por el cuello. El otro agente tuvo que intervenir para reducirlo en el suelo. Con motivo de la intervención, dos agentes sufrieron lesiones, de las que fueron asistidos en un centro médico.

Detenido tras protagonizar un alboroto, herir en el abdomen a un vecino y atentar contra la Policía

Mijas    Martes, 28 MAY 2013
La Policía Local de Mijas (Málaga) ha detenido a un hombre, que ha sido imputado por la comisión de un delito de atentado contra agentes de servicio, tras protagonizar un escándalo nocturno y herir en el abdomen con un cuchillo a un vecino que le recriminó su vociferante actitud. 

Los hechos sucedieron esta pasada madrugada, sobre las 1.15 horas, en la calle Río Turón de la zona de Las Lagunas, hora en la que la Policía Local fue alertada de que un hombre estaba vociferando en plena calle e insultado a todos los vecinos, según han informado desde el Ayuntamiento. 

Instantes después de recibir la llamada, una unidad se desplazó a dicha calle y los agentes observaron cómo una persona había reducido e inmovilizado en el suelo al supuesto causante del alboroto, quien previamente había herido con un cuchillo en el abdomen a un vecino que le había afeado su conducta pública. 

Los agentes, tras separar al vecino y al alborotador, trataron de identificar a éste, que se negó reiteradamente profiriendo insultos con los policías. En un momento dado, el hombre, vecino de Mijas, de nacionalidad española y de 55 años, “propinó varias patadas contra el agente, por lo que fue detenido”. 

El vecino herido no necesitó ser trasladado a ningún centro médico habida cuenta el carácter leve de la misma; mientras que el agente presenta diversas magulladuras y erosiones en sus brazos, con los que trató de defenderse y repeler la agresión, según han precisado en un comunicado. 

Una vez detenido, y tras ser cacheado, los policías hallaron entre las pertenencias del hombre, a quien le constan antecedentes por dos delitos; un destornillador y una tijeras, además del cuchillo con el que supuestamente había herido al vecino, han apuntado desde el Consistorio. 

Asimismo, en el traslado al centro de salud, siguiendo el protocolo oficial para este tipo de detenciones, el hombre trató de autolesionarse dando cabezazos contra la mampara de seguridad del vehículo policial, y una vez en el ambulatorio profirió insultos contra el personal sanitario.

Un policía con cortes en la mano y un edil zarandeado en el Pleno de Ferrol

 

Trabajadores del naval obligan a suspender la sesión al irrumpir en el Ayuntamiento rompiendo la puerta de cristal

Trabajadores de Navantia y del sector naval de Ferrol han entrado este jueves a la fuerza en el Ayuntamiento de la localidad, rompiendo la puerta de cristal de acceso y provocando cortes en una mano a un Policía Local, en unas protestas que se habían anunciado en coincidencia con el pleno municipal, que fue suspendido debido a las movilizaciones.

Los trabajadores del naval habían anunciado que acudirían a la sesión plenaria, prevista a las 19.00 horas, como continuación de sus acciones de protesta para reclamar carga de trabajo. Al llegar a la casa consistorial se encontraron la puerta cerrada. En el momento en el que accedían dos ediles del PSOE, a los que sí se permitía la entrada, irrumpieron, rompiendo la puerta.

Un Policía Local de los dos que intentaron impedirlo resultó lesionado. En la escalinata de entrada, el edil popular y presidente de la Diputación, Diego Calvo, fue zarandeado y empujado cuando trataba de acceder al salón de plenos.

El portavoz del comité de empresa de Navantia Ferrol, Ignacio Naveiras, atribuyó los incidentes a la «actitud irresponsable por parte de la alcaldía» por «impedir el acceso al pleno» a «colectivos con reivindicaciones legítimas a las que el PP hace oídos sordos».

Amalgama de colectivos en la protesta

Además de los trabajadores del naval, en las protestas también estaban presentes afectados por participaciones preferentes, miembros de Stop Desahucios y trabajadores de servicios sociales.

Más de medio millar de manifestantes abarrotaron el salón de plenos, con cánticos de «dimisión», «PP ilegalización por corruptos» y «el amigo de Marcial acaba con el naval». Tras veinte minutos de protestas y momentos con insultos hacia los miembros del PP, el alcalde, José Manuel Rey, decidió la suspensión de la sesión plenaria. Los manifestantes abandonaron después el pleno sin que se produjesen nuevos incidentes.

Intenta agredir a los policías que le requerían un test de alcoholemia

La Policía Local de Ourense detuvo el domingo a una mujer de 41 años que circulaba en un turismo Daewoo por la calle Río Xares de la ciudad y colisionó con un vehículo estacionado. Según los agentes que se personaron en el lugar, la mujer presentaba ‘síntomas evidentes de encontrarse bajo los efectos del alcohol’, pero se negó a realizar la prueba de alcoholemia, pretendiendo abandonar el lugar e incluso trató de agredir a los policías. Por ello, fue detenida y posteriormente quedó en libertad con cargos.   

<!–

–>   Ya en la madrugada del lunes, otra patrulla de la Policía Local interceptó a un vehículo que circulaba por la glorieta Nexus de forma negligente. Su conductor, de 65 años, triplicó la tasa mínima de alcohol permitida. Los agentes también instruyeron diligencias judiciales.

Detenido por intentar atropellar a un policía municipal en Bilbao

 

El hombre de 47 años conducía de forma temeraria por la ciudad, se resistió al arresto y carecía de carné.

La Policía Municipal de Bilbao ha detenido a un hombre de 47 años por intentar atropellar a un agente de este cuerpo, circular a excesiva velocidad y de forma temeraria por la ciudad, resistirse al arresto y carecer de carné de conducir.

Según ha informado hoy la guardia urbana, los hechos ocurrieron sobre las 11.00 horas del pasado sábado cuando una patrulla policial observó la presencia de tres vehículos aparcados en una parada de autobús de la calle Fray Juan, en el barrio de Zorroza. Cuando uno de los agentes se apeó del coche policial y se dirigió a uno de estos vehículos, el turismo inició la marcha, por lo que el policía tuvo que apartarse para evitar ser atropellado.

El vehículo, pese a todo, le pasó por encima del pie izquierdo y le golpeó en un brazo. El coche patrulla inició la persecución de este vehículo, que en su huida a toda velocidad rebasó semáforos en rojo y provocó situaciones de riesgo con otros coches y con peatones.

Una vez interceptado, el conductor se resistió a la detención, según la misma fuente. Los agentes localizaron en el interior del coche una navaja de 12 centímetros de hoja y un bastón con punta metálica.

Detenidas tres personas por agredir a unos policías que acudieron a un bautizo donde se produjo una reyerta

 

Tres personas han sido detenidas este sábado tras agredir a unos agentes de la Policía Local de Vigo que habían acudido a un restaurante de la localidad donde se había registrado una reyerta durante la celebración de un bautizo.

Según informan fuentes policiales a Europa Press, fue reclamada la presencia de la Policía Local en las inmediaciones de la carretera de Montealba con motivo de una pelea que se estaba produciendo en un bautizo, en el que algunos invitados llegaron a lanzarse mesas y sillas y causaron daños en el local.

Al llegar comprobaron que varios presentes tenían la ropa rota, e instaron a los agentes a marcharse, alegando que pretendían solucionar entre ellos el problema.

A pesar de ello, una mujer increpó e insultó a los agentes mientras otro familiar, un joven de 17 años, aprovechó para abalanzarse sobre uno de ellos, lo que motivó su detención.

Otro de los asistentes, O.G.B de 27 años, se dirigió “en términos insultantes” a uno de los agentes y aprovechó para abalanzarse sobre él mientras uno de los policías hablaba con otro invitado, lo que provocó su detención.

A su vez, el hombre con el que dialogaba el otro agente, M.G.B. de 35 años y hermano del agresor, fue detenido al intentar evitar su detención. Ambos son vecinos de Tomiño.

Detienen a una mujer en Mijas por azuzar a sus perros contra dos agentes de la Policía Local

  • EUROPA PRESS. 14.05.2013

Una joven irlandesa de 29 años y vecina del núcleo poblacional de Calahonda, en Mijas (Málaga), ha sido detenida por agentes de la Policía Local de este municipio por azuzar a sus perros contra los agentes, uno de los cuales fue mordido por uno de los canes, y por negarse a ser identificada.

Detienen a una mujer en Mijas por azuzar a sus perros contra dos agentes de la Policía Local

  Los hechos tuvieron lugar este pasado sábado cuando una residente británica en esta zona avisó a la Policía de que había sido atacada cuando paseaba por la calle. Entonces, una unidad acudió al lugar y comprobó que había dos perros sueltos por la vía pública y que se introdujeron en el garaje de una vivienda.

Los agentes llamaron a la puerta de la casa, abriendo una mujer acompañada por los dos perros. Cuando los policías le pidieron su identificación, ésta se negó y azuzó a sus animales de compañía contra los agentes, que necesitaron hacer uso de sus defensas reglamentarias para defenderse del ataque de los canes.

Uno de los agentes resultó herido por mordedura de un pastor alemán, sufriendo una herida inciso contusa en su mano izquierda, con abundante pérdida de sangre y que necesitó de varios puntos de sutura, estando afectados los tendones de dicha extremidad, según han informado desde el Ayuntamiento de Mijas en un comunicado.

Ante lo sucedido, los agentes requirieron a otra unidad para poder identificar a la mujer propietaria de los perros, que volvió a azuzar a los animales contra la segunda unidad actuante, que finalmente detuvo a la señora. Los operarios del Servicio Zoosanitario Municipal retiraron al pastor alemán que causó las lesiones al agente.

En el momento de su detención, la mujer ofreció mucha resistencia e, incluso, volvió a incitar a sus animales —identificados con microchip— para que atacaran a los otros policías locales.

Tres detenidos por agredir a agentes de la Policía Local de Palma al identificarlos

La Policía Local de Palma detuvo a tres personas en las últimas horas por atentado a agentes de la autoridad. Uno de los arrestados propinó a un agente una patada en la espinilla, otro le dio un mordisco en la parte interna del codo y un tercero le dio un manotazo en un hombro. El primero de los casos ocurrió sobre las diez y media de la mañana del viernes en un solar de titularidad municipal enclavado entre las calles Xesc Forteza y Nadal Batle. Allí habían depositado 80 metros cuadrados de basuras. Un policía de barrio se percató de que nadie lo recogía. Operarios de Emaya se encargaron de retirarlas. El dueño de la mercancía se presentó completamente fuera de sí. Cuando un policía trató de apaciguarle, le propinó una fuerte patada en la espinilla. Fue detenido por un delito de atentado. Por otro lado, un brasileño de 32 años fue detenido después de morder a un agente en la parte interna del codo. El policía le preguntó por 50 euros que supuestamente había robado a una empleada de un bar de s´Arenal y, al registrarle una mochila, mordió al funcionario. Por último, un marroquí de 32 años fue detenido en la Playa de Palma después de propinar un fuerte manotazo en el hombro izquierdo a un policía local que le fue a identificar.

Fuente: diariodemallorca.es

Arrestado tras intentar atropellar a un policía y circular de forma temeraria

La Policía Municipal de Bilbao ha detenido a un hombre de 47 años por intentar atropellar a un agente de este cuerpo, circular a excesiva velocidad y de forma temeraria por la ciudad, resistirse al arresto y carecer de carné de conducir.

Según ha informado hoy la guardia urbana, los hechos ocurrieron sobre las 11.00 horas del pasado sábado cuando una patrulla policial observó la presencia de tres vehículos aparcados en una parada de autobús de la calle Fray Juan, en el barrio de Zorroza.

Cuando uno de los agentes se apeó del coche policial y se dirigió a uno de estos vehículos, el turismo inició la marcha, por lo que el policía tuvo que apartarse para evitar ser atropellado.

El vehículo, pese a todo, le pasó por encima del pié izquierdo y le golpeó en un brazo.

El coche patrulla inició la persecución de este vehículo, que en su huida a toda velocidad rebasó semáforos en rojo y provocó situaciones de riesgo con otros coches y con peatones.

Una vez interceptado, el conductor se resistió a la detención, según la misma fuente.

Los agentes localizaron en el interior del coche una navaja de 12 centímetros de hoja y un bastón con punta metálica.

Fuente. abc.es

Arrestado un hombre tras agredir a un perro de la Unidad Canina de Policía que le detectó hachís

 

El juez de guardia de Alicante deja al detenido en libertad con cargos y le imputa una falta de maltrato animal por patear al can y un delito de desobediencia al negarse a indentificarse ante los agentes.

Hero no falla y cuando su olfato adiestrado le lleva a marcar con el hocico un sitio concreto es que algo de droga ha pasado por ahí. Este pastor alemán color oscuro detectó hachís en un joven de nacionalidad iraní que se encontraba en la estación de autobuses de Alicante el pasado lunes y husmeó a su alrededor. Cumplir con su cometido le costó una patada en el hocico y un puñado de insultos. Necesitó asistencia veterinaria, aunque pronto se puso de nuevo a trabajar.
La Policía detuvo el lunes a un hombre de 32 años tras agredir a uno de los perros de la Unidad Canina de la Policía Local de Alicante que le detectó hachís mientras se encontraba en la estación de autobuses de la ciudad. Durante los trabajos de inspección, el perro se fue hacia el hombre al detectar olor a droga, a lo que éste reaccionó con una fuerte patada que le afectó al tímpano derecho, según aseguraron ayer fuentes judiciales y municipales, que explicaron que el perro tuvo que ser atendido posteriormente por un veterinario aunque su estado no reviste gravedad, según fuentes municipales.
Tras esta actitud, y al haber detectado el perro droga en el entorno del hombre, los agentes locales procedieron a identificar al viajero, que no quiso dar su nombre ni mostrar su documentación. Los intentos en vano para que se identificara llevaron a la Policía a detenerlo, según consta en el atestado policial, por lo que fue trasladado a los calabozos de la Comisaría Provincial.
El arrestado pasó ayer a disposición del juez de guardia, ante el que se negó a declarar. El magistrado acordó su puesta en libertad provisional con cargos por un delito de desobediencia a agente de la Autoridad, además de imputarle una falta por maltrato animal después de verificar la agresión al perro. Los agentes que llevaron a cabo la detención no captaron droga encima del joven, pero todo apunta, según fuentes municipales, a que arrojó un pequeño trozo de hachís al suelo que llevaba o bien en sus manos o bien en su bolsillo, lo que llamó la atención de Hero, el perro con el mejor olfato de este grupo policial. El detenido, tras quedar en libertad provisional, tendrá que enfrentarse, además de a un juicio por desobedencia, a otro por una falta de maltrato animal.
En España, los perros de los agentes de unidades caninas están considerados un apoyo de trabajo para la Policía, una herramienta, por lo que una agresión a estos animales puede llegar a considerarse una obstrucción al trabajo policial. Sin embargo, el perro no tiene el rango de agente, algo que sí ocurre en otros países en los que la agresión a estos animales es un delito contra agente de la Autoridad.
El animal agredido es uno de los perros que forman la Unidad Canina de Alicante junto a Samanta, Noa, Arko, Akra, Ala, Inka, Enzo, X y Asha.
En total, diez perros que han sido adiestrados para la detección de drogas y para el ataque, así como para tareas de búsqueda de personas sepultadas y rastreo de materiales explosivos. Patrullan diariamente en Alicante junto a centros de enseñanza y parques, donde contribuyen en los controles preventivos y de seguridad ciudadana desde hace más de año y medio. Realizan varios dispositivos aleatorios en la estación de autobuses.

El mejor olfato para interceptar droga
Hero es el mejor de todos los perros que tiene la Unidad Canina de Alicante, según fuentes municipales. Tiene el olfato más desarrollado de los diez canes de este grupo de trabajo. Sus dos últimos trabajos en la estación de autobuses ayudaron a interceptar 92 bellotas en hachís el pasado 16 de abril en el bolso de una viajera de origen marroquí que confesó que el destino de la droga era Valencia. La mujer, que hacía el trayecto Algeciras-Barcelona, fue detenida. En su última intervención en la estación, Hero detectó en el interior de una taquilla 497 gramos de hachís. Los agentes y el perro montaron un dispositivo para hacer guardia y poder arrestar a los presuntos portadores de la droga cuando fueran a recogerla tras alertar el animal con sus insistentes ladridos y movimientos de que esa taquilla contenía hachís. La intervención se saldó con dos detenidos de 35 y 24 años. La Unidad Canina de la Policía Local ha incautado en lo que va de año 23 kilos de hachís y ha llevado a cabo 15 arrestos.

Detenido por agredir a un policía con una botella rota

La Almunia La Policía Local de La Almunia de Doña Godina detuvo el pasado 6 de mayo a un individuo que, presuntamente, atacó con una botella rota a un agente en un parque de la localidad. Los hechos se produjeron cuando una patrulla del 092 se acercó a la zona verde al observar que el sospechoso estaba alterando el orden. Los agentes se acercaron y pidieron que depusiera su actitud, pero reaccionó de forma violenta abalanzándose sobre uno de ellos. E. P.

Agredir a dos policías locales en La Luneta les costará varios años de cárcel

 

 
 

El juzgado de lo penal número 2 de Badajoz juzgó ayer la emboscada en la que resultaron heridos varios agentes de la Policía Local que tuvieron que disparar al aire para disolver a las alrededor de 300 personas que los acorralaron en septiembre de 2011 en la barriada de La Luneta cuando intentaban detener a un hombre que había alcanzado en la cabeza con una piedra a un policía municipal.

El incidente se produjo cuando el conductor de un ciclomotor al que dio el alto una pareja de policías agarró una piedra y se la arrojó a uno de los agentes. Mientras su compañero lo atendía, comenzaron a ser rodeados por vecinos armados con piedras, palos y otros objetos contundentes, por lo que realizaron varios disparos al aire.

El responsable de la pedrada se refugió entre los congregados, que llegaron a sumar 300, momento en el que uno de los agentes recibió un fuerte golpe en la cabeza con una barra, y varios más también sufrieron golpes diversos, viéndose obligados de nuevo a realizar disparos al aire.

Esos hechos fueron enjuiciados ayer y, según ha explicado la Asociación de Policías Locales y Bomberos de Badajoz (Aspolobba), fueron condenados dos de los autores de la agresión: el primero, a dos años de cárcel; y el segundo, a cuatro años y medio de prisión.

Aspolobba dice estar decepcionada con el entonces concejal de la Policía Local y actual delegado del Gobierno, Germán López Iglesias, quien dijo tras el suceso que el Ayuntamiento se personaría como acusación particular por la gravedad de los hechos. «La cruda realidad es que el Ayuntamiento de Badajoz no ha proporcionado esa acusación particular anunciada».

«La justicia hace su trabajo, los policías también, esperemos que los políticos cuando se comprometen a hacer algo, lo lleven a efecto», concluye Aspolobba.

Detenidos padre e hijo por amenazar a la Policía Local con una barra de hierro en Palma

Agentes de la Policía Local de Palma detuvieron a un padre y a un hijo por amenazarles con una barra de hierro de medio metro y verbalmente. El origen fue la violenta oposición a que les multaran por haber estacionado su furgoneta en un vado.

Los hechos ocurrieron sobre las nueve y media de la mañana del pasado martes. Una patrulla de la Policía Local se topó con una furgoneta estacionada en un vado en la acera. Los agentes detuvieron el vehículo para tratar de sancionar al automóvil por la infracción que habían cometido.

De repente, un joven de 27 años salió de la furgoneta y reaccionó airadamente en cuanto vio acercarse a los agentes. “El vado es mío”, espetó de forma despectiva. Los policías le replicaron que no podían estacionar el vehículo en la acera. A los pocos minutos salió el padre, de 57 años, esgrimiendo una barra de hierro de medio metro.

El progenitor hizo caso omiso a los requerimientos de los agentes. Además, hizo ademán de agredirles con la barra de hierro. Uno de los policías consiguió desarmarle. El padre les dio un fuerte empujón y se metió en el garaje. Al verle irse, el hijo le siguió.

Los policías se adentraron en el garaje y encontraron a más personas en el interior. El padre y el hijo intentaron bajar la puerta y cortarles el paso para atrapar a los policías. Los agentes consiguieron escapar y avisaron a refuerzos.

Unos seis policías se personaron rápidamente en la zona en respuesta a la llamada de auxilio. A continuación, los agentes se adentraron en el garaje para hacerse cargo de la situación.

El padre no desistió. “Si fuera más joven te mataría”, le amenazó a un policía. Al ver que iba a ser detenido, cambió de estrategia. “Estoy operado del corazón”, dijo. Los policías avisaron a una ambulancia, cuyo equipo les dijo que estaba en perfecto estado. El hijo, por su parte, se calmó después de avisar a una abogada. No obstante, ambos fueron arrestados por los delitos de resistencia y desobediencia.

Fuente: http://www.diariodemallorca.es

LA POLICIA LOCAL DE PREMIA DE DALT (BARCELONA) DETIENE A DOS ALUNICEROS DE NACIONALIDAD RUMANA Y BOSNIA

El la noche del pasado 1  de Mayo de 2013, la Patrulla de la Policía Local de Premia de Dalt, detuvo a dos personas que quisieron robar por el método del alunizaje.

La patrulla de servicio, fue requerida por un ciudadano, el cual manifestaba que pudo observar como dos individuos accedían a una nave del polígono industrial, con el método del alunizaje.

Los agentes se dirigieron al punto señalado de manera diligente, lo que les permitió poder localizar a los autores. Una vez allí la patrulla actuante, pudo observar como uno de los autores del robo con fuerza, intento huir con el vehículo utilizado para el robo, colisionando este con el vehículo patrulla de la policía local de Premia de Dalt, y ocasionando heridas leves a los policías.

Finalmente los Policías consiguieron detener a los autores del robo, resultando ser un ciudadano Rumano y otro Bosnio.

Resaltar la profesionalidad de los policías, que pese a estar heridos leves, lograron detener a los autores. Los agentes no quisieron ser atendidos sanitariamente, hasta que no finalizase su servicio, ya que solo se disponía de una patrulla, y se dejaba a la población sin cobertura de la Policía Local.

Hasta el momento del redactado,  esta weblog policial no tiene constancia, de que por parte del Ajuntament de Premia de Dalt, se hayan preocupado por el estado de los agentes.

Un matrimonio, detenido en Mijas por desobediencia, resistencia y agresión a la Policía Local

 
Una pareja fue detenida ayer al filo de las 12.30 horas por la Policía Local de Mijas, en la confluencia del Camino de Coín y cálle San Cristóbal, por desobediencia, resistencia y agresión a los agentes. 

Los hechos se produjeron cuando una patrulla de la Policía Local sorprendió a una mujer, nacida en 1976 que atiende las iniciales G.R.F., pilotando una moto sin disponer del permiso de conducción. Cuando los agentes solicitaron a la mujer la documentación, ésta reaccionó de forma nerviosa, vociferando y negándose en todo momento a colaborar con los policías. 

Cuando ésta procedió a exhibir su carné de identidad, los agentes comprobaron por vía telemática que no disponía del permiso de conducción, por lo que fue informada de que sería denunciada y que la moto sería retirada por la grúa. La reacción de la conductora no fue otra que la de insultar en reiteradas ocasiones a los policías locales. 

Cuando la grúa procedía a cargar la moto, en el lugar de los hechos se personó el que resultó ser el marido de la conductora, un hombre cuyo nombre coincide con las iniciales M.J.L, nacido en 1968 e igualmente vecino de Fuengirola, quien comenzó a menospreciar e insultar a los agentes, a los que propino varios empujones y trató de golpear, hechos en los que también participó la mujer. 

Ante esta circunstancia, y con el apoyo de otra unidad policial, ambos fueron detenidos siendo imputados de delitos de atentado, resistencia grave y amenazas a los agentes y, además la mujer fue igualmente denunciada por contravenir las normas de circulación.

LA POLICIA LOCA DE STA. COLOMA DE GRAMENET DETIENE A UN SÚBDITO CHINO POR INTENTAR AGREDIR CON UN CUCHILLO A UNA PATRULLA

30 marzo 2013 1 comentario

20130303_150924

La policia local de Sta. Coloma de Gramenet detuvo el pasado mes de febrero a un ciudadano de nacionalidad china por intentar agredir con un cuchillo a una patrulla de la policia local.

Se recibio un aviso desde la comisaria de la policia nacional, comunicando que una persona estaba muy alterada en la via publica.

Una patrulla de la policia local fue comisionada al lugar, y a su llegada un ciudadano chino sin mediar palabra la emprendio con el vehiculo patrulla, con un cuchillo en la mano.

Al lugar se acercaron varias patrullas en apoyo. Finalmente al tropezar el individuo, fue reducido rapidamente por las dotaciones de la policia local.

El agresor fue ingresado en el psiquiatro de torribera de la misma población, según manifestaba…tenia que matar a un policia, antes de ir a dormir.

Finge estar embarazada tras ser detenida por morder a un policía

el incidente se registró en el mercadillo de a sardiñeira	javier alborés

                                                el incidente se registró en el mercadillo de a sardiñeira javier alborés

La Policía Local denunció ayer a una pareja por resistencia a la autoridad y a la mujer por morder a uno de los agentes después de que estos trataran de identificarla por instalar de forma irregular un puesto en el mercadillo de A Sardiñeira. Además, la detenida, de 35 años, aseguró estar embarazada, por lo que se solicitó una ambulancia de la Cruz Roja, que la trasladó al Hospital Materno Infantil Teresa Herrera. Pero su información resultó ser falsa, confirmó la Policía Local. El incidente tuvo lugar en una zona próxima a la avenida de Arteixo cuando una dotación que realizaba labores de seguridad y control de puestos, se acercaron a la mujer a fin de que abandone  la vente por carecer de licencia, a lo que ella respondió con insultos y puñetazos. Según indicaron los agentes, en el momento en que trataban de reducirla, la denunciada mordió en una mano a uno de los policías. En ese mismo instante, llegó el marido de la infractora, que también agredió a los agentes, además de animar a los presentes, unas cincuenta personas, a golpear a los funcionarios públicos, lo que hizo necesaria la presencia de más dotaciones. Así, la Policía Local decidió poner a ambos a disposición judicial, pero antes solicitó una ambulancia, pues la joven aseguró estar embarazada. La mercancía intervenida quedó depositada en las dependencias de la Policía Local, a disposición del juzgado.

Ambulantes También en A Sardiñeira, otra partrulla se incautó de 27 fardos condiversos objetos, sobre todo material textil y calzado, productos de marroquinería, figuras decorativas y juguetes usados, que se exponían a la venta careciendo el correspondiente permiso municipal. Por otra parte, en la confluencia de la ronda de Nelle y la calle de Fernando Rey, una dotación decomisó una bolsa con paquetes de pañuelos de papel que, al parecer, se estaban vendiendo también sin permiso, y obstaculizando la vía pública, pues estaba comercializando en los semáforos. El hombre fue denunciado por infringir la ordenanza municipal de circulación, al igual que un tercer vendedor, localizado en la avenida de Ramón y Cajal. En este último caso, se trata de unvarónde 37 años de edad que vendía en semáforos.

La policía detiene a seis personas por tráfico de drogas en un ‘after’ en Barcelona

Barcelona. (ACN).- Un dispositivo de los Mossos d’Esquadra y de la Guardia Urbana en un after de Barcelona acabó con seis detenidos por tráfico de drogas, veinte denuncias por tenencia de estupefacientes y 160 personas identificadas. Diferentes asociaciones de comerciantes y grupos de vecinos habían denunciado a la policía la presencia de locales de ocio en el barrio del Eixample, que abrían en la madrugada y no cerraban hasta el mediodía, y donde se producían peleas además de tráfico de drogas .

El pasado 23 de marzo, 42 efectivos se desplazaron a uno de los locales que había recibido más quejas y denuncias. Primero entraron en el establecimiento varios agentes de paisano para ver la actividad. Allí los agentes pudieron comprobar cómo algunos clientes compraban a otros sustancias estupefacientes. Incluso, un grupo de clientes preguntó a los mossos que estaban de paisano si conocían quien venía la droga en ese local.

Una hora después de que el establecimiento abriera y, ya cuando había un gran aforo, agentes de la Brigada Móvil entraron en el local y, junto con el resto de dotaciones de Mossos y de la Guardia Urbana, iniciaron las tareas de identificación y registro de los asistentes.

Como resultado del registro y de las transacciones que presenciaron los agentes de paisano, los agentes detuvieron a seis personas. Una es Tatiana M. de T. de nacionalidad brasileña, 33 años y vecina de Barcelona, que llevaba 4 bolsas de plástico con más de 4 gramos de cocaína, 5 bolsas de plástico con 4 gramos de éxtasis aproximadamente, 3 bolsas con casi 3 gramos de anfetaminas y un billete de 50 euros.

También se detuvo Rosario A.D. de nacionalidad española, vecina de Barcelona y de 40 años, por un delito de tráfico de drogas. Llevaba 20 bolsas de plástico con más de 15 gramos de anfetaminas y un total de 185 euros fraccionados en diferentes billetes. En el momento de su detención agredió a una de las agentes que lo registraba, por lo que también se la detuvo por un delito de atentado a agentes de la autoridad.

Otro detenido es Santiago A.P. de nacionalidad española, vecino de Barcelona y de 32 años. Llevaba dos bolsas de plástico con más de 2 gramos de cocaína y dos bolsas que superaban los 2 gramos de anfetaminas. Este colaboraba con los también detenidos de nacionalidad española y vecinos de Barcelona: Egoitz OC de 34 años y María C.S. de 30 años. Se distribuían las funciones de la siguiente manera: Egoitz OC recaudaba clientes de la discoteca y los ponía en contacto con Santiago AP, que llevaba la mercancía. Una vez la vendía, hacía entrega del dinero a María CS

Además, también se detuvo Ambiorix Ydewandy F. S. nacido en la República Dominicana con domicilio en Hospitalet de Llobregat y de 29 años, por un delito de tráfico de drogas. Llevaba una bolsa de plástico con 0.5 gramos de cocaína aproximadamente, una bolsa de plástico con más de 2 gramos de cannabis, tres bolsas de plástico que superaban los 6 gramos de cannabis y 135 euros fraccionado en billete y monedas.

Los detenidos pasaron a disposición judicial el pasado domingo y el juez ha decretado libertad con cargos para todos los imputados. Los agentes han levantado acta de inspección al local por varias faltas administrativas.

Fuente: lavanguardia.com

Piden 3 años y medio para un integrante del grupo de desempleados de Cartagena por la agresión a un policía local

 

La Fiscalía se basa en el atestado policial y acusa a Antonio L. M. de dar dos patadas a un agente en una protesta frente al edificio de San Miguel

La Fiscalía pide tres años y seis meses de cárcel al vecino acusado de dar dos patadas (una en el pecho y otra en la espalda) a un agente de la Policía Local el 14 de marzo durante la manifestación de un grupo de desempleados. En ella intervinieron las fuerzas del orden para evitar el zarandeo del vehículo oficial en el que viajaban tres concejales del Partido Popular.

Antonio L. M., que formaba parte del grupo de desempleados, se enfrenta a una pena de dos años y seis meses por un delito de atentado, en concurso ideal con otro de lesiones, por el que el Ministerio público solicita un año más de prisión. Este hombre fue detenido el lunes por la mañana y llevado desde su domicilio a Comisaría, donde se instruyeron las diligencias policiales. Ayer por la mañana pasó a disposición del juzgado de guardia.

La Fiscalía se basa en el atestado policial del día de autos para considerar a este vecino como autor  de la agresión al policía. El acusado forma parte de la Plataforma de Parados de Cartagena, que ese día tenía autorizada una protesta por las calles de la ciudad. La manifestación se inició en la Plaza del Icue y pasó por la puerta del Edificio de San Miguel, que alberga las dependencias administrativas del Ayuntamiento.

Cuando medio centenar de manifestantes se concentraron allí, salió del garaje trasero del edificio, que da a la calle Cuatro Santos, un vehículo con tres ediles del gobierno local: Nicolás Ángel, Florentina García e Isaías Camarzana, quienes iban a asistir en una misa en La Palma. Los parados colocaron un contenedor de basura en la trayectoria del coche, lo rodearon e intentaron moverlo.

Una veintena de compañeros de la plataforma acudió ayer al juzgado a apoyar al imputado. Aseguraron que al menos uno de los agentes sacó una porra metálica para sofocar la protesta. «Como mucho, hubo un forcejeo mutuo que hizo que el agente y Antonio se cayeran al suelo», indicaron. Sin embargo, el atestado policial sostiene que el acusado intentó subirse al capó del coche y que, al ir los agentes a evitarlo, tuvo lugar la agresión.

La defensa del acusado espera poder usar un vídeo como prueba de que dicho ataque no existió. Sin embargo, esa grabación, presentada ante la representante del Ministerio Público, no sirvió para que ésta retirara los cargos. La petición de pena por parte del Estado se formalizó después de que el acusado se negara a aceptar un acuerdo de conformidad que le habría supuesto una rebaja de la pena final a veinte meses. Eso le permitiría no entrar en prisión.

Insiste en su inocencia

Sin embargo, según fuentes jurídicas Antonio L. M. se negó a admitir que lo sucedido le suponga tener antecedentes penales y defendió que él no pegó a nadie.

La Fiscalía confirmó entonces la petición de tres años y seis meses por los hechos. «Además del atestado policial es importante la baja médica y la constatación de que el agente sufrió lesiones que necesitaron de un periodo de recuperación y rehabilitación», indicaron desde la Fiscalía. El caso se resolverá en un juicio rápido los próximos días.

Un conductor ebrio trata de embestir hasta cuatro veces a agentes de la Policía

El hombre, que fue detenido, se saltó un control de alcoholemia, condujo cientos de metros en sentido contrario y duplicó la tasa permitida

Agentes de la Policía Local de Castellón han detenido a un hombre de 31 años que supuestamente circuló varios cientos de metros en dirección contraria por la Ronda Este de la capital de La Plana tras saltarse un control de alcoholemia, intentó embestir a los agentes que le perseguían en cuatro ocasiones y duplicó la tasa de alcohol permitida, según ha informado este Cuerpo de Seguridad en un comunicado. Los hechos se produjeron en la Ronda Este, a la altura del camino Villamargo, donde la Policía Local de Castellón había desplegado un control preventivo de alcoholemia.

Dos agentes que se encontraban en el dispositivo policial observaron que un turismo circulaba por esa vía hacia el control de alcoholemia y, al detectar la presencia policial, paró en seco y, tras realizar varias maniobras, dio la vuelta y comenzó a circular en sentido contrario para escapar del dispositivo. Durante la marcha, un vehículo que circulaba correctamente por la calzada se tuvo que apartar para evitar un accidente.

Circulan ebrias e insultan y amenazan a policías locales

El Día, S/C de Tenerife

El Grupo de Atestados de la Policía Local de La Laguna imputó a dos mujeres ebrias que, tras acusarse mutuamente de conducir y chocar contra dos vehículos estacionados, insultaron, amenazaron e intentaron agredir a los agentes en el barrio de Finca España.

Los hechos ocurrieron en la noche del pasado viernes. A las 21:00 horas, un Toyota Yaris chocó contra dos automóviles aparcados en la avenida de Las Palmeras. Aunque parecía un simple accidente con daños, todo se complicó. En primer lugar, dos mujeres, de 31 y 43 años, se acusaron mutuamente de conducir el turismo, supuestamente con la intención de engañar a los funcionarios.

Al detectar signos evidentes de embriaguez, los policías les hicieron las pruebas de alcoholemia. Una, la más joven, arrojó una tasa de 0,95 miligramos de alcohol por litro de aire espirado (casi cuatro veces más de lo permitido). La otra mujer alcanzó los 0,64, es decir, rozando el delito. Después, esta profirió insultos y amenazas a los agentes, además de intentar abofetear a uno de ellos, por lo que fue arrestada, puesta en libertad y citada para juicio.

Un guardia civil acusa a varios policías locales de apalearle

Un cabo sostiene que le pegaron para detenerlo y luego en la comisaría

Un cabo de la Guardia Civil destinado en Zaragoza acusa a varios agentes de la Policía Local de haberle apaleado en dos ocasiones el pasado jueves: primero, al reducirlo para detenerlo en el Actur; y después, cuando se encontraba en dependencias policiales.

Los hechos sucedieron la tarde-noche del pasado jueves en la puerta de un bar del Actur en el que el guardia civil estaba tomando unas cañas con un amigo y al que entró a hacer una inspección una pareja de policías locales de paisano.

Según consta en el atestado que entregaron al Cuerpo Nacional de Policía, el cabo comenzó a increpar a los agentes, les siguió cuando abandonaron el local y, una vez fuera, continuó dirigiéndose a ellos en el mismo tono. Tras negarse a identificarse cuando le pidieron la documentación, comenzó una pelea en la que un policía local resultó lesionado en un dedo y en la que el guardia civil fue detenido como presunto autor de los delitos de resistencia y desobediencia.

La versión que el cabo ofreció en el Juzgado de Guardia, y que hoy tiene previsto ratificar mediante la presentación de una denuncia, difiere de la de los policías. Aquel sostiene que uno de estos le provocó con un golpe en un hombro cuando iba al baño, le conminó a salir a la calle y, una vez allí, le amenazó.

Admitió que se negó a entregar su documentación y añadió que, en cuestión de instantes, se le echaron encima cuatro agentes de la policía local –varios, de la Unidad de Apoyo Operativo– que comenzaron a golpearle.

Una vez en comisaría, según su versión, y tras ver que estaba hablando por su teléfono móvil mientras permanecía en una sala, entraron en ella cuatro policías locales que le apalearon de nuevo. El cabo sostuvo que en ningún momento les agredió y que únicamente se limitó a intentar zafarse.

Condenada por agredir, en estado ebrio, a dos policías locales

BADAJOZ

 

La mujer ha sido condenada a 6 meses de cárcel y a otros 6 en un centro de internamiento

El Juzgado de lo Penal número 2 de Badajoz ha condenado a 6 meses de cárcel y a otros 6 en un centro de internamiento a A.M.L.E. por provocar lesiones, cuando se encontraba en estado ebrio, a agentes de la policía local que iban a detenerla. Según la sentencia, los hechos sucedieron el 23 de junio de 2011, cuando la acusada mantuvo una fuerte discusión con su pareja en el domicilio de éste último en Badajoz. Con motivo de la discusión, los policías acudieron al domicilio y la acusada comenzó a insultarlos, afectada por haber ingerido bebidas alcohólicas que alteraron su capacidad intelectiva y volitiva, a causa de padecer alcoholismo crónico y epilepsia. Mientras los insultaba inició un forcejeo con ellos, arañando a un agente -que precisó 4 días de curación- y haciendo que el otro policía se lesionara el hombro izquierdo en el forcejeo para reducirla. Por estos hechos, se le condena a 6 meses de prisión y a otros 6 en un centro “adecuado” al estado de la acusada como autora responsable de un delito de atentado a agentes de la autoridad y dos faltas de lesiones.

Además, entre la multa por cada una de las dos faltas y las indemnizaciones deberá pagar 550 euros.

Herido un agente de Policía Local cuando realizaba una identificación en Algeciras

Un agente de la Policía Local de Algeciras ha resultado herido la tarde de este miércoles después de ser agredido por un individuo cuando una dotación del Cuerpo realizaba tareas de identificación en la barriada del Saladillo, según ha informado el teniente de alcalde delegado de Seguridad Ciudadana, Jacinto Muñoz Madrid.

En un comunicado, explica que los hechos se han producido después de que los policías interceptasen a una persona cuyo comportamiento huidizo levantó sus sospechas. En el momento en que los funcionarios le solicitaban la documentación, el agresor la emprendió a golpes con uno de los actuantes, provocándole entre otras lesiones la fractura de un dedo, para emprender acto seguido la huida.

Tras solicitar el apoyo de otras unidades, los agentes comenzaron la persecución de este sujeto por la zona, siendo interceptado minutos después y oponiendo fuerte resistencia a su detención, aunque finalmente pudo ser arrestado.

El detenido, que responde a las iniciales M.B.O., de 25 años de edad y que dice ser de nacionalidad palestina, es “posiblemente también el presunto autor de un robo violento cometido días atrás en la calle Federico García Lorca, por el procedimiento del tirón, ya que así se deriva de las declaraciones de testigos presenciales de los hechos”, indica el Ayuntamiento.

Dos detenidos por insultar, amenazar y agredir a los policías que mediaron en la pelea que estaban teniendo

 

La Policía Local de Santander ha detenido a dos hombres acusados de un delito de atentado a agentes de la autoridad, ya que están acusados de insultar, amenazar y agredir a los agentes que mediaron en la pelea que estaban teniendo con otras personas.

Ocurrió sobre las 4.20 horas en la calle Santa Lucía, donde los policías, en el transcurso de una intervención, y al mediar en una pelea entre varias personas, fueron insultados, amenazados y agredidos por dos de los involucrados, que reaccionaron de forma violenta ante su presencia.

Se procedió a su detención, instruyéndose las preceptivas Diligencias Judiciales.

Dos jóvenes la emprenden a mordiscos con la Policía Local

Dos jóvenes vándalas la emprendieron a mordicos y patadas con los agentes de la Policía Local de Zaragoza que acudieron para que dejaran de armar jaleo en el Parque de Oriente del barrio del Actur. El suceso tuvo lugar el viernes por la tarde, sobre las siete y media, cuando la patrulla recibió el aviso de que estas dos chicas estaban rompiendo botellas y causando desperfectos en la citada zona verde.

Hasta el lugar se desplazó una pareja de la Policía Local, y los agentes pidieron la documentación a las jóvenes. Pero estas, lejos de entregarla, se revolvieron contra la Policía y les agredieron a patadas y a mordiscos.

Una de ellas, de 17 años, fue entregada a la Fiscalía de Menores para que instruyera diligencias, pero la segudna, J. D. V., de 19 años, pudo ser detenida y entregada al juzgado, imputada por delitos de daños y atentado.

Detenida por amenazar, escupir e intentar agredir a la Policía

La Policía Local arresta a una mujer que no quiso pagar 18 euros de consumición en un bar La Policía Local de la localidad ibicenca de Santa Eulària ha detenido a una mujer, S.P.T., acusada de resistencia y desobediencia a la autoridad por insultar y amenazar a unos agentes, escupirles en la cara y resistirse de forma violenta al arresto. Asimismo, se enfrenta a una denuncia del propietario de un local, donde no pagó las consumiciones que solicitó, mientras que también intentó agredir al personal sanitario que la quiso reconocer.      Según han informado fuentes municipales, los hechos tuvieron lugar este martes a las 17.30 horas, cuando un agente realizaba un control de tráfico y fue requerido por la camarera de un bar, porque una clienta no quería pagar los 18 euros de una consumición.      El policía interrogó a la detenida, quien le aseguró que ya había pagado su consumición. La mujer comenzó a alterarse, a gritar y a realizar gestos y empezó a insultar a los agentes congregados en la zona, llegando, incluso, a escupir en la cara a uno de ellos. También le amenazó con darle una paliza e intentó empujarle.      Desde el Ayuntamiento, han explicado que, tras vivirse momentos de tensión, la detenida fue reducida y llevada al Centro de Salud, puesto que se sospechó que podía haber consumido drogas.      Una vez allí, trató de agredir a una doctora, al celador y al practicante de guardia. Tras ello, fue esposada y sedada.

Agrede a un policía tras una fuerte discusión en el albergue municipal

imprimir correo
El suceso ha tenido lugar en el albergue de Zaragoza

El suceso ha tenido lugar en el albergue de Zaragoza

Zaragoza.- Un hombre de 39 años fue detenido ayer miércoles tras agredir a un agente de la Policía Local que trataba de identificarle después de haber presenciado una disputa con otro individuo. Los hechos tuvieron lugar a las 15.30 horas en el Albergue municipal.

Según han informado fuentes de la Policía Local de Zaragoza, el detenido, identificado como N.R., golpeó al otro hombre con el que había mantenido una fuerte discusión.

Intenta atropellar a un polícia local que le dio el alto por conducir ebrio

La Policía Local de Castellón detuvo ayer a un hombre de 30 años que intentó atropellar a un agente cuando le dio el alto por conducir de forma temeraria y huir a unos 200 kilómetros por hora. Según fuentes de la Policía Local en un comunicado, el detenido doblaba la tasa de alcoholemia y no tenía carné de conducir.

Los hechos ocurrieron sobre las 19.45 horas del martes, cuando una patrulla de la Policía Local que circulaba por la carretera de Almassora observó que del Grupo Perpetuo Socorro salía un turismo de alta gama a gran velocidad y efectuaba acelerones bruscos y maniobras peligrosas que obligaban al resto de usuarios a apartarse para evitar un accidente.

Los agentes procedieron a dar el alto a dicho turismo para poder identificar a su conductor, pero en vez de obedecer las indicaciones de los agentes, aumentó la velocidad e inició la huida en dirección a la autovía de acceso al puerto.

Durante la fuga obligó a numerosos vehículos a apartarse a los arcenes para evitar una colisión y llegó a alcanzar una velocidad aproximada de 200 kilómetros hora.

Tras avisar a otras dotaciones policiales, se estableció un dispositivo para detener el vehículo a la salida de la autovía, a la altura de la avenida de los Hermanos Bou.

Pese a la presencia policial, el conductor intentó esquivar el control y estuvo a punto de atropellar a uno de los agentes que se había apeado del coche patrulla para darle el alto, aunque finalmente fue detenido.

Detenido por agredir a un policía que le invitó a que abandonara el Ayuntamiento por mal comportamiento

La Policía Local de Santander ha detenido a un hombre por un atentado a agente de la autoridad, ya que está acusado de agredir a un policía que le invitó a que abandonara el Registro del Ayuntamiento por su “mal comportamiento” y “estado de alteración”.

Los hechos ocurrieron sobre las 13.30 horas en estas dependencias municipales, donde efectivos policiales identificaron y detuvieron a A.F., que, tras un incidente en el registro, reaccionó de forma violenta y agredió a uno de los agentes que le invitó a abandonar el lugar.

El policía tuvo que ser atendido en el Hospital Valdecilla, informaron fuentes policiales, y, tras la detención, se instruyeron las preceptivas diligencias judiciales.

Un sospechoso de maltrato le roba el revólver a un policía local y amenaza con disparar

 Una intervención policial por un supuesto caso de violencia machista pudo acabar en tragedia ayer por la mañana en Valencia cuando el presunto maltratador, un joven de 26 años, le arrebató el arma reglamentaria a un agente de la Policía Local cuando éste la portaba todavía en su funda. La rápida intervención de su compañero evitó que éste disparara el arma pero durante unos minutos se vivieron momentos de gran tensión en la calle Dama de Elx. Finalmente otras patrullas desplazadas al lugar al escuchar el aviso lograron reducir al sospechoso antes de que éste pudiera efectuar disparo alguno.

Los hechos ocurrieron a las 13.15 horas de ayer cuando la Policía Local de Valencia recibió un aviso de un posible caso de violencia contra la mujer en la calle Dama De Elx. Dos agentes llegaron al lugar y encontraron a un joven muy alterado discutiendo con el hermano de otra joven, su pareja. Cuando los agentes iban a identificarlo, éste dio un cabezazo a uno de ellos y le arrebató el arma de la funda, que no tenía sistema de seguridad antirrobo, según criticaron fuentes sindicales, quienes llevan tiempo reclamando que se cambien las fundas, de más de 15 años de antigüedad porque suponen un peligro para policías y ciudadanos.

El otro agente rápidamente cogió el arma y con su dedo evitó que el presunto maltratador apretara el gatillo, mientras que con la otra intentaba arrebatarle el revólver, según relataron algunos testigos de lo sucedido. Durante el forcejeo los tres cayeron al suelo hasta que finalmente los agentes lograron recuperar el arma reglamentaria con la ayuda de otros policías que en ese momento llegaban en apoyo.

El arrestado, acusado de un delito de atentado a agente de la autoridad y otro de violencia contra la mujer, fue trasladado al Hospital Clínico para ser atendido de las lesiones que sufrió durante el forcejeo. En el centro médico el sospechoso comenzó a decir incongruencias y a hablar de extraterrestres, protagonizando un segundo altercado en urgencias, donde llegó a romper una silla de ruedas. La Policía Nacional se hizo cargo anoche del arrestado.

Fuente: levante-emv.com

Nos pegaron en la cabeza y el pecho

«Ninguno estaba borracho e iban armados con mosquetones, puños americanos, punzones y navajas. Estaban bien organizados». Hablauno de los seis policías nacionales de la comisaría de Chamberí que fueron atacados duramente el pasado domingo de madrugada por parte de un grupo de alre 50 «antisistema de extrema izquierda pertenecientes al movimiento okupa». Provenían de diferentes ciudades, pero sobre todo de Barcelona. Los hechos ocurrieron a la una de la madrugada. Consiguieron detener a 18 de ellos, de los cuales cuatro eran mujeres. La mayoría contaba con numerosos antecedentes policiales por delitos de daños, amenazas, usurpación, a los que sumaron atentado contra la autoridad, resistencia y desorden público.

La llamada que entró en la sala del 091 procedía de vigilantes de Metro de Avenida de América. Alertaban de que un grupo numeroso estaba causando destrozos en el suburbano y se bajaban en la estación de Cuatro Caminos. El policía que relata los hechos y otro compañero estaban por la zona de la estación patrullando de paisano. Cuando bajaron a la estación se encontraron a seis de estas personas saliendo por los tornos con capucha. «¡Alto, Policía!», les ordenaron. «No hicieron ni caso. Cuando los intentamos retener, uno me dio un empujón y salieron de la estación. Corrimos tras ellos. Ya en la calle vimos que llegaban un montón por Santa Engracia. En ese momento llegó otro zeta con dos agentes más. Intentamos que se calmaran. Pero empezaron a insultarnos y gritarnos.

Cuatro contra 40

Uno tiró a un compañero que iba uniformado al suelo y le dio patadas y puñetazos. Comenzaron a golpearnos. Daban en la cabeza y el pecho. Sacamos las defensas y conseguimos pedir refuerzos». A uno de los funcionarios le partieron el labio con un mosquetón. A otro le dieron en la cabeza con un monopatín. Hubo lesionados con traumatismos torácicos y contusiones por todo el cuerpo. Según especificaron fuentes policiales, uno sufrió una fisura en una costilla. El policía que cuenta lo sucedido fue el herido de menor levedad. «Uno de ellos me pisó con su bota. Tengo un dedo hinchado de reducir a los agresores», especifica.

Llegaron otros dos compañeros, que también resultaron heridos. Ya con el resto de apoyos, los agresores huyeron cruzando hacia Raimundo Fernández Villaverde. Consiguieron dar alcance a 18, que ayer pasaron a disposición judicial. Todos con edades entre 20 y 25 años, con cabezas rapadas y crestas. Cuando estaban siendo registrados, alguno volvió a enfrentarse con los policías. «Lasmujeres detenidas eran las más alborotadoras. En el cacheo se revolvió una contra una compañera y la golpeó en el pecho», detalla.

«Pegar a un policía: 30 euros»

Se incautaron bates, navajas, punzones, puños americanos, mosquetones e incluso una manguera con cables de acero por dentro. «Si te golpean en la cabeza con ella te pueden mandar al otro barrio». Este agente dice hablar en nombre de todos cuando opina que los policías están «desamparados por el sistema judicial e institucionalmente». «La gente –continúa– cada vez nos respeta menos «Pedimos que se nos respalde más en cualquier actuación. Que no salga barato agredir a la Policía, un delito tipificado con hasta penas de cárcel y que al final se rebaja a faltas por las que llegan a pagar 30 euros. Eso es lo que cuesta la agresión.Estamos vendidos».

Fuente: abc.es

Brutal ataque de antisistemas de Barcelona a seis policías en Madrid

De nuevo, seis agentes de la Policía Nacional han resultado heridos después de que un grupo de violentos antisistema les propinaran una paliza, con todo tipo de armas, en uno de los vestíbulos de la estación de Metro de Cuatro Caminos, confirma la Jefatura Superior de Policía de Madrid. Los hechos ocurrieron ayer, domingo, a la una de la madrugada. Cinco agentes han tenido que recibir la baja médica, según fuentes policiales.

Se acercaba la hora del cierre de Metro cuando un grupo de entre 50 y 70 individuos de apariencia «punkie» se adentró en la estación de Cuatro Caminos que se ubica en la avenida Reina Victoria, 1, perteneciente al distrito de Chamberí. Procedieron a saltarse uno a uno los tornos bajo la atenta mirada de un vigilante de seguridad. Este avisó a la Policía Nacional. Rápidamente se presentó en el lugar un indicativo. En cuanto los agentes bajaron al suburbano, el multitudinario grupo les esperaba con tono desafiante y preparado con un bate, puños americanos y navajas.

Bate, navajas y puños

Los infractores rodearon a los policías y sin dudarlo ni un momento les propinaron, entre insultos, una paliza utilizando todas sus armas e incluso un monopatín que llevaba uno de ellos. En medio de la contienda, los agentes pidieron refuerzos. Cuando llegó la ayuda pudieron detener a 18 de los asaltantes. El resto, escapó. Seis agentes tuvieron que ser atendidos en un centro médico por contusiones y heridas de diversa índole. Las fuentes consultadas no pudieron confirmar el estado de gravedad.

Según detalla la Policía Nacional, los detenidos son «violentos antisistema pertenecientes al movimiento “okupa”. Provenían de diferentes ciudades de todo el territorio nacional, pero principalmente de Barcelona. Se incautaron navajas, puños americanos y un bate». «La seguridad en esta estación es ínfima y es una zona bastante conflicitva. Siempre hay problemas con los los latinos y con los “punkies”», detallaron trabajadores del suburbano.

La Policía Nacional investiga lo ocurrido. Se desconoce si este grupo provenía de la protesta que aconteció en Génova y que discurrió hasta el Congreso de los Diputados durante la noche del sábado, tras la comparecencia del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en la sede de los populares.

Otros asaltos

Esa medianoche también hubo un detenido de 39 años en las inmediaciones de la Puerta del Sol. Se le acusa de los delitos de atentado contra la autoridad y resistencia. El delincuente no contaba con antecedentes.

En Barcelona opera un grupo radical de antisistema que ha crecido en adeptos en los últimos años, sobre todo desde que surgió el movimiento del 15-M. En la Ciudad Condal se refieren a ellos como«terroristas de baja intensidad». Desde el año pasado, su actividad ha ido in crescendo protagonizando actos vandálicos de diversa índole en las manifestaciones y diferentes huelgas: quemas de contendores, destrozos en establecimientos y ataques a las Fuerzas del Orden.

Las hechos en los que policías se convierten en víctimas se repiten de forma preocupante. Hace unas semanas este diario publicaba las imágenes de cómo dos agentes de la comisaría de Carabanchel recibían una paliza por parte de una familia de etnia gitana residente en el barrio de Alto de San Isidro. Los hechos se remontaban a 2011. El pasado 25 de septiembre, los policías pertenecientes a la Unidad de Intervención Policial (UIP), eran atacados con el lanzamiento de botellas, tornillos, cristales y «casi 300 kilos de piedras» por parte de radicales en la cita de «Okupa el Congreso». En la manifestación de los mineros del 12 de julio de 2012, las escenas eran similares. Siempre los mismos: los radicales que revientan y generan disturbios en cualquier protesta.

Fuente: abc.es

Intentan agredir a los policías que socorrieron a una mujer maltratada

Agentes de la Policía Local de Santa Cruz de Tenerife se han visto involucrados en una trifulca multitudinaria cuando acudieron a la llamada de auxilio de una mujer de 27 años que al parecer había sido agredida por su pareja en la zona de Añaza.

Una nota de la Policía Local indica que los agentes preservaron la integridad de esta mujer a pesar de que un grupo de familiares del presunto agresor, les golpeó y lanzó objetos para evitar la detención de este hombre que ha sido identificado.

El primer aviso que recibieron los agentes se originó por el quebrantamiento de la orden judicial de alejamiento que existe para que el presunto agresor no se acerque a la víctima.

Según los testimonios recabados, este joven no puede estar a menos de 500 metros de la mujer y ayer mismo al parecer golpeó a la joven en varias ocasiones, además de lanzar piedras contra la fachada de su vivienda.

El relato policial señala que una vez atendida la víctima los agentes fueron a detener al agresor, que se encontraba en las inmediaciones profiriendo todo tipo de amenazas e insultos contra la joven.

El hombre huyó del lugar y se escondió en una de las parcelas de la zona, y no pudo ser localizado pero durante esa acción un cristal de grandes dimensiones fue lanzado desde una de las viviendas y cayó junto a los agentes aunque sin causarles daños.

Los policías recabaron apoyo para proceder a la búsqueda y detención del sospechoso de los hechos, pero cuando procedían a evacuar a la víctima a un centro de salud se tropezaron con la oposición de varios familiares del presunto agresor.

Estos familiares, según la policía, amenazaron de muerte a la víctima, tiraron del pelo a una agente, le arrebataron la emisora portátil causándole daños y golpearon a los agentes tratando de recabar apoyos entre el vecindario contra los policías.

Finalmente, las patrullas policiales lograron retirarse de la zona con la víctima y procedieron a identificar a las personas implicadas en el tumulto, dando cuenta de todo ello a la autoridad judicial pertinente.

La Policía Local detiene con ayuda de ciudadanos a un individuo que agredió a varias personas

 

  • EUROPA PRESS. 29.01.2013

La Policía Local de Málaga ha detenido, con la ayuda de varios ciudadanos, a un hombre de 23 años y de nacionalidad cubana como presunto autor de un delito de atentado a agentes de la autoridad, así como por la agresión a un trabajador y por intentar pegar a otro.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 23.00 horas del pasado 23 de enero. La Policía Local recibió el aviso de que un individuo estaba ocasionando problemas en el interior de un establecimiento situado en la calle Calderería, ya que se estaba desnudando e intentaba agredir a un camarero.

Una dotación de la Policía Local se acercó hasta el lugar, localizando en las proximidades, concretamente en la calle Méndez Núñez, a un individuo sin camisa que estaba forcejeando con otro trabajador. Éste manifestó a los agentes que también le había agredido sin motivo aparente, según han informado en un comunicado desde este cuerpo.

El individuo, que se mostró muy violento y agresivo y que parecía encontrarse bajo los efectos de algún tipo de droga con efecto estimulante, se negó a colaborar con los agentes, así como a identificarse, por lo que fue introducido en el vehículo policial.

Posteriormente, uno de los policías abrió una de las puertas traseras del vehículo para entregarle una chaqueta que, al parecer, era suya, momento en el que el individuo le agredió, propinándole un fuerte golpe con el puño en el rostro y bajándose del coche.

Al tratarse de un individuo corpulento y fuera de sí, varios ciudadanos que se encontraban en el lugar ayudaron a los policías locales en la detención del individuo, siendo finalmente reducido.

Finalmente, los agentes procedieron a la detención del individuo, así como a su traslado a un centro de salud, desde donde fue derivado al Hospital Civil, siendo, una vez atendido, llevado a dependencias policiales para, posteriormente, ser puesto a disposición judicial.

Detenida una joven de Vigo ebria tras dar patadas a un policía desplazado al bar en el que amenazó a clientes

  • EUROPA PRESS. 24.01.2013

Agentes de la Policía Local de Vigo han detenido a una joven de 34 años vecina de la ciudad tras dar patadas a un policía que acudió a un bar en el que la mujer, en estado ebrio, había amenazado a clientes.

Según explican fuentes policiales, fue detenida la mujer C.N.G., de 34 años y domiciliada en Vigo, por insultos y agresión a un agente de la Policía Local.

A las 23.15 horas del miércoles 23 de enero una patrulla de la Policía municipal se trasladó a un bar ubicado en la Travesía de Vigo, donde un cliente informó que otra clienta del local estaba amenazando a la gente, que iba bebida y que le había agredido a él, dándole tres bofetadas.

Cuando a efectos de identificar a la mujer le solicitaron la documentación, se negó a ello e intentó marcharse del lugar, por lo que tuvo que ser sujetada por uno de los agente para impedírselo.

En su intento de escapar, según explican las mismas fuentes policiales, la mujer propinó tres patadas al agente mientras le insultaba, momento en que el fue detenida.

Destroza un coche de Policía y luego agrede a los agentes

Un ciudadano de origen brasileño fue detenido el pasado domingo en Málaga tras forcejear con los policías

La Policía Local de Málaga ha detenido a un individuo de nacionalidad brasileña y de 25 años tras ser sorprendido, al parecer, causando daños a un vehículo patrulla y, además, por agredir a los agentes que procedieron a su detención.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 01.45 horas del pasado domingo en la plaza del Teatro, donde una dotación del Grupo Operativo de Apoyo (GOA) de la Policía Local se encontraba identificando a un grupo de personas. En un momento determinado, estos efectivos fueron alertados por agentes de paisano del Cuerpo Nacional de Policía que habían observado cómo un individuo causaba daños al vehículo patrulla en el que se habían desplazado hasta el lugar.

Los agentes comprobaron que el individuo había roto un espejo retrovisor y abollado una puerta delantera, por lo que procedieron a su identificación, negándose en todo momento a facilitar su documentación y mostrando una actitud agresiva y violenta, a la vez que gritaba sin motivo aparente, según han informado en un comunicado desde la Policía Local.

A pesar de ser instado en varias ocasiones a que cesara en su actitud, comenzó a dar manotazos hacia los agentes, por lo que éstos tuvieron que inmovilizarlo contra la pared para evitar recibir golpes y así poder efectuarle el preceptivo cacheo preventivo de seguridad. Ante los hechos descritos, el individuo fue detenido y trasladado a dependencias policiales, siendo, posteriormente, puesto a disposición judicial.

Agresión a dos policías en un barrio de Madrid

18 enero 2013 1 comentario

Nadie quiere decir nada en el barrio Alto de San Isidro de Carabanchel, pero las imágenes a las que ha tenido acceso este diario hablan por sí solas. Dos agentes de la Policía Nacional se acercan, en torno a las cuatro de la tarde, al cruce de la calle de Armengot con Antonio Vico. Pretenden coger in fraganti a los autores del robo de un vehículo, una práctica delincuencial diaria en esta zona marginal. Los policías se topan con un coche con las lunas rotas y revuelto en su interior. Cerca del automóvil, los archiconocidos autores de este tipo de actos en el lugar: tres jóvenes de etnia gitana. Los agentes proceden a filiarles y dos no llevan su documentación. Además, uno de ellos porta hachís.

Los policías intentan introducirles en el coche patrulla para trasladarles a la comisaría, pero en ese momento suenan silbidos y una decena de familiares, armados con sillas, les preparan una emboscada. Comienzan a lloverles golpes: patadas, puñetazos, batacazos con su mobiliario… Tumban a uno de 

«Sustraen todo lo que hay en la ambulancia»

los funcionarios en el suelo, al que rompen dos muelas en la paliza. Les roban las llaves del zeta. El agente que consigue mantenerse en pie desenfunda su arma para que los asaltantes desistan mientras consigue pedir refuerzos a los compañeros por el «walkie». Después de la batalla campal, con diez sillas de plástico y madera tiradas por el suelo, se escucha la sirena de la Policía. Los compañeros acuden a su rescate y los atacantes salen corriendo. En la persecución consiguen detener a varios de ellos.

Estos hechos se remontan al 2 de octubre de 2011. Desde entonces, la Policía Nacional patrulla la zona con, al menos, tres indicativos. Nunca a pie. Ni Samur, ni bomberos, ni los servicios de limpieza pueden entrar al barrio sin escolta. «Sustraen todo lo que hay en la ambulancia. Una vez robaron un camión de los grandes de limpieza», informan fuentes policiales.

Una bombona contra el coche

Los últimos incidentes más recientes que ha sufrido la Policía Nacional han sido: lunas destrozadas con picos de obra, ruedas pinchadas, robos de motos y una bombona de butano lanzada contra el vehículo. «En cuanto aparecemos, se oyen silbidos por todas partes y nos lanzan piedras», indican.

La inseguridad desborda a los vecinos, sobre todo desde los últimos cinco años, cuando las ocupaciones en estos pisos de realojo del Ivima comenzaron a multiplicarse. Los nuevos inquilinos proceden de chabolas de Segovia, Ávila y Valdemingómez. Los residentes se refieren a su barrio como «zona de guerra». Pero no quieren hablar con extraños para no sufrir represalias. Ni siquiera denuncian a la Policía por lo que pueda pasar. «Llaman sin decir su nombre. Cuentan lo que está pasando y cuelgan», detallan las mismas fuentes.

Robos con el fútbol

La venta de heroína y cocaína es su modo de vida, además del mercadeo con los «pisos patada». «Ellos dicen que se dedican a la fruta», comenta con sarcasmo una anciana residente en este infierno. En Alto de San Isidro roban y destrozan los coches como el respirar. A cualquier hora del día. Los que más lo sufren 

«Un día vi cómo sacaban unos ponis de los garajes»

sonlos que visitan a sus difuntos en el cementerio de San Isidro o el velatorio que está junto al parque. Y los días en los que el Atlético de Madrid juega en casa, Policía Nacional y Municipal despliegan un dispositivo especial para reducir este delito. «Nos pueden venir al día siguiente 30 denuncias de robos en la avenida de Quince de Mayo», especifican fuentes policiales. «Aquí no vienen los familiares ni los amigos a visitarnos porque rompen los coches y roban», comenta una vecina.

La música de la guitarra y las peleas de perros en el parque o las de gallos en las azoteas ponen la sintonía a la noche entre la calle de Tejares, Camino Alto de San Isidro y Caronte. «Un día que paseaba con mi perro [de raza american standford terrier] por la zona casi me lo mata uno de los suyos. No hay quien pise allí. Eso es la ley de la selva. Un día vi cómo sacaban unos ponis de los garajes. Increíble. El Ayuntamiento no hace nada», narra un vecino de los alrededores del barrio sin ley. «Es muy complicado vivir aquí. La gente normal apenas hace vida. Viene a dormir y poco más. Es muy complicado. Falta inversión del Ivima y una labor de mediación social», opina una trabajadora del barrio.

Escombrera improvisada

En la tapia que separa el cementerio de San Isidro, en la calle Caronte, un descampado destinado a aparcamientos se ha convertido en una escombrera donde tiene cabida todo tipo de deshechos. Nadie pasa a limpiarlos y la basura se acumula entre coches y furgonetas destartalados.

Pocos negocios quedan abiertos en esta zona. También sufren robos.«Cuando vas a comprar al chino, todo el mundo se cuela. Si dices algo, se encaran contigo», explica una mujer. Fuentes de la Junta de Carabanchel explican que es una «zona difícil» y que su labor se circunscribe a «acciones sociales» en este ámbito. El Ayuntamiento ha destinado una dinamizadora vecinal que trata de dar soluciones para la convivencia de la comunidad. Asimismo, el Consistorio renovó en 2011 el plan de barrio para Alto de San Isidro al considerar que esta barriada tiene una problemática especial.

Una ratonera

Desde Policía Municipal destacan que se han hecho «muchos esfuerzos para reducir el grado de inseguridad de la zona». Junto con Policía Nacional han organizado un dispositivo para dotar de visibilidad a las Fuerzas del Orden en el barrio y generar un efecto disuasorio. «A nivel policial, es complicado ejercer una labor totalmente efectiva porque Alto de San Isidro está configurado como un fondo de saco y nos ven venir», explican las citadas fuentes. Los vecinos de este barrio tienen mucho miedo yperciben que la situación va a peor. Desde su anonimato exigen intervención.

Fuente: abc.es

Los sindicatos policiales buscan la unidad ante la ristra de atentados

Han sido guardias civiles, policías nacionales y locales los que de un año hacia acá han sufrido atentados en sus bienes particulares. Un tipo de violencia que se enmarca en el repunte delictivo que se está produciendo en la ciudad y que afecta ya a todas las fuerzas de seguridad. Es por ello que los sindicatos que los representan no quieren ‘ir por libre’ en las oportunas denuncias sobre lo que está pasando y su idea es la de constituir una plataforma que marque las líneas de crítica y protesta. Ya el pasado fin de semana AUGC sacaba a la luz esta idea: buscar el consenso de todos para que haya una sola protesta y no que cada sindicato haga sus valoraciones por libre. Sindicatos policiales como el SUP también están en esta línea. Hay muchos temas que abordar. En el caso concreto de las quemas de coches particulares de agentes se valora la posibilidad de que esa plataforma policial conjunta pueda personarse como Acusación Particular en los juicios en los que se siente en el banquillo un delincuente que haya atacado a un agente. También se hablaría de la posibilidad de presionar de alguna manera para que actos de este tipo, que ya son demasiado numerosos, puedan incluso valorarse como actos terroristas, es decir, que se ha ido a actuar contra un agente porque tiene esa profesión, a modo de venganza. De momento los sindicatos no se han sentado todavía a la misma mesa, pero dicho encuentro está en su línea de acción. Quieren hacerlo y que estén presentes sindicatos de la Policía Nacional, de la Local y la AUGC por la Benemérita. Todos en principio están de acuerdo en analizar de manera conjunta lo que está sucediendo en la ciudad. Los sindicatos debatirán así la línea de actuación que van a presentar, también, ante la administración central, ante la propia Delegación del Gobierno, dando su visión de lo que está ocurriendo porque ellos mismos son las víctimas de esta situación. Son ya varios los vehículos -coches o motos- que han quedado calcinados, estando aparcados tanto en la vía pública como dentro de los garajes. Quienes han llevado a cabo estas acciones actúan no sólo contra el agente policial en cuestión, sino también contra todos sus familiares, que se convierten en víctimas. Con los coches destrozados tienen que iniciar sus oportunas reclamaciones para lo que cuentan con apoyo de las organizaciones sociales, como es el caso de, en la Guardia Civil, el apoyo que presta la asociación. A finales de los años noventa la quema de coches de las fuerzas de seguridad provocó que el asunto fuera incluso abordado por la clase política y la propia Dirección General del Ministerio de Interior. Calmada aquella oleada de atentados, vuelve a existir un repunte contra agentes que han participado en detenciones que puedan dar pie a venganzas u otros que, por el mero hecho de serlo, son atacados para hacer daño a lo que simboliza en sí la institución.

La última quema, por una posible venganza

La quema de un coche particular propiedad de un agente de la Policía Nacional destinado en la UCRIF se habría llevado a cabo por una venganza contra dicho efectivo tras alguna intervención llevada a cabo. El atentado forma parte ya de las investigaciones que está llevando a cabo el Cuerpo Nacional de Policía y que apunta, como en otros atentados a miembros de la UDYCO o de otras unidades, que con dicha quema se querían vengar de una intervención saldada con arresto que habría llevado a cabo este policía. Quien quemó su coche particular sabía perfectamente donde vivía y cuál era la matrícula y modelo del coche.

Fuente: elfarodigital.es

Detenido un inmigrante irregular por propinar una paliza al policía que lo denunció

 

   Un agente de la Policía Local del municipio malagueño de Marbella, que estaba fuera de servicio, sufrió el pasado lunes una paliza por parte de un individuo, de nacionalidad senegalesa, al que denunció el día anterior.

   Los hechos ocurrieron cuando el agente paseaba junto a su familia por el municipio y el presunto agresor, un hombre senegalés de mediana edad, se dirigió al funcionario con una frase retadora: “Oye blanquito, ahora sin el uniforme a ver qué pasa”, según ha informado este miércoles ‘Sur’.

En la víspera al suceso, tras el aviso a la Policía Local de un viandante que fue increpado por el presunto agresor, el agredido denunció al detenido, a quien le constan hasta ocho detenciones por asuntos relacionados con extranjería y desobediencias.

Tras ello, comenzó la presunta agresión, en la que el policía sufrió puñetazos, patadas y pisotones en la cabeza, según han informado fuentes del suceso.

Así, una pareja de Policía Local del municipio que patrullaba por la zona acudió en ayuda de su compañero y detuvo al individuo como presunto autor de un delito de atentado contra la autoridad, intervención en la que otro de los agentes resultó herido.

Después de la detención, el presunto agresor fue puesto este pasado martes a disposición de la comisaría para abrir expediente de expulsión, puesto que el arrestado se encuentra en situación irregular en el país.

Dos magrebíes detenidos por agredir a dos policías locales en Zaragoza, que tuvieron que disparar al aire

La celebración de la Nochevieja y los cotillones que se celebraron en Zaragoza tuvieron también sus momentos menos agradables en la zona del Casco Viejo, donde se registraron varias peleas, según informaron fuentes policiales.

El caso más grave se produjo hacia la 1.00 de ayer en la calle de la Rebolería, próximo al albergue municipal. Una patrulla de la Policía Local fue avisada para atender a una persona que estaba tendida en el suelo, al parecer víctima de una agresión, y los agentes acabaron acorralados por una veintena de personas que intervenían en una pelea.

Mientras acudieron para socorrer a la víctima, los agentes de la Policía Local fueron alertados por la gresca que se produjo en la misma calle entre dos grupos. Una veintena de personas participaban en la pelea y entre ellos corrió el grito de alarma: «¡Policía, policía!».

Separar a los bandos

Cuando los agentes intentaron separar a los dos bandos y pacificar la bronca callejera, los dos grupos que intervenían se unieron para rodear a los policías locales y varios de ellos llegaron a agredirlos.

Al verse acorralados, los policías locales reclamaron ayuda a sus compañeros de la Policía Local y la Policía Nacional. Pero como la situación se complicaba y al ver que tardaban sus colegas, según informaron ayer fuentes policiales, uno de los agentes optó por disparar dos veces al aire para mantener a distancia a los que se dedicaron a rodearlos y agredirlos.

Dos de los que participaban en la gresca y posteriormente agredieron a los agentes fueron detenidos por la patrulla de la Policía Local. Según fuentes policiales, se trataba de dos personas de origen magrebí, quienes, posteriormente, fueron conducidos a la comisaría de la Policía Local como presuntos autores de un delito de atentado a la autoridad.

Los dos detenidos serán puestos hoy a disposición judicial para prestar declaración respecto a los hechos ocurridos durante la Nochevieja en el Casco Viejo.

El uso del arma por parte del agente era la única manera intimidatoria de evitar la agresión a la que habían sido sometidos, según precisaron fuentes municipales.

Una vez que llegaron sus compañeros de la Policía Local, se calmaron las cosas y dos de los presuntos agresores fueron enviados a la comisaría, mientras que los demás se escaparon cuando llegaron otros coches del 092.

Uso del arma en defensa propia Los agentes de la Policía pueden usar el arma e incluso están obligados cuando lo hace en defensa de su propia vida y de terceros, como se ha visto en innumerables ocasiones por parte de los profesionales de seguridad.

En este caso, fuentes policiales aseguraron que el uso de la pistola por el agente era en el uso de la legítima defensa para que al verse acorralados no encontrar otra solución alternativa ante la veintena de personas que los tenían rodeados en la calle de la Rebolería, en el Casco Viejo.