Archivo

Posts Tagged ‘Guardia Civil’

Policía Local de Totana y Guardia Civil realizarán controles de alcoholemia y estupefacientes durante las fiestas

Agentes de la Policía Local de Totana y de la Guardia Civil de Tráfico van a realizar durante el desarrollo de las fiestas patronales de Santa Eulalia 2013 controles de alcoholemia y de consumo de sustancias estupefacientes.

El objetivo es concienciar y disuadir a la población de la incompatibilidad del consumo de bebidas alcohólicas o de estupefacientes con la conducción de vehículos, según han informado fuentes municipales en un comunicado.

Con esta iniciativa, se pretende evitar que se produzcan accidentes de circulación, garantizando la seguridad vial y el normal desarrollo de estos eventos festivos y de ocio.

Asimismo, recuerdan que conducir un vehículo a motor o ciclomotor con una tasa de alcohol en aire espirado superior a 0’60 mg/l lleva aparejada la detención del conductor, como presunto autor de un delito contra la seguridad vial, castigado con penas de prisión de tres a seis meses o multa de 6 a 12 meses, o la alternativa de trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días, y en cualquier caso, la privación del permiso por un tiempo de 1 a 4 años.

Por otra parte, la conducción de vehículo a motor o ciclomotores con tasas superiores a 0’25 mg/l (0’15 mg/l, conductores noveles) y hasta 0’60 mg/l, supone una sanción económica de 500 euros y la pérdida de hasta 6 puntos del permiso de conducir.

Durante el año 2012, la Policía Local de Totana realizó un total de 111 atestados por delitos contra la seguridad vial por conducir con una tasa de alcohol superior a la permitida, por negativa a someterse a las pruebas o por conducir bajo la influencia del alcohol.

En el mismo período de tiempo se realizaron 69 denuncias administrativas. En lo que ha transcurrido del año 2013, la Policía Local ha realizado 86 atestados, y 51 denuncias administrativas por los mismos motivos.

Respecto a la accidentalidad, de los 158 accidentes de tráfico registrados en Totana en el año 2012, en 21 de ellos (un 13 por ciento), alguno o varios de los implicados conducían bajo los efectos del alcohol.

Finalmente, en lo que ha transcurrido del año 2013, de los 127 accidentes registrados, en 16 de ellos (un 12,6 por ciento), alguno o varios de los implicados conducían bajo los efectos del alcohol.

Insultar a un policía podrá sancionarse con 30.000 euros

19 noviembre 2013 Deja un comentario

Insultar, vejar, amenazar o coaccionar a los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado durante una manifestación será considerado como una infracción administrativa “grave” sancionada con entre 1.001 euros y 30.000 euros de multa.

Esta es una de las principales novedades del Anteproyecto de Ley Orgánica de Seguridad Ciudadana que Interior prevé llevar el viernes al Consejo de Ministros y que tiene en la protección de los policías frente a los ataques uno de sus pilares fundamentales, según el Departamento que dirige Jorge Fernández Díaz.

En el redactado también se contempla como infracción “muy grave”, sancionada con entre 30.001 y 600.000 euros, el uso y la distribución de imágenes de los policías, así como datos personales de los agentes con fines que puedan suponer un atentado contra su intimidad, su familia o que puedan poner en riesgo una operación.

Con esto se pretende evitar hechos acontecidos tras algunas concentraciones en las que asistentes fotografiaban a antidisturbios y luego difundían las imágenes en redes sociales quedando los agentes señalados y siendo objeto de insultos y vejaciones. En algunos casos, incluso se ofrecieron datos personales de los policías.

En total hay 21 infracciones consideradas “muy graves” y la mayoría de ellas destinadas a preservar el orden público. En este punto la ley recoge lo ya adelantado por el ministro en el Congreso de los Diputados: las concentraciones frente a las instituciones del Estado como la Cámara Baja cuando éstas no hayan sido debidamente comunicadas y con independencia de que las Cortes se encuentren en ese momento reunidas. Esto también estará sancionado con hasta 600.000 euros y en ello se incluye, además de a los participantes, a quienes las convoquen, dirijan o presidan.

La perturbación del orden público en espectáculos, acontecimientos deportivos u oficios religiosos y demás actos públicos también se considerará “muy grave”, así como las manifestaciones sin autorización en torno a las consideradas infraestructuras críticas como, por ejemplo, una central nuclear -objetivo muchas veces de movimientos ecologistas- o un aeropuerto. Con este apartado se recoge entorpecer el funcionamiento de las mismas o incluso sobrevolarlas. Entre 30.001 y 600.000 euros se sancionará también como muy grave entorpecer con dispositivos luminosos como los clásicos punteros laser vehículos u otros medios de transporte como aviones.

En el apartado del orden público, pero ya dentro de la infracciones graves, se contempla la participación en disturbios con capuchas, gorros, pañuelos o máscaras a efectos de dificultar la identificación por parte de las Fuerzas de Seguridad del Estado. Esto no quiere decir que no se pueda asistir a concentraciones autorizadas con este tipo de elementos, pero sí valerse de ellos para ocultarse a la hora de participar en disturbios.

Prostitución cerca de menores

Este anteproyecto de Ley Orgánica de Seguridad Ciudadana aporta otras novedades como la consideración como infracción grave ofrecer o aceptar servicios de prostitución en la vía pública cerca de espacios de menores (colegios, guarderías, parques…) o en aquellos lugares que puedan afectar a la seguridad vial. El redactado del texto no entra a regular el acto de la prostitución, pero sí trata de impedir su práctica al menos en estos dos supuestos en los que serían sancionados tanto el cliente como la persona que ofrece los servicios sexuales.

El Ministerio lleva trabajando en este Anteproyecto desde el inicio de la legislatura para lo que ha mantenido reuniones con miembros de las Fuerzas de Seguridad, asociaciones de padres y plataformas vecinales, entre otras instituciones. Según fuentes de Interior, este asunto de la prostitución era el que más demandas producía por parte de los ciudadanos consultados.

En el apartado de las infracciones graves se mantienen aspectos relacionados con el consumo o la tenencia de drogas tóxicas aunque no estuvieran destinadas al tráfico, así como el abandono en la vía pública de utensilios necesarios para su consumo o fabricación, pero se introduce como grave la plantación o el cultivo de drogas siempre y cuando las cantidades no sean consideradas como delito.

Esta futura Ley supondrá la derogación de la denominada como ‘Ley Corcuera’ de 1992 y la Seguridad Ciudadana pasará de estar regulada con 39 artículos a contar con 55 y nuevas infracciones repartidas entre infracciones leves, graves y muy graves. Esta normativa se crea en paralelo a la reforma del Código Penal en la que desaparecen las faltas dividiendo las conductas punibles en delitos e infracciones Administrativas. De estas últimas se encargará esta nueva Ley de Seguridad Ciudadana.

Desperfectos causados por los hijos

Otra de las principales novedades es que los padres tendrán que hacerse cargo económicamente de los desperfectos que ocasionen sus hijos menores de edad en la vía pública y la Policía tendrá potestad para establecer “zonas de seguridad”. El hecho de que los progenitores tengan que pagar los daños ocasionados por sus hijos es una medida que ya se puso en marcha hace años en el País Vasco para combatir los episodios de ‘kale borroka’ y que ofreció buenos resultados, según admiten en el Departamento que dirige Jorge Fernández Díaz. En función del grado de daño que produzcan al mobiliario urbano, también podría considerarse una infracción grave.

En cuanto a las “zonas de seguridad” para evitar los escraches es una medida que esbozó el ministro hace meses a partir de una iniciativa en este sentido de la Ertzaintza, que fijó ese perímetro en 300 metros. Aunque el anteproyecto no especifica distancias concretas, los responsables de Interior otorgan especial importancia al hecho de que este recurso de seguridad ya esté regulado formalmente.

El consumo de alcohol en la vía pública sin estar autorizado administrativamente será considerado una infracción grave siempre que se perturbe gravemente la tranquilidad ciudadana. Este anteproyecto regula como infracciones graves otras conductas como la de establecer barricadas en la calle, maltratar animales en espectáculos no autorizados, el escalamiento a monumentos o edificios emblemáticos o la denominadas “cundas”, es decir, la acción de trasladar a los toxicómanos a los lugares donde se vende y se consume droga.

Mismas sanciones, nuevas prohibiciones

Por su parte, las infracciones leves apenas experimentan variaciones con las actuales faltas leves y seguirán siendo sancionadas con multas contempladas entre los 100 y los 1.000 euros. La cuantía de las infracciones graves y las muy graves también es la misma que en la actual ley de Seguridad Ciudadana, lo que se ha modificado o se ha incluido son conductas que no estaban recogidas y tras más de 20 años era necesario regular, según Interior.

Otro campo que regula esta Ley es la obligatoriedad de identificarse ante las Fuerzas de Seguridad, que podrán inmovilizar a una persona hasta que se compruebe su identidad y que el documento que porta no es falso. Ahora los agentes podrán hacer esa gestión en el mismo lugar de forma telefónica o telemática.

Este articulado regula que los agentes puedan requisar el documento durante unos minutos afectos de esta comprobación. Fuentes de Interior llaman la atención sobre el hecho de que en algunas manifestaciones había quien alegaba que el documento es personal e intransferible para no entregarlo a las autoridades. Por su parte, a los ciudadanos extranjeros no se les podrá desposeer de sus documentos de origen salvo mandato judicial.

Fuente: elmundo.es

Interior llevará al Consejo de Ministros un proyecto de ley de seguridad ciudadana

13 noviembre 2013 Deja un comentario

(elmundo.es).- El Ministerio del Interior ultima ya los detalles del anteproyecto de ley orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana que se someterá de forma inminente al Consejo de Ministros.

Con este proyecto el Gobierno dará por completada la reforma que pretendía llevar a cabo en materia de seguridad y garantía del libre ejercicio de derechos y que consta de tres patas: la ley de Seguridad Privada, la de Circulación Vial y la de Seguridad Ciudadana.

El proyecto que Fernández Díaz llevará a la mesa del Consejo en próximas fechas incluirá como infracciones administrativas muy graves, graves o leves, todas las faltas que se eliminan en la reforma del Código Penal por no ser consideradas como delito.

Así, tal y como ha avanzado el ministro, se tipificarán como infracciones administrativas sancionadas con multa actuaciones tales como la quema de contenedores, las manifestaciones no autorizadas o el acoso a instituciones. En definitiva, todo el abanico de actos que se registraron por ejemplo en las protestas que se pusieron en marcha a raíz del 25-M.

“Si no se tipificaran este tipo de actuaciones”, ha señalado el ministro del Interior en el Congreso de los Diputados, “quedarían en el limbo jurídico”. Según Fernández Díaz la futura ley no sólo garantizará el libre ejercicio de derechos y la seguridad de los ciudadanos, además “protegerá mejor” a quienes se encargan de velar por esa seguridad, es decir, Policía y Guardia Civil.

Las perspectivas del Ministerio del Interior pasan por introducir el anteproyecto de forma inminente en el Consejo de Ministros a fin de que pueda llegar a la Cámara para su tramitación antes de finales de año.

Fuente: elmundo.es

Dos detenidos por cultivar 185 plantas de marihuana en Caldes de Malavella

La Guardia Civil, en colaboración con la Policía Local de Caldes de Malavella (Girona), han detenido a dos hombres por cultivar 185 plantas de marihuana de gran tamaño en una vivienda del municipio.

Según ha informado este martes el Instituto Armado, en el registro domiciliario hallaron una plantación con 185 plantas de gran altura con un peso total de 150 kilos, algunas ya arrancadas y colgadas para su secado, así como instrumentos para la manipulación de la droga.

La investigación arrancó a principios de septiembre y culminó con el registro de la vivienda y la detención de los responsables de la plantación, dos hombres de 46 y 19 años, que pasaron a disposición del juzgado de guardia de Santa Coloma de Farners.

En otra actuación, la Guardia Civil descubrió en La Jonquera (Girona) a un conductor francés de 22 años con 13,5 kilos de hachís en su vehículo cuando se dirigía hacia Francia.

El detenido llevaba la droga bajo los asientos traseros y en un hueco en el motor, en varios paquetes precintados.

Leer más: Dos detenidos por cultivar 185 plantas de marihuana en Caldes de Malavella http://www.europapress.es/catalunya/noticia-dos-detenidos-cultivar-185-plantas-marihuana-caldes-malavella-20131001123753.html#AqZ1FwGdTRZ98rga
Consigue Links a tus Contenidos en http://www.intentshare.com

¿Quién defiende a la Policía?

(elperiodico.com).- No andaba falto de razón el ilustre Honoré de Balzac cuando afirmó que “los gobiernos pasan, las sociedades mueren, la policía es eterna”. No es mi intención discutir los motivos que llevaron al novelista francés a escribir esa cita, ni tampoco hurgar en debates sociológicos. No, pretendo, tan solo, señalar como ‘eterna’ la duda acerca de las actuaciones de algunas policías democráticas. Cuestionamiento que podría aceptar en pensamientos y ambientes de corte ácrata, o anti sistema, pero no tanto entre sectores que participan en el juego democrático parlamentario. En nuestro país el debate acerca de los cuerpos de seguridad y sus actuaciones ha devenido realmente eterno y recurrente. Nunca acabamos de pasar página, siempre renace con un brío inusitado cuando un incidente da pie a ello. Lamentablemente regurgitamos miedos y temores. Parece como si la larga noche de la dictadura aun nos atormentara con sus sombras.

Voy a andarme con cuidado. Hay tanto desalmado y cretino suelto por el mundo que uno ha de vacunarse antes de opinar y soltar unas cuantas premisas a priori como escudo. A saber: si un miembro de las fuerzas de seguridad se excede en sus funciones debe ser corregido y sancionado. Si un policía transgrede la ley o atenta a la dignidad de la persona debe ser convenientemente reprendido. Si un mosso d’esquadra se extralimita en sus funciones merece ser castigado. ¡Faltaría más! Vivimos en democracia y es obligación de todos los ciudadanos defender derechos y libertades. Ahora bien quiero contarles algo. No hace demasiados días fui testigo de insultos, agravios e incluso agresiones a un grupo de mossos. Comprobé que los agentes aguantaban estoicamente el chaparrón con una paciencia oriental. En aquellos instantes una pregunta simple, quizás sin respuesta, me vino a la mente: ¿Quién defiende a los mossos?

Reconozco que no tengo suficientes elementos de juicio para analizar el incidente que ha concluido con la muerte de un empresario en la calle de la Aurora. Considero que si algo se hizo mal debe ser castigado con severidad porque garantizar la vida y la seguridad de las personas es lo principal. Dicho esto considero que no es de recibo vilipendiar, denigrar y ofender a un cuerpo de policía democrático al servicio de los ciudadanos y a las órdenes de gobiernos legalmente constituidos. No es justo porque corremos el riesgo de reblandecer negativamente el principio de autoridad que vela por nuestra seguridad como ciudadanos. El ‘eterno’ cuestionamiento del cuerpo de Mossos d’Esquadra, a mi modesto entender, es un flaco servicio a la ciudadanía. Algunos de los que hoy interesadamente arremeten contra él, intentando sacar rendimiento político, podrían preocuparse –por ejemplo– en conseguir chalecos para evitar peligros indeseables. Esos mismos también podrían hacer un esfuerzo para comprender el nivel tensión y estrés al que se ven expuestos muchos agentes en sus intervenciones, etcétera.

¿Justicia? Sí, claro que sí, con transparencia y castigo ante la transgresión; pero soporte, comprensión y consideración para unos servidores públicos que por disciplina y decoro muchas veces callan. Y es que a veces algunos solo apuntan a las extremidades cuando es sabido que las órdenes surgen de la cabeza.

Fuente: elperiodico.com

La Policía Local y la Guardia Civil se incautan de 16 plantas de marihuana y desmantelan un invernadero preparado para su cultivo

Agentes de la Policía Local de Rafal y Guardia Civil de Callosa de Segura han procedido al decomiso de 16 plantas de marihuana, así como al desmantelamiento de un invernadero preparado para su cultivo.

Dicho invernadero estaba preparado con tubos de ventilación, potentes lámparas y otros útiles, igualmente habían productos fertilizantes para favorecer el crecimiento de la plantación.

La investigación se inició tras obtener una serie de informaciones sobre dos domicilios en los cuales existía cultivo de “cannabis sátiva”, ubicados ambos en el núcleo urbano de la localidad.

Tras la identificación de los moradores de las viviendas, los agentes llevaron a cabo dos actuaciones simultáneas que se saldaron con la incautación de las plantas y la imputación de los presuntos responsables del cultivo ilegal.

En el primer domicilio se procedió al decomiso de cinco plantas, imputandose a dos personas, inmediatamente después los agentes procedieron a la incautación de otras once plantas que se encontraban en un invernadero ubicado en un patio y preparado para el cultivo de marihuana, en esta actuación se procedió a la imputación de una tercera persona.

Las plantas y los efectos destinados a su cultivo han sido puestos a disposición judicial del juzgado en funciones de guardia.

El Jefe de la Policía Local de Rafal, D. José Cristian Cañizares Sánchez, destaca que la excelente colaboración entre ambos cuerpos policiales ha propiciado los satisfactorios resultados de la actuación policial.

Fuente: http://www.elperiodic.com

Tres detenidos tras una espectacular persecución policial en Pontevedra

(lavozdegalicia.es). N.D.AMIL.- Una espectacular persecución policial soprendió esta mañana a los vecinos de la avenida de Vigo. Al parecer, la Guardia Civil perseguía desde Redondela a tres indiviudos que huían en un coche tras, supuestamente, haber cometido varios robos en el área de Vigo. Cuando estaban a la altura del instituto Torrente Ballester, aparcaron el vehículo y salieron corriendo por la avendia de Vigo. Uno de ellos fue detenido por la Guardia Civil, mientras la Policía Local siguió la pista de los otros dos inidiviudos. Minutos después fueron detenidos. La Guardia Civil los trasladó a la Policía Nacional para ser interrogados.

El fuerte dispositivo policial sorprendió a los pontevedreses, ya que hasta el lugar se desplazaron agentes de Guardia Civil, Policía Local y Policía Nacional.