Archivo

Archive for 4 enero 2011

CONDENADOS CUATRO GUARDIAS CIVILES ACUSADOS DE TORTURAR A LOS ETARRAS DE LA T-4

La Audiencia de Guipúzcoa ha condenado por torturas a cuatro de los quince guardias civiles que fueron juzgados en San Sebastián por torturar a los etarras que volaron la T-4 de Barajas, Igor Portu y Mattin Sarasola.


 

Durante el trayecto, los acusados y otros, “cuya identidad no ha podido ser determinada”, comenzaron a insultar y amenazar a los dos terroristas y “les comenzaron a golpear” con la mano y el puño en la cara y la cabeza.

La resolución incluye además una indemnización de 18.000 euros para Portu y otra de 6.000 para Sarasola “por el daño físico y psíquico causado”.

Los hechos enjuiciados ocurrieron la mañana del 6 de enero de 2008 cuando los dos terroristas, pertenecientes al comando “Elurra”, fueron sorprendidos por un control de la Guardia Civil cuando regresaban al casco urbano de Arrasate.

Igor Portu fue sacado del vehículo en el que se encontraba y trasladado junto a un río donde recibió numerosos golpes, entre ellos un puñetazo “de gran intensidad” en las costillas.

“Le subieron monte arriba” mientras volvían a agredirle y le decían que “estos eran los primeros veinte minutos y que tenían cinco días para hacer con él lo que quisieran”.

 

Condenados a penas de entre cuatro años de cárcel y ocho días de localización permanente por la Audiencia de Guipúzcoa cuatro de los doce guardias civiles que fueron juzgados en San Sebsatián por toturar a los etarras que volaron la T-4 de Barajas, Igor Portu y Mattin Sarasola.

La sentencia emitida por la Sección Primera de la Audiencia guipuzcoana condena a un cabo a penas que suman cuatro años y medio de cárcel y a 8 días de localización permanente.

Asimismo impone dos años y medio a otro de los agentes, y condena a dos años y ocho días de localización permanente a los dos restantes.

La resolución incluye además una indemnización de 18.000 euros para Portu y otra de 6.000 para Sarasola “por el daño físico y psíquico causado”, de la que declara responsable civil subsidiario a la Guardia Civil.

El escrito judicial que, al igual que hizo la Fiscalía, sólo considera autores de torturas a cuatro de los procesados -todos ellos pertenecientes al Grupo de Acción Rápida (GAR)-, absuelve al resto de guardias, que habían sido acusados de torturas por la acusación particular que ejercían ambos etarras.

Los hechos enjuiciados ocurrieron la mañana del 6 de enero de 2008 cuando los dos terroristas, pertenecientes al comando “Elurra”, fueron sorprendidos por un control de la Guardia Civil cuando regresaban al casco urbano de Arrasate (Guipúzcoa), tras haber recogido dos revólveres y munición de un zulo en el monte.

La sentencia, de 91 páginas, explica que los terroristas fueron detenidos, esposados e introducidos en sendos todoterrenos del instituto armado, tras lo que los vehículos se dirigieron a una pista forestal situada en un barrio de Aramaio (Alava).

Durante el trayecto, los acusados y otros, “cuya identidad no ha podido ser determinada”, comenzaron a insultar y amenazar a los dos terroristas y “les comenzaron a golpear” con la mano y el puño en la cara y la cabeza.

Una vez en la pista forestal, los procesados bajaron del coche a Sarasola, “le colocaron una pistola en la sien”, le dijeron que le iban a hacer “como a Mikel Zabalza” (que apareció ahogado en el río Bidasoa), lo tiraron “cuesta abajo” y, “cuando estaba en el suelo”, le propinaron patadas en los costados y en las piernas, así como puñetazos por todo el cuerpo, “llegando a colocarle una bota del pie en la cabeza”.

De vuelta al todoterreno, los agentes le dieron “algún puñetazo en la cara” y patadas en el costado derecho con “el único propósito de castigarle por su pertenencia a ETA”. La sentencia concreta que el sargento encargado del operativo “no actuó, pudiendo hacerlo”, para “impedir las agresiones”.

Posteriormente, Igor Portu fue sacado del vehículo en el que se encontraba y trasladado junto a un río donde recibió numerosos golpes, entre ellos un puñetazo “de gran intensidad” en las costillas, tras lo que “le introdujeron la cabeza en el agua” en dos o tres ocasiones, mientras “le preguntaban si era de ETA” y le hacían “tragar agua”.

Luego, “le subieron monte arriba” mientras volvían a agredirle y le decían que “estos eran los primeros veinte minutos y que tenían cinco días para hacer con él lo que quisieran”.

A continuación, los etarras fueron conducidos al cuartel donostiarra de Intxaurrondo, recorrido durante el que todavía recibieron “algún cachete” y, sobre las 19:30 horas, fueron llevados a Lesaka (Navarra) para presenciar los registros de sus domicilios.

A su regreso a San Sebastián, Sarasola fue reconocido por un forense y trasladado a Madrid, donde un nuevo forense le apreció diversas lesiones, mientras que Portu fue derivado al Hospital Donostia, donde fue ingresado en la UCI en estado grave.

Ambos etarras presentaban numerosas lesiones, si bien la de mayor gravedad era una fractura costal que sufrió Portu y que le provocó un “hemoneumotórax” con colapso pulmonar y derrame plural.

LA POLICIA LOCAL INTERVIENE EN TRES CASOS POSITIVOS DE ALCOHOLEMIA , PELEAS E INCENDIOS DE CONTENEDORES EN FIN DE AÑO

La Policía Local ha tenido que intervenir durante la pasada noche de Fin de Año en diferentes incidentes que se han producido en la ciudad de Logroño.
  • EUROPA PRESS. 01.01.2011
  • La Policía Local ha tenido que intervenir durante la pasada noche de Fin de Año en diferentes incidentes que se han producido en la ciudad de Logroño.

    De este modo, el parte policial destaca; tres positivos en la tasa de alcoholemia en diferentes controles y la intervención de la Policía en peleas que se solucionaron inmediatamente (sólo en uno de los casos, se requirió la presencia de una ambulancia).

    Finalmente, informan del incendio de dos contenedores en la calle Somosierra y Valvanera y, la explosión de varios petardos, en los que uno de ellos ocasionó daños leves en una ventana y persiana.

    LA POLICIA LOCAL DE INGENIO DETIENE A UN JOVEN COMO PRESUNTO AUTOR DE DELITO DE VIOLENCIA DE GÉNERO

    LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 1 (EUROPA PRESS)

    Agentes del Equipo de Protección a las Víctimas (EPROVIC) del Cuerpo de Policía Local de Ingenio, en la isla de Gran Canaria, han detenido este sábado a un joven, de 24 años de edad, como presunto autor de un delito de violencia de género.

    Los hechos se sucedieron a primera hora de este 1 de enero, tras finalizar las fiestas del municipio con motivo del día de Año Nuevo, cuando el arrestado, vecino de Ingenio, comenzó a insultar, amenazar y agredir a su pareja sentimental en el domicilio de ésta, hecho que alertó la presencia de la citada unidad de la Policía Local, según informó en un comunicado este Cuerpo.

    Posteriormente, los agentes procedieron a constatar en el lugar de los hechos las amenazas que el detenido profería a su pareja, así como las lesiones que sufrió la mujer. Todo ello, llevó a los agentes a detener al joven, siendo ésta la primera del año en curso.

    EPROVIC nació hace un año y medio con el objetivo de dar una mayor calidad de servicio público a las víctimas de violencia de género y del ámbito familiar. Su intervención “especializada”, garantiza la atención legal y asistencial requerida por los afectados de violencia de género.

    Actualmente además de cumplimentar los requerimientos de los juzgados específicos de esta materia y de coordinarse con la Concejalía de Mujer e Igualdad, realizan el seguimiento de 41 víctimas con orden de protección, así como de otras 13 sin orden.

    LA POLICIA LOCAL DE MELILLA RECUPERA CINCO ORDENADORES SUSTRAÍDOS DE UN INSTITUTO POR CUATRO INDIVIDUOS

     

  • EUROPA PRESS. 03.01.2011
  • La Policía Local ha recuperado en Melilla cinco ordenadores que habían sido sustraídos del interior de un centro de enseñanza que habían sustraído por cuatro individuos que se dieron a la huida al percatarse de la presencia policial aunque uno de ello fue detenido tras una persecución.

    La Policía recupera cinco ordenadores sustraídos de un instituto en Melilla por cuatro individuos

    Según ha informado este lunes un portavoz de la Consejería de Seguridad Ciudadana, durante la madrugada una patrulla de Policía Local que se encontraba realizando labores propias de vigilancia por la Avenida de la Juventud, pudo observar a un individuo subido en lo alto del vallado de un instituto situado en esta vía.

    De inmediato, ha añadido, los agentes reconocieron a esta persona por haber sido denunciada en varias ocasiones previas y le indicaron que bajase del vallado, momento en el cual procedió a saltar hacia la parte interior del recinto escolar.

    Los policías locales, al acercarse, pudieron ver en una esquina del edificio cinco ordenadores apilados, que a la postre resultarían pertenecer al centro escolar.

    Según ha explicado el portavoz, los agentes saltaron al interior del recinto y efectuaron la persecución a pie, apreciando que en el patio interior del colegio había otros tres individuos más, emprendiendo todos la huída al percatarse de la presencia policial.

    Los agentes comunicaron con el centro de control de Policía Local para avisar y facilitar la descripción de las personas observadas y solicitar apoyo a las patrullas más próximas. Según ha destacado la citada fuente, uno de estos individuos fue interceptado de inmediato por una patrulla en las inmediaciones del estadio Álvarez Claro, y trasladado a dependencias sanitarias ya que presentaba una herida en su mano por la que sangraba abundantemente. Posteriormente, se le trasladó a dependencias policiales para practicarle las diligencias oportunas.

    En paralelo, los agentes intervinientes realizaron las gestiones oportunas para localizar al personal responsable del centro escolar e informarle de lo sucedido, con el objetivo de que procedieran a identificar los ordenadores hallados en el recinto y que estaban siendo sacarlos al exterior a fin de que pudieran ser recuperados de manera inmediata.

    LA POLICIA LOCAL DESALOJA Y CIERRA UN LOCAL EN NOCHEVIEJA POR ORGANIZAR UNA FIESTA NO PERMITIDA

  • EUROPA PRESS. 03.01.2011
  • Agentes de la Policía Local de Málaga desalojaron y cerraron la pasada Nochevieja un restaurante en el que habían organizado una fiesta de fin de año que, al parecer, incumplía la normativa, produciéndose numerosas infracciones, graves y muy graves. Así, el local no cumplía las normas de seguridad exigibles, careciendo, además, de medidas de evacuación y sobrepasando el número de personas en más del doble el aforo permitido; asimismo, de los asistentes, al menos unos 120 eran menores de edad, muchos de los cuales estaban consumiendo bebidas alcohólicas.

    Una patrulla de la Policía Local que se encontraba en la zona, en el distrito Este, observó sobre las 02.50 horas que un grupo de jóvenes, al parecer menores de edad, entraban en un restaurante, escuchando la música que salía de él desde el exterior, por lo que se acercaron a inspeccionarlo.

    Una vez en el interior, los agentes comprobaron que la actividad que se estaba realizando no se correspondía con la de un restaurante, sino con la de discoteca, observando cómo en el interior había más de 500 personas, cuando el aforo, según la licencia, era de 211.

    Asimismo, gran parte de los allí presentes eran menores de edad, al menos 120, siendo identificados algunos de ellos, los cuales se encontraban consumiendo bebidas alcohólicas que les habían sido facilitadas en unas barras habilitadas en el propio local.

    Igualmente, los agentes pudieron comprobar que el local no cumplía las medidas mínimas de seguridad, siendo las condiciones de luminosidad muy escasas y con grave riesgo para las personas que se encontraban en su interior, ya que se había instalado cableado auxiliar para iluminar una de las zonas en la que se había una barra, encontrándose dicho cableado en algunos puntos con empalmes sin aislante.

    Asimismo, el cableado de las columnas de sonido instaladas estaba sobre el piso, con riesgo de tropezar con el mismo, tal y como han advertido en un comunicado desde la Policía Local. Los agentes también comprobaron que los soportes señalizados con el cartel de extintor carecían de los mismos.

    La salida de emergencias, además, estaba cerrada con llave desde el interior y bloqueada por el exterior, ya que se habían apilado fuera las mesas y sillas del restaurante para ganar espacio dentro.

    Del mismo modo, el ambiente en el interior era sofocante y con gran concentración de humo, no estando activados los equipos de aire acondicionado ni extractores. Por ello, los jóvenes salían a la vía pública con frecuencia para refrescarse. RECLAMACIONES

    Por último, algunos de los padres de los menores se personaron en el lugar, expresando su deseo de reclamar, careciendo en esos momentos el local de la correspondiente hoja de reclamaciones.

    Por todo ello, y tras identificar a la propiedad del restaurante, así como al responsable del evento, los policías procedieron al desalojo del local, así como al cierre del mismo, dando cuenta a los organismos pertinentes de las actuaciones desarrolladas.

    DETENIDOS TRES JÓVENES Y HERIDOS CINCO POLICIAS EN LOS INCIDENTES REGISTRADOS EL PRIMER DÍA DEL AÑO EN GETXO

    EUROPA PRESS. 03.01.2011

    Un total de tres jóvenes detenidos y cinco policías heridos es el balance de los incidentes que se vivieron en la mañana del pasado día 1 en la calle Illeta del municipio de Getxo, según ha informado el Ayuntamiento vizcaíno.

    Los hechos tuvieron lugar después de que una llamada vecinal alertara a la Policía Local de que, tras la última noche del año, se estaba produciendo una pelea en las inmediaciones de una lonja utilizada habitualmente por jóvenes de la localidad.

    Personada en el lugar una primera dotación de agentes no observaron nada extraño, salvo pequeños grupos de jóvenes en el exterior del recinto. En el momento en que se interesaban por lo que pudiera suceder en el interior de la instalación, es cuando otros jóvenes que ocupaban el local increparon, insultaron y acabaron agrediendo a los policías locales.

    Ante la magnitud que estaban alcanzando los hechos, se hizo necesaria la dotación de más patrullas de la policía local e incluso la presencia de la Ertzaintza.

    Como consecuencia de los hechos, tres jóvenes fueron detenidos acusados de un presunto delito de atentado a agentes de la autoridad y cinco policías resultaron lesionados, necesitando asistencia médica. El equipo de Gobierno se ha puesto en contacto con los agentes heridos para interesarse por su situación.

    Respecto a los tres jóvenes detenidos, y tras la tramitación de las diligencias oportunas, fueron puestos en libertad a última hora de la noche del mismo día 1, a la espera de su citación por parte de la autoridad judicial.

    En relación a la situación administrativa del local en el que se produjeron los hechos, y dado que se han levantado otras actas de denuncia, el Ayuntamiento adoptará las medidas que correspondan respecto a su situación.

    TODO LO QUE DEBEMOS SABER SOBRE EL DECOMISO DEL VEHÍCULO

    Fuente: AyT, Accidente y Tráfico.
     

    Desde distintos medios se están lanzando informaciones incorrectas acerca de las razones que se valorarán para que un vehículo sea decomisado por las autoridades. Titulares como “Llevar inhibidores de radar acarreará el decomiso del vehículo” o “Un exceso de velocidad supondrá la pérdida de la propiedad de nuestro vehículo”, no son del todo ciertos y contribuyen a que se extienda el miedo entre los conductores.

    Por ello, es nuestro deber matizar estas informaciones, haciendo una explicación exhaustiva de las distintas circunstancias que van a ser tenidas en cuenta por las autoridades para decretar el comiso o decomiso de nuestro vehículo.

    Hasta la reciente reforma del artículo 385 del Código penal, el comiso del vehículo sólo estaba permitido en caso de conductores Kamikazes o que conducían como manifiesto desprecio por la vida. Con la reforma se ha extendido a supuestos como un grave exceso de velocidad, una alta tasa de alcohol en sangre o la conducción sin permiso, pero sumado a otras circunstancias, pues por sí solas, en principio, no serán motivo suficiente para decretarlo.

    Para que pueda ser adoptada habrá que hacer un “juicio de peligrosidad” por parte de las autoridades. En estos juicios o valoraciones se tendrán en cuenta criterios:

    • De orden objetivo
    • De orden subjetivo

     

    Los de orden objetivo son:

    1. La gravedad de la pena prevista para el delito que se haya cometido y la naturaleza de lo que se haya dañado o puesto en peligro con la infracción (es decir, la vida de las personas, el orden público, etc).
    2. Las circunstancias concurrentes que pudieran hacer que el hecho fuera más grave (ej. Cualquier agravante penal como la clara intención de delinquir y de provocar un daño real).
    3. Las manipulaciones realizadas en el vehículo que alteren las condiciones legalmente prescritas para la circulación (inhibidores de radar, tacógrafos manipulados, toda sustancia utilizada para que la matrícula no pueda ser reconocida, etc).
    4. La posible reincidencia del conductor con el vehículo que demuestren esa “relación criminógena” entre el vehículo y su conductor (ej. Cundo se utiliza el vehículo “como un arma” o como afirmación de poder o competitividad).
    5. El valor económico del vehículo. Si bien este punto no ha sido aclarado por el Fiscal de Seguridad Vial, podemos entender que este extremo se tendrá en cuenta en el sentido de poder pagar las sanciones económicas derivadas del delito con la pública subasta del vehículo.

    Los criterios de orden subjetivo son:

    1. La situación económica y personal del penado. Se tendrá en cuenta el momento de crisis actual. Es decir, será más difícil que se aplique en casos en los que la persona esté pasando por apuros económicos. Se investigará la situación económica en cada caso.
    2. La importancia que el vehículo tenga para desempeñar su trabajo o para poder obtenerlo. Es decir, por ejemplo, en caso de ser transportista o mensajero, será más difícil que sea aplicado el decomiso.
    3. Las consecuencias que su aplicación pudiera tener para el penado o para su familia. Entendemos que éste criterio está estrechamente relacionado con el anterior, con la salvedad de que también se tendrá en cuenta la situación económica familiar.

    Según el Fiscal de Seguridad Vial, “No se confiscará de manera indiscriminada, se hará una valoración conjunta de todos los criterios, se estudiará caso por caso”. El comiso buscará evitar la reincidencia y “tendrá un valor educativo”.

    Serán asimismo factibles los comisos temporales o la imposición de garantías para el correcto uso del vehículo, tales como los limitadores de velocidad o el sistema alcohol-lock, que no nos permitirá arrancar el vehículo si superamos la tasa de alcohol permitida.

    También se podrán aplicar decomisos de vehículos cuyo propietario sea distinto del conductor infractor, siempre y cuando el propietario “sea consciente del riesgo”, como por ejemplo la empresa que sabe que sus camiones circulan con tacógrafos manipulados.

    En algunos casos, esta medida podrá ser considerada como “sustitutiva de la pena de prisión”, pues se pretende evitar con ello el desbordamiento de presos por delitos contra la seguridad vial.

    LA POLICIA LOCAL SE LIMITA A CUMPLIR LA LEY

    Manuel Solanas, intendente de Tráfico, ve preventiva la medida de incautar.Hasta la fecha se han decomisado más de veinte coches en la capital aragonesa.

     

     

    Zaragoza ha sido la primera ciudad española que ha puesto en marcha la reforma del Código Penal en lo referente a los delitos de tráfico. La normativa empezó a aplicarse a las 0 horas del pasado 23 de diciembre, y desde entonces la Policía Local ya se ha incautado de una veintena de vehículos, de los que alrededor de una tercera parte han sido devueltos a sus propietarios, tras el correspondiente juicio rápido, por decisión adoptada por los responsables judiciales. La Guardia Civil no ha decomisado ninguno todavía en Aragón.

    “La Policía Local no está actuando ni con poca ni con mucha rigidez, sino que se limita a cumplir lo que establece la ley”, opina Manuel Solanas, intendente principal de Tráfico de la Policía Local de Zaragoza.

    MÁS CASTIGOS La modificación legal implica un mayor castigo para los delitos cometidos contra la seguridad vial, en supuestos como la conducción bajo los efectos de las drogas y el alcohol a partir de determinados porcentajes, el exceso de velocidad, la conducción temeraria y las reincidencias en conductas graves, entre otras conductas punibles.

    “De lo que se trata es de que, en adelante, el vehículo pasa a considerarse instrumento del delito y, tal y como señala la Ley de Enjuiciamiento Criminal, la Policía Judicial tiene la obligación de poner a disposición del juez todas las pruebas de que disponga”, explica Solanas.

    Una vez en poder del juez, el vehículo decomisado puede seguir varios caminos. El magistrado puede optar por devolverlo a su propietario (que puede ser una persona distinta del conductor), en un plazo más o menos corto, en función de la fecha de celebración del juicio rápido, pero siempre en un plazo que ronda los dos o tres días.

    POSIBLE VENTA Asimismo, el magistrado tiene la potestad de ordenar la venta del automóvil, ante la posible responsabilidad civil del conductor, e incluso su destrucción física. Finalmente, el vehículo puede pasar a engrosar el parque móvil de los cuerpos y fuerzas de seguridad, para dedicarse a la lucha contra la delincuencia.

    Para Solanas, la nueva herramienta legal de que dispone la Policía Local aumentará la eficacia de las labores de control del tráfico rodado, “ya que influirá en la prevención”.

    En Zaragoza, los coches decomisados son trasladados por la grúa al Depósito Municipal, en la salida hacia Castellón (A-68), una instalación de grandes dimensiones y con capacidad para unos 800 vehículos. “Pensamos que hay espacio suficiente para albergar los automóviles incautados, teniendo en cuenta que habrá una rotación rápida”, señala el responsable de Tráfico.

    “Solo si los coches, camiones, furgonetas y motos se quedaran estacionados largas temporadas, de dos o tres años, podría haber problemas de espacio”, añade. En este depósito también se custodian otro tipo de vehículos, como los que traslada la grúa o los que se encuentran en la vía pública sin propietario conocido o los que se recuperan tras un robo.

    Hasta ahora, la forma de proceder de la Policía Nacional era diferente. Solo se retiraban los vehículos “de forma excepcional”, según Solanas, en los casos de reincidencia y de gran alarma social. En otras situaciones, cualquier conductor habilitado que acompañara al que acababa de cometer supuestamente el delito, o autorizado por él, podía hacerse cargo del automóvil, si no daba positivo en la alcoholemia.

    CADENA DE GASTOS El decomiso del vehículo es, además, el comienzo de una cadena de gastos, pues el conductor debe hacerse cargo del precio del arrastre y del pago de la estancia en el depósito. Con todo, el intendente de Tráfico, subraya que la incautación no puede verse como “una forma de negocio” por parte del ayuntamiento. “Lo que está en juego con esta medida es la seguridad vial, nada más”, asegura este responsable de la seguridad en la capital aragonesa.

    EN LAS OTRAS CAPITALES A esta cifra de vehículos que se han incautado en las calles de Zaragoza, hay que añadirle alrededor de otra decena que se han incautado en las ciudades de Huesca y de Teruel. La entrada en vigor de esta medida ha generado dudas sobre su supuesta constitucionalidad.

     

     

    POTESTAD DE LA POLICIA LOCAL LEY ANTITABACO