Archivo

Archive for 13 marzo 2008

Poli rico, poli pobre

Las diferencias salariales entre los policías nacionales y los autonómicos ascienden a unos 700 euros mientras que la distancia con los municipales ronda, en algunos casos, los 1.500 euros.

Las diferencias salariales entre los policías nacionales y los autonómicos ascienden a unos 700 euros mientras que la distancia con los municipales ronda, en algunos casos, los 1.500 euros .

Los funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía no están pidiendo la luna. Cuando se quejan de sus sueldos y califican de insuficiente la subida pactada recientemente con el Ministerio de Interior lo hacen conscientes de que sus retribuciones siguen estando muy por debajo del resto de las fuerzas de seguridad: de las autonómicas -que les superan en unos 700 euros mensuales- y, sobre todo, de las de algunas policías locales, que en algunos municipios malagueños llegan a cobrar hasta 1.500 euros más que los nacionales.

Pese a los intentos de reducir esa diferencia e ir equiparando los salarios con el resto de fuerzas, el paso marcado por el Gobierno, -subidas de porcentajes cercanos al 10% anual- parece demasiado lento y los que van por delante no han reducido el suyo durante las negociaciones con sus respectivas administraciones. De hecho, pese a los 375 euros anuales más que cobrarán todos los funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía a partir del año que viene (una subida del complemento específico que se aplicará linealmente en los próximos dos años) y del plus de territorialidad en Madrid, Baleares y Canarias, la distancia sigue siendo demasiado amplia entre los cuerpos estatales y el resto.

Autonómicas. En el grupo de las policías autonómicas, son los ertzainas los que por ahora tienen tomada la delantera y ganan hasta un 50% más que los policías nacionales al embolsarse cada mes unos 2.500 euros brutos (sin contar horas extras o servicios especiales) mientras que un policía nacional recién licenciado apenas llega a los 1.700 (exactamente 1.687), igual que un guardia civil. “Pero ellos, por ejemplo, no tienen problemas con la vivienda porque, si quieren, tienen la posibilidad de alojarse en el cuartel”, explican los sindicatos.
Le siguen de cerca los mossos catalanes, con una media de 2.200 euros mensuales sin aplicar, como en los casos anteriores, los descuentos por cotizaciones a la seguridad social e impuestos y sin añadir las horas extras, los acompañamientos a juicio de los detenidos y otros servicios especiales que no en todos los casos se pagan igual.

Pero, y ahora viene lo que más les calienta la sangre a algunos agentes estatales, hay municipios donde los policías locales superan los 2.700 euros brutos mensuales nada más salir de la academia.
Es el caso, por ejemplo, de Rincón de la Victoria. En esta localidad (una de las que tienen los mejores convenios salariales), los funcionarios de la Policía Local tienen un sueldo base de 704 euros -igual en todos los municipios-, un complemento de destino de 352 euros, otro específico de 1.534 euros y un complemento adicional de 135 euros, lo que hace un total de 2.725 euros mensuales.
A eso se añadirían trienios, horas extras (a 21, 27 y 29 euros según sean diurnas, nocturnas o festivas), servicios especiales como asistencias a juicios (60 euros) y ayudas sociales.

Entre esos beneficios, cuentan fuentes municipales de la localidad, están las ayudas al estudio de hasta 200 euros, las médicas (que también se extienden al cónyuge y los hijos) de hasta 390 euros y que incluyen gastos en dentistas, universitarias de hasta 200 euros, por matrimonio (120 euros) y por natalidad (90 euros). Además, el Ayuntamiento les paga un seguro de accidente y de vida todos los meses, añaden las mismas fuentes.
También es el caso de Marbella, donde un policía local recibe junto a su sueldo base, de 704 euros, complementos que suman los 1.850 euros y otro adicional de 191 euros, es decir, 2.745 euros brutos cada mes como mínimo.

Pagas extra dobles. Tampoco se quejan en Mijas. Allí, el sueldo de un agente local recién incorporado al cuerpo es de 2.271 euros brutos al mes que se desglosan en 704 de base, 398,21 como complemento de destino y 1.168 de complemento específico.
Aunque eso no es todo. A final de año hay que sumarle dos pagas extras dobles que reciben en julio y diciembre y que ascienden a 3.400 euros cada una y dos pagas de 1.310 euros por productividad en marzo y septiembre, informan fuentes municipales. Si se prorratearan supondrían un extra de 785 euros al mes que elevarían el total a 3.056 euros mensuales. También ellos pueden solicitar ayudas para gafas (de hasta 120 euros), para ortodoncias o arreglos dentales (de hasta 400 e), entre otros beneficios.

Reconocimiento. “No queremos que se nos malinterprete. Nos parece bien que ellos cobren esas cantidades y tengan ayudas, se las han ganado con las negociaciones de los convenios con sus ayuntamientos. Lo que nosotros pretendemos es que se reconozca el trabajo de un policía nacional, que el salario sea proporcional a las funciones que realiza, tanto en materia de seguridad ciudadana como en los casos de extremo peligro, como puede ser la desactivación de explosivos, operaciones antiterroristas o la desarticulación de mafias violentas”, aclaran representantes provinciales del sindicato UFP.
Entre sus críticas están las relacionadas con las horas extras, que se compensan con días libres en vez de económicamente, independientemente de que se realicen en horario nocturno; o las asistencias a juicio, que también se compensan con tiempo en el caso de los estatales.
En la capital malagueña, los policías locales también son retribuidos con horas extras cuando tienen que acudir a un juicio en horario fuera de servicio y, si son fuera de la capital, se les abona el transporte a 9 euros el kilómetro, mientras que en Rincón de la Victoria, por ejemplo, son recompensados con sesenta euros en esa misma situación. En Mijas tienen la posibilidad de elegir: sesenta euros o un día libre.
Los festivos trabajados son remunerados en casi todos los casos aunque quizás las pagas más llamativas sean las que reciben los agentes locales de los municipios del interior de la provincia.
En Colmenar y en Riogordo, por ejemplo, cada festivo trabajado supone 150 euros que se añade a la nómina. Sin embargo, aun así, sus salarios se quedan bastante lejos de los anteriores ya que el mínimo suele rondar, en ambos municipios, los 1.400 euros.
La diferencia es, como se puede comprobar, notable. Si además se compara el coste de la vida en cada municipio, se analiza el precio del metro cuadrado de la vivienda o el de los alquileres y el de la cesta de la compra, el asombro resulta mucho más comprensible, aunque, eso sí, no es exclusivo.

GPS adhesivo para las persecuciones policiales

Un sistema creado en EEUU permite seguir a los vehículos sospechosos desde la propia comisaría
Las espectaculares y peligrosas persecuciones policiales en EEUU pueden tener los días contados. Un empresa se prepara para comercializar un sistema que permite seguir al coche sospechoso de forma remota desde un ordenador de la comisaría.
Probado durante los dos últimos años por policías de varias ciudades estadounidenses, en el sistema StarChase (“persecución desde las estrellas”) intervienen avanzadas tecnologías como receptores GPS, transmisores de radio,ordenadores a bordo delcoche policial, rayo láser o el sistema GSM de los móviles. Pero los dos elementos más importantes son un buen pegamento y una escopeta deaire comprimido.
Los vehículos policiales llevan en su parte delantera una especie de rifle de dos cañones (por si el primer disparo falla) guiado por láser. Cuando un policía se acerca a identificar al conductor de un coche y el sospechoso se da a la fuga, el agente que se quedó dentro del vehículo dispara el cañón de aire comprimido.
El proyectil es mucho más que una bala. En el morro lleva un material altamente adhesivo que seca al instante. Según las pruebas, se pega de forma resistente tanto a las partes plásticas como a la chapa. También puede ser disparado en marcha, al inicio de la persecución.
La aparente bala lleva en su interior una buena colección de artilugios. Uno es un módulo GPS que permite determinar las coordenadas del coche gracias al satélite. Otro es un pequeño radiotransmisor GSM que emite una señal cada tres segundos con su posición en cada momento. Además, lleva una pequeña batería para alimentar todo el sistema.
Como la cobertura y eficacia del GPS se debilita en la ciudad por la interferencia de la señal que provocan los altos edificios, el transmisor GSM usa las redes de telefonía móvil para ir informando de la posición del coche y de su velocidad. Esta tecnología, llamada AGPS, usa las antenas de telefonía para aumentar la señal GPS.
Seguimiento centralizado
El segundo elemento de StarChase es su sistema de seguimiento centralizado. El programa vuelca los datos que recibe del transmisor sobre un mapa digital de la ciudad. Esto permite seguir al vehículo desde la comisaría. Así, los coches patrulla y el helicóptero puede perseguirlo a una distancia prudente y sin alocadas carreras. Sólo hay que esperar a que se detenga para ir a por él.
Cada año se producen unas 100.000 persecuciones policiales en EEUU, según estadísticas de Pursuit Watch , un sitio web dedicado exclusivamente a las carreras de coches entre policías y ladrones en EEUU. Aunque las reales son tan espectaculares como las que aparecen en las películas, también son muy peligrosas para los agentes y terceras personas. De cada 100, el 40% acaban en algún accidente, en una cuarta parte de los casos alguien acaba herido o muerto.
La Unidad de Tecnología Táctica del Departamento de Policía de Los Ángeles fue el primero en ensayar el sistema, a comienzos del año
pasado. En concreto, lo instaló en los coches patrulla que usa para entrenar a sus agentes en persecuciones. También lo han probado la policía de tráfico de Florida y, en los últimos meses, las fuerzas del orden del condado de Suffolk, en Nueva York. Los responsables de StarChase  esperan comercializar su invento en las próximas semanas.

La Ertzaintza ‘caza’ en cinco días a 60 coches con anti-radar gracias a un nuevo aparato

Interior estudiará si adquiere más unidades del RDD, que cuesta 1.400 euros y tiene una forma similar a un GPS.

La Unidad de Tráfico Vizcaya de la Ertzaintza prueba estos días un nuevo aparato, el RDD Spectre IV, que descubre los detectores de radar instalados en los coches. En cinco días, desde la semana pasada, la Policía autonómica ha denunciado a 60 vehículos en las carreteras vizcaínas por llevar uno de estos detectores.
El RDD cuesta 1.400 euros y tiene una forma similar a un GPS. Este aparato se coloca en el salpicadero de los coches patrulla y, cuando detecta un anti-radar, comienza a emitir un pitido alertando a los agentes de la presencia de un vehículo con este tipo de dispositivos ilegales.
Interior dará a conocer dentro de una semana los resultados definitivos de las pruebas realizadas con el RDD. Será a partir de entonces cuando decida si adquiere más aparatos para la dotación.
Desde el pasado julio, antes de contar con este nuevo aparato, la Ertzaintza ya había denunciado a 280 conductores por llevar anti-radar en el coche. Se trata de la primara vez que un cuerpo policial utiliza este innovador sistema de detección en España.

Las policías locales podrán investigar también los delitos menores

 

 El Ministerio del Interior y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) han aprobado hoy un convenio que permitirá en un futuro que las policías locales asuman funciones de Policía Judicial, lo que supondrá tanto la recepción de denuncias como la investigación de faltas o delitos menos graves.

 
Según ha informado el Ministerio del Interior, la firma de este convenio posibilitará a las policías locales de toda España que colaboren entre otros, a los datos de antecedentes, registros policía y la Guardia Civil en la prevención y en la lucha contra la delincuencia.

Entre las nuevas competencias de los policías locales podrá estar la investigación de infracciones como la violencia doméstica y de género, quebrantamientos de condena, órdenes de alejamiento y privaciones del derecho a conducir, hurtos, los delitos contra la seguridad del tráfico o las amenazas y coacciones.Para mejorar la coordinación entre cuerpos de seguridad, las policías locales se integrarán en el Sistema Estatal de Bases de Datos Policiales por el que tendrán acceso,de vehículos o seguimiento integral de los casos de violencia de género.

El convenio delimita claramente la actuación de la policía local en la detención e identificación, el procedimiento de tramitación de atestados y puesta a disposición judicial del detenido, la actuación no uniformada de la policía local, así como la formación que deberán recibir los componentes de la Policía Local que formen parte de la Unidad de Policía Judicial.

El documento aprobado hoy por la Comisión Estatal de Seguridad Local, integrada por el Ministerio del Interior y la FEMP, establece también la creación de un Centro de Coordinación Operativa en materia de Policía Judicial que funcionará las 24 horas al día.

El centro estará dirigido por el jefe de la Unidad de Policía Judicial del Cuerpo Nacional de Policía o de la Guardia Civil, dependiendo del cuerpo que esté desplegado en el municipio, así como por el jefe de la Unidad de Policía Judicial de la policía local.Para que la policía local de un municipio pueda asumir las competencias de policía judicial deberá contar con la aprobación de la Junta Local de Seguridad, en cuya acta se reflejará la relación concreta de infracciones penales que podrán ser objeto de investigación.

Además, la policía local deberá disponer de al menos una tasa de 1,5 agentes por cada 1.000 habitantes, así como tener los recursos materiales y tecnológicos necesarios para colaborar en dicha tarea con el Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil.