Archive

Archive for the ‘POLICIA LOCAL MADRID’ Category

La Policía Municipal evita un homicidio en Ciudad Lineal

 

Unos gritos en medio del silencio de la madrugada ha evitado que un hombre de 24 años muriera acuchillado en el distrito de Ciudad Lineal. Varios policías municipales que estaban denunciando a los jóvenes que estaban denunciando por consumo de alcohol en la vía pública (botellón) salieron corriendo tras oír estos chillidos y arrestaron al supuesto autor, D. F. R., un español de origen peruano de 20 años, según fuentes policiales.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 4.15 en un parque situado en la confluencia de la calle de Ascao con Emilio Ferrari, poniendo multas. De repente, los agentes oyeron los gritos y cruzaron la calle, junto a una gasolinera de la marca Repsol. Allí vieron cómo un hombre estaba acuchillando a otro a la altura del pecho. Lo intentó al menos en tres ocasiones. El hombre agredido salió corriendo, mientras que el atacante huyó en dirección contraria.

La víctima, cuyo nombre corresponde a las iniciales V. M. P. A., resultó ilesa porque puso había puesto por delante una mochila en la que llevaba un altavoz. Eso evitó que resultara herido de grave. De hecho, el cuchillo, de 15 centímetros de hoja, se partió.

Los policías salieron detrás de ambos hombres. Detuvieron en las inmediaciones al agresor, que también llevaba unas tijeras. Le detuvieron en el acto. Los agentes avisaron al Samur, cuyos facultativos le atendieron de lesiones en la mano, supuestamente a consecuencia de la agresión. Fue trasladado con custodia policial al servicio de urgencias del hospital Gregorio Marañón.

Según fuentes policiales, las primeras investigaciones apuntan a que el intento de homicidio se debe a los celos. El supuesto atacante tiene una relación con una mujer, que a su vez mantiene contactos esporádicos con el agredido. Al enterarse de este extremo, se inició una discusión. Al poco subió a su casa y cogió las armas blancas. Comenzó a agredirle hasta que el otro pidió ayuda. La víctima resultó ilesa, por lo que se pudo marchar a su domicilio.

El arrestado, del que se desconoce si tiene antecedentes policiales, está a la espera de que se concluya el atestado y pase a disposición judicial, acusado de un delito de homicidio en grado de tentativa.

Fuente: elpais.com

El sindicato de la Policía Municipal denuncia en los tribunales a Barbero por llamarles «fascistas»

El Colectivo Profesional de la Policía Municipal (CPPM) ha presentado este jueves una denuncia por delito de injurias graves a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad contra el concejal de Seguridad, Salud y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid, Javier Barbero, por llamarlos «fascistas» en la manifestación del pasado martes.

La denuncia ha sido presentada en los Juzgados de Instrucción de Madrid al representar dicho sindicato a más de 2.500 policías municipales de la capital, quienes aseguran que denunciarán «toda actitud que atente» contra sus derechos, «al margen de la ideología o color político de la que provengan». «Nuestra única ideología es la defensa de nuestra profesión», han asegurado en un comunicado.

El sindicato presenta la denuncia después de que el pasado martes, unos 300 policías municipales convocados por el Colectivo Profesional de Policía Municipal (CPPM) se concentraran en la Plaza de la Villa por la «falta de diálogo» con el área que preside Barbero, al que persiguieron por toda la calle Mayor al grito de «dictador».

 Esa misma tarde, Barbero señaló que lo ocurrido había sido un «acoso y no un escrache», y que le recordaba a «actos de grupos fascistas».

Javier Barbero tuvo que «refugiarse» en un bar junto al director general de la Policía Municipal, Andrés Serrano. Barbero salió de la comisión ordinaria de Seguridad por la puerta principal de la Casa de Cisneros, desde donde fue perseguido por la calle Mayor por los manifestantes que, entre fuertes insultos, coreaban «Menos abrazos, más seguridad», «Llama ahora a las UCE» y «Sí se puede».

CPPM había asegurado antes de la persecución al edil, que la protesta respondía a «la ausencia de diálogo» ya que el concejal se presentó con un plan director de lo que será la nueva Policía «en la mesa». El desmantelamiento de una de las Unidades Centrales de Seguridad (UCE), conocida popularmente como la unidad antidisturbios de la Policía, fue «la gota que colmó el vaso».

En una carta abierta al concejal de Seguridad, el sindicato CPPM recomienda a Barbero que ya que ocupa un cargo de responsabilidad pública, «debería ser más moderado en sus manifestaciones y no embriagarse hablando con palabras tan fuertes como fascitas, y mentiras como agresión».

Frente a eso le piden que «aplique verdades como provocación», una provocación que opinión del sindicato, tanto él como el director de Policía, «hicieron con sonrisa y mirada hacia los manifestantes paseando a lo largo de la plaza de la Villa».

Según el sindicato, los policías municipales, «no un grupo de fascistas», ejercieron su derecho constitucional de protesta, concentrándose en la plaza de la Villa, previa autorización de la delegación del Gobierno en Madrid, «y en vez de reflexionar sobre por qué estos policías protestan, les insultan y ofenden».

Además, piden a Barbero que «deje su embriaguez verbal y recapacite, estudie los motivos que han llevado a manifestarse a trabajadores del Ayuntamiento de Madrid, con bastantes más años que usted de servicio en esta administración y con un reconocido servicio por la ciudadanía», han añadido.

También le han sugerido que podía dar explicaciones sobre la gestión de un «lamentable» director de Policía que nombró «sin ningún criterio de mérito y capacidad, más bien de afinidad o afiliación, al que pocos querían antes y casi nadie le quiere ahora».

 

Fuente: abc.es

Enorme malestar en la Policía Municipal por la «caza de brujas» del edil de Carmena

Las palabras del concejal de Seguridad de Madrid, Javier Barbero, contra sus policías municipales ya están denunciadas ante los tribunales. El sindicato principal del Cuerpo, CPPM, presentó ayer una demanda por injurias en Plaza de Castilla contra el edil: calificó de «fascista» la actitud de los 200 agentes que se manifestaron contra él el martes pasado, en una protesta que contaba con todas las garantías legales y que acabó sin violencia física.

Un escrache como los que acostumbraba a protagonizar Barbero en su aún reciente etapa de okupa, donde no faltaron algaradas (estas sí, sin amparo legal) en el marco de las movilizaciones más radicales del 15-M. Algo que él mismo ha reconocido ante este periódico y de lo que hacía gala en su currículum cuando pasó a integrar las listas de Ahora Madrid.

El concejal, que forma parte del cada vez menos numeroso reducido personal de confianza de la alcaldesa, Manuela Carmena, no ha sido correspondido, sin embargo, con el mismo apoyo por parte del equipo de Gobierno del que forma parte. Ayer, el edil de Coordinación Territorial y segundo teniente de alcalde, Nacho Murgui, curtido también en escraches, «okupaciones» y demás manifestaciones ilegales, criticó los «insultos» de los agentes que se movilizaron («perroflauta» y «rojo de mierda»); las palabras del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz(«A veces, es bueno probar de tu propia medicina»)…

Pero hizo una tibia defensa de la actitud tomada por Barbero, que anunció el mismo martes que abriría una investigación al considerarse víctima de unos supuestos «delitos de odio» y de «actitudes que recordaban al fascismo». Es más, Murgui, pese a que su compañero dio una rueda de prensa al respecto y sus palabras han sido reproducidas en radio, prensa y televisión, dijo que no había escuchado ninguna referencia al fascismo.

Desde CPPM afirman que denunciarán siempre «toda actitud que atente contra los derechos de los policías municipales, al margen de la ideología o color político de la que provengan». «Así hicimos –añaden– con el que fue portavoz del Gobierno de otro signo político cuando difamó nuestra labor [en referencia a Miguel Ángel Rodríguez]. Nuestra única ideología es nuestra profesión».

Esta apostilla no es baladí. Desde CC.OO., sindicato que no tiene representación en la mesa del Ayuntamiento y al que precisamente está afiliado el director general de la Policía Municipal y mano derecha de Barbero, Andrés Serrano, es uno de los dos únicos que ha afeado la actitud de sus compañeros. A las críticas al escrache también se ha sumado otro sindicato de izquierdas, UPM, el segundo con mayor implantación en el Cuerpo madrileño.

Entre otras centrales de defensa de los trabajadores llama la atención que precisamente CC.OO. se moleste porque unos empleados municipales se echen a la calle para quejarse de sus condiciones laborales. CPPM fue el convocante de la protesta del martes, pero fue secundada por CSIT, CSIF y la Asociación de Policía Municipal Unificada (APMU), que abarcan todos los espectros ideológicos. Coinciden en que lo que Barbero y su inseparable Serrano están haciendo es una «caza de brujas».

Informe de los escoltas

Por lo pronto, y como avanzó ayer ABC, ya se han solicitado informes a las distintas unidades que estuvieron presentes y prestando servicio durante la protesta. Una de ellas es la de Protección: se trata de los siete escoltas que llevaban los dos abucheados y que no tuvieron que actuar al no producirse violencia física alguna, más allá de los pitidos e insultos tan comunes en las manifestaciones. Según algunas fuentes, indicaron que no observaron «ninguna anormalidad ni se cortó el tráfico de la Calle Mayor», epicentro del escrache.

Otras unidades allí presentes fueron las del distrito de Centro y precisamente las UCS, los «antidisturbios» que el Gobierno de Carmena está ya desmantelando, algo que capitalizó el origen de la protesta.

«Imaginamos que los compañeros empezarán a ‘desfilar’ por Asuntos Internos la próxima semana», indicaron algunas fuentes policiales, que dan por hecho que la investigación de Barbero y Serrano seguirá adelante. Yque el asunto acabará en Gestión Disciplinaria, con sanciones.

No es esta la única denuncia en los juzgados contra el concejal de Seguridad y el director general de la Policía. El sindicato CSIF, como adelantó también ABC, interpuso otra por prevaricación y contra los derechos de los trabajadores en la que también incluían a Carmena. La razón: el desmantelamiento de los «antidisturbios». El primero de los dos grupos que los conformaban ya ha desaparecido, y el segundo lo hará en dos meses, cuando se cree un sucedáneo.

 

Fuente: abc.es

Madrid empieza a desmantelar a sus policías «antidisturbios»

El Ayuntamiento de Madrid no quiere «antidisturbios» en su estructura policial. Este era el mensaje de los de Manuela Carmena desde que entraron en el Gobierno local, en junio pasado, y ya comienza a ser una realidad. Como adelantó ABC el pasado verano, el Área de Seguridad suprime las Unidades Centrales de Seguridad (UCS), que desde hace meses ya no participaban en desahucios ni en grandes manifestaciones. El lunes próximo, el 40% de los agentes que conforman el primer grupo de las UCS pasan a engrosar las plantillas de los distritos. En cuanto a la UCS-2, el resto de los «antidisturbios», desaparecerá en aproximadamente dos meses, cuando se cree una nueva «unidad de apoyo»; algo que, según fuentes del Cuerpo, no será más que «un lavado de cara» para retirar las competencias de contención de masas a los policías municipales.

A la marca municipal de Podemos, acostumbrada a «okupar» edificios, asaltar capillas sin ropa y enfrentarse a los Cuerpos de Seguridad en protestas ilegales, no le gustan los «antidisturbios». Una de las primeras medidas que tomó la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, fue anunciar su desaparición en la Guardia Urbana. Ahora Madrid los considera «represores» y el nuevo Plan Director que elaboran el concejal del ramo y «exokupa», Javier Barbero, y el director general de los municipales, Andrés Serrano (conocido como el oficial «anti-UCS», afiliado a Podemos), busca «una Policía más cercana».

Concretamente, la UCS-1 desaparece el lunes y los agentes que no están en comisión de servicio, los auxiliares administrativos y los de policía allí destinados pasarán a la UCS-2 (37 plazas) y el resto, a distintas Unidades de Distrito. A los dos meses perderán sus pluses económicos. En dos meses desaparecerá la UCS-2 y se creará la mencionada «unidad de apoyo»; además, el oficial Serrano, anterior jefe de la Unidad de Medio Ambiente, ha convocado 25 plazas para patrullar en bici. El Ayuntamiento lo ha vendido hoy como un incremento de las plantillas de los distritos en cien efectivos.

 La Asociación de Policía Municipal Unificada (APMU) considera que «se puede producir falta de operatividad y detraer seguridad a los ciudadanos y agentes con estos cambios, por lo que deben realizarse de una manera ordenada y efectiva».

 

Fuente: abc.es

El Ayuntamiento de Madrid quiere una Policía Municipal “más conciliadora”

El equipo de Carmena cree que la persecución de los delitos “no puede ser el eje central” del Cuerpo local

  • MARTA BELVER
  • Madrid

Actualizado 19/01/201613:08

El Ayuntamiento de Madrid está trabajando en una reestructuración de la Policía Municipal que estará ultimada a finales de marzo, pero ya se han trazado las líneas generales de por dónde irá el cambio. Según ha adelantado este martes el equipo de Manuela Carmena, el objetivo principal es que los agentes desarrollen su trabajo desde una “perspectiva horizontal mucho más conciliadora”.

El delegado de Seguridad y Emergencias en el Consistorio de la capital, Javier Barbero, ha explicado que los efectivos del Cuerpo local “van a seguir trabajando con Policía Nacional y Guardia Civil” en la persecución de delitos. “Pero ése no puede ser su eje central”, ha recalcado el concejal, que ha comparecido en la comisión del ramo a petición del PP.

Respecto a las UCEs -la unidad especial de apoyo creada por Alberto Ruiz-Gallardón (PP) en 2008-, el Gobierno local todavía no ha concretado cuál será su futuro, aunque sí tiene claro “lo que no tiene que hacer: no van a funcionar como antidisturbios”. De hecho, desde la llegada de Ahora Madrid al Palacio de Cibeles ya no participan en la ejecución de desahucios.

En la Comisión de Seguridad y Emergencias de este martes también ha salido a relucir la no inserción de banderas de España en los 129 nuevos coches de la Policía Municipal adquiridos a final del año pasado, muy criticada por los grupos municipales del PP y Ciudadanos. El director general del Cuerpo, Andrés Serrano, ha justificado que además de “no ser obligatoria”, la enseña nacional sólo estaba en 44 de los 1.033 vehículos que componen el parque automovilístico cuando gobernaba la ‘popular’ Ana Botella.

 

Fuente: el Mundo

La Guardia Urbana, en pie de guerra contra Colau

Una imagen de los vendedores de top manta en las calles de Barcelona.

Una imagen de los vendedores de top manta en las calles de Barcelona.

Los agentes piden a la alcaldesa que frene el “asedio” al que los somete la CUP y que apoye de forma “clara” su trabajo diario

Barcelona 25/01/2016

La Guardia Urbana no se siente respaldada por su jefa, Ada Colau. Los agentes sienten que la alcaldesa no les defiende lo suficiente y denuncian también intromisiones en su trabajo por parte de la CUP.

La situación viene de lejos, pero se ha agravado este fin de semana a raíz de una operación realizada en la calle Puertaferrisa, según explica Marcos González, secretario general de Sapol, el sindicato mayoritario en el cuerpo de Policía Municipal.

Operación en Puertaferrisa

El sábado, un cabo y dos agentes requisaron a dos vendedores senegaleses relojes y camisetas falsificadas, respectivamente y les citaron para declarar el domingo en las dependencias de la Guardia Urbana de la Zona Franca.

Según González, la operación se llevó a cabo “sin forcejeos” y “sin ningún tipo de complicaciones”. Por eso, los agentes se sorprendieron cuando los dos vendedores comparecieron acompañados de la concejal de la CUP María José Lecha y de un fotógrafo de La Directa.

“Asedio de la concejal de la CUP”

Lecha “haciendo valer su condición de concejal” y el fotógrafo quisieron estar presentes en la declaración, pero la Policía Municipal lo impidió “ya que la ley no lo permite”. El sindicato de la Guardia Urbana considera que esta actuación de la CUP es “un asedio a los agentes que lo único que hacen es cumplir con su obligación”.

Por eso, han pedido de forma oficial a Colau que “pare estos asedios”. “También echamos en falta que el equipo de Gobierno municipal haga una declaración clara en apoyo al trabajo diario de los agentes de la Guardia Urbana”, lamenta el sindicato.

Apoyo del PP

El presidente del grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández, se suma al lamento de Sapol y recuerda a Colau que “ella es quien dirige la Policía “, por lo que debería dar “apoyo pleno al cuerpo”.

Fernández recuerda también que Colau “asumió las competencias de la concejalía de Seguridad y que, en consecuencia, no hay un concejal específico” en Barcelona para esta materia.

Fuente : Economía digital

Dispositivo especial policial para evitar más fiestas ‘rave’ en el metro de Barcelona

  • El Ayuntamiento activa un refuerzo presencial de la Guardia Urbana durante el fin de semana por las noches tras lo sucedido
Dispositivo especial policial para evitar más fiestas ‘rave’ en el metro de Barcelona
Un momento de la fiesta ‘rave’ celebrada en el metro de Barcelona este enero ((Instagram / @emerock)
, Barcelona

29/01/2016 07:38 | Actualizado a 29/01/2016 11:26

El Ayuntamiento de Barcelona ha movido ficha después de la fiesta ‘rave’ que tuvo lugar hace dos fines de semana en el metro. Fuentes municipales han asegurado a la web de La Vanguardia que el fin de semana anterior se llevó a cabo “un dispositivo especial de refuerzo de la Guardia Urbana” por las noches y en determinadas estaciones para evitar que se repitieran los hechos.

Este dispositivo “no tiene una fecha de finalización específica” y está previsto que también se active este fin de semana dada “la proximidad de los hechos” y ante la “posibilidad” de que se pueda repetir otra macrofiesta ilegal en el suburbano.

Por su parte, los Mossos d’Esquadra informan de que continúa la investigación abierta para localizar a los organizadores de la fiesta ilegal, denunciada por Transports Metropolitans de Barcelona (TMB). La policía autonómica también añade que en el caso de que la Guardia Urbana necesitara de un requerimiento de apoyo entonces actuarían.

Lluvia de condenas y críticas

Lluvia de condenas y críticas a la fiesta ‘rave’ que tuvo lugar hace dos fines de semana en el metro de Barcelona. Más de un centenar de jóvenes tomó los andenes y varios vagones de la L4 entre las estaciones de Jaume I y Passeig de Gràcia hace dos fines de semana para celebrar una macrofiesta que derivó de vandalismo contra mobiliario y estructuras. Los hechos han salido a la luz y se han viralizado rápidamente este jueves tras la publicación del testimonio de un participante en la revista digital Vice , Danil Romanov, acompañado de algunas de las cientos de fotos que realizaron con sus teléfonos móviles.

TMB ha reaccionado de inmediato denunciando la fiesta ilegal ante los tribunales, para exigir responsabilidades por los daños causados. La ‘rave’ habría empezado la noche del sábado 16 de enero en una plaza del centro de la ciudad con un botellón multitudinario -y al menos una dosis de cocaína-, tras el que los jóvenes bajaron al metro y montaron su particular discoteca con alcohol -comprado en un colmado nocturno-, un concierto de hip hop y mucha música a todo volumen, que hacían sonar mediante un altavoz transportado en un carrito.

La noche, en general, fue un no parar de tren en tren, estación tras estación, y salir a la calle para volver a entrar al metro tras desfilar de un punto de la ciudad a otro, toreando a los coches y firmando lo que se pillaba”, describe Romanov, que se jacta de que fue “una fiesta que lo había tenido todo, meadas en el metro, graffiti, confrontación con seguratas, atmósfera de buen rollo y bailes desenfadados”. La convocatoria, de la que el participante no ofrece gran detalle, pretendía festejar un cumpleaños hiphopero dentro del metro, pero circuló por el boca-oreja hasta congregar a un centenar largo de jóvenes de diferentes estéticas y edades e incluso turistas. La fiesta duró hasta bien entrada la madrugada.

El Ayuntamiento condena la ‘rave’

El primer teniente de alcalde de Barcelona, Gerardo Pisarello, ha condenado este jueves la ‘macrofiesta’ ilegal, de la que el consistorio ha sido informado a través de TMB. Pisarello ha calificado los hechos de “totalmente injustificados” y ha asegurado que el gobierno municipal indagará para “averiguar más sobre lo que ha pasado”. “La ciudad está para disfrutarla y no para cometer actos vandálicos. No sólo causaron molestias entre los usuarios y los trabajadores, sino que también provocaron destrozos”, ha alertado. A preguntas de los periodistas, ha reconocido que todavía no se han cuantificado los daños provocados por la fiesta pero que el cálculo ya está en marcha.

 

Fuente: La Vanguardia