Archivo

Posts Tagged ‘Policia Nacional’

Incautado el mayor alijo de droga sintética ‘ketamina’ de España y el tercero de Europa

Cosidó pone la operación como ejemplo de “compromiso” de la Policía Nacional con Catalunya

BARCELONA, 9 Oct. (EUROPA PRESS) –

La Policía Nacional ha detenido a 19 personas e incautado en Barcelona 150 kilos de droga sintética conocida como ‘ketamina’ con una pureza del 90 por ciento, en el que es el mayor alijo de esta sustancia interceptado hasta la fecha en España y el tercero de Europa.

En el marco de la operación presentada este jueves en rueda de prensa por el director de la Policía Nacional, Ignacio Cosidó, se han intervenido también 6.000 gominolas impregnada de sustancia anfetamínica, 6.000 ‘tripis’, 190 gramos de sulfato de anfetamina, 250 gramos de pasta de opio y un kilo de MDMA.

Esta droga de síntesis se conducía por carretera a Barcelona procedente de Letonia –donde llegaba procedente de China– a bordo de camiones de gran tonelaje y después se distribuía por toda Europa.

Después de averiguar que el grupo utilizaba Barcelona como centro de operaciones, la Policía Nacional detectó a mediados de agosto que el líder de la organización, de nacionalidad británica, se había trasladado a la capital catalana previsiblemente para coordinar una de las transacciones.

Después observaron que dos miembros de la organización se desplazaron en furgoneta hasta un polígono, allí contactaron con un tráiler y, tras mantener una conversación, los cuatro sujetos pasaron varios bidones desde el camión hasta el furgón, y los llevaron a unos trasteros en Sant Adriá de Besòs (Barcelona).

Fue allí donde los agentes los detuvieron e intervinieron seis bidones con 25 kilos de ‘ketamina’ cada uno; además de los responsables del transporte y la recepción de la droga se arrestó a tres personas en Barcelona, entre ellas el líder de la organización.

Cinco de los arrestados son naturales de Reino Unido y los otros dos de Letonia y España, realizándose además cuatro registros: dos en la ciudad de Barcelona, uno en Vacarises (Barcelona) y otro en Sant Adrià de Besòs.

Continuando con la investigación, se identificó a otros miembros de la organización, que eran responsables del control en Madrid y Zaragoza de viviendas en las que se venían a pequeña escala diversas sustancia de síntesis.

GRUPOS CRIMINALES EN BARCELONA

Las pesquisas han concluido con el arresto de tres personas en Madrid –donde se han incautado 2.000 gominolas con sustancia anfetamínica, entre otras– y la detención en Zaragoza de otras nueve personas, donde se han hallado otras 4.000 gominolas y otras sustancias.

Cosidó ha considerado que la intervención demuestra que la Policía Nacional “tiene un especial compromiso con la seguridad de todos los catalanas y todos los españoles”, y ha destacado que Barcelona es la provincia con mayor grupos de crimen organizado asentados: 62 detectados y 51 desarticulados total o parcialmente.

Altercado entre la Policía Local y el CNP en la Platja de Palma

9 octubre 2014 1 comentario

La jefatura de la Policía Local de Palma investiga los hechos.

Una patrulla del Cuerpo Nacional de Policía ha presentado un informe oficial en el que refleja un grave altercado registrado entre la Policía Local y un vehículo camuflado de la Policía Nacional.

El atestado dice así: «Los policías con carnet (…) pertenecientes al G.O.R., de la Comisaría de Distrito Playa de la Policía Nacional, informan que mientras realizaban labores propias de prevención de la delincuencia, en el turno de noche y de paisano, fueron interceptados y obligados a detenerse por cinco o seis motocicletas con logotipos de la Policía Local (GAP) y con los luminosos encendidos. Una vez detenidos y rodeados por las citadas motocicletas, los funcionarios del indicativo K-50 (vehículo camuflado), proceden a identificarse como miembros del Cuerpo Nacional de Policía, de servicio y con vehículo oficial, mediante sus carnés profesionales y placas emblema, manifestando uno de los policías locales, el cual se baja de la motocicleta, acercándose a la ventanilla y de manera muy irrespetuosa se dirige a los funcionarios escribientes diciendo: Qué pasa con vosotros, vais haciendo derrapadas y arrancadas por ahí. Contestando los funcionarios del CNP que se estaban equivocando de personas, a lo cual este vuelve a insistir de manera chulesca: Que os han visto hace un rato por primera y segunda línea repetidas ocasiones a lo largo de la noche haciendo arrancadas y derrapadas y os han denunciado uno de mis superiores. Volviendo a insistir los actuantes, con total respeto y corrección, que se estaban equivocando de vehículo y de personas, ya que en ningún momento el indicativo K-50 había realizado ninguna maniobra de este tipo. Además, los funcionarios informan que hacía escasos 20 minutos que acababan de hacer un descanso para tomar café coincidiendo con varias dotaciones de Policía Local, las cuales podrían confirmarlo. Posteriormente, el citado oficial, tras finalizar una llamada telefónica vuelve a dirigirse a nosotros diciendo unos compañeros de paisano nuestros nos han informado que había un coche, el cual habían visto repetidas ocasiones y no sabían si eran choros [chorizos] o no, y además lleváis una luz trasera fundida, venga tirar, por lo que procede a montarse en la motocicleta y emprender la marcha.»

Este miércoles el comisario jefe de la Policía Local, Joan Miquel Mut, se entrevistó con el jefe superior del CNP, Antonio Emilio Jarabo donde se trató este incidente. La Policía Local mantiene abierto un expediente informativo.

Interior manda a Catalunya cerca de 300 antidisturbios de la Policía Nacional

Alrededor de 300 antidisturbios de la Policía Nacional se han desplazado a Catalunya desde distintos puntos de España para reforzar la seguridad en los edificios del Estado “en caso de que se produzcan incidentes”. Los envía el Ministerio del Interior un día después de las pacíficas protestas en los ayuntamientos catalanes tras la suspensión de la consulta. Estos agentes pertenecen a la Unidad de Intervención Policial (UIP) movilizados de urgencia que, según fuentes sindicales, se suman a los dos grupos de antidisturbios que están de forma permanente en la comunidad autónoma.

En principio, la misión de los miembros de las unidades de Intervención Policial (UIP) es preventiva, ya que la seguridad ciudadana en Catalunya es competencia exclusiva de su policía autonómica, los Mossos d’Esquadra.

“Dentro de la normalidad”

El Ministerio del Interior, pese a que qen un primer momento no le constaba este desplazamiento, considera que el envío de agentes antidisturbios a Catalunya entra “dentro de la normalidad” y que, entre otras misiones, desarrollarán labores de control en las fronteras y reforzarán la vigilancia en instalaciones del Estado.

Interior asegura que se destinan a aumentar la seguridad en las fronteras

Fuentes del departamento, que no ha facilitado una cifra exacta de agentes desplazados, han explicado que la decisión se enmarca en la normalidad con el objetivo de aumentar la seguridad en los controles fronterizos de la comunidad y los edificios que el Estado tiene en Catalunya.

Además, desde el minsiterio de Jorge Fernández Díaz recuerdan que el pasado 9 de septiembre se elevó el grado de intensidad, de bajo a alto, dentro del nivel II de alerta antiterrorista para prevenir cualquier acción del terrorismo yihadista que pretenda atentar contra intereses occidentales.

Plan especial contra la delicuencia

Otra de las razones que esgrimen las fuentes es la puesta en marcha recientemente de un plan especial contra la delincuencia itinerante, en el que participan las fuerzas de seguridad del Estado.

No es la primera vez que la Policía Nacional manda antidisturbios a Catalunya. A finales de mayo, trasladó a más de 300 agentes de la UIP a Barcelona con motivo de los incidentes que se registraron por el desalojo de Can Vies, en el barrio de Sants. En esa ocasión, los policías se alojaron en un hotel de Calella (Barcelona). Su cometido también era blindar los edificios del Estado.

Fuente: publico.es

Cuando vienen los malos.

25 septiembre 2014 Deja un comentario

http://www.urbanfighterscommunity.com/opinion/cuando-vienen-los-malos

Cuando los malos no están cerca de nosotros y nos encontramos en la seguridad de nuestro circulo social, solemos descalificar a la policía y les echamos en cara que nunca vienen lo suficientemente rápido o que según cogen a los delincuentes, los dejan salir por otra puerta. Solemos tener reservado para los policías todo tipo de insultos, críticas, diatribas y reproches. Les llamamos “perros a las ordenes del gobierno” o les decimos que no defienden la “justicia real”. Como si hubiera algún individuo que practicase “la justicia real” en su vida privada.

Sin embargo, cuando vienen los malos y están cerca de ti porque te han robado, o han entrado en tu casa por la noche o tu pareja te agrede o te encuentras en una situación de peligro, entonces, si que llamamos a la Policía y si que deseamos que cumplan con su deber con corrección.

Es muy común en este país que los ciudadanos opinemos de todo con gran autoridad y conocimiento de los hechos. Somos un país lleno de doctores en filosofía, de catedráticos de la vida, de ingenieros, de mentes preclaras y de grandes pensadores. Cualquier albañil, fontanero, electricista, jubilado , abogado, ama de casa o recauchutador de neumáticos, sabe perfectamente como solucionar los problemas del país y su receta, además de infalible, es “la única” que puede sacarnos de la crisis. Somos españoles y por tanto, de carácter mediterráneo, donde además del aceite de oliva, es frecuente la fanfarronería y la sangre caliente. Se nos calienta la boca sin que el cerebro se haya puesto en marcha siquiera . Hablamos por hablar porque hablar es gratis y en Facebook apesta la inmensa cantidad de grandes pensadores que te puedes encontrar a diario. Todos con elocuentes mensajes y frases grandilocuentes que te dicen las grandes verdades universales pero que a la hora de la verdad, habría que ver como se manejan en comunidad y cuanto reman por el bien común.

A la Policía se la echa en cara todo y a todas horas y, si bien es cierto que hay mucho membrillo dentro de la Policía Nacional y de la Municipal, porque ninguna entidad ni cuerpo formado por seres humanos esta exento de tener a algún memo en sus filas, lo cierto es que la mayoría intentan sacar un trabajo adelante que consiste, en gran parte, en dotar de seguridad la vida de los ciudadanos. Si, ya se que también son una fuerza recaudatoria que inyecta dinero en las arcas corruptas del estado, pero no podemos recriminárselo a la policía sino a nuestros gobernantes. La policía cumple con su deber y su deber es un deber incomodo, incomprendido y poco populista. A mi también me gustaría que no me pillasen el sábado con el test de alcoholemia, pero no puedo culpar a la policía. Si me pillan, la culpa es mía por beber y conducir.

Cuando sales de la burbuja de tu puesto de trabajo o de la tranquilidad de tu casa y te aventuras a la vida real donde existe un submundo de gentuza que ninguno queremos ver y que preferimos que, si existe, sea en otro barrio, entonces te das cuenta de que la policía hace una labor impagable.

Muchas veces realizan esta labor sin medios, sin preparación y, lo que es peor, sin motivación, porque saben que cuentan con el desprecio de muchos de esos ciudadanos que cuando un policía está en apuros, sonríen y encuentran una deliciosa satisfacción si al final el policía sale mal parado.

Muchos de estos ciudadanos que desean ver a un agente por los suelos, lo justifican diciendo que “hay que romper el sistema” o que “ la culpa es del sistema y de sus lacayos” pero luego cuando están en apuros exigen que venga uno de esos “lacayos uniformados” a detener al malo que les ha robado o que les ha agredido. Muchos de los que quieren romper el sistema deberían decirnos qué sistema habría que implantar porque, digo yo que si se rompe el sistema habrá que poner otro ¿O vamos a vivir sin sistema? Yo no conozco ningún país sin sistema, es más, creo que desde los tiempos de los visigodos o incluso de los fenicios, todos los sistemas posibles ya han sido testados en todos los países y al final, todos han abandonado otros “sistemas” y se han quedado con un sistema muy parecido al nuestro. ¿Estarán todos los países equivocados?

Podemos estar de acuerdo o en desacuerdo con el motivo de una intervención policial pero nunca se nos puede olvidar que son trabajadores que están cumpliendo un cometido y muchas veces con una remuneración muy escasa. Muchos agentes de la Policía Nacional o un Guardia Civil cobran entre 1300 y 1500 euros al mes y os garantizo que por ese sueldo yo no me vería en una situación como esta porque no me merecería la pena.

Muchos podrán decir que la detención era desproporcionada y que “la pobre mujer detenida” no merecía ser esposada o veinte mil pamplinas que no vienen a cuento porque lo que importa es que si la Policía Nacional cree que hay delito, debe detener al ciudadano aunque sea contra el criterio de varios borrachines que obstruyen la actuación de la justicia. Para eso les pagamos, para que hagan cumplir la ley.

Os garantizo que estas “medias tintas” y esta debilidad en la ejecución de la labor policial, ocurre solo en España. En otros países la intervención hubiera sido mucho más brusca porque es inconcebible que a un agente de la autoridad se le insulte o se le descamise. En este video el detenido muerde al agente y es disparado con una pistola eléctrica sin contemplaciones.

A los que rompen mobiliario urbano, los que llevan armas en el bolsillo o los que salen a la calle con algún otro propósito que no sea dar un paseo y convivir en paz, la policía tiene la obligación de detenerlos, cachearlos, identificarlos y si es preciso, poderlos a disposición judicial.

España es de los pocos países en los que muchas personas insultan descaradamente a nuestros agentes y esos mismos individuos dicen que no hay derechos y que esto no es una democracia real. De verdad que no existe ninguna democracia en el mundo en el que se pueda salir a la calle a armar bronca sin que la policía te detenga.

En una democracia real, la gente quiere que la Policía sea correcta, eficiente, efectiva, respetada y bien valorada. Nuestros policías merecen nuestro respeto y nuestro apoyo y aquellos que estén en cuerpo de policía y no sepan llevar el uniforme, que se dediquen a otra cosa porque en la era de los teléfonos móviles con cámara, sus días están contados.

Comparte. Por un Cuerpo Nacional de Policía depurado, bien formado, eficiente y responsable . Por unos agentes sensibles a la realidad de la calle e incorruptibles. En definitiva, por un oficio que debe ser respetado y admirado y no denostado y vapuleado. Fuera los malos policías y apoyo total a los que cumplen con su deber.

Marcos UFC
Articulo publicado en URBAN FIGHTERS

La Policía Nacional y la Policía Local de Málaga detienen a un hombre con una Orden Europea de Detención y Entrega en vigor por robo agravado

Tiene pendiente el cumplimiento de una pena de prisión de dos años y medio

Agentes de la Policía Nacional y de la Policía Local de Málaga han detenido el pasado 5 de julio a un joven de 33 años de edad al tener en vigor una Orden Europea de Detención y Entrega por parte de las autoridades alemanas a causa de un presunto delito de robo agravado.

Coordinación entre Policía Local y Policía Nacional

Esta actuación comenzó cuando efectivos de la Jefatura de Barrio Distrito Carretera de Cádiz de la Policía Local de Málaga sorprendieron a un individuo ejerciendo la actividad de ordenación y aparcamiento de vehículos sin estar autorizado para ello.

Los hechos se produjeron el primer sábado de julio en calle Pintor Fuente de la Grima. Sobre las 18:30 horas los agentes sorprendieron a un individuo realizando la actividad de estacionamiento de vehículos sin estar autorizado, por lo que decidieron identificarlo para tramitarle una denuncia por aparcar vehículos sin autorización. El individuo no llevaba encima ningún documento de identidad por lo que trasladaron al joven a las dependencias de la Comisaría Provincial de Málaga a efectos de identificación.

Cooperación internacional

Los agentes de Policía Nacional pudieron identificar al indocumentado como M.S. nacido en 1980 y natural de Polonia con una OEDE en vigor por parte de Alemania con motivo de delito de robo agravado por lo que resultó detenido. Según la requisitoria internacional, el arrestado formaba parte de un grupo criminal organizado para la sustracción de motocicletas de alta cilindrada en Alemania para su traslado y posterior venta por despiece a Polonia. Tiene pendiente el cumplimiento de una pena de prisión de dos años y medio.

El arrestado ha pasado ya a disposición del Juzgado Central de Instrucción.

Principales riesgos del trabajo de policía en España

El trabajo de policía implica estar sometido a una gran presión, estas condiciones laborales pueden afectar gravemente a su salud, física y psicológicamente.

El trabajo de policía conlleva una serie de riesgos físicos y psicológicos específicos. Además de estar expuesto a los riesgos del trabajo diario como cualquier otro trabajador, debe soportar una tasa de peligrosidad especial por el desempeño de su trabajo, normalmente relacionado con armas de fuego o situaciones al límite.

Riesgos para la salud física

El trabajo de policía cuenta con una elevada tasa de accidentalidad laboral, debido principalmente a accidentes de tráfico e incidentes con armas. El hecho de pasar muchas horas en la carretera implica un mayor riesgo de accidentes tráfico. La tasa de mortalidad laboral en este tipo de accidentes en los cuerpos de policía duplica a la de cualquier otro gremio de transporte de mercancías o personas.

El hecho de ir armados y de enfrentarse a situaciones violentas y peligrosas es otro de los riesgos del trabajo de policía. Pese a las medidas de seguridad y protección de sus uniformes, la tasa de peligrosidad de los agentes de calle es de las más altas en España. Anualmente se invierten fondos públicos para investigar mejoras técnicas y tácticas para repeler ataques armados.

Los policías están expuestos también a productos químicos, tóxicos o incendios, por lo que el trabajo de policía supone en muchos casos un posible riesgo de infección o intoxicación. La policía es la primera en llegar a los accidentes o incendios, por lo que no está protegida del todo ante los posibles riesgos que puedan surgir.

Riesgos psicológicos

El trabajo de policía puede provocar diversas patologías psicológicas como el trastorno por estrés postraumático, ansiedad o depresión. Pese a que los candidatos a policía deben superar unas duras oposiones y prepararse para lo que el trabajo de agente de seguridad del Estado supone, las condiciones laborales, a menudo precarias, pueden provocar pérdida del apetito o alteraciones en el sueño. El deterioro de algunas instalaciones y la precariedad de sus sueldos son causantes de gran parte problemas psicológicos entre los agentes.

La cantidad de horas trabajadas, la distribución de los turnos y los horarios nocturnos propios del trabajo de policía causan graves trastornos psicológicos entre los agentes. Muchos tienen alteraciones del sueño y están diagnosticados por ansiedad, estrés o depresión por los cambios de los turnos que impiden que una persona organice su vida y su rutina diaria de forma normal.

Todos estos problemas psicológicos pueden derivar en problemas con el alcohol o las drogas. La tasa de suicidio en el cuerpo de policía es de los más elevados de España. Desde que se promulgó la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, en el 2002, se han suicidado 497 agentes, el doble de la tasa media de la población total. El modelo organizativo, la precariedad laboral, la jerarquía del cuerpo y la tensión a la que están expuestos diariamente generan problemas psicológicos graves, incluso mortales.

Desmantelada un red de tráfico de vehículos robados en la que colaboraba un policía municipal de Madrid

MADRID. La Policía Nacional han detenido a 15 personas que formaban parte de una red de tráfico de vehículos robados. Además ha esclarecido la sustracción de más de 170 coches y motos que habían sido sustraídos. El líder de la organización, de nacionalidad húngara y presuntamente contaba con la colaboración de un agente de la Policía Municipal de Madrid.

Para sustraer los coches utilizaban sofisticados medios electrónicos o bien se apropiaban de aquellos que arrendaban con documentación falsificada de personas físicas y jurídicas. Además, contaban con naves en diferentes localidades madrileñas donde manipulaban los elementos identificativos de los coches y falsificaban la documentación y las placas de matrícula. El grupo organizado trasladaba y vendía los turismos clonados a Hungría o bien únicamente enviaban al extranjero la documentación falsa para registrarlos allí y después poder matricularlos en España como vehículos importados.

La investigación se inició en agosto de 2013, cuando los agentes tuvieron conocimiento de la existencia de una organización que se dedicaba al tráfico ilícito de vehículos. En las primeras pesquisas los investigadores averiguaron que el grupo operaba desde Madrid y Murcia y estaba liderado por un individuo de nacionalidad húngara. Poco después, los agentes descubrieron que utilizaban dos vías para apoderarse de los coches, en ocasiones los sustraían directamente con herramientas sofisticadas y en otras arrendaban turismos a nombre de personas físicas o jurídicas y con documentación falsificada.

Continuando con las investigaciones los policías localizaron diferentes naves industriales en varias localidades madrileñas -Fuente el Saz del Jarama, Fuenlabrada, Mejorada del Campo y Coslada- donde los miembros de la banda almacenaban los vehículos robados. Estos lugares estaban destinados a la manipulación de los elementos identificativos de los vehículos y a la falsificación de las placas de matrícula y documentación para facilitar su salida al mercado. Una vez dotados de su nueva identidad eran transportados a Hungría, donde se sacaban al mercado. A veces únicamente enviaban a este país la documentación falsificada del vehículo “clonado” para registrar el coche y matricularlo en España como si fuese un turismo importado. Una vez manipulado, el turismo robado era comercializado en nuestro país o exportado al extranjero.

La organización contaba con especialistas tanto en España como en Hungría, coordinados y con las tareas diferenciadas en varios niveles: sustracción de los vehículos, falsificación de los mismos y de su documentación, traslado, etc. También contaban, presuntamente, con los servicios de un policía municipal de Madrid, que facilitaba datos sobre coches de interés y ayudaba a delatar la presencia de vehículos policiales camuflados usados precisamente en la investigación del caso.

Finalmente y ante las sospechas de que el principal investigado iba a abandonar el país, los agentes procedieron a la explotación operativa de la investigación. Para ello se han llevado a cabo doce registros en Madrid y uno en Murcia donde se han incautado 24 vehículos en su mayoría de alta gama, entre ellos dos motocicletas de gran cilindrada. Asimismo se han intervenido 5.000 euros en efectivo, teléfonos móviles, material informático y abundante documentación que relaciona a los detenidos con los hechos que se le imputan y gran cantidad de útiles para la manipulación de los elementos identificativos de vehículos y la falsificación de documentos.

En total han sido arrestadas 15 personas como presuntos responsables de delitos de pertenencia a organización criminal, robo, estafa, falsificación, receptación y revelación de secretos. Los arrestos se han producido en las localidades madrileñas de Fuenlabrada (4), Griñón (3), Madrid capital (3), Arganda del Rey (2), Velilla de San Antonio, Coslada y también en la localidad de Mazarrón (Murcia).

La operación ha sido desarrollada de forma conjunta por agentes del Grupo de Tráfico de vehículos de la Brigada Central de Crimen Organizado de la UDYCO Central y el Grupo II de Crimen Organizado de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Alicante. Además también se ha contado con la colaboración de la Policía Nacional de Hungría y la Unidad de Asuntos Internos de la Policía Municipal de Madrid.