Archivo

Posts Tagged ‘SANCIONES’

UN VIGUÉS SANCIONADO POR FUMAR EN UN BAR DENUNCIA A LOS POLICIAS POR SU “TRATO”

Pide que se sancione al Ayuntamiento por habilitar zonas para fumar en dependencias de Urbanismo y Policía Local

|La suerte de este ciudadano es que hoy día todo el mundo tiene derechos, incluso aquellos que se saltaron las leyes, vamos que a cualquier persona con síntomas de idiocia le hacen caso. Se sintió intimidado y denigrado moralmente, un argumento muy de moda, precisamente porque la policía vela por la libertad y los derechos de las personas, si esto fuera China o Rusia, quizás no tendría la oportunidad de quejarse.

Alberto G.E., un vecino de Vigo sancionado por violar la ‘ley antitabaco’ al encender un cigarrillo en una cafetería de la calle López Mora, ha presentado ante el Ayuntamiento una denuncia contra los agentes que le multaron por su “actuación y trato”, ya que asegura que se sintió “intimidado físicamente y denigrado moralmente” por los funcionarios policiales.

Este vigués ha solicitado al alcalde de la ciudad, Abel Caballero, que se incoe expediente disciplinario a estos dos policías por incumplir principios básicos que la ley establece en cuanto a Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, como “impedir prácticas abusivas o discriminatorias”, o tener un “trato correcto y esmerado” con los ciudadanos.

Según la versión de este ciudadano, el pasado 3 de enero, se encontraba con su madre en una cafetería de la calle López Mora. Mientras esperaba a que le sirvieran la consumición, encendió un cigarro y, “ante la entrada en vigor de la ley que prohíbe fumar en todos los lugares públicos”, salió a la puerta del local.

En el exterior se encontró con dos agentes que, ha asegurado, le pidieron que se quedara ahí mientras realizaban otras gestiones de tráfico porque le iban a denunciar. Alberto G.E. ha indicado que los policías en ningún momento le informaron del motivo por el que iba a ser denunciado y que, incluso, se negaron a facilitar su identificación.

En el escrito presentado, este vecino ha precisado que el objeto de su denuncia no es la sanción administrativa por haber estado fumando en un lugar prohibido, sino la actuación y el trato recibido por parte de los agentes.

DENUNCIA ANTE LA XUNTA

Por otra parte, Alberto G.E. también ha presentado una denuncia en la Dirección Xeral de Saúde Pública de la Xunta para pedir que se incoe expediente sancionador contra el Ayuntamiento de Vigo por que ni en las dependencias de la Policía Local ni de la Gerencia de Urbanismo hay carteles en los que se informa de la prohibición de fumar.

De hecho, según ha apuntado el denunciante, “existen zonas habilitadas para fumar” en lugares de “obligado paso para los ciudadanos” dentro de las dependencias municipales, y en los que se han instalado ceniceros.

LA INSUMISIÓN A LA LEY ANTITABACO VIAJA DE MARBELLA A CATALUÑA

El propietario del local defiende que desde que permite fumar ha recuperado la clientela que había perdido.

 

 

Un pitillo humeando en la taberna Montecarlo, uno de los establecimientos insumisos

Un pitillo humeando en la taberna Montecarlo, uno de los establecimientos insumisos – Foto: Luis Díaz 

BARCELONA- La cafetería Viena de Mollerussa (Lleida) es el primer establecimiento de Cataluña que se ha rebelado contra la Ley Antitabaco. Su dueño, Jesús León, se ha sumado a la iniciativa que el pasado 2 de enero tomó el propietario del Asador de Guadalmina, en Marbella, de declararse insumiso a la Ley Antitabaco. El pionero marbellí ya se enfrenta a una multa de entre 10.000 y 600.000 euros.
Pero a León no le intimidan las sanciones, por ahora. Alega que su bar es un negocio particular y aunque «es verdad que está abierto al público, yo soy el propietario y tengo mis derechos». Según informó el diario «Segre», la cafetería de Mollerussa hace un par de días que colgó un cartel donde se lee: «Ante la inminente entrada en vigor de la Ley Antitabaco, como negocio privado no la aplicaré haciendo uso de lo que entiendo como mis derechos».

Pérdida de ingresos
León asegura que desde que colgó el cartel su local se ha llenado «como hacía días que no pasaba». El propietario del primer estableciemiento insumiso de Cataluña hace dos años que regenta el negocio. Explica que en verano hizo unas reformas, «he hecho un gran esfuerzo y no quiero que sea para nada», añade. León considera la ley «injusta» y anima al sector hotelero a sumarse a la insumisión.
La Ley Antitabaco se ha dejado notar en la recaudación de la cafetería Mollerussa desde que entró en vigor, el pasado 2 de enero. Su propietario denuncia que antes de que se prohibiera fumar, «los clientes podían hacer dos o tres consumiciones, pero, ahora, sin tabaco, la mayoría hace una y gracias porque todo el mundo tiene prisa por salir a la calle a fumar».
Al cierre de esta edición, León no había recibido todavía la visita de ningún inspector. Hasta el momento, sólo la Guardia Urbana ha dejado constancia de la infracción de la Ley.
Quienes sí han recibido la visita de un inspector son el asador marbellí y el bar Rodrigo de Valencia. Ambos se enfrentan a una sanción muy grave que va de los 10.000 a los 600.000 euros. En el caso del estableciemiento valenciano, el inspector multó además a dos clientes. Las multas por fumar van de los 30 a los 600 euros. Las infracciones graves a los establecimientos de los 600 a los 10.000.
Más económica es la solución que han tomado en Reus, donde han abierto el primer club de fumadores de Cataluña. En Barcelona, barrios como el de Gràcia ven resucitar el «botellón».

 

LA POLICIA LOCAL SERÁ PERMISIVA CON LOS BARES QUE SAQUEN UN CENICERO A LA CALLE

Los agentes exigirán las licencias para la instalación de las mesas y estufas en las terrazas

 

ALICANTE

Con la prohibición de fumar en el interior de bares y restaurantes son muchos los clientes que optan por quedarse en las terrazas o, en el caso de que el local no disponga de ella, en ir haciendo viajes a la acera para echar unas caladas. En estos últimos casos, hay hosteleros que han comenzado a poner ceniceros de pie o sobre algún soporte en sus puertas para que los fumadores puedan tirar la ceniza y las colillas. Se trata de una ocupación de la vía pública, pero es mínima y fuentes de la Policía Local aseguran que serán permisivos con estas situaciones siempre que los ceniceros no vayan acompañados de la instalación de mesas, sillas y estufas sin la correspondiente licencia municipal o supongan una molestia.
La ordenanza municipal sobre ocupación de la vía pública no regula expresamente la colocación de ceniceros, pero la multa mínima que contempla es de 300 euros. No obstante, las mismas fuentes inciden en que, a falta de ver como evolucionan estas prácticas, no se actuará por la colocación de un simple cenicero. La afección a la vía pública es muy reducida e, incluso, puede ser una forma de mantenerla limpia, sostienen otras fuentes policiales consultadas. Además, los agentes indican que tienen otras prioridades y misiones más importantes.
Por el momento, la Policía Local no ha tramitado ninguna denuncia por el incumplimiento de la nueva ley antitabaco que, además de prohibir fumar en bares y restaurantes, impide hacerlo en los recintos sanitarios, aunque estén al aire libre, y en las inmediaciones de los parques infantiles. En el caso de recibir alguna denuncia, los agentes tendrían que levantar acta y remitirla a la Conselleria de Sanidad a quien corresponde “ejercer las labores de control e inspección de oficio o a instancia de parte, así como la instrucción de expedientes sancionadores e imposición de sanciones”.
Ante la incertidumbre empresarial provocada por la entrada en vigor de la nueva ley, la Federación de Hostelería y Restauración advirtió ayer de que la nueva normativa “no puede ser” una causa para despedir a empleados, como ha ocurrido ya en algunos establecimientos del país. Un representante de la federación, José Luis Guerra, incide en que “todavía” no se puede estimar el impacto y efecto de la nueva ley y, por tanto, no se pueden achacar los despidos a ella.
Por su parte, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, consideró “lógico” que se denuncien las infracciones detectadas y que no existe una vocación de prohibir, sino de velar por la salud de los ciudadanos.

De la Riva compara las denuncias con el nazismo

El alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva, lamentó ayer que la ministra de Sanidad, Leire Pajín, anime a los ciudadanos a denunciar a los fumadores que incumplan la ley y aseguró que “así empezaron cosas muy terribles en la historia de la humanidad, con denuncias de unos a otros”. Recordó la frase atribuida al alemán Bertolt Brecht sobre el nazismo. “Aquí empezamos por denunciar a los fumadores”, apostilló.

Quejas

Facua-Consumidores en Acción registró las primeras quejas por incumplimientos de la ley en 16 locales de la provincia. Organizaciones de consumidores de la Comunidad afirman no tener denuncias y la Generalitat no ha detectado incidencias. En Cáceres, un hostelero fue agredido por un cliente. EFE

JUNTA Y POLICIA VIGILARÁN QUE SE CUMPLA LA LEY ANTITABACO

Las asociaciones de consumo ya han tramitado 18 denuncias por incumplimiento en la comunidad autónoma

06.01.11 – 00:24 –

PILAR ARMERO | PLASENCIA.
    Los inspectores de sanidad de la Junta de Extremadura y la Policía Local de los distintos municipios van a vigilar si se cumple o no la ley anti tabaco. La administración regional es la que tiene realmente la competencia en esta materia, pero los agentes municipales estarán también alerta, como complemento a la tarea de los primeros.
Un total de 350 inspectores, entre veterinarios y farmacéuticos, integran el departamento de inspección del Servicio Extremeño de Salud (SES), en el que no se ha diseñado ningún plan específico sobre la ampliación de la prohibición de fumar en nuevos escenarios públicos. Lo que cambia es que tienen una nueva parcela en la que actuar, pero lo harán de la misma forma que en las otras (inspección de cocinas y otros establecimientos), por ejemplo, de manera aleatoria y rutinaria.
Solamente, en el caso de que la Junta reciba alguna denuncia, se operará de forma más exhaustiva y concreta, haciendo un seguimiento del espacio en el que se haya violado la norma.
De esta manera, los inspectores de sanidad podrán entrar en bares, discotecas y demás espacios en los que esté vetado el humo de un cigarrillo, para comprobar que no se fuma. Si se detecta algún incumplimiento podrán iniciar el expediente necesario para interponer denuncia y sanción.
La policía local, por su parte, también estará pendiente de este asunto. En ayuntamientos como el de Plasencia, la concejalía de Seguridad Ciudadana ha puesto en marcha una campaña de información específica en la que explica a la población que atenderá personalmente todas las llamadas y requerimientos respecto a esta materia y se encargará de tramitar las denuncias ante la Junta.
Actuarán, también, de oficio, «cuando la intervención sea inevitable», indican, al tiempo que ponen como ejemplo que detecten que hay gente fumando a la puerta del Hospital. «Como con todas las leyes debemos garantizar su cumplimiento si somos testigos directos de su incumplimiento».
A la cola en denuncias
Por el momento, cuando no se ha cumplido la primera semana de la aplicación de la ley, el SES no ha recibido ninguna denuncia sobre incumplimiento. Sí las han tramitado, sin embargo, las asociaciones de consumidores; la Facua (Federación de Asociaciones de Consumidores) ha registrado un total de 18, de las que 11 se han interpuesto en la provincia de Cáceres y las siete restantes en la de Badajoz.
La comunidad autónoma se sitúa de esta manera a la cola, en el puesto número 12 entre las comunidades autónomas en cuanto a número de denuncias, en un listado que tiene a Andalucía, Madrid y Cataluña a la cabeza.
Facua tiene en su página web un formulario para denunciar directamente.

POLICIA MUNICIPAL DE VITORIA HA TRAMITADO 700 EXPEDIENTES POR CONSUMO DE DROGAS DESDE QUE COMENZÓ EL AÑO

EUROPA PRESS. 26.10.2010

La Policía Municipal de Vitoria ha tramitado, en lo que va de año, un total de 682 expedientes sancionadores por consumo o tenencia ilícita de drogas en la vía publica y espacios públicos.

En un comunicado, la Policía Local de la capital alavesa ha señalado que dicha cifra supone un incremento respecto al pasado año, en el que 430 personas fueron identificadas por consumo y tenencia de estupefacientes.

Asimismo, de los 682 expedientes el 93 por ciento de los casos corresponden a hombres mayores de edad, y apenas 50 de las personas expedientadas son mujeres.

En relación a la distribución por tipo de drogas, predomina la marihuana, 309 casos; y el hachís, 260 expedientes. Además, se han tramitado 61 expedientes por cocaína, 27 por anfetamina, quince por combinaciones, siete por quetamina y tres por heroína.

LA GUARDIA URBANA DE TARRAGONA MULTARÁ A LOS PEATONES TEMERARIOS

 En los 339 accidentes de tráfico con víctimas que tuvieron lugar en Tarragona el año pasado, 120 peatones fueron atropellados. Para combatir esta lacra, la Guardia Urbana acaba de poner en marcha una campaña de control de las conductas de riesgo en los pasos de peatones.
Agentes de paisano de la policía local se situarán cerca de los puntos que registraron más atropellos. Y no se sancionará sólo a los conductores que no respeten la prioridad de los peatones en los pasos de cebra y pongan en peligro la vida de los viandantes. El Ayuntamiento recuerda que las ordenanzas municipales establecen multas de 100 euros para los peatones que “no respeten los semáforos situados junto a los pasos de cebra o que crucen fuera de los pasos habilitados”.

“La campaña será un prioridad para la Guardia Urbana durante todo el año porque los atropellos son la principal causa de accidentes con heridos graves en Tarragona”, destaca el teniente de alcalde de Movilidad y Seguridad Ciudadana, Carles Castillo. Siete de cada diez personas que fueron atropelladas el año pasado en Tarragona sufrieron el accidente en un paso de peatones o en la salida de un aparcamiento. Un viandante falleció y 13 resultaron heridos graves o muy graves.

Durante los próximos diez días, agentes de paisano advertirán a los ciudadanos que infrinjan las normas, sean conductores o peatones. Después, se multarán todas las conductas temerarias. La campaña de control en los pasos de peatones se está desplegando precisamente estos días, coincidiendo con el inicio del curso escolar, y en los puntos donde se registraron más atropellos. La Guardia Urbana ha detectado ocho puntos negros, la mayoría en el centro de Tarragona. En la Rambla Nova, en el cruce con la calle Cañellas; en la calle Unió, en una de las zonas más comerciales; en la avenida Catalunya, con pasos de cebra que dan acceso a la universidad; en la calle Pere Martell, frente a la estación de autobuses, o en los pasos de peatones de los distintos centros escolares.

El objetivo prioritario del Ayuntamiento es la reducción de los accidentes, especialmente los atropellos de peatones. Cuando los guardias de paisano detecten a los infractores, lo comunicarán a otra dotación policial uniformada que será la encargada de imponer la multa. En el caso de los conductores que no respeten los pasos de cebra, un modo de actuar relativamente frecuente, la sanción que prevé la ordenanza municipal es de 200 euros y la pérdida de cuatro puntos del carnet de conducir, siempre que se ponga en peligro la integridad de un peatón.

La nueva campaña de la Guardia Urbana se complementará con un plan de educación viaria en las escuelas e institutos de secundaria de Tarragona y charlas en los Casals de Gent Gran. De este modo, se quiere incidir en la prevención y la mejora de la percepción del riesgo de dos de los colectivos más vulnerables. Se persigue también que los ciudadanos tengan actitudes y costumbres más seguras y responsables, ya sea al volante o a pie.

El Ayuntamiento explica que la causa más habitual de los atropellos es el exceso de velocidad. Por ello, la Guardia Urbana efectúa periódicamente controles en el casco urbano. Y es que está comprobado que cuando se produce un atropello a menos de 40 km/h, el peatón sufre heridas leves. Por el contrario, cuando el conductor circula a más de 50 km/h, la colisión entre vehículo y víctima suele ser mortal.

LA POLICIA LOCAL DE VALENCIA APLICA LA SANCIÓN MÁXIMA EN LAS MULTAS DE TRÁFICO

Las PDA tienen fijada una cantidad para cada infracción y no permiten al agente modificarla en función de que sea leve o grave El Ayuntamiento dice que es para unir criterios y que las revisará

 
   
Agentes de la Policía Local practican con sus nuevas terminales electrónicas.  
El Ayuntamiento de Valencia está sancionando las infracciones de tráfico con multas que, en muchas ocasiones, son superiores en cuantía a lo marcado por el agente o a lo que el agente preferiría imponer. La informatización de determinados servicios está haciendo que se aplique de manera generalizada la mayor cuantía posible o la cuantía que fije el consistorio, sin atender a las valoraciones del agente respecto a la gravedad o levedad de la infracción.
El hecho más habitual tiene que ver con la implantación de las PDA, unas terminales electrónicas que permiten poner la sanción y comunicarla de manera telemática al servicio sancionador. Según fuentes de Comisiones Obreras, estas máquinas no permiten al agente establecer si la infracción es grave o leve e imponer la sanción de acuerdo con esa valoración. La máquina está configurada con una cuantía para cada irregularidad, la que haya decidido la Policía Local, y la aplica automáticamente. Y ocurre que esa cantidad “suele ser la más alta”.
Por ejemplo, para un aparcamiento en “carca y descarga” la sanción es siempre de 150 euros, “aunque haya ocupado un espacio pequeño y haya sido para bajar a un anciano”, dicen las fuentes. En otros casos, la sanción es la intermedia, como por ejemplo el aparcamiento en doble fila, que se sanciona con 60 euros aunque tenga varios atenuantes.
Según Comisiones Obreras, la PDA la utiliza ya la policía de barrio de Patraix, Abastos, Tránsitos y Exposición, lo que representa “el setenta por ciento de la ciudad”. Y desde su implantación, los propios agentes vienen denunciando este impedimento.
Ayer, fuentes del Ayuntamiento respondieron que la decisión de poner una cuantía fija en las terminales electrónicas “se hizo a propósito” y se aprobó en la Junta de Mandos de la Policía Local. El objetivo, según las fuentes, es que “no haya diversidad de criterios a la hora de sancionar una infracción, ni errores”. De todas formas, desde el consistorio se asegura que con el paso del tiempo se irán haciendo ajustes en el software de las terminales para mejorar su operatividad.
Situaciones parecidas, aunque seguramente en menor medida, se están dando también con las multas a mano, en este caso posiblemente por los errores a los que aludía el Ayuntamiento. Un vecino de Valencia, a cuya documentación ha tenido acceso este periódico, fue sancionado el pasado 12 de marzo por aparcar su furgoneta en una parada de taxis. Como era tiempo de fallas, no había sitio para descargar y no molestaba al tráfico, el agente de turno le impuso una multa mínima, en concreto 30 euros.
Su sorpresa vino cuando el denunciado fue a pagar la multa a la oficina de la calle Albacete y allí le dijeron, papel en mano, que la cuantía era de 91 euros. Cuando reclamó, la explicación fue que el agente se había equivocado al fijar la cuantía, pues la sanción mínima es de 91 euros; y que “su programa informático de ningún modo permitía rebajar la cantidad ni el carácter de la sanción”.